Skip to main content

Ley 12 – Usa la honestidad y la generosidad a discreción para desarmar a tu víctima

Esta entrada es la parte 12 of 13 de la serie 48 Leyes del Poder

Una movida honesta y sincera cubre docenas de movidas deshonestas. Los gestos verdaderos de honestidad y generosidad bajan la guardia de cualquiera, hasta de la gente mas desconfiada. Una vez que tu honestidad selectiva logra abrir un hueco en su armadura, podes engañarlos y manipularlos a gusto. Un regalo bien calculado – como un Caballo de Troya – puede servir el mismo propósito.

7 Formas de desarmar a cualquiera

1. Con un acto de aparente honestidad y sinceridad

A esto se lo conoce como honestidad selectiva. ¿Quien puede desconfiar en una persona a la que agarra literalmente en un acto de honestidad? Este es un gesto que si se calcula y se hace de forma oportuna distrae y confunde las emociones de su objetivo, este gesto puede hacer que los animales mas cínicos del reino coman de tu mano. En la antigua China se la conocía como “dar antes de quitar”. El dar algo hace difícil a la otra persona notar que le están quitando algo.

El Conde Victor Lustig es uno de los mejores ejemplos del funcionamiento de esta ley. Lustig era un estafador muy distinguido, refinado y culto. Su conocimiento de la psicología humana era su característica mas importante. Era tan seguro de si mismo que pudo estafar en U$5.000 a Al Capone, el gansgter mas temido de su tiempo. Capone nunca se enteró de nada porque Lustig lo desarmo utilizando honestidad selectiva.

Lustig le devolvió U$50.000 a Capone por permitirle usar ese dinero para duplicarlo en sesenta días. Lustig tomó el dinero y lo guardó en una caja de seguridad hasta que se acabó el tiempo. Volvió con Capone y disculpándose profundamente por haber fallado el trato le devolvió los U$50.000 originales. Capone ya lo tenia catalogado a Lustig como un estafador, pero cuando vio que Lustig le devolvió el dinero lo confundió haciendo que baje la guardia. Capone terminó dándole a Lustig U$5.000 por “ser honesto”.}

2. Aprender a dar antes de quitar

Suaviza el terreno, hace mas fácil cualquier pedido futuro o simplemente sirve como una distracción. Y el dar puede tomar varias formas: un regalo, un acto generoso, algún tipo de favor, una admisión “honesta”- lo que se necesite.

3. Usa la honestidad selectiva en tu primer encuentro con alguien

La primera impresión es la que cuenta, y además la percepción se los demás forman de uno en esa primera impresión es la mas difícil de modificar.

Un estafador de nombre de Lord John Gordon-Gordon le probó a Jay Gould, otro estafador, que ciertas acciones falsas del la empresa de Ferrocarriles Erie en las que Gould había invertido eran el trabajo de ciertos altos ejecutivos de la empresa. Gould quedó tan agradecido con Gordon-Gordon que terminaron volviéndose amigos, comprando entre ambos y controlando el Ferrocarril. No paso mucho tiempo antes de que Gordon-Gordon traicione a Gould y desapareciera. Gordon-Gordon era un estafador, pero su acto de honestidad y apoyo inicial hicieron que Gould quedada cegado a este hecho que recién vio el engaño luego de perder millones.

4. Construí una reputación de honestidad haciendo varios actos honestos.

El Duque Wu de Cheng casó a su hija y asesino a uno de sus ministros para poder tomar el poder del reino de Hu. El emperador de Hu escucho que el ministro fue ejecutado por pedirle a Cheng que conquiste el reino de Hu. Cheng también le ofreció la mano de su hija junto con varios otros actos de amabilidad. De esta forma Cheng bajó la guardia del emperador de Hu y unas semanas después las fuerzas leales a el tomaron control no solo del palacio sino también del resto del reino.

5. Da un regalo

Poca gente puede resistir un regalo, incluso el enemigo mas acérrimo, y es por eso que a menudo es la forma perfecta de desarmar a la gente. Un regalo nos lleva a nuestro niño interior, bajándonos instantáneamente las defensas. Y aunque a menudo vemos las acciones de los demás de forma cínica, raramente vemos el elemento maquiavélico en un regalo, que a menudo esconde motivos ocultos. Un regalo es el objeto perfecto para ocultar una movida engañosa.

6. Practica esta táctica con precaución

A menos que realmente puedas hacer un gesto que sea sincero y se sienta del corazón, no juegues con fuego. Si la gente ve a través del engaño, el sentimiento de traición y decepción se va a volver en el odio y la desconfianza mas absoluta.

7. Es mejor jugarla de rebelde

Cuando ya tenes un historial de engaños en tu prontuario, no hay cantidad de honestidad, generosidad ni amabilidad que pueda engañar a la gente. De hecho solo vas a lograr llamar todavía mas la atención. Una vez que la gente te ve como engañoso, actuar honesto de repente es muy sospechoso. Ser abiertamente engañoso puede llegar a cubrir tus otros engaños, e incluso terminar siendo admirado por la honestidad de tu deshonestidad.

(enlace al original en ingles)

Navegación de la Serie<< Ley 11 – Hace que la gente dependa de vosLey 10 – Infección: evita a los perdedores y los desdichados >>

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: