Skip to main content

Los pequeños detalles que demuestran romanticismo

Nota: Esta es una entrada escrita por una mujer Red Pill.

Sonara poco creíble, tanto por mujeres como por algunos hombres, pero no comparto como concepto de demostración de romanticismo el recibir obsequios ostentosos, joyas, típico cuarto decorado con pétalos de rosas o velas en la cena, todo muy detalladamente planificado… cursi.

De mi novio recibo mas detalles románticos que nunca antes en mi vida, esos detalles que con lo minino, algo sin valor monetario que te hace reír más, te hace más feliz, detalles espontáneos o planeados sin demasiada extravagancia, pero que te sorprenden mas que un ramo de rosas o una caja de bombones.

Por ejemplo, un día mi novio, fin de semana largo, me manda un mensajito. “Prepara mate y agarra un abrigo”. Pensé que íbamos a tomar mate o de picnic a algunos de los lugares que solemos visitar los fines de semana para salir de la jungla de cemento y la rutina. Con lo puesto, sin nada organizado, solo para salir de la rutina, ¡¡¡me llevó a la costa sin avisar!!! Cuando me lo dijo, después de un rato largo de alejarnos por la ruta hacia no sabia yo donde, mi cara era pura sonrisa, de sorpresa, felicidad y enamorada más que nunca.

[NdE: Un Beta Blue Pill diría que esto es una falta total de respeto a la mujer, ¿Qué pasa si ella tenia algo que hacer? ¿Y si no quería ir a la costa? Otro ejemplo más que suma a la montaña de evidencia que respalda a la Red Pill]

Son esas acciones simples, como que me levante a upa para cruzar una avenida ¡sin que me lo espere! Que manera de reír, sonreír y mojarme también (no de susto!).

Que mientras caminamos de pronto se pare y arranque una plantita de flores del costado de la ruta y me las regale gesticulando de forma burlona como si me estuviera entregando un ramo de rosas profesionalmente.

En una oportunidad, por unos cuantos días, más de un par de semanas no pudimos vernos. Entonces para estar mas tiempo juntos, planeó un fin de semana juntos ¡en un hotel con pileta y de sorpresa!

Así como estas demostraciones, muchas mas.

Las mujeres, o al menos yo, solemos pensar todo el día en nuestro hombre y hasta se nos cruza por la cabeza que ellos no piensan en nosotras. Pero mi novio, con sus demostraciones de amor, románticas, en forma espontanea, me demuestra que sí piensa en mi, porque significa que verdaderamente lo que hace lo hace pensando en nuestra relación.

Así mi hombre me enamora y hace feliz día a día .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: