Skip to main content

El efecto “perilla de luz” – Por qué las mujeres reescriben la historia de las relaciones

Re-escribir la historia – no importa si hace un mes te mandaba textos y cartas de amor. Ella ya se sentía infeliz desde hacia mucho tiempo antes.

A este comportamiento le llamamos el efecto perilla de luz. Y sucede cuando una mujer deja de sentirse atraída a vos y comienza a dejarte, ya sea que te haya sido o no infiel.

No es que le este quitando crédito a todo lo bueno que pasó en la relación, realmente ella cree que nunca existió. Me voy a explayar un poquito mas y vincular este efecto con lo que llamamos la Ley de Briffault.

Las mujeres usan su estado emocional para definir la realidad, esto es algo que ya sabemos.

Cuando un hombre siente una emoción, se pregunta, ¿Qué pudo haber causado esa emoción? ¿Es una emoción razonable y racional? Quizá lo es, quizá no, pero seguir esa linea de razonamiento es la forma que utiliza para determinar si sus sentimientos concuerdan o no con la realidad objetiva. Si los hechos no coinciden, es posible que su reacción emocional haya estado equivocada.

Cuando una mujer siente una emoción, la utiliza como su realidad objetiva. ¿Por qué razón se sentiría traicionada si no es porque alguien la traicionó? ¿Por qué se sentiría triste si no es porque alguien la hizo sentirse triste?

Por lo tanto las decisiones que la mujer toma basadas en su realidad pueden parecer una locura total para un hombre (las mujeres están locas, cierto?), esto es porque ella determinó su realidad basada en la única realidad que conoce: la de su estado emocional. Si una mujer esta triste, te dice “me hiciste sentir triste”. Ella nunca decidió sobre su estado emocional, vos lo hiciste. Cambiar su propio estado emocional esta fuera de su propio control.

Entonces eso indica que el estado emocional que esta experimentando ahora es por algo que vos hiciste para crear ese estado, ya sea o no intencional. Como se siente triste, vos la pusiste triste. Su realidad le indica de que vos hiciste algo mal como para hacerla sentirse triste. Es acá donde muchas discusiones empiezan, porque el hombre discute equivocadamente “te estas tomando algo que yo dije de la forma equivocada, es obvio que no quería decir eso“, y para ella todo lo que sea racional o razonable no es de importancia. Ella está triste y no lo estaría si no hubiera una razón para estarlo. Su tristeza definió esta realidad por ella. Si no hubieras hecho algo digno de entristecerla, simplemente no lo estaría.

Vuelta al efecto “perilla de luz”. Cuando saliste con una mujer por varios años, y las cosas se empiezan a poner feas, es cuando experimentas esa historia revisionista donde ella declara “nunca haberte amado” o que fuiste “siempre un abusivo”. Si, las oraciones con el siempre/nunca. Y lo que quiere decir con esto no es una simple realidad, sino, reflejan su nueva realidad basada en sus emociones actuales.

El proceso mental podría resumirse en algo así: Si el verdadero amor es permanente y real, y no siento amor verdadero por esta persona, sino un desprecio y enojo, debe querer decir de que me siento así por quien es esa persona. El me hizo sentir mal, asi que no puede ser bueno. Y como esta persona me hace sentir mal, nunca podría haberlo amado, porque nunca amaría a alguien que me hace sentir mal (las cualidades que el exhibe ahora deben ser cualidades inherentes que siempre tuvo). Asi es que nunca lo debo haber amado. Toda la relación fue una mentira. El amor verdadero es permanente y esto no lo es, así que nunca fue amor verdadero.

Y así como así, su estado emocional definió su nueva realidad, donde nunca nada fue bueno y todo se basó en una mentira. Y como una perilla de luz, pasa de encendido a apagado, todo lo que ambos habían construido juntos, desaparece cuando se apaga, como si nunca hubiera existido.

Muchos hombres intentan negociar en esta etapa. “Después de todo lo que pasamos juntos, ¿como podes tirarlo todo por la borda así nomas? ¡Todavía podemos salvar la relación!”

Esta termina siendo una pregunta sin sentido. ¿Qué es lo que ella esta tirando por la borda? Absolutamente nada, en su mente. Si hubiera algún tipo de valor en la relación, ella no se estaría sintiendo así. Por lo tanto no debe haber nada de valor en la relación.

La Ley de Briffault opera alrededor de este mismo principio.

La hembra, no el macho, determina las condiciones de la familia animal. Cuando la hembra no puede obtener mas beneficios de la asociación con el macho, esta asociación deja de existir.

Corolarios:

Hay algunos corolarios que podríamos agregar:

  1.  Los beneficios ya provistos por el macho no aseguran ni la continuidad ni el futuro de la asociación.
  2. Cualquier acuerdo donde el macho provee un beneficio actual a cambio de la promesa de una futura asociación es totalmente inválido y nulo tan pronto como el macho termine de proveer el beneficio (ver corolario 1)
  3. La promesa de un futuro beneficio tiene una influencia limitada en la asociación tanto actual como futura, siendo esta influencia inversamente proporcional al tiempo que falta para que ese beneficio sea dado y directamente proporcional al grado en el que la hembra confía en el macho (muy poco probable, digamos)

En especial el corolario 1 – Los beneficios ya provistos por el macho no aseguran ni la continuidad ni el futuro de la asociación. Los conceptos de beneficio pasado y asociación continua requieren de una realidad objetiva consistente donde la mujer puede mirar los contratos implícitos hechos durante la relación: Nos vamos a amar para siempre, en las buenas y en las malas. Te voy a dar un lugar donde vivir y proveer para vos, y en el futuro, cuando la suerte no nos sonría vos vas a recordar estos sacrificios que hice.

En su mente, cuando la suerte ya no sonría, su estado emocional va a definir su nueva realidad donde el beneficio pasado no simplemente no cuenta, sino que ni siquiera existió. Si su realidad incluía que tus sacrificios y amor eran reales y genuinos, no se  estaría sintiendo de la forma que lo hace. No se sentiría traicionada, no se sentiría desatraída. Pero así es como se siente, así que la realidad en la cual vos proveíste algún tipo de beneficio no puede ser real. La verdadera realidad es que debes haber mentido, y que la suya nunca fue una verdadera relación.

El efecto perilla de luz.

Y no te equivoques, incluso si tenes una buena relación con una buena mujer, cuando la suerte no sonría la luz siempre se apaga.

(enlace al original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: