Skip to main content

¡Entendelo!

No suelo citar mucho a Athol Kay en este blog, pero le doy crédito por su articulo reciente en como Las Esposas que se Van, Lo hacen por tu Culpa. Hay un montón de información en ese articulo, y como es usual, Athol enfoca sus observaciones desde la perspectiva de estar casado y limitada a una sola vida de experiencias, pero hay algunos puntos fundamentales de la Seducción que realmente destacan. Aclaro, la Seducción en la relación cambia bastante en comparación con la Seducción estando soltero, pero los principios fundacionales son esencialmente los mismos – al igual que las dificultades – solo que en comparación, los riesgos son mas altos y la recompensa insignificante.

Ya lo dije antes, pero, habiendo experimentado los subibajas de la vida sexual tanto soltero como casado, puedo decir con honestidad que la Seducción nunca es mas necesaria que cuando estas dentro del contexto de un matrimonio. También escribí volúmenes sobre cómo el matrimonio es una proposición que solo conlleva riesgos para el hombre, y sobre la absoluta inhabilidad de las mujeres de apreciar los sacrificios que asume el hombre al comprometerse en un matrimonio. Debería ser obvio entonces que bajo tales condiciones, si un hombre decide considerar el estilo de vida del matrimonio, la única condición aceptable es que sea dentro de su relato y bajo sus condiciones. Y esto, caballeros, requiere no solo de comprometerse en el arte de la Seducción, sino también un entendimiento, una internalización de un tipo de Seducción mucho mas exacta que la que es necesaria en la vida del hombre soltero.

Mayores riesgos implican menos margen de error

En tu Seducción como hombre soltero, te podes dar el lujo de girar platos, tirar al suelo los que no den frutos, y disfrutar de forma no exclusiva los que si. Y aunque te pueda doler el perder alguna chica en particular por haber metido la pata en alguna parte de la Seducción, o que pierdas la oportunidad de experimentar con una mujer debido a un entre fallido, son incomparables con los riesgos inherentes de no tener la suficiente habilidad de Seducción a largo plazo para lidiar con la hipergamia femenina en el contexto del matrimonio. Dejar a una chica (o que te dejen) cuando sos soltero puede ser un calvario emocional para algunos, pero la decadencia de un matrimonio y las consecuencias emocionales, financieras y familiares por culpa de no ser bueno en la Seducción dentro del matrimonio es un castigo que hace que las lágrimas de un soltero por una ruptura amorosa parezcan una bendición. Cuando hablamos de un nivel de Seducción preciso hablamos de algo mucho mas que simplemente lograr que tu esposa te quiera cojer regularmente después de la luna de miel.

Muchos hombres van a responderme que el matrimonio no vale toda esa contextualización de la Seducción, y estarían en lo correcto. El matrimonio es casi exclusivamente riesgo con una recompensa insignificante y sin apreciación de la otra parte por esta situación, además, las obligaciones son demasiadas. Es más, hay todo un grupo de hombres que dicen que es imposible perpetuar el nivel de Seducción tan preciso que se requiere para mitigar la hipergamia femenina de forma permanente, y también tendrían razón, si para ellos la Seducción fuera un acto constante que sienten que deberían mantener para siempre. Algunos tipos se enfurecen ante la mera sugerencia de que van a necesitar Seducir a sus potenciales esposas. “¡Debería amarme por quien soy!”. Esperan poder dejar de Seducir, relajarse y mostrarse tal cual son, solo para lograr que sus esposas los vayan convirtiendo en un hombre ideal imaginado que de hecho termina no siendo el hombre que les hace sentir cosquillas en sus vaginas. Y ahi es cuando se dan cuenta que sus esposas los amaban por quienes eran.

Transición

Uno de los puntos que mas me llamo la atención del articulo de Athol:

Cuando las lineas de comunicación se cortan entre vos y tu mujer, no vas a recibir un mensaje de que esas se cortaron. Eso es lo que significa que se hayan cortado las comunicaciones. Cuando ella decide irse de la relación, no te va a avisar, justamente porque ya se fue de la relación. Eso es lo que quiere decir irse de la relación.

Cuando por casualidad escucho a un AFC (típico beta frustrado) hablar sobre cómo “las relaciones se basan en la comunicación con tu novia/esposa”, no puedo evitar tener que controlar una carcajada. Si viene de un tipo que esta soltero, puedo llegar a disculparlo en parte por la simple falta de experiencia, pero cuando lo dice uno bien enchufado en un matrimonio, se que es una evidencia innegable de lo completamente condicionado que está. La mayoría de los hombres que dicen esto simplemente están repitiendo lo que sus novias siempre le dijeron sobre cual es la clave mas importante de una buena relación, pero como siempre en todo lo femenino siempre hay un propósito latente debajo de esa fachada de verdad aforista que se venden a si mismas.

Hace unos meses estaba en una cata con mis ‘promotoras’ y en algún momento una me cuenta sobre sus problemas con un ‘novio posesivo’ que obviamente causaba un desbalance de VMS en la relación al tenerlo bastante mas bajo que ella.

“Es muy frustrante Rollo, ¿Por que este pibe no entiende?”

Con esa bien practicada y seductora mirada, y el bamboleo de sus tetas de $5 mil dolares, mi chica había revelado indirectamente uno de los temas mas complejos y desconcertantes de la comunicación entre los sexos – las mujeres quieren que los hombres “simplemente entiendan”.

Entendelo

De Consejos femeninos sobre mujeres

El Hombre por el cual vale la pena competir es el tipo que tiene la capacidad de ver a través de sus mentiras y artilugios, ese hombre que con seguridad la desarma le demuestra que es ella quien tiene que ser digna de el en lugar de al revés. En esencia el fenómeno de los ‘consejos femeninos’ es una prueba de mierda gigante a escala social. Incluso tu propia madre y hermanas están implicadas, todas esperando que simplemente ‘lo entiendas’; que entiendas el mensaje verdadero y veas el desafío por lo que realmente es, sin tener que decírtelo abiertamente.

Ella quiere que vos ‘lo entiendas’ por tu cuenta, sin que te tengan que decir cómo. Esa iniciativa y la experiencia que necesitas haber tenido para poder haber desarrollado esa iniciativa son lo que te convierten en un Hombre por el cual vale la pena competir. Las mujeres desprecian al hombre que necesita que le digan que sea dominante. Decirle abiertamente a un hombre esto tira por el suelo toda su credibilidad como un macho genuinamente dominante. El hombre que ella quiere cogerse es dominante porque así es ‘la forma en la que el es’, ella no necesita decirle que lo sea.

Observar el proceso lo cambia. Esta es la función raíz de cada prueba de mierda que haya hecho alguna vez cualquier mujer. Si se le tiene que explicar la masculinidad a un hombre, eso quiere decir que este no es el hombre para ella.

En el ejemplo de mi promotora vemos esta paradoja de ‘entendelo’ desde la perspectiva de la vida sexual del hombre soltero, y en el escenario de Athol lo vemos desde la perspectiva de la vida sexual del hombre casado (o en una RLP). Hay muchos hombres que se van a quejar de que odian esa presunción de que tengan que ser telépatas y leer las mentes de las mujeres y que lo ideal sería que las mujeres simplemente se comunicaran abierta y directamente – de la misma forma que cualquier hombre con un mínimo de uso de razón se comunica. El problema es que si así lo hicieran, cambiarían la dinámica de la hipergamia. Como digo a menudo, las mujeres dicen que quieren la verdad, pero nunca quieren toda la verdad. Con la hipergamia no se jode ni se negocia.

Y es de acá de donde sale el meme de “la comunicación lo es todo”, el responsable por la ruptura de mas relaciones que las que cualquiera puede admitir. El problema no es que si te comunicas, sino que es lo que estas comunicando, y como lo estas comunicando. Muchísimos hombres, se quiebran con un “¡SI SOLO ME DIJERA QUE ES LO QUE TENGO QUE HACER PARA QUE ME AME, LO HARÍA!”, sin darse cuenta que la misma verbalización y creencia de una comunicación abierta y racional es la misma cosa que esta matando (o mató) todo el deseo que la mujer tenia por el.

Como escribí muchas veces, una verdad inmutable del universo es que el verdadero deseo no puede ser negociado. En mismo instante en el que le decís a tu esposa o tu novia que vas a intercambiar un comportamiento o actitud o creencia o cualquier tipo de compromiso a cambio de su deseo, cambias de forma fundamental su deseo de algo orgánico y natural a una obligación. Lo que ella desea, lo que su hipergamia quiere que le confirmes, no puede ser nunca explicado, solo puede ser demostrado. Si ella desea que vos seas mas dominante, que ella te lo diga cancela cualquier tipo de autenticidad e invalida el hecho de que vos te conviertas en alguien así. De nuevo, observar el proceso lo cambia – en un nivel totalmente subconsciente su hipergamia innata esta al tanto de la verdad.

Ella quiere un hombre que sabe que necesita ser dominante con ella, esa es la confirmación de la hipergamia.

(enlace al original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: