Skip to main content

Convenciones Sociales Operativas

 

La ‘comunidad’ está bastante familiarizada con el típico conjunto de problemas por los que nos consultan…

  • «¿Debería salir con mujeres mas grandes/jóvenes con/sin hijos?»
  • «¿Y mujeres con plata/carrera?»
  • etc

Son preguntas tan comunes que terminamos creando una respuesta estandarizada que repetimos cada vez que nos hacen nuevamente este tipo de consultas. Soy consciente de que también hago esto y termino respondiendo el típico «girá mas platos» o «Déjala ya». Y si bien estas respuestas son novedosas para aquellos que las escuchan por primera vez (y con suerte sirven para quitarle la venda de los ojos), me doy cuenta de no estar viendo las razones por las cual hay ciertos problemas recurrentes para los Beta y los novatos en Seducción. Para la mayoría, la teoría de los platos cubre una multitud de pecados beta, pero me preocupa entender el por qué estas preguntas surjen tan a menudo y cuál es la raíz que las genera. Es por esto que intenté ‘destilar’ desde los síntomas (o sea, los problemas más comúnmente relacionados) hasta la motivación detrás de ellos (la enfermedad, no los síntomas). Esto me llevó a crear una nueva teoría del Plan «Convenciones Sociales».

Este blog está lleno de entradas del tema, pero creo que nunca exploré la idea en profundidad. En esencia todos los síntomas de estas convenciones se manifiestan en los típicos problemas que los hombres tienen tan a menudo, pero la enfermedad es el propósito latente de estas convenciones. Por cada tipo que pregunta si es una buena idea salir seriamente con una madre soltera, o una mujer mayor (hablamos de una mujer post-pared), hay una madre soltera o mujer mayor perpetuando esa convención con el objetivo de asegurar su capacidad de encontrar un hombre capaz de proveerla. No voy a desviarme por el lado del aspecto biopsicológico del tema de por qué esta búsqueda de seguridad es un motivador tan importante para las mujeres (y los hombres en algunos casos), en cambio me voy a enfocar en ciertas convenciones, la forma en la que operan, y su función operativa latente.

Verguenza

Esta es quiza la convención social más facil  de todas, y la más reconocida. No solo eso, sino que es la mas facil de emplear y la más aceptada – no solo por mujeres de todas las edades y descripciones, sino por la misma cultura popular y los medios.

  • Los hombres deberían salir con mujeres de su misma edad.Los hombres no deberían ser superficiales y considerar a las madres solteras como parejas viables para una relación seria.

  • Los hombres tienen un ‘ego frágil’ y necesitan afirmación constante y un respeto casi infantil.Los hombres se sienten amenazados por las mujeres ‘exitosas’.

Ademas de ser mitos populares, todos estos son manipulaciones sutiles (y no tan sutiles) de la vergüenza. Cada frase es una convención social que pone al hombre en la posición de tener que estar a la altura de un estándar idealizado que al mismo tiempo eleva el estándar para las mujeres, logrando así ponerla en una mejor posición en la selección sexual y en algunos casos, nivelando el terreno de juego en cuanto a la dinámica de la competencia femenina (hace que madres solteras, mujeres profesionales y/o mayores sean sexualmente tan valiosas como las mujeres más jóvenes que los hombres prefieren biológicamente)

El efecto ‘Superficial’ – El muy útil mito de la superficialidad

Separo este tema de la metodología de la verguenza ya que para mi es la raiz de la operatoria de este. En todos los ejemplos (o síntomas) anteriores, todo el peso y expectativa que se le pone al hombre viene atado de la amenaza de ser percibido como ‘Frívolo’ o superficial. En otras palabras, el solo hecho de preguntarse si un hombre debería salir o no seriamente con una madre soltera viene con la amenaza velada de permitir a las mujeres (madres o no) juzgar al hombre con ser ‘superficial’. Este efecto ‘Frívolo’ es tan generalizado en la mayoría de los betas que para muchos de los que ayudé, tanto jovenes como mayores, lo tienen incorporado como un mecanismo automático de defensa. Incluso en condiciones de total anonimidad, el Efecto Superficial se vuelve una parte de la propia personalidad al punto que se evita de forma inconsciente hasta la más mínima posibilidad de ser percibido como ‘superficial’. Este es uno de los principales obstáculos en transicionar de ser un beta felpudo hacia la masculinidad positiva. Todos los beta se ríen inicialmente de las técnicas de Seducción (A&A, Negs, Peacocking, etc) porque todas ellas llevan el potencia de ser percibidos como ‘superficial’. La realidad es que individualmente somos tan superficiales como nuestra percepción de nosotros mismos nos permita, pero el Efecto Superficial es una convención útil en tanto mantenga a los hombres dudando de su propio valor cuando lo intercambien por la intimidad con las mujeres.

Si vos pensas que vales menos, las mujeres de menos valor pueden acceder a vos, porque vos pensas que valen tanto como vos, por lo tanto eleva el valor de esas mujeres hasta tu valor real, que es mas alto que el que vos percibís.

Seguro de Posición de Selección

  • Las mujeres ‘pueden’ entender a los hombres, pero las mujeres siempre deben ser un misterio para los hombres.
  • Tener ‘suerte’ con una mujer cuando nos referimos al sexo.

Las metodologías que se utilizan para asegurarse la posición de selección giran en torno a fomentar la mentalidad de escasez en los hombres. Si el valor puede ser inflado, el valor puede ser aumentado, y esto conlleva el poder de controlar el relato. Esta convención va de la mano de la ‘Mística Femenina’ o la mitología de la Intuición Femenina. En tanto las mujeres puedan mantenerse como ‘inentendibles’, habrá menos motivación para intentar entenderlas. De hecho esta convención desalienta activamente cualquier intento de entender lo femenino al punto de que los hombres lo terminaron adoptando y terminaron repitiéndolo como loros sin tener consciencia de ello. Esta es la mismísima razón por la cual los mismos hombres ridiculizan a aquellos hombres que intentan comprender a las mujeres cuando buscan cosas como ‘cómo conseguir chicas’, o cuando se anotan en seminarios de Seducción, etc. Lo mismo sucede con los hombres que dicen ‘conocer’ cómo funcionan las mujeres. Es la paradoja perfecta – intentar entender a la mujer O decir que se la entiende no solo resulta en cargadas, sino que coloca al hombre dentro del Efecto Superficial al mismo tiempo.

Clausulas de Escape Social – La prerrogativa femenina

  • La mujer siempre tiene la prerrogativa de cambiar su parecer. El hombre debe ser resuelto e inmutable.
  • Rechazos proactivos o reactivos del tipo pseudo-amistosos, el rechazo de «Pero seamos amigos«, «Tengo novio» o «No estoy buscando una relacion».
  • La mujer como víctima por defecto

Las clausulas de escape convencionales siempre le ofrecen una salida a la mujer y la absuelve, o reduce dramáticamente su responsabilidad personal en la forma de refuerzos sociales. Una stripper puede quejarse de ser objetificada y degradada por los hombres, pero estar totalmente exenta de culpa por las decisiones que toma solo por la virtud de las condiciones sociales, que, de nuevo, se perciben como resultado de una sociedad controlada por los hombres. El Prerogativo Femenino se acepta como la norma social desde por lo menos los inicios del Renacimiento y la aparición del cortejo. Al igual que la convención «Seguro de Posición», esta sirve para asegurar que la ‘mujer misteriosa’ vea validada su arbitrariedad utilizando una plausibilidad en sus acciones que se ven socialmente reforzadas. El completo opuesto de esta convención se aplica a los hombres, que deben ser decididos y resueltos, pero al mismo tiempo tiene que aceptar que la mujer «tiene derecho a cambiar de parecer». Esto y el hecho de que se utiliza la posibilidad de intimar con la mujer como una zanahoria es lo que causa que sea totalmente aceptable socialmente que un hombre espere horas a que una mujer se prepare o llegue a una cita, y que al mismo tiempo sea mortal e imperdonable que un hombre llegue 5-10 minutos tarde. El debe ser puntual, ella tiene indulgencia.

No creo que sea necesario que entre en mucho detalle en cuando a la clausula social del «Pero podemos ser amigos«, ya que hablamos de eso hasta el cansancio, y quizá vuelva a ahondar en ella en otra ocasión, pero si voy a agregar que ésta clausula es quizá la convención social más útil jamas concebida por las mujeres. Este tipo de rechazos le asegura a la mujer poder rechazar a un hombre y aun así mantener su nivel de atenciones de él hacia ella previos al rechazo. Además pone toda la responsabilidad del rechazo encima del hombre ya que si él llega a rechazar la ‘oferta de amistad’, queda como culpable y manipulador (‘era falsa tu pretensión de amistad’). Por supuesto que esta táctica puede fallar y lograr que el típico beta frustrado acepte esta oferta de amistad con la equivocada esperanza de tener que ‘probarse’ merecedor de su intimidad, transformándose así en el ‘novio muleta’ perfecto, es decir, llenándola de atención y lealtad sin expectativa de que ella responda con su intimidad. El PPSA también le sirve como una forma de preservar su ego, ya que al haber ofrecido esa falsa pretensión de amistad, puede dormir tranquila de noche sabiendo nadie pensará mal de ella. Después de todo, ella ofreció ser amigos, ¿no?. Así termina evitando cualquier sentimiento de culpabilidad o responsabilidad alguna por los sentimientos de él.

Competencia sexual en forma de sabotaje

Ejemplos:

«Es una trola/puta, es un boludo/gay» y todas las sub-comunicaciones de ésta terminología

Comentarios sarcásticos, rumores, chismes, metodologías de comunicación femeninas.

Esta convención destruye reputaciones y es fácil de encontrar en este terreno de juego. Está dentro de los más aceptados socialmente y más alardeados, ya que le sirve a la mujer como forma de obtener atención hacia ella. Cuando la mujer utiliza rumores y chismes, le sale de forma natural ya que es una forma emocional de comunicación (los hombres son menos propensos a chismear), pero el propósito de esto es el de descalificar a una potencial competidora sexual. En términos de rumores entre mujeres, satisface la necesidad de atención natural de las mujeres, pero cuando se involucra a un hombre es cuando se vuelve en una herramienta de descalificación. Al decir que otra mujer es una ‘trola’, el mensaje escondido es el de «ella duerme con muchos hombres y por lo tanto no es elegible como candidata a merecer la capacidad de aprovisionamiento a largo plazo del hombre, ya que es obviamente incapaz de mantenerse leal a un solo hombre». Así, esto se convierte en el arma definitiva para influenciar la selección sexual del hombre (para el largo plazo).

Quiero agregar que este sabotaje no se limita solo a las mujeres. ¿Qué es lo primero que la mayoría del os hombres atinan a decir sobre otro hombre, que no conocen pero que es extremadamente atractivo? «Probablemente sea gay». Los hombres aprendieron esta convención de las mujeres, también descalifican sexualmente a la competencia de la forma mas completa posible; «puede que este tipo sea tan atractivo como un modelo de revistas, pero nunca tendría sexo con una mujer y por lo tanto queda descalificado para competir por tu intimidad».

Redefiniciones de los roles de género

Ejemplos:

«La masculinidad es ridícula y/o negativa y tiene el potencial de ser extremadamente violenta»

«Los hombres deberían encontrar su lado femenino» – Identificación como falsa atracción

Aunque tengo varias convenciones más en mente, voy a terminar esta entrada con ésta, la convención mas obvia y discutida de todas. Hay miles de artículos dedicados a esta convención, así que voy a intentar evitar lo ya escrito. En su lugar, quiero que veas el propósito latente detrás de la popularidad y de la aceptación que tiene en la cultura popular ésta, la convención que más daño causa. La función detrás de esta convención podría ser la androgenia (falta de sexo) como un estado idealizado, o una lucha de poder para redefinir los atributos masculinos y femeninos, o incluso para asegurarse que las mujeres sean las principales selectoras en el apareamiento. Todas esas cuestiones pueden ser argumentadas y son válidas, especialmente si consideramos cuán propensos somos los hombres en aceptar y perpetuar a esta convención, pero creo que hay un propósito más profundo, que la función latente y real de ésta es el proceso de selección sexual.

Es el hombre que se mantiene en contacto con su lado masculino, el tipo que a pesar de todo lo que la cultura pop ridiculiza y denigra a su género y los mismos aspectos que lo vuelven una fuerza necesaria y positiva de la sociedad humana, esos hombres son los que van a soportar y resistir firmemente las influencias que quieren convertirlo en algo que nunca debió ser; es el tipo con esa seguridad en si mismo que las mujeres encuentran irresistibles. El encarna la atracción sexual masculina que las mujeres estuvieron buscando y que no pueden explicar. Es la prueba de mierda mas grande en cuanto a selección sexual – descubrir o aprender que ser positivamente masculino y mantenerse así en un mundo que se la pasa atacando e insultando a tu género, que le dice que está envenenado por su propia testosterona al mismo tiempo que confirma esos mismos atributos masculinos como positivos para la mujer. Es el tipo que entiende que son las diferencias entre los sexos y no las similaridades andróginas, las que nos hacen fuertes. Es el Hombre que puede ver que los sexos se supone que sean complementarios, no adversarios, el que pasa esta prueba de mierda. La redefinición del sexo, como convención social, sirve como un mecanismo de filtrado de Alfas.

(enlace al original en ingles)

Código de Honor

El concepto de Honor que los hombres crearon fue hecho para servirle al imperativo femenino. No tengo duda que los principios del honor se remontan tan atrás como existe la civilización humana, pero como cualquier otra base social que los Hombres han constituido, lo femenino va a posicionarlo sutilmente hacia su propio beneficio.

En la introducción del libro «El arte de la seducción» de Robert Greene, se explica por qué hubo una necesidad real de desarrollar la seducción como si fuera un arte. Podemos remontarnos a las civilizaciones antiguas donde las mujeres eran prácticamente una mercancía. No tenían ningún tipo de poder externo evidente para controlar sus destinos, pero sobresalían (y todavía lo hacen) en el poder interno encubierto, y esto por supuesto coincide con los métodos preferidos de comunicación de hombres y de mujeres. El primer interés de lo femenino siempre fue la sexualidad y el manipular influencia por sus medios.

De la misma forma en que cada sexo se comunica con el otro, lo hace con el propio. Como Hombres somos respetados por mantener la palabra, sacrificarnos por una causa justa (incluso hasta morir por ella), resolver problemas racionalmente, nos atamos a nuestra palabra y un montón de otras cualidades que nos hacen respetables e íntegros. Tenemos que ser explícitos, directos y legales; y cuando encontramos un hombre que se maneja encubiertamente lo llamamos furtivo o taimado y no lo consideramos de confianza. El arte del engaño no se respeta en los hombres bajo ninguna excusa, ni bajo los propósitos mas nobles – al menos públicamente.

Es justamente esta naturaleza masculina de interactuar abiertamente la que las mujeres no dudan en aprovechar. Combinado con su propio interés sexual e influencia usan esta dinámica social de los hombres para posicionarse a si mismas en lugares donde pueden ejercer el poder indirectamente. Un ejemplo excelente de esto fue Cleopatra – enviaba ejercitos a la guerra apelando al poderoso sentido del honor y orgullo de los hombres, al tiempo que reservaba su sexualidad como una recompensa. Prácticamente todas las Convenciones Sociales Femeninas se basan en apelar o a atacar las instituciones sociales masculinas – que tienen en común una dedicación a un sentido del honor idealista. El ejemplo mas obvio es por supuesto es el contrato social de «avergonzar» (por no sacrificarse) y el de «hacer lo correcto» (sacrificarse para el beneficio de lo femenino).

De hecho, ser un «Hombre» se volvió sinónimo de estar a la altura de un imperativo femenino ingeniosamente disfrazado de Honor masculino. No es que las mujeres hayan creado el Honor, sino que lo recrearon para que les sea útil a sus propósitos. En los Diez Mandamientos de la Biblia se nos instruye no cometer adulterio – nunca dormir con la mujer de otro hombre – lo cual probablemente no era muy difícil de evitar teniendo en cuenta que en esa poca la poligamia era la norma. De hecho tener varias esposas era un símbolo de riqueza, era la forma de ostentar de esa era. ¿Por qué razón entonces hoy por hoy la poligamia es una perversión social? ¿Qué cambios ocurrieron en el medio que convirtieron la poligamia de algo honorable (incluso envidiable) en un tabú maldito?

Junto con el idioma y la cultura, las condiciones sociales evolucionan. Lo que hoy consideramos como Honorable es el resultado de siglos de modificaciones. Es muy fácil idealizar los tiempos donde reinaba el Honor entre los Hombres, y lamentar así el triste estado actual de la sociedad en comparación con esa época, pero hacerlo es de tontos. El Honor es y debería ser una base para todos los Hombres, pero solo sirve cuando entendemos la perspectiva de cómo puede ser usado en nuestra contra.

Madurá, hacete hombre o Callate – La Trampa

Una de las principales formas en las que el honor se usa en contra del hombre es en la perpetuación de la expectativa de una masculinidad tradicional solo cuando es conveniente, al tiempo que se espera una paridad igualitaria entre los sexos cuando no lo es.

Durante los últimos 60 años la femenización fue construyendo un callejón sin salida perfecto de convenciones sociales para todo lo que es masculino; Las expectativa de asumir las responsabilidades de ser un hombre (¡Madurá, hacete hombre!) al mismo tiempo que denigraba cualquier tipo de masculinidad positiva (Callate). Cualquier aspecto de la masculinidad que le sea útil al propósito femenino es una responsabilidad masculina, sin embargo todo aspecto que este enfrentado a la supremacía femenina es etiquetado como Patriarcado o Misógino.

En si, esta convención mantiene a los hombres beta persiguiendo sus propias colas por siempre. Durante el curso de su vida son condicionados para creer de que la masculinidad es una maldición (Patriarcado) pero sin embargo son responsables de «Hacerse hombres» cuando le conviene al imperativo femenino. No es de sorprender entonces que la mitad de los hombres de occidente creen que las mujeres dominan el mundo (impotencia masculina) mientras al mismo tiempo las mujeres protestan por la persistencia del Patriarcado (impotencia femenina) o al menos de sentimientos a favor de este. Esta es la trampa, el tipo que realmente se «Hace Hombre» es un machista, misógino y patriarca, pero igual necesita hacerse hombre cuando es conveniente cumplir las necesidades del imperativo femenino (como ser el que inicia un levante, o si ambos están borrachos, ser el que toma consciencia y ser el que decide no tener sexo, o el que es responsable por tener protección, etc).

En la sociedad contemporánea tenemos una idea muy diferente de lo que era el Honor, o al menos de qué era lo que se pretendía inicialmente con éste. Uno de los trasfondos psicológicos que noto en la mayoría de los AFC (Betas frustrados) es una fuerte dedicación moralista hacia una convicción muy distorsionada del Honor. Uno de los principales principios es un respeto por defecto hacia las mujeres, sin que estas necesiten ganarse ese respeto; en si, es darle Honor no merecido a una mujer por ninguna otra razón mas que por que es mujer. Esto lo aprendemos (a menudo) desde que somos chicos, «nunca le pegue a una nena». Naturalmente esto es alentado ferozmente por lo femenino desde los tiempos Victorianos ya que servia un propósito latente hasta la llegada (exclusivamente para las mujeres) del control anticonceptivo, que llevó a la revolución sexual.

Hoy por hoy, todavía hay mujeres que usan el anacronismo que es el Honor masculino de una forma que le sirve a sus intereses, pero se contrasta fuertemente con un oportunismo sexual. La responsabilidad de un Hombre debería ser «Honrarla» como el «sexo débil» al tiempo que le reconoce su «independencia». El AFC se traga entero todo este verso y en un esfuerzo de identificarse a si mismo con los ideales de la mujer, comienza a convencerse a si mismo de que él es único en el sentido de que ejemplifica de mejor manera esa falsa virtud – ese sentido del Honor definido por la mujer – que «los otros tipos».

(enlace al original en ingles)

No te des por vencido tan facil + ¡ejemplo!

Resumen

Hablemos de cómo hablarle a las mujeres. Muchos leen un monton de teoria (importante) y tácticas de seduccion de algun foro, libro o blog (como este!), muchos tambien logran el lenguaje corporal seguro que se necesita o al menos lo pueden emular con éxito, y tambien aprenden las bases sobre como coquetear. A toda esa gente le falta le ingrediente clave – persistencia.

Mujeres – Lo básico

Ellos no entienden la naturaleza de la mujer, y esto los lleva a malinterpretar los diferentes gestos de rechazo como un rechazo final. Las mujeres crean barreras y resisten el avance del hombre para probarlos. No quiere decir no, para lo que acabas de intentar, pero probá otra cosa. No creo que tengas muchas chances, pero todavia no la terminaste de cagar. Si en serio pensara que no tenes chances y no quiero tener nada con vos, te lo digo.

Antes de leer el ejemplo, hacelo pensado en que las mujeres se mueven a la defensiva mientras que los hombres a la ofensiva. Nuestro simbolo es una lanza, el suyo es un escudo. Todas las culturas desde el inicio de los tiempos entendieron esto, y es asi en casi todas las especies mamíferas. La hembra erige defensas que parecen un rechazo, pero en realidad son mas como empujecitos juguetones. Levanta defensas que hacen que los hombres débiles se vayan, ahorrandoles el problema de perder el tiempo con ellos. Si realmente quiere que la dejes sola, si realmente piensa que sos un candidato para nada viable, entonces no te va a dar contacto visual, se va a dar vuelta, hablar de mala manera, etc. Llevala a ese nivel; si es que queres escuchar un verdadero rechazo de parte de ella, y no irte antes, anticipandote a que te llegue.

Algunos lo pueden ver como ser beta. Como que estas haciendo mucho esfuerzo o no siendo lo suficientemente hombre para admitir que perdiste e irte. Lo entiendo. Si le queres decir beta a eso no me importa, esta atado mas a la concha que a actuar desinteresado. Y al fin de cuentas, te van a ver como el tipo al que rechazaron pero aun asi sigue intentando. Tenes que ser un poco insensible y no preocuparte sobre lo que piensan los demas cuando vean que fallas.

La hora del reporte de campo

Por ejemplo, la chica con la que estoy saliendo ahora la conocí en un gimnasio. Todos sabemos que es grosero intentar levantarse a alguien en un gimnasio, la verdad es que a nadie le gusta que le interrumpan la rutina. Y por eso al principio no mostraba mucho entusiasmo – fui a buscar agua al mismo tiempo que ella y empecé a hablar de mancuernas. Para mi es un 8, blanquita y rubia, siempre bien vestida y con maquillaje. Sin duda sabe que esta buena y acostumbrada a que la miren con ganas, pero probablemente no se la intenten levantar tanto como la miran. Es probable que la mayoria de los hombres se sientan intimidados por su cara de culo constante. Eso es lo primero que pense porque justamente la estaba usando conmigo cuando hicimos contacto visual la primera vez. En ese momento que empecé a hablar, ella dijo de repente «lo siento tengo que volver a mi rutina» y empezó a darse vuelta.

Yo le dije «Ey, bancá»
No tenia ningun plan sobre que decir. Solo vi que mi chance se estaba cerrando y dije algo para mantenerla abierta. Sentí el micro-rechazo, pero no sentia que todavía me habia rechazado por completo.

Ella espera y levanta las cejas en una mezcla entre molestia y divertimento.

No tengo frases para tirar, solo empiezo a improvisar. «¿Necesitas un compañero de rutina? Estoy preparado a levantar esas bolas»
Da vuelta los ojos y dice «No». Ya fue, ¿NO?

Pero sigue manteniendo el contacto visual y sigo sintiendo que todavia no me rechazó del todo. Obviamente ya me dijo que no, pero si realmente ella quisiera que se termine la conversación podria haberse ido. Y no se fue. Hey, no parece que tengas una chance, pero hasta que la mina esta no te diga que te vayas con su tono y lenguaje corporal o hasta que no se vaya ella misma, todavía no te rebotaron.

Asi que me quedo ahi parado y le digo «Esta bien, mejor. La verdad es que no quiero levantar pesitas con vos, solo quiero tu numero»

«Ay dios, ¿Y eso te funciona con alguna chica?»

Me encojo de hombros y digo «estamos a punto de saberlo, no?» y le doy mi telefono

«No puedo creer que este haciendo esto» dice mientras pone su numero. Me mensajea al dia siguiente, un Viernes, y la lleve a un bar a las 9, claramente no una «cita cena». Ya no tengo que andar demostrando que no estoy interesado, ya sabe que  que me interesa, nunca va a haber una duda con ese tema porque el hombre es el que se acercó.

Aceptó vernos para tomar algo, en general esa es una buena señal, pero luego termino mostrando mucha RUM (Resistencia de Ultimo Minuto) cuando la llevé a mi departamento. Me parecio raro; en general si aceptan tomar algo conmigo, ya estan practicamente en la bolsa – es muy obvio lo que esa cita significa. Aun asi, mientras estabamos a los besos y yo intentaba meter un poco mas de mano, me empujaba o se alejaba, y la segunda vez que me dijo «No, no siento que te conozco lo suficiente» senti un poco de enojo, o sea que carajo, claramente se piensa que soy un beta, quiza ahora ve como que mi vida es medio aburrida, o quiza piensa que estoy demasiado enganchado. Terminé dudando de mi mismo. Esos pensamientos fugaces, son tu cerebro fuera de control. Necesitas controlar tu cerebro, no dejar que el te controle a vos. Todavía no me habia rechazado directamente, pero estaba intentando ver si me rechazaba yo mismo. Quiere que yo gane, no que pierda, acordate de eso.

«Esta bien, estoy de acuerdo. No nos conocemos lo suficiente para esto» Y seguí.
Se rie un poco y me sigue el juego por un rato, pero de nuevo dice «Ok, en serio».
«Tenes razon, somos un buen equipo. Sos mas responsable que yo. Hay mucho sobre vos que tambien quiero llegar a conocer. Y vamos a llegar a eso. Eventualmente». Mantengo el contacto visual y lo siguiente que se es que me está sacando la remera.
Me sentí como si hubiera vuelto a tener 16, la pija se me habia raspado toda con el cierre del jean. Esta mina realmente habia puesto una defensa dura de vencer. Jugó el juego muy bien. Hay que respetarla por eso.
Resulta que es bastante inteligente y parece no tener un conteo de parejas muy alto relativo a los estandares de Estados Unidos para su edad, al menos eso fue lo que yo leí en ella. Y podes ver por qué. RUM termino matando a la mayoria de los hombres que se le acercaron en forma de escalada. Su crianza, su experiencia en la vida y su personalidad convergieron para crear una mujer con una resistencia decente a entregar la vagina; le enseñaron el valor de seguir el camino de la tradición en cuanto a relaciones.

 

She’s higher RMV, but a BYPRODUCT of higher RMV is often – not always, but often – increased difficulty. She’s harder to lay, because if she wasn’t hard to law, other dudes would be ramming that. See, her high RMV necessitates that she be harder for the generic guy, and you are a generic guy until you separate yourself out from the pack. If you give up easy, if that’s your personality, all you are doing is sabotaging yourself with girls who are better, the girls you actually want.

Hopefully this illustrates the importance of being persistant. There were like 6 opportunities where I didn’t have a great answer, but I just didn’t REJECT MYSELF. Each roadblock I guarantee you would have 90% of guys thinking «Aww shucks, well that’s that, I tried, did the best I could do but I’m done.» They can give themselves a pat of the bat for having the balls to approach, they definitely came out ahead of the wallflower, but they didn’t really want to succeed.

The Lesson

When you want to succeed more than you want to preserve your ego or look cool to your friends, then you will succeed.

When in doubt, look at her body language. If she’s facing you and looking at you, she hasn’t been dismissed yet. She hasn’t dismissed YOU yet. Just blab. Say something to show that you are sure she’ll come around, and you’re aware of the fact that she hasn’t said no yet.

Never ever reject yourself. Force her to actively reject you – passive rejection is NOT rejection. I’ve seen guys reject themselves out of a set because they went in, said a line too soft to be heard, and the girls looked at them like «huh? What?» He saw the confused and unenthused faces, and said «err, sorry» and turned around. Pathetic. Just plant your feet.

What about when you’re not at the club/bar/PU scene? What about in high school? What about in my hatha yoga class? What about…

This applies to guys who are pursuing women INSIDE of closed ecosystems too. This is a fancy way of saying schools, colleges, workplaces, social circles, and so on. People who you often develop some kind of peer relationship with and then you’re trying to hit on them and bang them on top of that. This is where a LOT of guys will reject themselves either pre-emptively or after the initial dreaded LJBF or I don’t see you that way. They will assume she’s not going to be sexually into them and focus on building a friendship first (aka full retard), or they will nut up and ask her, but just not in a confident, dominant way. She says «I like you as a friend, sorry if that’s not what you want to hear. I hope things won’t be awkward?»

Most guys will be head down, say «OK» and then leave.

I’ll say something like «You’ll come around.» I’ll ignore them for a while. Try to fuck one of their friends (this is how you fuck the girl who friendzoned you, btw, my high school RPers. You fuck her best friend, she’ll fuck you. I just taught you how to come in the side entrance.

I’ll be giving them space, not going to go aspie on them. Then I’ll chat again when I’m at a high point. When I have something that makes me a better candidate than last time. Maybe I’m starting to get recognized more in our social circle, and I’m hosting some events. Maybe I’ve gotten more time to develop and I know some of her friends have said positive things about me. I’m not looking for much, just some shred to signal that I have better circumstances.

I’ll ask her out again. Etc. If she’s still negative, but she’s LESS negative than before, then I’m thinking progress. My dick’s closer than it was. If her reaction is completely a «No and never» then I will back off. But see, if you at least are clean, in decent shape, well dressed, and you don’t speak weird, she’ll usually not hard-NO you like that.

Same thing with «I have a boyfriend» when you’re out (and thus she’s clearly OUT looking for something, even if she does have a boyfriend.)

«Ok. Respect. Are you allowed to have male friends. Male friends that you have ONE drink with?»

«No I don’t think he’d be cool with that.»

«Not ONE drink with a PLATONIC friend. One drink you paid for yourself, you didn’t even let me buy it for you, there’s no way you’re not allowed to do that.»

What can she say? See, she knows I’m not actually coming on as platonic (that is why I can say it. It’s so obviously not true). By using the word «allow», I trigger her inner feminist to rear its head and say «no one tells me what I can’t do.»

Win or Lose, You Win

Now, you might not actually pick this woman up. Sometimes these hoes is loyal, sometimes they ain’t. Sometimes these hoes ain’t loyal, but you’re just not good enough to get her to cheat. But you need to force her to make that decision; don’t make it for her.

If you do not believe me and you think this will just lead to public embarassment and no pussy increase, then I urge you to just try it out. Three times rule. Give yourself three strikes – only blow yourself out after you hear three rejections. You are Rocky and I have decreed that the definition of «going the distance» in this context. Last three rounds, and I guarantee you that your chances of getting pussy will rise at least 33%. Because ultimately, when you buckle down, meet her eyes, and say «game on. I’m going to try to take what I want, and I don’t think you WANT to stop me» and then you follow through by continuing your game, you’re showing her that you are a man of tenacity and discernment. You know what you want, you know it when you see it, and you will do what it takes to get it.

You still might be too low SMV to seal the deal, but this will up your stock in her eyes because you played to win, not to «not lose».

Aspie Disclaimer

To close, I’d like to stress that this does not mean be an aspie at any point. Do learn to read social cues and body signals. Back off if she’s really not having it, like REALLY not having it. If it’s at work, don’t be an idiot, be very careful, you have to protect your career first. If it’s on a dark alleyway at night or on a grimey subway, only hit on her once and take her first «no» at face value. (Yeah, I will still holler at a ho in the dark. If she’s nervous and not into it, I won’t persist. It’s the one exception to the 3x rule.

Be smart about it.

But if you’re comparing a smart but timid guy to a dumb but bold guy… who do you think gets more ass? I’m guessing almost all of you err way too far in the direction of the smart but timid guy. Try erring too far on the side of the dumb but bold guy. As a result, you might just end up exactly where you want to be.

(enlace al original en ingles)

El hombre no llora

Hoy le conté a mi padre algo que me había pasado (positivo), y de la emoción se largó a llorar desconsoladamente, lo tuve que sostener en brazos ya que del llanto perdió la fuerza para sostenerse.

Lo primero que pensé, es «no puede ser mas beta, pobre», pero algo en se pensamiento me hacia ruido.

¿Por qué es beta? ¿Por llorar? Los hombres no lloran, pero, ¿Por qué? ¿De donde viene esa frase y por qué es tan fuerte?

Analicemos

Por un lado lo podemos pensar como que el hombre que llora demuestra que no puede controlar sus emociones, que esta desbordado por ellas. Y sabemos que el hombre es racional y la mujer es emocional, así que tenemos la frase «El hombre no llora». Ya que si lo hace esta demostrando cualidades femeninas y no masculinas.

¿Pero quien dice que llorar no es una cualidad masculina? Decir que el hombre no llora simplemente porque es hombre solo le da la razón al feminismo rampante que dice que lo masculino es tóxico, y en este caso si lo dejamos ahí, tendrían razón, un hombre necesita llorar y se lo estamos «prohibiendo» solo porque es hombre.

Alguno puede decir, «Bueno, es que las mujeres no encuentran atractivo al hombre que llora, porque demuestra debilidad y emocionalidad en demasía. Entonces pasamos de «El hombre no llora» a «El hombre no llora frente a una mujer» (al menos una con la que le interese tener sexo».

Pero de nuevo caemos en, ¿Y quien dice que a la muer no le resulta atractivo eso?. ¿Nosotros?, porque las mujeres se la pasan diciendo que los hombres sensibles son «sexys», bueno tranquilo, ya se que el mensaje es lo que hace, no lo que dice, pero si no vamos mas allá de la observación pura, el contra-argumento mas fácil es «la sociedad machista de occidente hace que el hombre vea mal llorar». Ok, tomemos eso.

Vamos mas allá

Hace un tiempo leí las razones por las cuales en prácticamente todos los idiomas del mundo, papá se dice «papá» y mamá se dice «mamá». Son simplemente los primeros sonidos que puede hacer un bebé humano, y se fueron identificando con sus dos principales cuidadores, su madre y su padre.

Así podemos llegar a una raíz biológica para la utilización de estas dos palabras, y lo mismo podemos intentar hacer para encontrar una raíz biológica a la frase «El hombre no llora».

Lo mas simple para empezar sería ver más allá de la cultura occidental, busquemos alguna cultura donde el hombre llore.

Hay infinidad de ejemplos de otras culturas bastante diferentes a la nuestra donde el hombre no llora.

Si varias culturas dispares apuntan a lo mismo, estamos antes una evidencia de un rasgo biológico por encima de lo cultural. Después de todo tené en cuenta que lo Social es una extensión de lo natural.

El hombre si llora

Sin embargo una búsqueda un poco mas exhaustiva sobre el llanto masculino encuentra infinidad de ejemplos, pero todos con ciertas cosas en común.

El Hombre llora en momentos de perdida extrema, la muerte de un amigo, el fallecimiento de un hijo, etc. No hay ejemplos (exceptuando los rituales judíos de llanto) donde el hombre llore porque una mujer lo dejó, o por ninguna otra cuestión que no sea extremadamente fuerte.

Recordemos que todo lo que hace el hombre (y la mujer) gira alrededor de una sola cosa, poder reproducirse más y mejor. Si a las mujeres les resultara atractivo que el hombre llorara, el hombre lloraría por cualquier cosa.

Y ese es uno de los problemas actuales, a los hombres les estamos enseñando a escuchar lo que dicen las mujeres, y no a ver lo que hacen (especialmente si contradicen lo que dijeron). Esto causa que haya generaciones de hombres (beta) que fueron educados pensando que eso de que a la mujer le resulta sexy un hombre sensible es verdad. Y por eso están llorando por cualquier cosa.

Lo que no se dan cuenta es que están autoexcluyendose de la sociedad secreta al hacerlo. Con suerte tendrán el premio consuelo con una mujer que decidió sentar cabeza y salir del mercado sexual antes de quedar sola… solo van a ser el plan B (o C, o D) de una mujer en plena decadencia de su atractivo sexual.

Conclusiones

  • Somos humanos, llorar no está mal.
  • Somos hombres, exceptuando casos muy extremos, llorar está mal.
  • Si sos hombre y lloras, y no se murió ningún pariente cercano, ni un amigo, ni un hijo, llorar está mal.

 

Ritos de pasaje – Convirtiendo a un niño en Hombre

Rites of Passage – Making Boys into Men
Quite often when we think of “Rites of Passage” the image of a primitive society performing some bizarre ritual comes to mind, such as the Vanuatu Land Divers.

«Both a harvest ritual and a rite of passage amongst the tribes of the small pacific island of Vanuatu, land diving is now a tourist phenomenon. The men who live on Pentecost Island in Vanuatu, climb a rickety 98-foot-tall (30-meter) tower, tie vines to their ankles and dive to the ground, falling at speeds around 45 mph (72 kph). When a dive goes correctly, the person gets close enough to touch his shoulders or his head to the earth. However, unlike bungee jumping, these vines aren’t elastic and a miscalculation in vine length could lead to broken legs, cracked skulls, or even death. Boys once they have been circumcised at about age 7 or 8 begin participating, though they usually are permitted to jump from a shorter tower. As a boy makes his first dive, his mother holds an item representing his childhood. When he jumps, she throws the item away. Divers also refrain from sex the day before they jump — legend says it will cause the jump to go badly.» — 10 Bizarre Rites of Passage
.
I, however, would argue that rites of passage are actually more of a sign of an advanced society. It is patriarchy that builds civilization. Patriarchy is the idea of «putting sex to work,» which is based on the ancient contract of marriage. The ancient contract of marriage is an economic contract whereby a woman «sells» her sexual reproductive abilities to a man (ie. the children of marriage are his children, not hers) in return for the superior protection and providing abilities a man can, and will, procure once yoked to children of his own. What does this have to do with rites of passage, you ask? Well, in order for men to be attractive to women, a man must surpass the female so that he has some tangible benefit to offer the female which she either cannot do herself, or is unwilling to do herself, and therefore fulfill Briffault’s law:

“The female, not the male, determines all the conditions of the animal family. Where the female can derive no benefit from association with the male, no such association takes place.” — Robert Briffault, The Mothers, I, 191

http://www.menstribune.com/feminist.htm
It is the nature of the female’s mothering instinct to be 100% totalitarian. Small children need this type of totalitarianism or they would soon get themselves into all sorts of trouble. Thus every boy starts off life completely dominated by a female and it takes a decisive change to escape his mother’s gravity field and grow into a man so that the next generation of women will have men to marry. For all the ballyhooing in the media of «the man-child» and for all the haughty snipes of women at males to «be a man,» they don’t seem to understand that in order to be a man, he cannot behave like a woman. Our thoroughly feminized society has relentlessly propagandized us to believe «the right way» for humans to behave is «the female way» while at the same time has attacked and derided everything that once defined masculinity as «macho» and unfavourable.

http://masculineprinciple.blogspot.ca/2015/03/sex-sells-hypergamy-explained.html
Click Pic for «Sex Sells (Hypergamy Explained)»
Just as children are not equal to adults, men are not equal to women – a «man,» who is a man in the true sense of the word, has surpassed the level of women and has grown beyond it. This fulfills Briffault’s law and also enforces the hypergamy which women need to be exposed to in order to be sexually attracted to a man. Thus, a family hierarchy develops – and this hierarchy works… we know it works because we have historical evidence of it working for centuries in our very own Western Culture – the family as based upon the Bible.

Man –> Woman –> Children

It’s the natural order of things. Women take care of themselves and children, and men take care of themselves, women and children. It does not work in reverse.

Lots of women spit and fume about this, but what they are forgetting when they are told Biblically to submit to their husbands, is that husbands are also commanded to submit to God, or to The Truth. And as Jesus pointed out, to rule is to serve. Thus, this is the proper ordering of human existence if we are to live above that of the beasts of the field. Only when a man lives in proper accordance to The Truth can he expect a woman to be in proper relation to him.

God/Truth –> Man –> Woman –> Children

http://masculineprinciple.blogspot.ca/2015/03/woman-most-responsible-teenager-in-house.html
Click Pic for «Woman: The Most Responsible Teenager in the House»
In reality, there is no such thing as equality. All relationships are hierarchical in one way or another. Sometimes they change, or often what is going on underneath is entirely different than what appears on the surface. The men who stood on the deck of the Titanic so that their women could survive is an example of how the underlying hierarchy is often different than the social appearance of hierarchy.

«But what difference does it make whether women rule, or the rulers are ruled by women? The result is the same.» — The Politics of Aristotle, The Spartan Women

«Equality» really only has meaning in relation to the sphere of human law – in the realm that all people are equal before the law in regard to their rights as put forth by the American Founding Fathers: The rights to self-ownership, life, liberty and property. Certainly not the «right» to a job, an education or free healthcare.

http://masculineprinciple.blogspot.ca/2015/03/youre-such-tool.html
Click Pic for «You’re Such a Tool (Briffault’s law)»
«Men» are not on the same level as women. When men consider themselves «equal» to women, they are resented and disrespected by women. The sexes are different, and thus need different things from each-other. Women need men to be their tool in society, and therefore men have to bring something to women that women cannot do themselves. (Watch how birds court each-other) Thus, if he remains «equal» to a woman, she has no use for him. A «man» has to graduate beyond the level of women – if he doesn’t he will be completely flattened by women when he encounters them. It is women’s natural right to be in authority over children but it is not right for women to be in control over men. If a man behaves as a boy and relates to his wife as «Is it OK for me to be me, Mommy?» he is not a man equal to women – he is beneath them. This is what happens in many marriages today – the husband ends up treating his wife as his mother, and as such she begins to resent him. How can something that is her own creation (a boy, a child) be equal to its creator?
.
«Mothers find in their children satisfaction for their desire to dominate, a possession, an occupation, something that is wholly intelligible to them and can be chattered with: the sum of all this is what mother love is; it is to be compared with an artist’s love for his work. Pregnancy has made women kinder, more patient, more timid, more pleased to submit; and just so does spiritual pregnancy produce the character of the contemplative type, which is closely related to the feminine character: it consists of male mothers.» — Freiderich Nietzsche
http://masculineprinciple.blogspot.ca/2015/03/the-suffragettes-versus-truth.html
Click Pic for «The Suffragettes versus The Truth»
Only when boys separate from the totalitarian power of the Mother and grow into men do they truly have a sphere to address women and from which women respect them as men. However, women instinctively try to prevent boys from leaving their field of power – children are women’s «possessions» and who wants to lose a possession? To mother, he will always be «her little boy.» Also, it is not wrong for it to be a struggle to escape the totalitarianism of mother, for manhood not «won» is not manhood at all. Women cannot show boys how to become men because it is an entirely foreign concept to them – just as children cannot show adults how to behave because adulthood is something children simply don’t understand. Women are instinctively uncomfortable with competition and conflict, which might cause people’s feelings to get hurt, and thus, they try to prevent boys from growing away from their field of influence and into men.

«Women and men want very different things and therefore very different worlds. Men want sex, freedom, and adventure; women want security, pleasantness, and someone to care about (or for) them. Both like power. Men use it to conquer their neighbors whether in business or war, women to impose security and pleasantness. … Just about everything that once defined masculinity is now denounced as ‘macho,’ a hostile word embodying the female incomprehension of men. … Men are happy for men to be men and women to be women; women want us all to be women.» — Fred Reed

Women want us all to be women – or children – because that is what they understand. They have no comprehension of «men» or what it takes to be a man. Children deprived of their fathers through divorce are horribly abused in this way, for they get «aborted» at the female/child stage of development and have far greater challenges «growing into men» and learning how to address women in any other way than seeking the approval of mother.
http://masculineprinciple.blogspot.ca/2015/03/a-guide-to-birdwatching.html
Click Pic for «A Guide to Birdwatching»

Along with the thorough feminization of our culture, so have we removed many of the aspects that used to make boys into men, and in turn we are finding that there are less and less «men» for women to want to associate with. Once a woman enters into a male institution, it immediately becomes feminized – thus we now even see that girls are allowed into the Boy Scouts. Men and boys need to have places separate from women where they can meet and be men, free from female influence.

Learning self-reliance and self-confidence is essential for boys. Thus things such as camping and learning how to build fires from scratch are good builders of character for young boys. Women are creatures who depend upon others, but men are creatures who must depend solely upon themselves. Not only must they depend upon themselves, but they must also be able to depend on themselves in excess, or they will not become sufficient «tools» for the next generation of women.

http://www.angryharry.com/esWellDonetheGirls.htm
Clic Pic for «Ritalin and Abusive Schools»
In our feminized school systems, when children play sports like soccer they no longer keep score so that the children’s feelings will not be hurt by being «losers.» This again undermines masculinity. When I was a kid, I played on a soccer team and we were the worst team in the league. I don’t think we won a single game all season – but our coach did a very good job with us in teaching us how to lose gracefully. It builds a boy’s character to lose and accept it. Many endeavors a man takes on in life will not be successful, but learning how to lose gives him the confidence to try anyway… and if he keeps on trying because he is not afraid of losing, sooner or later he will find success. Our schools are «aborting» boys development by robbing them of the opportunity to lose – and when they can’t figure out why boys aren’t developing properly, they fill them with Ritalin rather than addressing the fact that boys and girls are different, and need different strategies to develop.

Learning to deal with the bully is also a rite of passage for many boys. I remember as a young boy when my father taught me how to stand up to the bully. I had gone to a private Christian school as a child and there was this one kid named Peter who was constantly bullying me. He was two grades higher than me and bigger than me. One weekend we were at a church camp-out, shortly before my 11th birthday, and Peter started picking on me and shoving me around in his usual way. I remember I went running back to find my Dad and told him what was going on.

My dad told me, «Boy, there’s just some times that you are gonna have to take care of these things on your own.»

I still remember his words, and in fact, have followed lots of them to this day.

– Always walk from a fight, but never run.

– There’s a time for talking, and then there’s a time to stop talking.

– Once you get into a fight, fight to win. But even if you don’t win, you’ve got to show him (and the others) that when they mess with you there’s going to be consequences.

I recall him providing me with a strategy too. «There’s nothing ‘fair’ about this fight. This kid is two years older than you and he’s bigger than you. If you have to knee him in the nuts, then do it, and start punching him – and don’t stop until he’s on the ground.»

I remember walking back out to where all the kids were playing, and that’s how it worked out. He started shoving me around again, and I kneed him right in the nuts, and punched him in the head about five or six times as he was going down, then I turned and walked away. Everyone was shocked.

When I walked back amongst the row of RV’s, as soon as I rounded the corner, there popped out my old man (he must have been watching). I was trembling like a leaf. He just put his arm around me – never said a word to me about it, neither good nor bad – just walked with me.

Today, here in Canada, there is a great big «anti-bullying» campaign going on. All the kids are encouraged to wear pink shirts to symbolize they are against bullying, there are bullying «hotlines» set up, and every time there is a conflict between two kids, the mothers are called in to the principal’s office to «work things out.» Apparently, at
some school in Toronto, there’s a ten year old boy who decided he was gay (how can you decide you are gay when you are ten?). In order to keep this «gay» ten year old from being bullied, the school has appointed a teacher to walk around with him full-time to keep him safe. The old «schoolyard rules» have been completely abolished and we are raising our boys to be feminized sissies, not independent men confident in their own abilities.

Being bullied is part of life for men and it is important for them to learn how to stick up for themselves.

Re-framing this culturally, the boys of today are similarly being bullied by feminists. It’s a similar ‘fair’ fight. They’re bigger, smarter and they fight very dirty. And this is something this generation of boys needs to sort out themselves, because the older guys will not be around forever. Perhaps following the Masculine Principle and passing feminism’s cultural fitness-tests might be the new Rite of Passage for the boys and men of today and tomorrow.

 

(enlace al original en ingles)

Dia internacional de la Verdad

La gente solo se enfrenta a un hombre Alfa cuando el ataca a una mujer débil.

Es temporada abierta de hombres débiles que no saben ubicarse. Atacarlos aumenta tu estatus, defenderlos te lo baja.

La honestidad completa solo se puede lograr anónimamente.

La persona que es sexualmente atractiva pueden salirse mas con la suya. Y van a tener mas gente que se pone a su favor para excusarlos por sus acciones.

Cuando se enfrentan a una verdad incómoda, la mayoría de la gente va a recurrir al argumento del «condicionamiento cultural». Eso esta motivado por el miedo a lo inmutable.

El elogio de una mujer hacia un hombre suele ser para intentar cambiar su comportamiento.

El elogio de un hombre hacia una mujer suele ser para intentar obtener su favor sexual.

El estatus es todo; casi todo en la vida se puede explicar y entender si lo miras tras los lentes de una guerra de estatus.

Hay un mercado sexual, opera bajo las mismas reglas básicas de oferta y demanda del mercado normal.

El matrimonio no es un escape del mercado sexual.

La revolución sexual favoreció mas a los hombres alfa que a cualquier otro.

La prostitución es igual que una cita pero sin racionalizaciones egoístas.

Las prostitutas y las trolas socavan la única fuente de poder de las mujeres.

La frase ‘El crimen causa pobreza’ es mas verdadera que ‘La pobreza causa crimen’

Las mujeres jóvenes y solteras como rebla van a ser siempre liberales (zurdas). Un gobierno mas grande es tanto un esposo como un substituto de un padre.

La vergüenza es un poderoso motivante. Pero es un arte que esta muriendo en Occidente.

La pensión alimenticia es un chantaje.

El divorcio sin faltas es el veneno que va a matar a la institución del matrimonio

Sin guerras ni verdaderas crisis económicas, la edad de matrimonio va a continuar subiendo, la tasa de natalidad va a seguir bajando, y el porcentaje de nunca casados va a aumentar.

El éxito le llega a quien lo desea mas fuerte que lo que lo teme.

Los celos incontrolados son tu peor enemigo. Controlalos y se convierten en tu mejor aliado.

El odio es tan natural como el amor. Al igual que el amor, es mucho mas satisfactorio cuando te dejas llevar completamente por el.

Puede haber amor sin fidelidad.

Hace el amor cuando puedas, es bueno.

Lenin lo dijo: ¿Quien? ¿Quienes?

Diversidad + Proximidad = Guerra.

A la gente buena le afecta mucho mas la muerte de su mascota que la de 100.000 victimas de un tsunami.

No hay otro significado en la vida mas allá de ponerla. No tiene ningún sentido, sos una maquina diseñada para servirle a los intereses de la unión de ADN.

Nerd = Mujer Gorda.

El celibato es morir en vida.

Los hombres afeminados son detestables

Las mujeres maleducadas y agresivas también.

La excepción no hace la regla, la confirma.

Somos animales antes que nada.

Lastimar a la gente puede ser divertido.

No existe un Dios.

No hay un Alma.

No existe el Karma.

Todos vamos a morir.

Y ya es mas tarde de lo que pensás.

 

(enlace al original en ingles)

Solipsismo – Parte 2

A comment from Truman gets us started today:

Rollo, it would be great if you could provide some evidence for female solipsism beyond a few examples. From my own experience I could name a few solipsistic women, but I could do the same for men as well, and I’m far from convinced that the trait is universal in women, or even that it’s more prevalent in women than in men.

I will admit that the main reason I split this post into two was because I anticipated this example-seeking. And to their credit my more vocal female commenters didn’t disappoint me with (sometimes over the top) illustrations. If you haven’t had enough of the hamster spinning goodness yet feel free to sift through the comment thread from part one.

However, to begin to work out Truman’s request Voverk from the TRP forum had this example:

One of the most eye opening of the solipsistic world of females was when a plate of mine was giving me directions on where to pick her up. It went something like this:

Her: “When you come to that traffic light, turn over to me.”

Me: “What do you mean?”

Her: “Just turn here towards me.”

Me: “How the hell am I supposed to know which way is that? Left or right?”

Her: “I don’t know. Just turn my way”

She eventually gave directions, but it amazed me how hard it is for a woman to put herself in someone else’s shoes, even if she wants to.

Women’s mental point of origin (solipsism) presumes the entire world outside of her agrees with her imperative and mutually shares the importance and priorities of it.

Just like The Red Pill Lens, it takes a sensitivity to it, but you will begin to notice instances of that solipsism all around you if you pay attention. An equalists, feminine-primary upbringing and acculturation predisposes men to accept the manifestations of this solipsism as ‘normal’, so we blow it off or nod in agreement without really considering it. Most plugged-in Blue Pill men simply view this as a standard operating condition for women to such a degree that this solipsistic nature is pushed to the peripheries of their awareness.

It’s just how women are and women are more than happy to have men accept their solipsism as intrinsic to their nature. It’s excusable in the same sense that women hold a “woman’s prerogative” – she always reserves the right to change her mind. When your default is to accept this social imperative any greater inconsistencies fall into line behind it.

We are conditioned to accept that what best benefits women’s sexual strategy is necessarily what benefits men. On both a social and personal level women’s solipsistic importance presumes, by default, that what best serves themselves automatically best serves men – even when they refuse to acknowledge it. Remember, nothing outside the female existential imperative has any more significance than an individual women will allow it. So, perceptually to women, if a man suits a purpose in her self-primary requirements he must also mutually share in that awareness of his purpose. Thus, she maintains that his imperatives are the same as her own.

Societal Reinforcement

Social reinforcement of women’s solipsistic nature is a self-perpetuating cycle. A feminine-primary social order reflects in itself, and then sustains, female solipsism. For most Red Pill aware men this cycle is apparent in women’s overblown self-entitlements, but there’s far more to it than this.

When men accept and reinforce this socially, we feed and confirm women’s solipsistic natures. When men are steeped in a Blue Pill acceptance of what they believe should be men’s condition, and defend (or ’empower’) women’s solipsistic behaviors or manifestations of it, thats when the cycle of affirmation of this solipsism comes full circle.

Recently I called commenter InsanityBytes to the carpet about her first priority being to defend the Sisterhood when Dalrock published a post critical of a woman’s abortions and another who’d joined Ashley Madison then rationalized it away because she was in a loveless marriage with a man who was in his last days.

This is another instance of solipsism; that a woman’s first directive is to defend her sex’s imperatives even above considerations of religious conviction, marriage vows or espoused personal ideology. That’s the depth and breadth of feminine solipsism, and again, this reinforces a cycle of affirming it in women.

Communication

One of the easiest ways to identify women’s solipsistic nature is manifested in their communication style, and as fate would have it I received a fresh comment from a new female commenter on my interview with Niko Choski. I wont bore you with the histrionics of most of it, but her ending comments serve a purpose here:

I’m not lonely, I enjoy solitude…
I am a whole person who needs no other for my own completion.No man, no woman. The qualities identified by different cultures as male and female…are all mine.
Your obsession with division….iis absurd.

I’ve dug into women’s communication styles on more occasions than I can account on this blog, and with regard to how women defer to their solipsistic nature there is no better way to identify it than in the priorities they give to communicating with men and other women.

From Duplicity:

It’s endlessly entertaining (and predictable) to see how often women’s (and feminized men’s) default response to anything they disagree with in regards to gender dynamics is met with a personalization to the contrary. It’s always the “not-in-my-case” story about how their personal anecdotal, exceptional experience categorically proves a universal opposite. By order of degrees, women have a natural tendency for solipsism – any dynamic is interpreted in terms of how it applies to themselves first, and then the greater whole of humanity.

Men tend to draw upon the larger, rational, more empirical meta-observations whether they agree or not, but a woman will almost universally rely upon her isolated personal experience and cling to it as gospel. If it’s true for her, it’s true for everyone, and experience and data that contradict her self-estimations? Those have no bearing because ‘she’s’ not like that.

This personalization is the first order of any argument proffered by women just coming into an awareness of long standing conversations and discussion in the manosphere. It is so predictable it’s now cliché, and each woman’s first retort invariably responds with personalized anecdotes they think trumps any objective, observable evidence to the contrary.

It might be entertaining for Red Pill men to count the instances of personalization in a woman’s rebuttal comment, but it’s not about how many “I”s or “me”s a woman brings to any counterargument – it’s that her first inclination for a counterargument is to use her personal experience and expect it to be accepted as a valid, universal truth by whomever she is presenting it to.

I’s, Me’s and Myself’s are simply the vehicle and manifestation of women’s first directive – a solipsistic mental point of origin; any challenge to that self-importance is invalidated by her personal self-primacy. This mental origin is so automatic and ingrained to such a limbic degree that consideration of it is never an afterthought for her.

This is common to feminine communication preferences (and men who’ve been conditioned to opt into a feminine-primary communication mode). Women focus primarily on the context of the communication (how it makes them feel while communicating), while men focus primarily on the content (the importance of the information being communicated). This isn’t to exclude men from using personal experiences to help illustrate a point, but the intent comes from a different motive. That motive is an attempt to better understand the content and information of that issue, not an exercise in self-affirmation that feminine solipsism requires to preserve a woman’s ego-investments (usually her solipsistic mental point of origin).

The most visible manifestation of women’s rudimentary solipsism is the priority with which they expect their personal, existential, experience to be considered the most valid, legitimate and universal truth apparent in any debate.

Middle of the Story Syndrome

One thing I’ve been frustrated with by virtually every woman I’ve ever known in my life is their tendency to begin a conversation in the middle of a story; all the while expecting men to understand every nuance and be familiar with minute ‘feely’ detail that made up the backstory that’s never forthcoming.

I swear, every woman I’ve known has done this with me at some time. The presumption is that their story is of such importance that bothering with any pretext, or outlining and describing the events and information that led up to that mid-way vitally important element that made them feel a certain way is all that  should matter to a listener.

Women have an uncanny way of accepting this when they relate stories among themselves; gleaning incidental details of the backstory as the teller goes on.

There’s an ironic feminine-operative social convention that complains that “men aren’t good listeners” or “men don’t listen” to what women are telling them. This convention is really another manifestation of a solipsistic mindset with regard to communication.

It isn’t that men don’t listen, it’s that our communication styles focus on content information, not the contextual ‘feel’ of what’s being communicated by women. Women, above all else, hate to repeat themselves. Not because of the inconvenience, but because men ‘not listening’ and requiring a repetition of that information conflicts with her own self-primary solipsism.

The want for a ‘good listener’ is really the want for a man who affirms her self-priority by not needing to be told something that confirms that priority more than once. And this confirmation should never require explanation or and understanding of the backstory of events that made it feel important to her.

Women have an inherent pretext in communication that always begins with themselves. In fact, most are so sure of their solipsistic, personal truth that glaring objectivity never enters their minds; at least not initially. As I mentioned in the first installment, women are entirely capable of applying reason, rationality and pragmatism as well as men, it’s just that this isn’t their first mental order when confronted with a need for it. Just as a girl can be taught to throw an object as well as it comes naturally to a boy, a reasoned transcendence above her solipsism, one that considers the individuated existences of others’ experiences takes a learned effort.

Ladies First

Luxocrat had a great illustration as well:

I asked my ex that last month, if her kids came first or if I did. She paused and said “I really don’t know. That’s a hard one.” I replied “Then it’s your kids.” I recall my ex-wife reading one of those save your marriage books right after I made it clear I was leaving. She read me a line in it and said she sees how she was wrong. The line went something like this: “If you want to have a strong marriage, you need to understand your husband comes first, even before your children. They must be taught by you, their mother, that he is head of the household and respect must be given. The only way they’ll see that is by your demostrating by your actions that this is so.”

I still left though.

The irony in this instance is that for all of the humble deference this seemingly good advice promotes, it still presumes a woman is already the primary source of authority who ‘allows’ her husband to be “the man”. I’ve heard similar advice espoused by evangelical pastors making Pollyanna attempts at ‘granting headship’ to husbands and fathers from their reluctant wives. The inherent flaw is that these men already begin from a perspective that women are in a position of unquestioned primacy and require their permission to be ‘men’.

In a way they are unwittingly acknowledging women’s solipsism (and perpetuating the cycle) as a default source of authority. That a woman would need to be taught to defer authority to her husband belies two things; first, her solipsistic mental point of origin and second, that her man isn’t a man who inspires that deference.

It’s easy to see how a Beta man wouldn’t be someone that would naturally prompt a woman to go against her natural solipsism, but in Luxocrats position (I presume Alpha since he walked) there is a conflict women have to confront in themselves.

In a social order that reinforces the entitlements presumed by women’s solipsism there develops an internal conflict between the need for an optimized Hypergamy and the ego-investments a woman’s solipsism demands to preserve it. As a woman progresses towards the Wall and a lessened capacity to optimize both sides (AF/BB) of Hypergamy this conflict comes to a head. The necessities of long term provisioning war with the self-importance of solipsism at the risk of her losing out on preserving both (and having a guy like Luxocrat simply walk away from her).

 

(enlace al original en ingles)

Tipos Buenos (Nice Guys) – Parte 1

Esta entrada es la parte 1 of 2 de la serie Nice Guys

Algo de lo que siempre nos critican en La Red Pill es que somos un grupo de hombres (misóginos, claro) enojados con las mujeres.

Y tienen razón.

Lo que no se percatan es que los hombres llegan enojados a La Red Pill. Es la Blue Pill la que hace enojar a los hombres. Años de alimentar a los hombres con mierda y mentiras solo para luego retarlos e ignorarlos cuando siguen al pie de la letra lo que le dicen, al tiempo que les repiten nuevamente lo que tienen que hacer mientras las mujeres siguen saliendo con los tipos que ellas mismas dicen que no les gustan, logran enojar bastante a cualquiera.

Estos tipos enojados se pueden catalogar en varios sub-grupos, uno de ellos es el Nice Guy / Tipo Bueno.

 


 

Un tema complejo, probablemente si estas acá seas en alguna medida un «Tipo Bueno» (Nice Guy). Si no lo sos, segui leyendo igual, seguro tenes un amigo o conocido que lo es, ayudalo.

Antes de empezar, el mejor libro para leer es «No More Mr. Nice Guy» de Robert Glover (en ingles, lamentablemente).

Robert explica en este libro con mucha claridad, las razones por las que probablemente sientas tanto enojo contra las mujeres. La expectativa que tiene el Tipo Bueno de las mujeres no coincide con la realidad, y terminan lastimados cuando ponen a las mujeres en un pedestal.

Aunque los Tipos Buenos digan que «aman» a las mujeres, la realidad es que la mayoría de ellos sienten odio. Y la razón de esto es porque todos eventualmente odiamos aquello que hacemos nuestro dios. Cuando nuestro dios no nos responde como nosotros queremos (o como nos dicen que nos tiene que responder), los humanos tendemos a reaccionar de dos formas. O aumentamos ciegamente nuestros actos de fe, o liberamos nuestra furia en un acto de ira justificada.

Lo que pasa cuando un Tipo Bueno pone a la mujer en un pedestal e intenta ganar su aprobación, es que tarde o temprano esa adoración se va a convertir en furia cuando ella no cumpla con sus expectativas. Y esa es la razón por la cual es común escuchar a un Tipo Bueno proclamar su amor por una mujer y en un santiamén decirle «puta conchuda» cuando no responde como él quiere a sus avances.

Este es un problema que viene arrastrándose desde hace generaciones en la cultura Occidental, en parte por habernos rendido totalmente al imperativo femenino, en parte porque se perdió la cultura donde el hombre se hacia cargo de la educación de sus hijos cuando entraban en la pubertad. Eso causó que gradualmente las mujeres empiecen a enseñar a los hombres cómo ser hombre. Y si eso no te parece loco, intenta pensar como sería un mundo donde las mujeres aprendan a ser mujeres de los hombres… Ahora invertilo, y este es el mundo en el que vivís.

Esta educación femenina del hombre tiene ciertas consecuencias, una de ellas es la de aceptar el comportamiento femenino como el correcto y el masculino como el incorrecto. Como el hombre y la mujer son diferentes (y sabemos que suelen enfrentarse, especialmente en cuanto a estrategia sexual), el hecho de que una mujer te diga qué esta bien y qué está mal, tiene un sesgo claramente hacia lo femenino. Después de todo si sos mujer no podes más que aceptar el comportamiento femenino como correcto… o rechazar tu propia esencia.

Las mujeres son seres humanos, y como tales tienen los mismos defectos que el resto de la humanidad, son egoístas, narcisistas, priorizan primero su propio bienestar por encima del de los demás.

Cómo Empieza

Suele ser en respuesta a una niñez con problemas, por ejemplo padres/madres agresivos que responden mal a los errores que pueda cometer un niño.

Esto genera que el niño adapte su personalidad alrededor de esos problemas y empiece a hacer cosas como:

  • Dar la impresión de no tener necesidades ni deseos, si el niño no necesita nada, no es una carga, y por lo tanto causa menos problemas. (Obviamente las necesidades existen pero debe suprimirlas, como una especie de auto castigo)
  • Actuar en secreto sobre sus necesidades y deseos, por ejemplo robando o destruyendo evidencias de cosas que había hecho.
  • Tratar de arreglar las cosas, intentando complacer constantemente a los demás. Si al niño lo ven como un beneficio, entonces no puede ser una carga, y por lo tanto causa menos problemas. Esto suele causar muchos problemas internos ya que rara vez puede un niño arreglar todo, y el poner siempre las necesidades de los demás antes que las propias trae consecuencias negativas a la psique.
  • Cualquier tipo de confrontación, enojo o desaprobación causaba problemas, así que retroceder y disculparse antes de que pueda siquiera empezar una discusión es un comportamiento común.
  • Intentar proyectar la imagen del hijo perfecto, conseguir los mejores resultados en el colegio, ser muy correcto y educado, callado, nunca causar problemas, esforzarse en ser un «Buen Chico».

La estrategia

Esto lleva naturalmente a una deformación en la forma en la que el Tipo Bueno percibe que los demás lo evalúan, pensando que ésas son las cosas que hacen querible a una persona. Y termina con actitudes en su adultez tales como:

  • Distanciarse por completo de demostrar interés en el sexo – ser amistoso con una mujer sin demostrar ni un atisbo de sexualidad. Satisfaciendo sus necesidades en secreto, no solo con el sexo. Escondiendo el porno y pretender no tener interés en el mismo. Este comportamiento suele extenderse a otras cosas que le gustan, como las películas o los videojuegos.
  • Volverse un White Knight (Caballero de armadura blanca), hacer lo ridículamente imposible para hacer cosas buenas por la gente o ayudarlos en lo que pueda – usando una cantidad estúpida de tiempo, esfuerzo y dinero en regalos, ayudando a limpiar su casa – predominantemente con chicas, ya que el mayor interés está en lograr que gusten de él, pero también con hombres. No siempre es un tema de «comprarle algo a una persona para que se acueste conmigo», es parte de la forma en la que el Tipo Bueno entiendo como hacer que los demás lo quieran, siempre intentando arreglarlo todo y agradarle constantemente a la gente.
  • Ser el hombre beta supremo, disculpándose todo el tiempo e inmediatamente cada vez que llegaba a una confrontación o desacuerdo, especialmente cuando la otra persona muestra enojo. Evitando todo tipo de confrontación posible.
  • Hacer lo que sea para lograr la aprobación de los demás – gustarle lo mismo que al otro, hacer cosas que el otro aprueba, etc – Como un camaleón, suprimen sus propios intereses y personalidad, intentando mantener una proyección de un ideal de persona que al otro le guste, sea cual sea ese ideal. En resumen, aparecer como la persona perfecta.

Te imaginaras que un tipo así no puede ser de ninguna manera alguien feliz. Constantemente luchando contra si mismo, rebajándose ante los demás. ¿Pensás que no se ve a si mismo como un debilucho? Obviamente que si, internamente su propio ser reniega de si mismo, pero gracias a los años de adoctrinamiento del imperativo femenino presentes en la sociedad, su propio instinto de reproducción no ve otra salida. Para el, dar rienda suelta a su personalidad eliminaría toda posibilidad de reproducirse.

El Tipo Bueno ve que los demás se aprovechan de el y que no lo respetan, lo que no entiende, gracias a su educación, es que la única forma en que los demás lo respeten es respetándose a si mismo.

La estrategia del Tipo Bueno es la de manipular, todo lo que hace tiene una intención oculta, un «contrato» que arman donde la otra parte nunca se entera ni accedió a sus términos. Un ejemplo muy claro es la de tratar muy bien a una mujer, escucharla, ayudarla… esperando siempre que con eso ella sienta atracción sexual por él. El problema es que el Tipo Bueno nunca hace un avance sexual durante todo el proceso previo, y el objetivo de sus afectos puede no darse por enterada (tip: sí se entera, pero como nunca se llega a forzar una definición, pueden jugar con él durante años obteniendo beneficios sin consecuencias). Eventualmente el Tipo Bueno llega a un limite, junta coraje, y se declara, solo para ser rechazado, probablemente de forma indirecta. Y acá es donde sus propias manipulaciones le juegan en contra, no consigue lo que quiere, se da cuenta del tiempo, recursos y dinero invertidos sin haber logrado ningún tipo de beneficio, y explota.

Si bien la estrategia principal del Tipo Bueno es manipular a los demás, para el no es manipulación ya que ésta estrategia es parte de su propio ser. El problema es que una vez que los demás se dan cuenta de que están en una relación con obligaciones impuestas en lugar de deseadas – obligaciones a las que casualmente nunca accedieron – terminan odiándote.

El Tipo bueno no es solo manipulativo con las mujeres, lo es en todas sus relaciones, amigos, trabajo, conocidos, etc.

De qué forma son los Tipos Buenos manipuladores? Le imponen una relación a los demás, haciéndole favores que no pidieron, forzando de esta forma el mecanismo social que tenemos los humanos de ser recíprocos (hasta cierto nivel) a los favores.

Como mejorar

Vamos a ver algunos mecanismos para empezar a desbuenizarte en la Segunda Parte de esta serie.

 

¿Qué es la Red Pill? Introducción al sub

Bienvenido, bienvenido a la Red Pill. La Red Pill está compuesta por un conjunto de personas (mas de 140.000 en el sub de reddit), blogs, foros, etc.
¿Cómo es que creció tanto y se está haciendo tan conocida?
Porque hay verdad en la Red Pill. Los hombres se están empezando a dar cuenta de que el Mercado Sexual cambió respecto de lo que les fue enseñado. Los hombres que crecieron en los últimos 30 años están dándose cuenta de que el mundo cambió. Hasta los hombres que todavía están madurando, aquellos de los 80, los 90 y hasta los de la última decena, están empezando a darse cuenta de que lo que sus padres les enseñaron, lo que las películas romanticas les enseñaron, lo que la iglesia les enseño… está todo mal.
Nuestra cultura se volvió una cultura feminista. No se puede elegir un presidente hoy sin que tenga que pagarle tributo al relato feminista. ¿Cuántas veces le agradeció el presidente Obama a su esposa por hacerlo el hombre que es?
¿Cuantas veces el debate pasó por la diferencia de paga de las mujeres? (el cual es un mito al cual no hay que contradecir porque sino ¡Sos un misógino!)
No estamos acá para repetir los conceptos ni derechos del hombre, ni estamos acá para dar consejos de autosuperación que solo te hagan un mejor hombre y no sirvan para ponerla mas seguido.
No, acá estamos para mejor o peor, para aceptar que gracias al que el relato de la realidad es feminista, los hombres perdimos nuestra identidad.
Igualmente no es el fin del mundo. El mundo está cambiando, pero los hombres todavía somos parte de él. Sólo tenemos que asegurarnos de que cambiemos junto con él.
Es muy fácil echar la culpa de todos nuestros problemas al feminismo.
Hombres, nuestra felicidad es nuestra propia responsabilidad. La cultura esta siempre en un constante cambio, es dinámica, fluida. Nunca estuvo ni nunca estará quieta.
El feminismo fue inevitable. Apoyo fuertemente la igualdad de derechos, tanto para hombres como para las mujeres.
Las mujeres tienen el derecho de perseguir la felicidad. Nadie debería objetar lo contrario. Maximizar su propia felicidad es el objetivo de todas las criaturas vivientes en este planeta.

Hombres, tenemos que reconocer, ya que las mujeres buscan la felicidad legítimamente, la psicología evolutiva es ahora mas relevante que nunca. Ya no controlamos la realidad. Yo, por mi parte, estoy de acuerdo con que el matrimonio tenía que cambiar si queríamos obtener la igualdad de derechos.Pero también es momento de dejarse de boludear y darnos cuenta de que nuestra propia estrategia necesita un cambio. El feminismo es una estrategia sexual. Coloca a las mujeres en la mejor posición que pueden encontrar, la de seleccionar parejas , la de decidir cuándo quieren cambiar esas parejas, de localidad el mejor ADN que puedan, y de obtener la mayor cantidad de recursos que puedan conseguir como individuos.La Red Pill es la estrategia sexual de los hombres. La realidad sucede, y tenemos que asegurarnos de que ajustamos nuestra estrategia acorde a ella.Bienvenido a la Red Pill. Es una pastilla difícil de tragar, entendiendo por eso de que todo lo que te habían enseñado, todo lo que te hicieron creer es una mentira. Pero, una vez que aprendes, internalizas y empezás a vivir tu nueva vida, todo se vuelve mejor.Como introducción al tema, me gustaría delinear cuál va a ser el foco de este blog.Dominar la seducciónLa seducción es una porción importante de la estrategia sexual. Muchos de ustedes probablemente se pregunten qué es lo que hace diferente a la Red Pill de otros lugares donde se discuten estos temas. La respuesta es simple: la Seducción es una de las facetas de la estrategia sexual de la Red Pill. Para determinar el cómo seducir primero se necesita entender cuál es el contexto dado dentro del marco de la Red Pill.Algo que veo en muchos otros lugares es el problema del deseo de femenizar todas las discusiones (básicamente, convertir el discurso en algo políticamente correcto cuando una mujer lo lee)Si, el arte de la seducción tiene una mala reputación entre las chicas, que suelen demonizar la manipulación. La razón es que la seducción aplicada es una estrategia muy efectiva que juega en contra de su propia estrategia sexual (ver Programas de apareamiento).
Cuando las mujeres comenzaron a hacerse oír oponiéndose a las técnicas de seducción, es cuando los hombres terminaron decidiendo que era necesario hacer de la seducción algo políticamente correcto. «Oh, no queremos manipular a las mujeres para que tengan sexo con nosotros, ¡Sólo queremos volvernos mejores hombres!»Y así, el imperativo femenino tomó control del ambiente de seducción. Cuando los hombres piensan que tienen que definir su estrategia sexual de forma que le de mejores resultados a la estrategia femenina, ¡Sabés que tu estrategia va a verse afectada! En el ajedrez, ¿Es bueno decidir no comerse a la reina contraria con la esperanza de no ofender a mi contrincante pero aún así esperar ganar el juego?

Definiendo la Estrategia

Ya que es necesario ser buen seductor, tenemos que definir qué es ser un buen seductor. Una gran parte de la discusión de la Red Pill gira alrededor de la psicología evolutiva. Es clave entender estas facetas de la psicología para desarrollar una buena estrategia sexual. Esto es así porque esta estrategia no va a ser útil solo en conseguir la atención del sexo opuesto, sino también para mantener y continuar relaciones, tener hijos y maximizar tu propia felicidad en tu vida, diría que definir la estrategia más allá de ser «buen seductor» es otra faceta importante de la Red Pill.
Aceptando la Realidad

Por último, nuestro foco siempre va a ser el de asegurar que enfrentamos la realidad que percibimos discutiendo precisa y objetivamente si nuestras creencias se alinean con resultados empíricos que podamos replicar. Soy un firme creyente de que el éxito potencial solo se puede maximizar maximizando tu conocimiento sobre los factores que rodean a tu éxito. Cerrar los ojos e ignorar la evidencia de los hechos no te va a beneficiar en nada. Pero abrirlos y aceptar todo, no importa cuan bueno, malo o dolorosa sea, es instrumental para que puedas tomar las decisiones que te lleven a resultados mas felices y exitosos.

Consejos de gimnasio – los cuatro grupos musculares principales

Puede que todavía seas un novato en el gimnasio, puede que seas una morsa de sillón que nunca ha tocado una barra de metal en su vida. Pero eso no quiere decir que seas un novato desinformado.

Saber qué tipo de músculos hay en el cuerpo y cuáles son los principales pueden hacer la diferencia entre un cuerpo esbelto y marcado y uno fofo y blando.

Recuerda que la única forma de lograr el cuerpo que quieres es moviendo un volumen de peso cada día mayor y de forma más estable y controlada.

Hay más de 600 músculos en el cuerpo, y podemos dividirlos en tres grupos distintivos para considerarlos para musculación (es decir que no es la división real de músculos, esa división sería los estriados, lisos y cardiacos):

  • Principales.
  • Secundarios.
  • Estabilizadores.

Claro, eres un novato, así que tienes que pensar en tu cuerpo como un bloque de granito al que iras tallando día a día, semana a semana, mes a mes.

Cuando un escultor talla una piedra, lo primero que hace es quitar bloques grande de ésta, dejando una forma aproximada de la escultura final:

Tú eres un novato, así que lo primero que tienes que hacer es enfocarte en los grupos musculares principales de tu cuerpo.

Estos músculos principales son, en orden descendente de popularidad, es decir de más popular a menos popular, y al mismo tiempo en orden ascendente de importancia muscular es decir primero los menos importantes.

  • Brazos
  • Pecho
  • Espalda
  • Piernas

Brazos

Quizá el grupo muscular más popular de todos los tiempos, es tal vez por eso el más observado en los espejos, el que se sigue más de cerca en su evolución y el que quizá más impacta en nuestro ego.

Además es uno de grupos musculares que más rápidamente darán resultados visuales. Posiblemente sea esa la razón de su tamaña popularidad.

Sus músculos más importantes son los Bíceps.


Y los tres ejercicios más iconicos y representativos de los brazos son:

  • El press de hombros.
  • El banco plano.
  • Flexiones de brazos

Tanto el press de hombros como el banco plano son unos de los 6 ejercicios más importantes que una persona puede hacer en el gimnasio.

Y las flexiones de brazos son uno de los 6 ejercicios más importantes de la calistenia.

Pecho

El segundo grupo muscular más admirado, quien no quiere ser capaz de hacer mover los pectorales a placer?

¿Eso, quien no?

El pecho ayuda mucho al cambio de postura, endereza el centro del cuerpo y eleva la cabeza al ir creciendo. Logra que una simple remera se vea genial.

Sus músculos más importantes son los pectorales.


Y los tres ejercicios más representativos del pecho son:

  • Banco plano.
  • Remo con barra, parado.
  • Dips.

Tanto el banco plano como el remo con barra son dos de los 6 ejercicios principales del gimnasio.

Los dips son uno de los 6 ejercicios más importantes de la calistenia.


Espalda

El grupo muscular más importante a largo plazo, y uno de los menos conocidos por los amateurs, enfocarse en la espalda puede traer resultados increíbles, son los músculos que más van a ayudar en la formación de la figura en Y que tanto atrae a más mujeres.


La espalda además es importantísima en el día a día ya que endereza la columna y ayuda a mejorar problemas comunes del hombre moderno como la escoliosis, la curvatura columnar, etc.

Sus músculos más importantes son los trapecios y los dorsales, que son los que se activan principalmente durante las dominadas.

Y los tres ejercicios más representativos de la espalda son:

  • Peso muerto
  • Dominadas
  • Espinales

El peso muerto es uno de los 6 ejercicios más importantes del gimnasio. Mientras que las dominadas son uno de los 6 ejercicios más importantes de la calistenia. Las espinales son unos ejercicios auxiliares muy útiles para trabajar la parte inferior de la espalda.

Piernas

Las piernas son el grupo muscular más odiado por los hombres.

Y el más entrenado por las mujeres.

Poca gente entiende la importancia de mantener una simetría en el cuerpo, es uno de los conceptos clave de la belleza y por eso es que toda rutina debe estar balanceada en tipos de movimiento.

Entrenar las piernas es necesario para tener un cuerpo balanceado y atractivo.

!No lo olvides!

Sus músculos principales son los abductores, los cuadriceps, los glúteos y las pantorrillas.

Y los tres ejercicios principales de las piernas son:

  • Sentadillas
  • Press de piernas
  • Peso muerto

Las sentadillas (con barra) y el peso muerto son dos de los 6 ejercicios más importantes del gimnasio. Las sentadillas (sin barra) es uno de los 6 ejercicios más importantes de la calistenia. El press de piernas es un ejercicio auxiliar para mejorar tus músculos principales.

Abdominales

Uno de los grupos musculares más conocidos y malvendidos del mundo mundial, no las abdominales no se hacen en el gimnasio aunque es necesario que las entrenes algo. Las abdominales son producto de comer poco muy poco, de morirse de hambre y de deshidratarse un poco. Solo cuando tienes menos de 15% de grasa corporal puedes verlas.

Sus músculos principales son las abdominales frontales.

Y sus tres ejercicios principales son:

  • Plancha
  • Abdominales
  • Todos los ejercicios con barra libre.

La plancha es uno de los 6 ejercicios principales de la calistenia. Las abdominales siempre es bueno realizarlas, pero ten en cuenta que todos los ejercicios que hagas donde nuevas peso libre (con barra o con tu cuerpo), utilizan, activan y entrenan a tus abdominales.

¿Cómo cuales, preguntas?

Bueno los 6 ejercicios principales del gimnasio y los 6 ejercicios principales de la calistenia, todos utilizan y dependen de tus abdominales.

Palabras finales

Los músculos principales deben ser siempre entrenados, encontraras qué hay muchos ejercicios que entrenan más de un grupo muscular a la vez, como por ejemplo el peso muerto, o incluso el press de hombros. Toda rutina que sea de mediana intensidad debe activar por lo menos dos de estos grupos musculares cada día de entrenamiento.

Saludos!