Skip to main content

La ley de Briffault – ¡Explicada!

Ante la pregunta de ¿Por qué las mujeres hacen lo que hacen? o más precisamente, ¿Cómo es posible que sean capaces de hacer ciertas cosas después de todo lo que hicimos por ellas? Admito que llevo una vida entera dedicada a buscar las respuestas a esas preguntas, sin éxito… hasta ahora.

Surfeando por la red me encontré con una frase extraordinaria que explica mucho, si no todo, el comportamiento femenino. La encontré por un comentario hecho en un articulo muy interesante de un diario, el articulo, llamado “Brides of the State” (Casadas con el estado) del diario “Inside Cork” publicado el 8 de Julio de 2004. Tené en cuenta que estamos hablando sobre comportamiento, o sea, un hecho observable y no de pensamientos o deseos. Freud solía decir que nadie sabe qué quieren las mujeres. Esa opinión se mantiene vigente hasta donde sé. Como todo los grandes descubrimientos, tales como E=MC2 o F=MA, lo que encontré vendría a ser como la teoría unificada del comportamiento femenino, explicada de una forma muy elegante. Lo que encontré fue la Ley de Briffault.

LEY DE BRIFFAULT:

La hembra, no el macho, determina las condiciones de la familia animal. Cuando la hembra no puede obtener mas beneficios de la asociación con el macho, esta asociación deja de existir.

Hay algunos corolarios que podríamos agregar:

  1.  Los beneficios ya provistos por el macho no aseguran ni la continuidad ni el futuro de la asociación.
  2. Cualquier acuerdo donde el macho provee un beneficio actual a cambio de la promesa de una futura asociación es totalmente inválido y nulo tan pronto como el macho termine de proveer el beneficio (ver corolario 1)
  3. La promesa de un futuro beneficio tiene una influencia limitada en la asociación tanto actual como futura, siendo esta influencia inversamente proporcional al tiempo que falta para que ese beneficio sea dado y directamente proporcional al grado en el que la hembra confía en el macho (muy poco probable, digamos)

Ningún hombre puede entender lo que está sucediendo dentro de la cabeza de cualquier mujer, sea  de la cultura que sea incluyendo las de su propia cultura, no importa cuanto las estudie. No debemos mentirnos a nosotros mismos. Lo mejor que podemos esperar lograr es observar sus comportamientos y aprender a los golpes. Acá es donde la Ley de Briffault se vuelve de vital importancia. Todas las mujeres se asocian con un hombre solo en tanto puedan obtener algún beneficio de esa asociación.

Hay algunos estudios recientes hechos en Inglaterra que apoyan esta proposición. Se encontró que durante un periodo de tiempo entre el comienzo de los 1990 hasta el los inicios de los 2000, el 90% de las mujeres de Inglaterra practicaron la hipergamia,
La Hipergamia se puede entender como “casarse con alguien que esta en mejor situación que la de uno“. La hipótesis del estudio fue; ¿Exhiben o no las mujeres la hipergamia?. Se empieza asumiendo que no, y luego se busca refutarlo. Si las mujeres no son hipergámicas, entonces se puede decir que aproximadamente el 50% de ellas se casarían hacia arriba y el 50% se casarían hacia abajo. Durante el periodo que duró el estudio, el 90% de las mujeres de Inglaterra se casaron con hombres que ganaban mas plata que ellas, o que tenían mayor riqueza. Un 90% es una evidencia bastante clara de que las mujeres demuestran un comportamiento hipergámico. Cabe aclarar que las mujeres del estudio no eran granjeras ni pobres y que el país del estudio no era un país en desarrollo.
Este comportamiento se puede observar en cualquier parte del mundo en cualquier momento de la historia.

Antes de descubrir la Ley de Briffault, había llegado a una conclusión similar, aunque no tan bien explicada. Hace unos años, discutiendo con las mujeres de mi familia sobre mis intenciones de casarme con una chica de barrios bajos, me argumentaban que ella solo quería casarse conmigo para tener una mejor vida. Después de unos segundos de reflexión, les respondí que eso era verdad para todas las mujeres del mundo al casarse con cualquier hombre. Esa respuesta las hizo quedar mudas y sin argumentos, porque, después de todo, ¿Quién de nosotros se casa para tener una peor vida? Todos esperamos que el casamiento nos lleve a una mejora. Con las mujeres es mucho más evidente, ya que no tienen la intención de trabajar duro para mejorar sus situación.

Entonces, de acuerdo con la Ley de Briffault, si una mujer se asocia con vos (asumiendo que sos hombre), solo lo está haciendo porque ve algún beneficio, sea actual o futuro, de esa asociación. Las únicas diferencias son el tiempo de tal asociación, el beneficio esperado y el tiempo que ella acepte esperar para obtener ese beneficio. Es hora de sacarse los anteojitos de colores y ver la realidad como lo que es.

¿Y esto en qué te ayuda? En que si sabes de antemano que ella esta con vos para principalmente para obtener un beneficio, asegurate de que estas dispuesto y de que sos capaz de proveerle ese beneficio, asegurate de que estas dispuesto y que sos capaz de continuar dando ese beneficio y de que el costo de proveerlo vale el beneficio que vos obtenés de la asociación. Tené siempre en mente de que cuando el beneficio que le proveas se termine, también lo hace la relación. No tengas ilusiones. Esto es verdad tanto en Inglaterra, Francia, USA, Argentina, Tailandia y cualquier otra parte del mundo. Así que si te gastas todos tus ahorros en comprarle o refaccionarle una casa a ella o a su madre (a su nombre, claro), no esperes que la asociación continúe. Tenes que aprender a decir que no desde el inicio las veces que sean necesarias, para preservar tu habilidad de poder continuar proveyendo el beneficio. Si gastas todos tus recursos, sólo vas a obtener lo que deberías esperar (ver corolario #1).

Mantené el control sobre tu dinero, sólo vos podes y vas a ser responsable por el, y eso es porque sos vos el que tuvo que ganárselo. “Cualquier hombre que le entrega su sueldo a una mujer es un tonto“. Agregaría que darle a una mujer toda la plata que tenes en el mundo es buscar que te eche y te deje a la primera de cambio.

Querer obtener beneficios mutuos de una relación no es algo malo. Pero los hombres perdemos la consciencia cuando esperamos que los beneficios aportados en el pasado a una mujer nos generen una asociación futura continua (ver corolario #1). La lealtad, el honor, la gratitud y el sentido del deber son valores masculinos que nos gusta proyectar a las mujeres, pero hay muy, muy pocas mujeres que poseen esos valores. No nacemos con esos valores; se nos inculca desde la cuna por la sociedad y la cultura, nuestras familias y definitivamente por las mujeres de nuestra vida (eso incluye a tu mama, si). Las mujeres reciben un adoctrinamiento diferente, así que sus valores son distintos; en general, para una mujer, lo que sea que es mejor para ella y para sus hijos (biológicos) es lo mejor, punto. Así que no esperes que una mujer se sacrifique por vos y te siga agradeciendo cuando ya no podes proveerla a ella y lo que es de ella.
Y no te equivoques, nunca fuiste, ni seras, parte de lo que es de ella. Sus prioridades son primero ella, luego sus hijos (biológicos), luego sus padres, luego sus hermanos, por ultimo el resto de sus parientes.
El imperativo biológico del ser humano siempre fue y será extender la familia biológica. Ahí termina, siempre. Esta es una realidad que sucede en todo el mundo. Superalo.

Los hombres aman a las mujeres, pero yo creo que las mujeres son realmente incapaces de sentir lo que los hombres llaman amor.

Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno que dé su vida por sus amigos.(Juan, 15:13).

¿Cuantas mujeres están dispuestas a morir por sus maridos, amigos, país? Demasiado pocas, si es que hay alguna. Sin embargo eso es lago que si se espera de los hombres (a veces incluso a la fuerza).
¿Cuántos hombres continúan con su matrimonio, manteniendo a su familia y a su esposa, a pesar de que esta le hace la vida imposible? Demasiados.
¿Cuántos hombres elijen a sus esposas por sobre sus padres y hermanos? La mayoría.

Las mujeres no se comportan así.

Pero, ¿Cómo es que las expectativas de un beneficio mutuo en una relación se distorsionan de tal manera en Occidente? En cuanto se dicen los “Si, acepto”.
¿Por que?
Porque vos, el hombre, firma un contrato no con la mujer, sino con el Estado en el que prometes que vas a proveer todo a tu mujer, mientras que la mujer no promete nada (esto cambió en el nuevo Código Civil Argentino donde se eliminaron los géneros, ahora falta eliminar el sesgo de los jueces). Por cierto, acordate que tanto el peso entero de la ley y como la opinión publica van a apoyarla a ella para que te saque todo lo que pueda, incluyendo a tus hijos y la mayoría de tus ganancias futuras, en cuanto ella decida dejarte.
Por lo tanto, una vez que firmás ese contrato no tenes mas nada que ofrecerle. Todo lo que tenes y todo lo que vas a tener, es de ella. ¿Te parece muy duro lo que te digo? Me pareció lo mismo la primera vez que lo escuche, cuando discutía con mi abogado después de mi separación. La mujer lo tiene todo, y además, puede volver nula su parte del contrato en cuanto lo desee, esa parte del contrato donde ella te debe compañía, lealtad, sexo, etc (Acordate que la violación de cónyuge ahora es una realidad, pero no pasarle un peso a ella si no trabaja es un delito). Y no solo puede anular su parte del contrato, sino que encima se queda con todos los beneficios que podes darle y que vayas a poder darle a futuro.
Una vez que te casas, la mujer pierde cualquier razón por la cual seguir asociándose con vos (ver corolario #2).
Esta situación actual del estado del matrimonio (y ahora de los convivientes) resulta totalmente destructiva para la unidad familiar, donde el hombre tiene responsabilidades y la mujer ninguna.

Hablar sobre a la Ley de Briffault es un deber que siento tengo hacia mis lectores, como un servicio publico. Necesitamos sacarnos las anteojeras y ver la realidad. Pensalo, vas a obtener de las mujeres exactamente lo que esperas; siempre que mantengas a la Ley de Briffault (y sus corolarios) en mente.

Tanto los hombres como las mujeres vamos a ser mas felices si los hombres toman el control de su relación y de sus finanzas.

4 comentarios en “La ley de Briffault – ¡Explicada!

  1. Te felicito por tanta y tan buena información. Soy un hombre que tomó la Red Pill hace poco, y a pesar de que aún estoy impactado, quiero preguntarte (ambas preguntas son incluyentes entre sí):

    -En el supuesto de que ya me haya convertido en un Alfa que no quiero correr riesgos tontos (embarazos atadores), y me hago por ejemplo la vasectomía ¿Es posible que una mujer pasajera “huela” o “perciba” que lo has hecho si yo no se lo digo? Lo pregunto por si eso me quita puntos como Alfa si ella lo detecta, aunque yo muera en mi Ley de que no.

    -No soy de Argentina, sin embargo, el Derecho nacional en lo fundamental se asemeja en toda Latinoamérica, y te pregunto, ¿Es penable que yo decida grabar en audio (y si es posible, en vídeo) alguna confirmación de consentimiento de tener sexo con una mujer x sin que ella se entere, como por sonsaque? Si se lo pido o se entera, obviamente por seguridad e instinto femenino ella se negará por la cuestión de que no quiere asumir responsabilidades. Y si hay diferencia de que si lo haga en mi propia casa (por lo de la propiedad privada) o en otro sitio.

    Todo lo que te pregunto tiene una explicación. No odio a las mujeres, de veras, pero, me he enterado de… digamos… casos, en que ha habido mujeres espantosamente diabólicas que buscan destruirte de una manera u otra. Incluso con entrenamiento, son muy difíciles de detectar por A o B o C motivo (invéntate el motivo, todo es posible). Como hombre, quiero disfrutar de lo que el mundo me ofrece y tener mujeres con las cuales disfrutar de la vida y que quiera compartir dicho disfrute. Soy un profesional que está logrando solvencia y de a poco prosperidad económica, sólo me falta trabajar mi cuerpo y el arte de seducir, lo cual haré. Quiero congelar mi esperma (mucho esperma) y hacerme la vasectomía. Si decido formalizar un compromiso con la mujer que podría ser la apropiada, se lo digo y listo, podremos tener hijos. Pero mientras, quiero reducir al máximo toda probabilidad de encontrarme alguna jugadora nivel leyenda (por si acaso), y que quiera endosarme algún hijo para que la mantenga sin que juegue bajo mis condiciones (mantener a una aprovechada con MIS recurso tan duramente logrados UN CARAJO). Y para asegurar bajo 7 llaves todo, evitar de que alguna forra resentida y vengativa se quiera pasar de lista y me acuse de violación por algo que ha sido consentido (insisto, sólo por precaución). Es que con los tiempos desgraciados que corren, toca adaptarse a la feminización de las instituciones legales que sólo benefician a las mujeres.

    Una vez más, gracias por tomarte el enorme esfuerzo de darnos una esperanza a todos los hombres que están hartos de tener la venda de la Blue Pill en sus ojos.

    1. Gracias por comentar!

      Si estas muy pero muy seguro de que no queres tener hijos, no veo como problema el tema de la vasectomia, pensa que con el esperma congelado pueden pasar mil cosas, asi que es mejor prevenir y estar listo.

      Respecto a si se dan cuenta de que tenes una vasectomia? Por lo que se de otros que dicen habersela hecho, no, seguis eyaculando, solo que sin nada vivo adentro.

      Respecto a la filmación, el mayor riesgo sería de que esas filmaciones se filtren de alguna manera en una situacion en la que vos no las necesites, y tengas problemas por eso.

      Quiza es mejor asegurarse por mensaje de texto que esta todo bien, tendrias que averiguar como es en tu país especificamente ya que las leyes de privacidad varian bastante.

      Suerte y como siempre digo, cualquier aporte es bienvenido!

  2. HOMBRES simplemente no cambien!! nunca pierdan su escencia!! los hombres bondadosos, cariñosos, atentos tienen que ser inteligentes para encontrar su complemento igual de bondadoso que ustedes. Tienen que encontrar todas las señales, no salgan con mujeres superficiales, interesadas, materialistas y egoístas. PERO NUNCA CAMBIEN POR FA!!! son el equilibrio de este mundo!!! Encontré muchos datos interesantes y ciertos en esta publicación… pero me di cuenta que mi esposo y yo somos el equilibrio de todo esto, Hemos tenido problemas financieros pero salimos juntos de los malos momentos, el todo me da porqué siempre esta fuera de la ciudad, de esa manera asegura mi bienestar y el de mis hijos, yo muchas veces le he insistido que guarde… pero de las malas siempre salimos juntos, cuándo yo trabajo de igual manera pago las cuentas, sabemos que los ingresos a nuestra familia nos pertenecen a ambos, obviamente se vive estrés como todo, pero lo superamos… tenemos juntos como pareja 10 años, pero inicialmente éramos (y somos) los mejores amigos, ahí esta el secreto de una relación, el entendimiento y la inteligencia. DE VERDAD, hombres nunca cambien!! no pierdan los valores que han mantenido desde siempre, sean inteligentes si… muy inteligentes y encontrarán a la mujer que les tome de la mano y los acompañe en las buenas y las malas con o sin estado, son o sin leyes. Si una mujer está poniendo en riesgo tu integridad, aléjate!! sigue tu soltería hasta encontrar a tu compañera de verdad.

    1. La realidad Karen, es que si sigues con él es porque todavía ves que podes obtener un reditúo de la relación, no quiere decir que eso sea malo ni bueno, simplemente lo es.

      El hombre ama y siente de manera diferente que la mujer, el hombre suele definir “ok, la amo y ahora voy a estar siempre con ella” y se compromete interiormente a esforzarse a hacer funcionar a como dé lugar la relación, hasta las últimas consecuencias.
      La mujer es mas pragmática, si la relación no la satisface, se va y listo, a menos que tenga alguna barrera de salida y necesite del hombre (volviendo a cumplirse así la ley).

      El dinero no hace a la relación, no confundas eso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: