Skip to main content

La moralidad no es otra cosa que la manipulación social

Pienso menos en términos morales hoy en día, y mas en términos de poder. Si algo es beneficioso, suele serlo en favor de alguien y a costa de otro. Si pertenecemos al grupo que se beneficiaria de algo, nos inclinamos a considerar a ese acto como moral.

Así que ahora solo miro las estrategias de poder, y me olvido de juzgarlas sobre si son o no morales. Creo que la razón por la cual juzgamos moralmente es simplemente como un ejercicio de poder, para limitar que otras personas puedan realizar actos negativos contra nosotros, y realicen actos positivos en su lugar. Esto en si no esta “mal”, por supuesto, porque, como dije, mi forma de pensar ahora solo mira a las estrategias de poder en lugar de las categorías de las estrategias. Ser moralista es una estrategia de poder. Y me parece a mi que esta es una estrategia que es mucho mas efectiva cuando se usa en grupos pequeños de personas que se conocen entre si. En el momento en que tenes actos anónimos o actos que no pueden ser castigados socialmente, la moralidad pierde la efectividad de limitar las acciones de los demás.

En este contexto, las mujeres solo buscan vivir a los hombres mientras intentan conseguir que las mantengan y el esperma de un alfa, no necesariamente buscando ambas cosas del mismo hombre; mientras que a los hombres les encanta cojerse a todas las mujeres jóvenes y lindas que puedan. ¿Qué es mas moral? La pregunta no tiene mucho significado. Ambos estamos programados de forma biológicamente innata para hacer lo que hacemos, y vamos a utilizar todo tipo de estrategias para lograr nuestros objetivos.

Dentro de la estrategia femenina está la intención de limitar la sexualidad del hombre para lograr cumplir su objetivo de que las mantengan. Entonces nos dicen de todo por hacer el trabajo que los hombres estamos biológicamente construidos para hacer. Ese es el trabajo de las mujeres, el de frustrar el trabajo del hombre. No está ni bien ni mal, simplemente es una estrategia para lograr el cometido de controlar la sexualidad masculina y sus recursos para el beneficio de sus hijos.

Me resulta mas fácil predecir las acciones de los demás si puedo ver cuales son sus intenciones, y creo que pensar en términos de lo que es moral obstruye esa forma de ver lo que realmente motiva a las personas. Tenemos intenciones y planes públicos y privados. Solo nuestra faceta publica es moral. Incluso si creemos de verdad que nuestras acciones personales son morales, las intenciones detrás de ellas son bien privadas y están ocultas a cualquier tipo de racionalización. Nuestros propósitos privados suelen a la larga ser egoístas. Incluso si nos organizamos como un grupo para lograr nuestros objetivos privados, sigue siendo un egoísmo colectivo – un bien mejor solo para nosotros. Además los grupos nunca son universales, siempre hay un grupo interno y un grupo externo que se enfrentan por recursos.

Nos gusta decidir primero que es moral, y luego buscar quienes están actuando moralmente, para asi poder corregir los actos de los otros. Esto no funciona muy bien en grupos grandes de gente donde no todos tenemos que compartir el mismo destino del grupo. En la sociedad moderna las personas pueden discutir opiniones y creencias y expresar abiertamente sus intenciones personales aunque estén en conflicto, sin que nos apedreen una muchedumbre rabiosa.

Pero incluso en la sociedad moderna, mostrar publicamente nuestras intenciones privadas, no resulta beneficioso para nadie, incluso para los mas fuertes. En su lugar utilizamos subterfugios para declarar una agenda, mientras seguimos otra, esto sucede incluso de manera inconsciente. Las mujeres que buscan que las mantengan mientras le son infieles a sus maridos, intentan al mismo tiempo avergonzarlos por ser calentones y querer sexo. La moralidad es simplemente una herramienta que se utiliza para influenciar a los demas, para que actuen a favor de nuestro beneficio personal.

Nadie espera que las mujeres actuen moralmente, ellas se dan cuenta de que la moralidad no es nada mas que una herramienta. Son los hombres quienes tienden a creer que la moralidad existe por si misma como un principio abstracto por el cual uno puede ser guiado.

(Enlace al original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: