Skip to main content

No la enfrentes – Los Beta no tienen derecho a poner límites

De vez en cuando, nos encontramos con hombres pasivos, perdedores, “beta”, en el proceso de intentar recuperar su masculinidad y su poder en una relación (o posiblemente en su primer intento por recuperar esto). Su historia suele ser algo como:

Mi novia hace [insertar aquí un comportamiento de mierda] pero finalmente le puse los puntos y le dije que la corte o sino me pierde. Me pidió disculpas. Se sintió bien confrontarla y ponerle un limite. Deberían seguir mi ejemplo de macho alfa redpillero!.

 

Por otro lado también queremos alentar al tipo. Logró un gran progreso. Reconoce el comportamiento de mierda en su mujer. Sabe que ese comportamiento es una señal de que no lo respeta ni a el ni a la relación y de que el no tiene ningún poder sobre la ultima. Sabe que no debería tolerar este mal comportamiento y que si continua aceptándolo solo va a seguir perdiendo respeto y poder. Sabe que tiene que dejar de tolerarlo.

No quiero minimizar estos pasos, son pasos importantes. Los hombres que ya recorrieron ese camino están a años luz de la mayoría de los demás perdedores.

Pero ahi es donde los tipos van y la cagan. Enfrentan abiertamente a su mujer e intentan poner un limite. Seguramente porque leyeron en algún lado en La Red Pill de que poner limites es una cosa que un macho alfa redpillero tiene que hacer.

El problema es que los betas no ponen limites. Las mujeres ignoran los limites de los betas. Se ríen de ellos por dentro. Piensan que es gracioso cuando su betita perdedor intenta decirles que hacer o que dejar de hacer. Un perdedor beta que no se ganó el derecho a actuar como un ganador alfa y hablarle a ella de esa manera – el de asumir el control de su sumisión de esa forma.

Cuando un perdedor le dice a su mujer que haga o deje de hacer algo, la mujer va a hacer una de estas tres cosas:

  1. Mandarlo a la mierda porque el no le importa nada.
  2. Ignorar su pedido (quizá incluso decirle que lo ignora), lo cual es una prueba de mierda que usa para demostrar que la que tiene el poder en la relación es ella y no el.
  3. Manipularlo – disculparse, pretender que le importa la relación así puede continuar beneficiándose de ella, y luego hacer un mejor trabajo en ocultar su mal comportamiento de él en el futuro.

Lo único que una mujer no hace cuando un perdedor beta le pide algo es someterse. Quejarte de que queres que tu mujer haga o deje de hacer algo y amenazar con dejarla si no obedece no hace que repentinamente reconozca que sos un verdadero hombre que teme perder, es por eso que sucede esa aparente capitulación y obediencia. Si las cosas llegan al punto en el que tenes que dar ultimatums, y tu mujer parece someterse a ese ultimátum, no ganaste una mierda. Todo lo que hiciste fue decirle que necesita mejorar sus habilidades y hacer un mejor trabajo en mentir y ocultar su mal comportamiento de vos.

Si sos un novato de La Red Pill, o incluso uno de esos tipos que hace años leen esta mierda pero nunca logró terminar de controlar su pareja, se honesto con vos mismo. Sabes quien sos. No es vergonzoso – seguís estando a años luz de la mayoría de los hombres. de hecho, aceptar cuales son tus fallas y donde necesitas mejorar es una señal de fortaleza, no de debilidad.

Pero ahora que sabes que tenes fallas, no intentes ordenar a tu mujer como si fueras algún tipo de macho alfa que puede poner y mantener limites. Todavía no te ganaste ese derecho. No sirve, no funciona. Antes de que tu mujer te muestre respeto y se someta a tus limites (y por tanto a tu relato), vos tenes que ser un tipo respetable de verdad.

Si tu mujer tiene comportamientos de mierda, no le hables del tema. Solo vas a lograr que te deje, te ignore o que pretenda que le importas mientras esconde mejor ese comportamiento. En cambio, tenes dos opciones:

  1. Ignorala y trabaja duro en vos mismo. Volvete menos disponible emocionalmente. Segui escalando e intentando cojer a menudo, pero alejate si no podes ponerla y andá a hacer otra cosa en lugar de insistir. Anda al gimnasio. Ponete groso. Mejora en el trabajo. Volvete rico. Dedicate a aprender nuevas habilidades y hobbies interesantes. Salí a la calle y hace nuevos amigos y cosas copadas. Armate una vida increíble sin ella. Solo incluila en esta nueva vida si cuando escalas empezas a ponerla como un campeón. Sino, ella se queda en casa y vos tenes una vida copada sin que ella se entrometa.
  2. Dejala. Una mala mujer es peor que ninguna mujer. Y con esto también demostras que te respetas mucho mas que lo que ella te respeta a vos. Después de hacer esto, hace el punto #1 y conseguite una mina mejor. Pero dejá a esta nueva chica también, en cuanto se vuelva mala.

Cuando tenes una vida increíble y te volves un tipo respetable, vas a encontrar que las mujeres tienen a comportarse solas sin que tengas que enfrentarlas ni poner limites. Y en las raras ocasiones donde necesites que se comporten, van a hacerlo enseguida por miedo a perderte con una de las otras diez mujeres que están haciendo cola esperando cogerte.

Acordate: Si sos un trabajo en progreso, no tenes el derecho de poner limites abiertamente. No es una herramienta valida para un hombre de verdad. La confrontación es una herramienta de las mujeres, no de los hombres, y si tenes que usar una herramienta de mujeres contra una mujer, le estas diciendo que botones tiene que apretar en el futuro para hacerte realmente enojar, y ademas que tiene que hacer un mejor trabajo en ocultar sus falencias. ¿Por qué le darías un arma así a una mujer o cualquier persona?

(enlace al original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: