Skip to main content

Ley 11 – Hace que la gente dependa de vos

Esta entrada es la parte 11 of 13 de la serie 48 Leyes del Poder

Para mantener tu independencia siempre tenes que ser necesitado y buscado. Cuanto mas dependan de vos, mas libertad tenes. Hace que la gente dependa de vos para ser felices y prósperos y no tenes nada que temer. Nunca les enseñes tanto como para que puedan hacerlo sin vos.

La necesidad gobierna al mundo. La gente rara vez actúa a menos que se vea obligada a hacerlo. Si no creas una necesidad por vos mismo, entonces se van a deshacer de vos a la primera oportunidad. Si, por el otro lado, entendés las Leyes de Poder y haces que los demás dependan de vos para su bienestar, si podes compensar sus debilidades con tu propia fortaleza, entonces vas a poder sobrevivir a tus maestros de la misma forma en la que Bismarck lo hizo. Vas a tener todos los beneficios del poder sin las desventajas que conlleva ser un maestro.

Bismarck entendió la importancia de mantener a la gente dependiente. Buscó un gobernante débil, Frederick William IV, rey de Prusia y generó con el una relación de dependencia. Se volvió un jugador tan clave en la restauración del poder del rey que cuando el rey murió, su hermano William quien lo precedió, terminó dependiendo de Bismarck también. Bismarck se terminó volviendo su fuerza, su inteligencia y su columna vertebral, y en el proceso, se transformó en una fuerza poderosa a la cual considerar, era el hombre detrás del trono, el que tomaba las verdaderas decisiones.

10 Maneras de Manipular el Poder

1. Buscá gente débil que tenga poder
Buscar aquellos que ya tengan poder y fortaleza es insensato. Te van a comer vivo. No necesitan nada de vos.

2. Logra que la gente haga tu deseo sin fuerza ni daño.
Si tenes que intimidar a alguien para hacer lo que vos quieras, eso no es poder. La clave esta en lograr que esa persona crea que tus servicios son necesarios y de que sin vos estaría totalmente perdido.

3. Volvete uno con el trabajo de tu superior
Haciendo eso tu superior sabe que deshacerse de vos es fútil. No puede permitirse entrenar a otro sin perder tiempo y un montón de dinero.

4. Posee un talento y una habilidad creativa que simplemente no pueda ser reemplazada
La gente va a pensarlo dos veces antes de deshacerse de vos porque hacerlo puede terminar en desastre o incluso la muerte.

5. Creá una situación donde siempre puedas adosarte a otro patrón
Eso significa simplemente que tengas en la mira otros lugares que acojan tus habilidades y talentos. Tu empleador sabe que no puede encontrar otro trabajador con tu talento particular así que van a hacer lo imposible para mantenerte empleado

6. Aparenta tener conocimientos y habilidades especializadas
Esto te de ventaja en tu habilidad de engañar a los que estén arriba tuyo en pensar que no pueden hacer las cosas sin vos. Siempre es poderoso volver tus habilidades indispensables.

7. Envolvete en la fuente del poder
Ponete en una situación en la que si te cortan de ella causan un gran trauma. no necesariamente tengas que mezclarte con tu superior; puede ser con otra persona, siempre que ella también sea indispensable en la cadena.

8. Usa la táctica de la inteligencia secreta
Al saber los secretos de las personas, sellás tu posición con ellos. La desventaja de esto es que el poder que logras, es cancelado por la paranoia e inseguridad que general. ¿De qué sirve el poder sin paz?

9. No te imagines que la dependencia que tiene tu superior con vos va a hacer que te ame
Es mas probable que te teman y te resientan, lo cual termina siendo mejor, ya que temen las consecuencias de perderte antes que considerar tu amor por la compañía.

10. Mejor ponete en una posición de dependencia mutua
La debilidad de hacer que los demás dependan de vos es que de alguna manera vos terminas dependiendo de ellos. Y aunque esto sea una realidad, no vas a tener la presión insoportable de estar en lo mas alto, por lo que tu superior en esencia termina siendo tu esclavo, ya que el depende de vos.

Luis XI (1423-1483) fue el gran Rey Araña de Francia. Una vez le pidió a su astrólogo que le dijera su destino y cuánto tiempo le quedaba de vida. El astrólogo respondió, “Moriré exactamente tres días antes que Su Majestad”. El rey quedó atormentado ya que el había planeado matar al astrólogo ese mismo día. Su creencia en la astrología era tan fuerte que nunca dudó en el astrólogo y termino perdonando su vida. El astrólogo demostró su dominio de poder y termino viviendo varios años mas que el rey.

 

(enlace al original en ingles)

Navegación de la Serie<< Ley 38 – Pensá como quieras, pero comportate como los demásLey 12 – Usa la honestidad y la generosidad a discreción para desarmar a tu víctima >>

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: