Skip to main content

A la Hipergamia no le importa…

A la hipergamia no le importa cuan buen Padre sos con tus hijos.

A la hipergamia no le importa si reorganizaste los días, materias, ni la carrera de la Universidad para acomodarte a los tiempos de ella.

A la hipergamia no le importa cuán inspirado o completo te sentís siendo un “amo de casa”.

A la hipergamia no le importa que te hayas ido a vivir a otra provincia para poder estar mas cerca de ella.

A la hipergamia no le importa cuanto apoyo ni cuan ‘comprensivo’ sos de todas las decisiones que ella toma ni si te identificas como un ‘hombre feminista’.

A la hipergamia no le importa cuan sincero sos respecto a tus convicciones religiosas ni a tus grandes aspiraciones.

A la hipergamia no le importa las palabras que hayas dicho en tus votos del matrimonio.

A la hipergamia no le importa cómo le financiaste la carrera para que pueda hacer la que le gustaba (pero no podía pagar).

A la hipergamia no le importa cuan buen tipo sos al adoptar como tuyos a los hijos que tuvo con otros hombres.

A la hipergamia no le importa tu naturaleza divina e indulgente cuando le perdonas sus ‘indiscreciones de juventud’.

A la hipergamia no le importa cuan magnánimo hayas sido asumiendo la responsabilidad por el costo de sus estudios, tarjeta de crédito o gimnasio luego de casados.

A la hipergamia no le importa si ‘el era tu mejor amigo’.

A la hipergamia no le importa que le lleves el café en la cama a la mañana ni que seas buen cocinero.

A la hipergamia no le importa que hayas dicho que te gustaban todas esas películas romanticas que aceptaste ver por ella.

A la hipergamia no le importa cuán bien hagas tu parte de los quehaceres del hogar.

A la hipergamia no le importa cuan bien le caigas a su familia y amigos.

A la hipergamia no le importa si pensas que sos un tipo “Bueno” o cuan divertido pensas que sos.

A la hipergamia no le importa que los hijos sean o no biológicamente tuyos.

A la hipergamia no le importa si ‘estaba borracha, el era lindo y una cosa llevó al a otra…”.

A la hipergamia no le importa cuan dulce, divertido o intelectual sos.

A la hipergamia no le importa si ‘nunca lo viste venir’.

Agrega los tuyos… seguro hay mas.

 

(enlace al original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: