Skip to main content

Practicando el Control del Relato

Este artículo trata sobre el control del Relato y no la construcción de este. Cuando hablamos de mantener el Relato lo que hablamos es de mantener la agudeza mental, de ser consciente de uno mismo y de enfocarse en las cosas que son importantes para vos. Uno de los artículos que mas ahondan en este tema es “Fundamentos del control del Relato” (en ingles) y tiene enfoque más metafísico. Personalmente prefiero un enfoque mas directo y fácil de entender. Uno de los mejores que encontré es:

“Esta es tu fiesta chabón, vos estas a cargo de ella. Estas por encima de tu chica, no es digna de vos; tiene suerte de poder salir con vos. Llevá y seguí llevando las cosas en la dirección que vos quieras. Bromeala si se pone peleadora; peleala si no lo hace, siempre con una sonrisa, siempre divirtiéndote. No pierdas tu sentido de la autoridad, no dudes de vos mismo. Pensá en el Control del Relato como la mayor demostración directa de seguridad en uno mismo.”

Enfrentemoslo. Para cuando llega el momento de “mantener el relato” ya estas en medio de la situación, al horno. Ese probablemente sea el peor momento para tratar de mantener tu relato. El iniciado un poco más inteligente se va a dar cuenta que ese es el momento de callarse la boca e irse, sin dar pelea. El Control del Relato no necesita ser tan difícil. Podes practicarlo a tu tiempo y bajo tus términos. Pone la trampa, tira el hilo y prepará la carnada. Todo bajo tus propias condiciones. Lo vas haciendo a medida que empezás a ajustarte y de darte cuenta qué es lo que esta pasando a tu alrededor. Una vez que te afilas mas mentalmente, mantener el relato se transforma en algo que simplemente haces.

El Relato del hombre casado es mucho mas que solo control. Es construir una vida en la cual la gente quiera ser parte de ella. En resumen, mirá algunas de estos estilos de práctica y fijate si podes empezar a trabajar en mantener tu relato.

Metiéndose con el Oso

La idea es “molestar al oso” para obtener una reacción. Hace algo que sepas que saca a tu mujer y deja que se saque. Inmediatamente empezá a joderla sobre el tema, siempre de buen humor y A&A (aceptando y amplificando). Divertite, y cuando se saque del todo no la sigas, mantenete en control. Un ejemplo seria juntar la ropa limpia del lavarropas, esconderla y dejar un canasto de ropa sucia como si estuviera lista para secar, y cuando la tengas al lado, tirar algunas prendas bien sucias en el canasto. Cuando se le salte la peluca y te pregunte porqué pones la ropa sucia junto con la limpia, simplemente mirala con una sonrisa juguetona y reíte. Cuando empiece a agarrar la ropa sucia para ponerla en el lavarropas, jugueteala agarrándola de las caderas, reíte y con una sonrisa decirle. “Te pensás que te voy a dejar limpiar a vos? Mirá lo sucia que dejaste la ropa! ¡Sos un desastre!” y mostrarle que toda la ropa era sucia.

Tip: Use tanto esta técnica que y mi esposa ya simplemente se empieza a reír y me dice “Te tengo calado ya eh”. Igualmente me sigue la corriente para divertirse.

El Organizador Descuidado

El mejor momento para hacer esto es el día de los mandados, sean mensuales o semanales. Hace un plan de todos los mandados que se necesitan hacer sin ella. No le comentes nada del plan. Cuando insista en que hay que hacer una lista o lo que sea que ustedes hagan para organizarse, negate y decile que vos te vas a encargar de todo. Cuando te diga algo, reitele usando A&A o ME (Maestro Entretenido). Preguntale sobre el siguiente lugar que tengan que ir y hace lo que ya planeaste. La clave es que tu plan funcione a la perfección Al final del viaje contale el secreto de que ya tenias un plan desde el principio. Lo deberías hacer con humor al estilo “Eee mi amor pareces frustrada! *guiño*, Ya tenia todo planeado desde la semana pasada *sonrisa*”

Tip: Cagaste si tu plan no es bueno, si te pasa algo malo vas a terminar practicando control de relato bajo sus condiciones 😉

El viejo marinero

Entra en casa con un humor de mierda. Cuando ella empiece a joderte por eso, usa A&A para responderte cualquier golpe verbal que te tire. Cuando veas que esta a punto de explotar, levantala y dale un beso. Inmediatamente ahí cambia el humor de ambos anunciando algo copado para ella o para vos. Un par de puntos doble extra si la podes cargar hasta la cama!

La Morgan Freeman

Cuando este enojada con vos empezá a narrar todo lo que hace o piensa con una voz tontuna o juguetona. A medida que va refunfuñando y gruñendo por toda la casa, golpeando puertas y esas cosas, empiezo a echárselo en cara utilizando mi voz juguetona y narrando todo lo que hace como si fuera un documental de Discovery. Si te pasas y te deja de dirigir la palabra, ahí es el momento oportuno. “La leonesa tiene que recurrir al silencio para atraer a su pareja. Sabe que este método siempre tiene éxito y lo utiliza a menudo para excitar al macho”.

Frío como el hielo

Cuando entras a casa y afuera hacia mucho frío y tus manos son prácticamente un bloque de hielo, caele desde atrás y metele las manos en la espalda por adentro de la remera. Esto causa gritos y enojos. Respondele con A&A pero seguí intentando tocarla con tus manos frías. Agradecele luego por haber calentado tus manos y alejate riéndote.

La Zoolander

Para las noches donde salen tanto sea para algo romántico o para algún gran evento (cumple, boda, etc). Con suerte no terminan saliendo siempre mas tarde porque vos ya no toleras perder dos horas esperándola. Cuando termine de vestirse y de ponerse lo mas linda posible, bien sexy. Mirala bien fijo a los ojos y preguntale “¿Eso vas a ponerte?”. Preparate un casco porque te va a tirar con todo. Para cuando la veas que esta a punto de sacarse del todo, simplemente reíte, decile que se ve increíble, y alejate a hacer otra cosa. Esta vale doble porque también hiciste que le funcione el hamster por el resto de la velada.

Acá están. Seis formas con las que podes practicar el control del Relato y cagarla mientras aprendes. El daño es mínimo.

(Articulo original en ingles)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: