Skip to main content

Ley 38 – Pensá como quieras, pero comportate como los demás

Esta entrada es la parte 10 of 13 de la serie 48 Leyes del Poder

Ley 38: Pensá como quieras, pero comportate como los demás.

Si haces todo un show de ir contra la corriente, alardeando de tus ideas poco convencionales y tus métodos no ortodoxos, la gente va a pensar que solo buscas atención y de que los estas menospreciando. Van a encontrar una forma de castigarte por hacerlos sentir inferiores. Es mucho mas seguro mezclarte y fomentar el toque común. Compartí tu originalidad solo con amigos tolerantes y con aquellos que aprecian tu originalidad.

Las personas que ostentan su enamoramiento con una cultura diferente están expresando un desdén y desprecio por la propia. Están usando la apariencia exterior de lo exótico para separarse del hombre común que sigue sin cuestionar las costumbres y leyes locales, y para expresar su sentido de la superioridad. Si fuera de otra forma actuarían con mayor dignidad, demostrando respeto por aquellos que no comparten sus deseos. De hecho su necesidad por demostrar su diferencia de forma tan dramática a menudo los hace ser odiados por la misma gente cuyas creencias desafían, será indirecto y sutil, pero es ofensivo de todas formas.

El truco para ser original con tus ideas

  1. Pretendé no estar de acuerdo con ideas peligrosas, pero en el curso de tu desacuerdo, expresas y expones esas mismas ideas.
  2. Pareces ajustarte a la ortodoxia prevalente, pero los que te conocen entienden la ironía del momento. Estas protegido.
  3. No tiene sentido en mostrar tus ideas peligrosas si solo llevan al sufrimiento y la persecución.
  4. Ser un Mártir no sirve a ningún propósito – es mejor vivir en un mundo opresivo, incluso prosperar en el.
  5. Encontrá una forma de expresar tus ideas sutilmente a aquellos que te entienden.
  6. Darle margaritas a los cerdos solo te va a traer problemas.

La verdad

  1. Todos decimos mentiras y escondemos nuestros verdaderos sentimientos, la expresión social completamente libre es una imposibilidad social.
  2. Desde una edad temprana aprendemos a ocultar nuestros pensamientos, diciéndole a los irritables e inseguros lo que sabemos que quieren oír, teniendo cuidado de no ofenderlos.
  3. Hay ciertos valores e ideas que la mayoría de la gente acepta y por los cuales es inútil discutir.
  4. Creemos lo que queremos creer, pero para los demás llevamos siempre una mascara.
  5. Hay personas, sin embargo que ven tales restricciones como una violación intolerable a su libertad.
  6. Sienten la necesidad de demostrar la superioridad de sus valores y creencias.
  7. Al final, sus argumentos solo convencen a unos pocos, y ofenden a muchos mas.
  8. La razón por la que sus argumentos no funcionan es que la gente mantiene sus ideas y valores sin pensar mucho sobre ellos.
  9. Hay un fuerte contenido emocional en sus creencias:
  10. Realmente no quieren replantearse sus hábitos ni su forma de pensar, y cuando los desafiás a ello, ya sea de forma directa con tus argumentos o indirecta con tu comportamiento, se vuelven hostiles.

El verdadero poder

  1. Las personas listas y sabias aprenden bien temprano que pueden demostrar comportamientos convencionales y predicar ideas convencionales sin tener que creer en ellas.
  2. El poder que ganan esas personas al poder mezclarse es que los dejan tranquilos para tener los pensamientos que quieran tener.
  3. Le expresan sus ideas solo a la gente a las que quieren, sin sufrir de aislamiento ni ostracismo.
  4. Una vez que se establecen en una posición de poder, intentan convencer a un circulo mas amplio de lo bueno de sus ideas – quizá trabajando indirectamente.

El sentido común

  1. Usa tu invaluable habilidad de ser todo para todos.
  2. Cuando estés en un ambiente social, dejá atrás tus propias ideas y valores, y ponete la mascara que sea mas apropiada para el grupo en el que te encuentres.
  3. La gente va a picar porque les halaga creer que compartís sus ideas.
  4. No te van a considerar un hipócrita si sos cuidadoso – ¿Cómo pueden acusarte de hipócrita si no les dejas ver exactamente cuál es tu posición?
  5. No te van a ver como alguien que no tiene valores. Por supuesto que los tenes – los valores que compartís con ellos, en su compañía.

Autoridad: No den lo sagrado a los perros, no sea que se vuelvan contra ustedes y los despedacen; ni echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen. (Jesucristo – Mateo 7:6)

CUIDADO

El único momento en el que vale la pena sobresalir es cuando ya estas sobresaliendo – cuando hayas obtenido una posición de poder sólida, y puedas mostrar indiferencia hacia los demás como signo de distancia entre ambos. Siempre hay lugar para el moscardón, la persona que desafía exitosamente las costumbres y se burla de lo que está estancado en la cultura.

(enlace al original en ingles)

Navegación de la Serie<< Ley 9 – Ganale a los demás con acciones, no palabrasLey 11 – Hace que la gente dependa de vos >>

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: