Skip to main content

Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad (HIIT)

Hace un tiempo ya que las rutinas de Intervalos de Alta Intensidad (HIIT) vienen ganando terreno en los círculos de entrenamiento. El caso mas conocido es el CrossFit.

Y para ser honestos, no es por nada.

Es una excelente manera de mejorar tanto tu estado cardiovascular como tu salud en general de forma eficiente y rápida.

Para los que no están en tema, HIIT (High Intensity Interval Training o Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad) se compone de una serie de actividades de corta duración pero de mucha intensidad, entrelazadas con periodos de ejercicios de recuperación de menor intensidad.

Un buen ejemplo son los piques con pendiente.

En ese ejercicio lo que se hace es subir una pendiente o loma lo más rápido que puedas, hasta llegar a la cima. Una vez arriba empiezas a bajar caminando hasta la base. Al llegar a la base vuelves a subir corriendo. Repites este ejercicio entre 5 y 10 veces (dependiendo de la distancia hasta la cima). Eso es un entrenamiento HIIT.

Los beneficios anti-edad del HIIT

Hace poco se descubrió que el entrenamiento del tipo HIIT logra rejuvenecer las células del cuerpo al mejorar la actividad de la mitocondria. En un estudio el grupo de investigadores descubrió que el entrenamiento a intervalos incrementaba la habilidad de generación de energía de las mitocondrias dentro de las células. En un 69% para los participantes más viejos del estudio (entre 65 y 80 años) y en un 49% para los más jóvenes (18 a 30).

Una de las razones por las que envejecemos es porque la habilidad de nuestras células de producir energía disminuye con el tiempo. Las mitocondrias (responsables de la producción de energía dentro de las células) se van volviendo cada vez menos eficientes. Al parecer el HIIT es una de las maneras de mitigar esa deficiencia.

Ya sabes entonces, si quieres mantenerte joven y en forma, haz entrenamiento de intervalos de alta intensidad!

HIIT y la eficiencia en tiempos

Uno de mis aspectos favoritos del HIIT es que es muy eficiente en cuanto a tiempos.
Hace poco leí un excelente libro llamado “La rutina de un minuto: La ciencia muestra una forma de ponerse en forma que es más inteligente, rápida, corta.” El cual explica por qué el HIIT es tan potente.

Si alguna vez haz tenido curiosidad sobre la ciencia detrás del HIIT y el por qué funciona tan bien, este es el libro que quieres leer.

El autor del libro, Martin Gibala, es pionero en la investigación del HIIT y su trabajo ha demostrado repetidamente que es la forma más efectiva y rápida de obtener un excelente estado cardiovascular.
Por ejemplo, en uno de sus primeros estudios, Martin hizo que un grupo de estudiantes de 16 años realicen seis sesiones de entrenamiento en un lapso de dos semanas. En cada sesión, la mitad de los chicos pedalearon durante 90 a 120 minutos a una intensidad moderada y constante, mientras que la otra mitad realizaba solo 4 a 6 piques a máxima velocidad, descansando 4 minutos entre cada corrida.

¿El resultado?

Ambos grupos mejoraron prácticamente en igual manera en todas las pruebas que el equipo de Martin pudo realizar.

La gran ventaja por supuesto es que mientras un grupo (el de intensidad moderada) dedicó 2.5 horas entrenando durante esas dos semanas, el otro (alta intensidad) solo dedico 18 minutos en total.

Eso es lo hermoso del HIIT. Intensidad sobre duración.

Además de cubrir su investigación, el libro también le da a los lectores una variedad de protocolos HIIT que pueden utilizar en sus programas de entrenamiento.
Cabe mencionar que estos programas son mejor hacerlos como piques en una pista, y con un cronómetro, o en una bicicleta fija. Mi favorita es la bicicleta fija.

Si tenes una de estás en tu gimnasio, úsala.

Los siguientes son algunos de los programas del libro, solo escogí mis favoritos:

El Protocolo Noruego

Este protocolo se utilizó con un grupo en juveniles élite de fútbol en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega en el 2001. Este permitió incrementar en solo 8 semanas un 11% la capacidad cardiovascular de los jugadores, solo necesitaron 16 minutos de piques dos veces por semana.

  • Así es como funciona:
  • Realiza un calentamiento de tres minutos haciendo un trote liviano.
  • Corre fuertemente por cuatro minutos. No escupiendo el corazón sino más bien un esfuerzo de 6/10 siendo 10 un pique con todo lo que des.
  • Trota liviano por 3 minutos.
  • Repite lo de 4 minutos fuerte, 3 minutos fácil en un total de 4 intervalos. Al finalizar el 4to intervalo recuperate caminando o trotando muy levemente por dos minutos.
  • Tiempo total de entrenamiento: 30 minutos.
  • Realiza esta rutina 2 veces por semana.

El quemador de grasa

Este protocolo se basa en un estudio Australiano realizado en 2012, donde los sujetos entrenaron 3 veces por semana durante 12 semanas. Los sujetos mejoraron su estado cardiorrespiratorio un 15% y redujeron su grasa abdominal un 6,6%, y su grasa torácica un 8,4%.
Los sujetos del estudio eran personas sin ningún tipo de entrenamiento así que este es un protocolo recomendado para cualquiera que quiera empezar a entrenar HIIT.

Así es como funciona:

  • Realiza un calentamiento liviano durante tres minutos.
  • Ejercita fuertemente en una escala de 6/10 durante 8 segundos.
  • Descansa 12 segundos.
  • Repite tantas veces como puedas hasta un máximo de 60 veces o 20 minutos de intervalos.
  • Termina con 2 minutos de caminata o trote ligero.
  • Tiempo total de entrenamiento: 20 minutos.
  • Realiza este entrenamiento 3 veces por semana.

El protocolo Wingate

Este protocolo es muy eficiente en muy poco tiempo. Realizado 3x semana solo necesita que trabajes duro 10 minutos. Martin descubrió que este protocolo producía igual o mejores resultados que un grupo de sujetos que entrena a una intensidad moderada por 4,5 horas a la semana.

Así es como funciona:

  • Calentamiento por tres minutos.
  • Corre durante 30 segundos a máxima potencia, 10/10 escupiendo el corazón.
  • Recupera el aliento ejercitando ligero durante 4,5 minutos.
  • Repite lo de 30 segundos duro, 4,5 minutos descanso 5 veces.
  • Termina el ejercicio caminando o trotando muy livianamente durante dos minutos.
  • Tiempo total de entrenamiento: 25 minutos con 30 segundos.
  • Realiza este entrenamiento tres veces por semana.

La rutina de un minuto

Digamos que realmente tienes poco tiempo para entrenar pero al mismo tiempo deseas mantener un buen estado cardiovascular, no buscas vencer ningún récord mundial sino simplemente estar saludable y disminuir las posibilidades de morir de algún tipo de enfermedad crónica. La rutina de un minuto es un buen lugar para empezar.

Martín estudió durante 6 semanas este protocolo en un grupo de personas sedentarias, con sobrepeso y obesas, tanto hombres como mujeres en sus 20 y 30s y quedó impresionado con los resultados. Con solo tres minutos de ejercicio intenso por semana, los sujetos redujeron su presión arterial entre un 6% y un 8% y mejoraron su estado cardiorrespiratorio un 12%. Martin notó que esos resultados eran comparables con los de un grupo de personas que realizan 135 minutos de ejercicio moderado por semana.

Así es como funciona:

  • Calienta con una actividad física liviana durante 3 minutos.
  • Corre al máximo que puedas durante 20 segundos. Tienes que dar todo en esos segundos.
  • Descansa haciendo una actividad físicamente liviana por 3 minutos.
  • Repite el proceso hasta haber hecho tres veces la corrida a máxima intensidad de 20 segundos. En total ejercitaste 60 segundos a máxima intensidad.
  • Termina el entrenamiento con 2 minutos de ejercicio muy liviano.
  • Tiempo total de entrenamiento: 10 minutos.
  • Realiza esta rutina 3 veces por semana.

Protocolo Hickson

Este es por lejos el protocolo más duro de todos y no es algo que recomiendo hacer a menos que estés interesado en mejorar muy velozmente tu capacidad cardiorrespiratoria.

En el libro, Martin menciona que el Protocolo Hickson logró un estatus de “casi leyenda” entre los fisiólogos y entrenadores por la tasa en la cual es capaz de mejorar la capacidad cardiorrespiratoria de quienes la realizan. Dicho esto, no es un protocolo para los débiles de corazón.

Así es como funciona:

  • El protocolo se basa en alternar días de intervalo y resistencia 6 días a la semana durante 10 semanas. Los días de intervalo requieren repetir 6 veces un ejercicio de picadas de 5 minutos en una bicicleta, descansando 2 minutos pedaleando suave luego de cada intervalo.
  • Los días de resistencia se corre “tan rápido como puedas” durante 30 minutos la primera semana, 35 minutos la segunda, 40 minutos el resto de las semanas del programa.

Si, este programa es duro de verdad.

Pero va a aumentar de forma dramática tu máxima capacidad pulmonar. Es probable que necesites bajar un poco la intensidad de tu entrenamiento muscular para poder realizar este programa de forma segura. Tenlo en cuenta.

Palabras finales

Si no estás haciendo HIIT realmente deberías. Es una de las mejores maneras de aumentar tu capacidad cardiovascular en el menor tiempo.

No es suficiente solo ser grande y fuerte, también necesitas estar en buenas condiciones. Todo funciona en conjunto.

Prueba algunos de estos protocolos. Si te interesa aprender más sobre el tema, te recomiendo leer “La Rutina de Un Minuto” el libro contiene mucha información y rutinas que no cubrí en esta entrada.

Fuerza!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: