Skip to main content

Guardando lo mejor para el final

Analicemos un articulo publicado en el sub de la Red Pill en Reddit hace un tiempo. Más que dar mi propio resumen sobre la situación del que escribió, voy a dejar que lo leas completo. Si querés ver el original, esta acá.

Ya publiqué esto en otro subreddit pero me terminaron borrando porque se armo mucha pelea en los comentarios. Resumo lo que viene sucediendo hasta ahora. Conocí a mi esposa hace siete años, en ese entonces ella era muy exquisita respecto al sexo. Me dijo que solo había estado con un solo hombre antes de mi. Me dijo que nunca me daría sexo oral, y que solo haría ciertas posiciones. Casi todos los actos sexuales le parecían degradantes. La verdad es que esta situación me frustraba bastante, pero la verdad es que me gustaba mucho y esperaba que con los años se fuera abriendo más sexualmente. Con el pasar de los años al final nunca mejoró, pero yo aprendí a superarlo.
Bueno, resulta que termine encontrando un video muy viejo de ella en sus años de universitaria donde se la ve teniendo sexo grupal con otras seis personas, 5 chicos y 1 chica. En el video tiene sexo anal, sexo oral, doble penetración y se la escucha gritar múltiples veces  “soy una puta de mierda”. A todo esto, se la ve bastante entusiasta en todo momento. Terminé sintiéndome muy triste. Puedo entender que hay ciertas cosas que a alguno puede no gustarle, pero lo que me molesta no es el hecho de que ella no haya querido hacerlas. No quiso hacerlas conmigo, pero para todos los demás hombres ella fue su putita. Quedé enojado, dolido y le termine diciendo muchas cosas estúpidas a mi esposa.

Le pedí que deje a nuestra hija en la casa de su hermana porque quería hablar con ella. Me preguntó por qué y le dije que lo hablábamos cuando volviera.

No recuerdo todos los detalles de la conversación, así que voy a intentar resumirlos. Antes de que volviera estuve tomando un poco, lo cual en retrospectiva no fue la mejor idea.

Yo: ¿Hay algo en tu pasado que me estés ocultando?
Ella: ¿Por qué estamos hablando de algo así?
Yo: Solo quiero saber si alguna vez hiciste porno o algo parecido.
Ella: ¿Estas drogado?
Yo: Encontré tu video de tu época universitaria con los otros hombres. Ya no se quien sos ahora y me enferma estar siquiera cerca tuyo.

Ella empieza a llorar

Yo: ¿Tenés algo para decir?

Sigue llorando. Era al pedo seguir así que agarre las llaves para irme. Ahí ella intenta detenerme.

Yo: Si no querés que me vaya entonces vas a tener que ser 100% honesta conmigo, y decirme porqué me mentiste todos estos años.
Ella: No quería que pienses que yo era una puta.
Yo: Hubiera estado perfecto si me decías. Me hubiera encantado poder hacer todas esas cosas salvajes con vos. Mirá, entiendo que no te caliento tanto como esos otros tipos. Después de todo te encantaba chuparles la pija pero no la mía.
Ella: No es así, no quería que pienses menos de mi.
Yo: No es eso, una cosa es mentir sobre con cuanta gente te acostarte. El tema es que no es que no te gustaba hacer esas cosas. El tema es que no te gustó hacerlas conmigo.
Ella: Pero puedo hacer esas cosas con vos. Me gustas, lo sabes, ¿no?
Yo: No quiero que lo hagas porque sentís que tenes que hacerlo. Quiero estar con alguien que realmente me desee.
Ella: Puedo cambiar. Te prometo que no voy a dejar que este matrimonio se caiga, podemos cambiar. Podemos ir a un consejero matrimonial, en serio, ¿hablame?
Yo: El consejero no va a cambiar cómo te sentís sobre mi. Mirá, podemos probar ir a uno pero por ahora quiero una separación.
Ella: Por favor no hagas esto. No tires nuestro matrimonio por algo que hice en la universidad, ¡por favor!

Yo: Deja de actuar como si hubiera sido una sola puta vez. Se honesta sobre cuantos tipos de tiraste antes de mi. Cuantas pijas chupaste y a cuantos les dejaste que te rompan el orto?
Ella: ¿Que importa? Te dije que ahora lo voy a hacer con vos también.
Yo: ¡Soy un puto suertudo! Me casé con una puta que coje como una monja.
Ella: Por favor no arruines nuestro matrimonio por esto. Estoy dispuesta a cambiar.
Yo: No nos estamos divorciando pero me quiero separar para ver como viene la cosa, ahora mismo me enferma solo verte.

Me terminé yendo mi esposa intentando detenerme. Seguía rogándome diciendo que podía hacer todo lo que quisiera con ella, realmente era algo patético y termine de perder todo el respeto por mi esposa y la forma en la que estaba intentando manipularme con sexo.

Ahora mismo estoy en un hotel; Tengo el teléfono lleno de llamadas perdidas de mi esposa. Me pregunta donde estoy, si le digo se que va a venir a enfrentarme y no me siento listo para eso. Me siento totalmente desgastado. Me siento mal diciéndole esas cosas a mi esposa pero no se que otra cosa hacer estoy demasiado dolido.

Como dije antes no me hubiera importado si hubiera sido promiscua antes de conocerme, en serio, no me importaría pero el hecho de que si hizo todas esas cosas con otros pero no las hace conmigo es lo que realmente me lastima profundamente.

No veo forma de recuperar este matrimonio, no puedo cambiar su atracción por mi. A mi viejo hace poco le diagnosticaron un tumor en los pulmones y eso ya me tiene bastante estresado.

Por favor díganme exactamente que puedo hacer, mi orgullo masculino esta completamente destruido. Antes de enterarme de todo esto, intenté que mi esposa se abriera sexualmente pero se negó rotundamente. Creo realmente que no la atraigo para nada de la forma en la que estaba atraída a esos otros tipos. Es por eso por lo que para ella estaba totalmente bien “ser su puta de mierda” pero a mi ni siquiera me la chupaba. Quiero una mujer que me mire con lujuria, no una que tiene sexo conmigo para cumplir con su deber de esposa.

No me siento con derecho a exigirle a mi esposa que tenga otro tipo de sexo del que quiere conmigo, pero si quiero que quiera hacerlo. Ahora se que si ella los empieza a hacer, va a ser por la culpa y no por un deseo real. No veo forma de recuperar este matrimonio. Me siento para el culo porque se que no voy a poder ver tanto a mi hijita, especialmente durante su niñez.

Ya hice algunos llamados y cambié el banco donde recibo mi sueldo, hablé con un contador para poner mis finanzas en orden si es que terminamos en divorcio. Mi hermano trabaja en un estudio de abogados conocido. Estoy pensando en contactarlo al menos para saber qué es lo que debería estar haciendo. El tema es que se que una vez que lo llame ya no hay vuelta atrás.. Si le digo a mi familia, voy a destruir la imagen que tienen de mi esposa. Y también me tengo que asegurar porque ahora mismo su seguro médico depende de mi, y no quiero que no tenga acceso a la salud si nos divorciamos, ya que estuvo con algunos problemas de salud. No quiero arruinar nada pero no puedo ver como pueden volver a estar bien las cosas. Si no vas a darme ningún consejo y solo me vas a juzgar, no pierdas el tiempo comentando. Ya se que dije le cosas que la lastimaron pero no tenes idea del nivel de dolor que estoy sintiendo ahora. Ya le pedí disculpas a mi esposa por eso, pero sigo sin ver como podemos recuperar la relación que teníamos.

Edit – Quiero intentar recuperar las cosas con mi esposa. Entiendo que no quiera hacer ciertos actos sexuales. Estoy considerando proponerle la idea de un matrimonio abierto. De esa forma podemos estar juntos como familia y ambos tener las vidas sexuales que queremos.

Hay demasiado pasando todo al mismo tiempo en esta situación, pero creo que lo primero que debería decir es que, personalmente, pienso que este tipo de revelaciones de vidas pasadas son muchísimo mas comunes que lo que muchos hombres se sienten cómodos en admitir. Me gustaría decir que es la primera vez que escucho una historia así – pero de hecho es las 7ma vez, y cuatro de ellos son de hombres a los que traté como consejero.

A medida que nuestra cultura se vuelve tecnológicamente más adepta, los registros electrónicos – ya sean ‘selfies’, fotos incriminadoras subidas a todo tipo de red social, videos de despedida con strippers, o pornografía amateur / semi-profesional – van a empezar a tener cada vez mas participación en completar el rompecabezas que constituye el pasado sexual y  amoroso de la mujer. El verdadero problema va a dejar de ser el de hacer el trabajo detectivesco de encontrarlo, sino que va a ser qué permitirá el Beta creer sobre ese ‘copo de nieve especial’ cuando lo pueda contrastar con el océano de información sobre el comportamiento general de esa mujer.

Hace poco en Return of Kings hubo un articulo publicado por Emmanuel Goldstein donde detalla cómo en la Seducción es necesario presumir que todas las mujeres son putas. En vista de historias como estas se hace difícil no ver ese articulo como puramente pragmático, pero al menos mientras te mantengas soltero, Seductor y sigas girando platos, podes (y deberías) darte el lujo de y previsión de saber que incluso las Chicas Buenas ‘También’ tienen la inclinación de volverse locas con el Alfa sexy en la fiesta de la espuma de Cancun durante las vacaciones de verano cuando esté en los días fértiles de su ciclo.

Espero con ansias la horda de críticos de “oooh, pero los hombres también lo hacen!” que intentan desviar la atención que pongo en las dinámica feroz del lado sexual de la hipergamia femenina. Y si fuera por solo uno de los lados de la estrategia sexual (Sexo Alfa & Plata Beta) podrían tener algo de razón, pero es la otra mitad de la ecuación hipergámica la que las diferencia de los apetitos sexuales a corto plazo de los hombres, la parte que requiere que consigan un aprovisionamiento a largo plazo por parte de un hombre, en conjunto con una unión y desenvolvimiento emocional.

Lo mejor de ella

El autor de este hilo de charla en Reddit esta del lado filoso de la ecuación Hipergámica. Y aunque estoy seguro de que muchos intentan pintar a la mujer de este tipo como rota, dañada emocionalmente, victima de abuso sexual (no lo sabemos, pero esta fue la asociación inicial en el hilo original), lo que estamos viendo acá no son sus experiencias individualizadas, sino una metodología que tanto ella como todas las mujeres utilizan para justificar su pluralismo sexual.

Antes de la llegada de tecnologías que pudieran probar evidencialmente las aventuras sexuales de una mujer, los aspectos mas viscerales de la sexualidad de una mujer y los inconvenientes impulsos cerebrales/hormonales que las motivaban, se podía mantener en secreto el tiempo suficiente como para comprometer a un hombre con un buen potencial de proveedor para que se comprometa a dar seguridad a largo plazo a la otra mitad de las demandas Hipergámicas. A medida que la tecnología para llevar un registro de esto se vuelve mas presente, mas permanente y mas fluido en su uso, y a medida que los hombres se vuelven mas interconectados por ella, a medida que las mujeres disfrutan mayor auto afirmación de ello, el racionalizar sus indiscreciones pasadas se vuelve mas un imperativo.

A los hombre se los condiciona y satura la por lo menos la mitad de su vida con el imperativo femenino para transformarlos en los cornudos conscientes que necesita la Hipergamia femenina – hombres como el autor de esta confesión – tienen un interés egoísta al presumir que la mujer con la que se juntan le “va a dar lo mejor de ella” cuando le toque a él salir con ella y que toda su paciencia y creencias igualitarias finalmente van a rendir fruto.

El tema es que los hombres descubren demasiado tarde, usualmente después que se dan cuenta que su dedicación a esa mujer les planchó su potencial de VMS, que no solo fueron cornudos retroactivos (a veces, incluso moralísticamente orgullosos de eso), sino que fueron condicionados socialmente para serlo durante casi toda su vida, por sus madres, su emasculados padres, sus hermanas, sus amigas, maestras y absolutamente todo el imperativo femenino.

Una de las razones por las cuales yo y la mayor parte de la hombresfera recibe tanto desprecio de la sociedad femenina y de los hombres enchufados (los blue pill), es que arriesgamos a exponer todo este proceso. La historia en el articulo es la inconveniente verdad de una sexualidad pluralista femenina. La capacidad de las mujeres de poder aprovechar su valor y salir del mercado sexual para tener hijos, crear algo parecido a una vida familiar que termina siendo tan opuesta a su vida de soltera y en la que ademas pueden poner sus propias condiciones, depende de que los hombres que tienen potencial de proveer a largo plazo (los Beta) se mantengan en la ignorancia de lo cornudos que son incluso antes de salir con ellas, y eso requiere que no estén al tanto del condicionamiento que tanto tiempo tomó en convencerlos de que una mujer es ahora su responsabilidad.

¡Soy un puto suertudo! Me casé con una puta que coje como una monja.

La principal razón por la cual los hombres se preocupan en conocer el pasado sexual de una mujer esta arraigado en este ‘tener lo mejor’ que ella puede ofrecerle sexualmente. Ciertamente hay mas aspectos que solo esto (fidelidad, etc), pero como dije antes, todos los hombres quieren una putita, solo que quieren que sea SU putita. En cuanto se desvanece definitivamente la creencia de que el esta obteniendo el mejor que ella puede darle, la naturaleza de la Dinámica del Deseo queda completamente al descubierto.

Quiero que me desees

Una vez que una mujer ya esta establecida en una normalidad sexual matrimonial, es natural que en cuanto se revele su verdadera capacidad sexual, su primer impulso sea el de preservar el aprovisionamiento que disfrutó mientras mantenía ‘su secreto’ trabajando para ella.

Yo: No es eso, una cosa es mentir sobre con cuanta gente te acostarte. El tema es que no es que no te gustaba hacer esas cosas. El tema es que no te gustó hacerlas conmigo.

Ella: Pero puedo hacer esas cosas con vos. Me gustas, lo sabes, ¿no?

[…]Ella: Puedo cambiar. Te prometo que no voy a dejar que este matrimonio se caiga, podemos cambiar. Podemos ir a un consejero matrimonial, en serio, ¿hablame?

Lo que se lee claramente acá es el libreto para la la negociación del deseo. Su verdadero deseo no es el de satisfacerlo a el ni ningún tipo de resolución por el engaño de su pluralismo sexual, sino una forma solipsista de mantener una normalidad para ella. Nuestro autor no tiene otra racionalización sobre las que pueda apoyarse, ya no puede negar mas su condición, no es suficiente, y empieza a darse cuenta de una cruda verdad Red Pill – el deseo genuino no se puede negociar.

El quiere que ella lo desee, quiere que ella desee tener sexo con el con el mismo vigor y entusiasmo que tuvo con los demas hombres en sus videos. Quiere que le de su mejor lado de su sexualidad, pero sus 7 años de reticencia y negativa a entregarle eso mientras disfrutaba de los beneficios de su protección, su paciencia, amor y perseverancia solo pone a su estrategia, la estrategia Hipergámica, en completo foco. El deseo genuino de ella, su mejor lado sexual nunca estuvo destinado a él desde el vamos.

(enlace al original en ingles)

2 comentarios en “Guardando lo mejor para el final

  1. Que triste que sean así las mujeres, buen articulo fue muy bueno leerlo ahora que soy joven y soltero y no viejo con hijos y una responsabilidad obligatoria de por vida.
    Espero que mas hombres se den cuenta de esto y busquemos una sociedad donde tanto hombres y mujeres busquen relaciones mas saludables y no solo sexo por compromiso a cambio de protección.

    1. Nunca dejes que una mujer te de sexo a cambio de algo… o bueno, dejala que lo haga, pero tene muy presente que tipo de sexo te esta ofreciendo y que espera obtener de vos.

      Como un convertido te puedo asegurar que el sexo con una mujer cuando te considera su Hombre es increiblemente diferente (y mejor) que todo lo anterior.*

      *Exceptuando trolas, esas a menudo no se pueden contener.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: