Skip to main content

El matrimonio y la Religión

Premisa

El instinto mas básico del humano es el de reproducirse. Pero ambos sexos tienen características diferentes que hacen que sus estrategias para reproducirse sean diferentes.

  • La estrategia sexual masculina es la de reproducirse con todas las mujeres que pueda, por el método que sea necesario.
  • La estrategia sexual femenina es la de reproducirse con el mejor perfil genético que consiga, y lograr que ademas la ayuden durante los años que dura la gestión y crianza de sus hijos.

Se puede ver claramente que la estrategia del hombre y de la mujer están enfrentadas.

La idea del matrimonio es común en todas las religiones, y tiene una raíz fuertemente biológica:

  • El hombre necesita confirmar que se reprodujo
  • La mujer necesita de un hombre que la asista en la crianza

¿Cual es la forma más optima de cumplir con ambos objetivos? Que ambas partes cedan para el bien común.

Matrimonio

Y así surge la idea del matrimonio, en común, todas las religiones coinciden con lo mismo.

  • La mujer entrega su exclusividad sexual
  • El hombre entrega la exclusividad de su productividad

En si, la mujer entrega su capacidad reproductiva a cambio de que el hombre la proteja, y asista en la crianza de sus hijos. Con ese compromiso ambos obtienen algo que necesitan, el hombre se asegura que los hijos son suyos, y la mujer se asegura que va a recibir ayuda durante el embarazo y la crianza.

  • En la concepción original del matrimonio no existía el concepto de divorcio.
  • En la concepción original del matrimonio los hijos eran del hombre, sean o no de él, todos los hijos que producía su esposa eran su responsabilidad.
  • En la concepción original del matrimonio si la esposa no podía tener hijos se anulaba el matrimonio.
  • En la concepción original del matrimonio si la mujer era infiel se la podía castigar de múltiples maneras, desde la muerte, hasta el divorcio y la expulsión del a sociedad.

Analicemos estos conceptos y veamos las razones, te va a abrir los ojos para ver las relaciones actuales, mas allá del matrimonio o la religión.

Divorcio

El divorcio no era una opción, en parte como protección a la mujer que había entregado su fertilidad a cambio de protección, esto impedía que los hombres la utilizaran para hacer hijos y luego quiten su parte del “acuerdo”.

Hijos

Los hijos del matrimonio eran del hombre, si había algún tipo de separación o divorcio el hombre se quedaba con la responsabilidad de ellos. Esto era una espada de doble filo, por un lado como un paracaídas de protección para la mujer, ya que en caso de que el divorcio sucediera, por lo menos no quedaba con la responsabilidad de proteger, alimentar y cuidar de ellos.

Infertilidad

Nada deja mas en claro el tipo de acuerdo que era el matrimonio que esta cuestión. El hombre y la mujer se juntaban con el objetivo de que el hombre se asegure la reproducción, si la mujer no podía darle hijos el acuerdo quedaba sin efecto. Un matrimonio que no podía tener hijos era considerado algo terrible, y en algunas religiones como el Judaísmo el hombre tiene prohibido no tener mínimo dos hijos, es su obligación reproducirse.

Infidelidad

Otra cuestión que deja bien en claro las razones por las que hombres y mujeres contraían matrimonio. Si una mujer era infiel eso ponía en riesgo la posibilidad del hombre de reproducirse, después de todo podía quedar embarazada de otro hombre y el esposo no enterarse que estaba criando hijos que no tenían sus genes. El castigo era acorde a lo importante que es para el hombre asegurarse su propia reproducción.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: