Skip to main content

Ella no te ama

Pero ama la atracción que siente por vos.

Voy a repetirlo porque es así de importante – Ella no te ama, solo ama la atracción que siente por vos.
No te equivoques, las mujeres no tienen ninguna lealtad más allá de su propio narcisismo. Los días de la pareja de por vida que tu abuela era para tu abuelo ya no están mas. La validación instantánea y la cantidad innecesaria de atención que recibe una mujer medianamente atractiva están totalmente fuera de control, y no pueden evitar volverse adictas a esos niveles altos de dopamina. Combina esto con la sociedad post-feminista que nunca le dice que «NO» a la mujer y tenes el quilombo actual. ¿En que te afecta? Bueno, es simple, te afecta en poder mantener esa atracción que lograste.
Levanta pesas, vestite bien. No aceptes mierda de nadie y se el hombre que la pone en su lugar. Las mujeres ansían el liderazgo y el dominio, sin importar lo que cualquier pseudo-marido feminista te pueda decir.
Eso si, ni por un segundo pienses que te ama, porque no. Ama lo mojada que la dejas al no ser como todos los demás hombres de bajo valor que la complacen todo el tiempo y que se la pasan golpeando su puerta. Ama los orgasmos primales cuando la ensartas contra la cama sin dejar que se mueva mientras la destruis a pijazos. ama como sus amigas suspiran mirando a su nuevo y misterioso hombre, y mas importante todavía, ama que mantengas tu relato cuando no puede evitar volverse totalmente irracional, pero no te ama a vos.
Lo peor que puede hacer una mujer es cogerse un beta por error. Los hombres del tipo Proveedor solían ser algo noble, algo por lo que luchar, pero en una época donde tenemos abundancia en todas las facetas de nuestra vida… son redundantes. Las mujeres no se tienen que preocupar mas por comida, refugio o seguridad. De todo eso ahora se encarga el Papá Estado (o los hombres beta) así que son libres de perseguir sus fantasías mas íntimas y obscuras con prácticamente cero repercusiones. Cuantas historias iguales escuchaste? Relación feliz, buen sexo, todo iba bien pero ella quiere ensalzar un poco la relación (cogerse otra pija), usualmente el tipo acepta. Su atracción esta desvaneciéndose y necesita de su dosis. Películas como «Eat, Pray, Love» hacen de esta idea algo popular.
Para que esforzarse por tu matrimonio y preocuparse por tu familia cuando podrías estar con un EXTRANJERO SEXY?! Exacto, no seas el marido perdedor, volvete ese extranjero sexy, o si no podes, solo obtené suficientes trazas de la Triada Obscura como para hacer que se moje.
Y por el amor de dios, no me hables de ese unicornio que escuchaste hablar del amigo de un amigo. En esta comunidad nos apoyamos en las estadisticas, y es muy muy poco probable de que vos te encuentres con una mujer atractiva y leal. Si, existen, como las brujas.

(enlace al original en ingles)

Los 16 mandamientos de Poon

I. Nunca digas ‘te amo’ primero

A las mujeres les gusta sentir que tuvieron que superar obstáculos para ganarse el corazón de un hombre. Ansían el desafío de capturar el interés de un hombre por el que compiten con otras mujeres, eventualmente logrando romper sus barreras en aceptar comprometer su exclusividad con ella. El hombre que entrega fácilmente sus emociones le está robando a las mujeres la  satisfacción de sentir que se ganaron su amor. Aunque puede ser que la ames, no lo digas hasta que ella no lo haya dicho antes. Mostrá compasión por su necesidad de luchar y sentirse satisfecha. Inspirala a dar el salto por vos y vas a ver como te devuelve ese favor multiplicado mil veces.

II. Hacela que sienta celos

Coqueteá con otras mujeres adelante de ella. No disuadas a las demás mujeres de coquetear con vos. Las mujeres nunca lo van a admitir pero los celos las excitan. El solo pensar de que vos puedas calentar a otra mujer las despierta sexualmente. No existe la chica quiere un hombre que ninguna otra mujer desee. El hombre que puede dominar una tormenta de celos es el hombre que controla hacia donde va la relación.

III. No harás que ni tu misión ni tu mujer sean tu prioridad

Olvidate de todos esos clichés románticos donde el hombre proclama su amor eterno a la mujer que compite por el. A pesar de que dicen lo contrario, las mujeres no quieren ser «La Elegida» o el centro de la existencia de un hombre. De hecho prefieren seguir y adaptarse al mismo propósito en la vida de un hombre que valga la pena (ej. un hombre que desea viajar por el mundo, prefieren seguirlo antes de que el deje ese propósito por quedarse con ellas). Quieren ayudarlo a lograr ese propósito utilizando su apoyo femenino, y seguir el camino que el coloca delante. Tenes que respetar la integridad de una mujer y no mentirle al decirle que ella es «tu todo». No es tu todo, y si lo es, no falta mucho para que lo deje de ser.

IV. Nuca juegues bajo sus reglas

Si permitís que sea una mujer la que crea las reglas, vas a terminar logrando de que ella misma te tome odio y un desprecio que ni un violador puede inspirar. Tanto la mujer mas fuerte como la feminista mas gritona quieren lo mismo, ser lideradas y sometidas por un hombre más poderoso. La polaridad es el núcleo de una relación saludable. No quiere poder caminar sobre vos con demandas caprichosas ni humores cambiantes. Sus emociones son un huracán incontrolable, su alma una saboteadora. Pensate a vos mismo como un bastión bajo su tormenta. Cuando intente agarrarse a un pilar para poder estabilizarse contra los vientos o cuando anhele una figura de autoridad para desarmar a sus peores instintos, sos vos el que tiene que estar ahi… fuerte, solido, inquebrantable e inamovible.

V. Seguí la regla del número áureo

Devolvele a tu mujer 2/3 de todo lo que te da. Por cada tres llamadas o mensajitos, respondele con dos. Tres declaraciones de amor de ella se ganan dos tuyas. Tres regalos, dos salidas. Demostrale dos veces que la querés y pará ahi hasta que te haya dado tres muestras ella. Cuando hablen, respondele con menos palabras, cuando se emociona, emocionate menos. La idea detrás del número áureo es doble – establece tu mayor valor al hacer que ella te persiga, y demuestra de que te podes contener, evitando dejarte llevar por su dramatismo. Contenerte en corresponderle todo lo que hace por vos en igual cantidad inculca en ella la actitud correcta de creer en tu mayor estatus. Bien profundo en el vientre eso es lo que ella realmente busca.

VI. Dejala que adivine

Cumpliendo con su naturaleza inescrutable, las mujeres hacen preguntas para las cuales no quieren una verdadera respuesta directa. Desdichado es el hombre que es directo – su destino es el sufrir como un beta. Evadí, bromeá, ofuscá. Ella prospera cuando tiene que imaginarse qué es lo que pensás de ella, y se marchita cuando sabe exactamente cómo te sentís. Las mujeres buscan la seguridad familiar y financiera, pero no quiere una seguridad pasional. De igual forma, cuando ella te generó un disgusto, castigala rápidamente, pero cuando te hizo un bien, premiala lentamente. Asegurate de que siempre que premies su buen comportamiento lo hagas de manera intermitente e impredecible y así nunca se va a cansar de esforzarse en agradarte.

VII. Nunca cierres todas tus opciones

No permitas volverte un hombre quedado. Un hombre con opciones es un hombre que no es desesperado. Que haya otras mujeres, una red de contención que te atrape si te separas/divorcias, hace que se eleve tu confianza y que te animes a ser mas audaz con las mujeres. Lo contrario causa soledad y una sequía desgastante. Toda mujer sabe que una vez que durmió con un hombre abdica un poco de su poder; y que cuando se enamora prácticamente le entregó todo el poder a el. Pero el amor es efímero y con el tiempo puede llegar a redescubrir su poder y amenaza con dejarte. Este es su As en la manga. Si ella retira todo su amor y su cuerpo de repente te puede destruir el alma si lo que encontrás enfrente es un abismo de soledad. Pero saber que hay otra persona a la que podes acudir para recibir afecto te fortalece a la par que satisface tu masculinidad.

VIII. Solo decí perdón cuando sea absolutamente necesario

No pidas perdón cada vez que haces algo mal. Es una postura sumisa que ningún hombre debería adoptar, sin importar cuan alfa se considere. Disculparse solo incrementa la demanda para mas disculpas. Ella termina esperando tu arrepentimiento de la misma forma que un perro espera su comida a una hora determinada cada día. Y entonces va a sentir que tu valor disminuye. A cambio, si haces algo mal, deberías asumir la culpa indirectamente sin utilizar las palabras «lo siento» ni «perdón». Usá el método Bill Clinton y decí «se cometieron errores» o decile que te «sentís mal» por lo que hiciste. Asumí que solo tenes dos usos gratis de «lo siento» en la relación, usalos sabiamente.

IX. Conectate con sus emociones

Diferenciate de los demás hombres y conectate con el panorama emocional de la mujer. Divertite surfeando sus emociones en lugar de caminar por el árido desierto de la lógica. Se juguetón. Utilizá todos tus sentidos. Describí con exuberante detalle escenarios que le enciendan el corazón. Deja que sus sentimientos corran libremente. No estas en un camino linear con ella. Estas corriendo por todos lados, llevándola en una aventura. En este mundo no hay necesidad de cerrar ideas ni llegar a conclusiones. Solo se necesita EXPERIMENTAR. La estas llevando de la mano corriendo hacia un laberinto infinito sin fin, riéndose y dejando que tus dedos rocen las paredes de plantas que hacen el camino de ese laberinto.

X. Ignorá su belleza

El hombre que entrena a su mente para dominar sus centros de recompensa del cerebro mientras enfrenta a una mujer hermosa va a ver mágicamente transformadas todas sus interacciones con las mujeres. Su ansiedad y timidez se van a difuminar, allanando el camino para tener interacciones mas honestas y serenas con los objetos de su deseo. Esa es también la razón por la cual los grandes libertinos tienen mas vagina de la que pueden manejar – a través de experiencias positivas con tantas mujeres hermosas terminan perdiendo su sentido del asombro por la belleza, y, por ende, el efecto de ella sobre el. Te va a ayudar mucho a mantener el relato correcto si dejas de usar las palabras «buenísima», «linda», «hermosa», «bonita», «rebuena», etc. para describir a las mujeres que te calientan. A cambio, decite a vos mismo «es interesante» o «puede valer la pena conocerla». Nunca halagues a una mujer por su belleza, y especialmente nunca a una chica que te estés cogiendo. Apagá esa parte de tu cerebro que busca ponerlas en un pedestal. Un entrenamiento mas avanzado para poder llegar a este nivel de desasombro trascendental casi Zen, es el dormir con MUCHAS mujeres atractivas (evitá dormir con muchas mujeres feas si no querés sufrir una regresión). Pronto, un amante Jedi seras tu.

XI.  Se irracionalmente seguro de vos mismo

No importa en que momento de tu vida eses, avanzá por el mundo sin disculparte ni excusarte. No importa si objetivamente no sos el mejor hombre que puede conseguir una mujer; lo que importa es que pienses y actúes como si lo fueras. Las mujeres tienen un instinto canino para descubrir las debilidades en los hombres; no se lo hagas fácil. La confianza en uno mismo, justificada o no, activa una respuesta emocional de sumisión en las mujeres. La seguridad irracional en vos mismo te va a conseguir mas vaginas que el derrotismo racional.

XII.  Maximiza tus fortalezas, minimiza tus debilidades

Al mejorar nosotros mismos como hombres atraemos mujeres a nuestra órbita. Para lograr esta atracción gravitacional sin dificultades, necesitas identificar tanto tus talentos naturales como tus defectos y ajustar tus esfuerzos acorde a ellos. Si sos un bromista natural, no pierdas el tiempo intentando aumentar tu estatus debatiendo filosóficamente. Si escribís bien pero bailas mal, no te mates tratando de conquistar mujeres en la pista de baile. Tu objetivo tiene que ser el de atraer a las mujeres con el menor esfuerzo consiente posible, así que apoyate en tus fortalezas sin importar cuales sean; hay una botinera para cada actividad masculina. Bueno, excepto para los jueguitos.

XIII. Es mejor ser muy audaz que quedarse corto

Tocar inapropiadamente a una mujer en la primera cita te va a llevar mas lejos que no tocarla para nada. No dejes que la falsa indignación que muestran las mujeres ante tu audacia te detenga; las mujeres aman secretamente cuando un hombre las busca agresivamente (no violentamente, aprende la diferencia) y cuando demuestra abiertamente sus intenciones sexuales. No necesitas ser un forro maleducado, pero si ves que no te queda otra, ser un forro desconsiderado le gana al ser un beta respetuoso, todas las veces.

XIV. Cogela bien

Cogétela como si fuera la ultima vez que cogerías. Cogela tan bien, tan fuerte con tantas ganas, tan zarpadamente que la dejes temblorosa en una amalgama de cuerpo y fluido sexuales. Dejala sin ganas por completo, hacela acabar hasta que te pida basta, y ahi hacela acabar un poco mas. Besala por todo el cuerpo, hacele el amor toda la noche y abrazala fuerte a la mañana. Toma control de su cuerpo, acepta su gratitud y su amor. Si todavía no sabes cómo, aprende a hacerla acabar mientras eyacula.

XV. Mantenete en control

Sos un roble. No se te puede manipular ni llorando, ni gritando, ni mintiendo, ni con jueguitos mentales, ni con quita de sexo, escenas de celos, ni dando lastima, ni con pruebas de mierda, ni desapareciendo, ni hacerte sentir culpable. Ella va a actuar como una tormenta, lloviendo y tronando alrededor tuyo y aun así vas a ser su refugio hasta que pase la tormenta. No te va a poder arrastrar a su caos ni moverte un ápice. Cuando sos maestro de vos mismo y te podes dominar, es cuando tenes dominio sobre ella

XVI.  Nunca temas perderla

No tenes que temer. El temor es el asesino del amor. El miedo es el triunfo del ego que trae consigo la soledad mas deplorable. Vas a enfrentarte a tu miedo. No vas a permitir que el miedo pase por encima tuyo. Y cuando ese miedo egoísta se vaya, vas a girar y enfrentar a tu amante, y solo quedará tu corazón. Te vas a ir y la vas a dejar cuando veas que ella violó tu integridad, y la vas a dejar ir cuando sientas que su corazón se cerró al tuyo. Aquella que te puede destruir, es quien te controla. No le des nunca ese poder sobre vos. Amate a vos mismo antes de amarla a ella.


Cuanto más cerca sigas estos mandamientos, mas fácil te va a resultar encontrar y mantener un amor incondicional verdadero y la felicidad en tu vida.

Suerte,

Tu Rey y Señor

(Enlace al original en ingles)

Antes y Después: Describiendo dos años de transformación después de la Red Pill

Resumen: A continuación van varios ejemplos de la transformación tanto personal como interpersonales luego de dos años de haber internalizado la verdad y de practicar diariamente la sabiduría compartida en la manosfera.

Cuerpo: Tengo 40 y pico, en una relación con una mujer que tiene casi mi edad, para este artículo la vamos a llamar simplemente «Mujer». Tres hijos. Estuvimos divorciados durante algunos años y en algún momento nos reconciliamos. Cuando estaba preparándome para dejarla de nuevo por la falta de sexo y diferentes frustraciones que tenía con la relación, descubrí La Red Pill. De eso dos años ya.
A partir de ahi decidí leer un montón, y mejorarme a mi mismo, levantando pesos, aumentando mi VMS, practicando Dread, identificando y pasando sus pruebas de mierda, definiendo objetivos, siendo un groso, construyendo y manteniendo un Relato confiable.
Y gracias a ustedes y su brillantez, todo en mi vida mejoró de forma dramática y la verdad es que estoy enormemente agradecido por los que me mostraron el camino correcto (en ausencia de un padre que lo supiera).

Acá hay algunos ejemplos de las diferencias en mi vida en el antes y después…

Antes: El sexo con mi Mujer era claramente algo que no existía, la rutina era una vez por mes, a veces, con suerte, dos veces por mes, y a veces nos salteábamos un mes.

Después: Lentamente fue aumentando la frecuencia luego de varios meses de práctica, hasta que tuvimos un avance increíble al entrar en nuevo Relato. Ahora el promedio es 10 a 12 veces por mes, lo que realmente me deja totalmente satisfecho a esta edad.

Antes: Siempre buscaba tener sexo, y por ende me la pasaba frustrado. Estaba todo el tiempo buscando y planeando encontrar una forma de ponerla de humor para coger (je!), siempre viendo como hacer que todo esté bien y perfecto para lograr que ella quisiera tener sexo. Siempre negociando el deseo, y al no conseguirlo me terminaba enculando y enojandome con ella por la forma en la que ella se resistía.

Después: Cuando quiero sexo, agarro a mi Mujer, le doy una nalgada y le demuestro las ganas incontrolables que tengo por ella. Le coloco sus manos en donde las quiero, la posiciono como deseo. Me sintonizo al deseo de hacer lo que deseo / tomar lo que quiero.

Antes: Cuando el raro evento de tener sexo sucedía (esa vez al mes) siempre intentaba hacer que éste fuera increíble y de darle la mayor cantidad de orgasmos que pudiera, con la intención de que así ella quisiera tener mas sexo en el futuro (ja!). Siempre romántico, pensando en sus deseos e intentando complacerla.

Después: Me enfoco en lo que quiero y no me preocupo demasiado en su placer – Me sintonizo a la naturalidad sexual del dominante/sumiso. Le digo que hacer en la cama. Queda muy claro de que Mujer disfruta mucho mas del sexo de esta forma, con una bestia masculina y pasional cautivándola. A veces, en general durante su ventana de ovulación, me indica que necesita más atención, y le doy hasta que me pide que pare.

Antes: Para intentar que se caliente conmigo, me volvía dulce y charlador, entristeciendome cuando ella igual demostraba no estar interesada en sexo.

Después: Cierro la puerta y la trabo (para que no entren los nenes), le sonrío con una mirada de león hambriento, le saco los pantalones que se está intentando poner, la empujo a la cama, la toqueteo, la besuqueo, hago lo que quiero.

Antes: Le mostraba cuán vulnerable era, cuáles eran mis sentimientos, compartía mis problemas y desafíos en el trabajo, compartía mi confusión y exasperación con los temas de los nenes. Intentaba ser un Humano y hacerla que me ame por mi ternura y comunicación genuinas.

Ahora: Soy una roca. Un hombre con una Misión. Defino mis objetivos y perseverando celebro mis logros. Mi Mujer solo escucha de los problemas que resolví, quizá de mis planes para enfrentar desafíos futuros. Soy el Padre, seguro, sabio, disciplinado, estoico. Investigo y busco ayuda de fuentes confiables. Y a pesar de que disfruto conversar sobre nuestros hijos o mi Mujer y escuchar su puntos de vista (gracias a dios es una buena madre), igualmente solo le muestro fortaleza y felicidad en ser un hombre, marido y padre para ella.

Antes: “Perdón.” Solía decir esa palabra todo el tiempo, me defendía y siempre explicaba y justificaba mis sentimientos y todo lo que hacia.

Ahora: Me tomó meses de observar como un halcón, y ahora solo me disculpo cuando juzgo que realmente causé daño a alguien y solamente cuando realmente deseo expresar verdadero perdón. Si no, no tengo nada que explicar y termino usando el Maestro Entretenido o disfrutar de el misterioso Silencio. Me controlo constantemente para evitar justificar o racionalizar mis actos – o sea que elijo las acciones y palabras deliberadamente para aguantar cuando la Mujer y otras personas me tiran pruebas de mierda. (Tuve que controlar fuertemente mis pensamientos y palabras para poder romper los viejos hábitos. Cada vez que escucho que la palabra ‘perdón’ sale de mis labios, me detengo a analizar si realmente merecía ser dicha. A menudo no correspondía y así voy aprendiendo a limitarme y mejorar mi respuesta a futuro)

[Nota: no se puede subestimar la importancia que tienen las palabras que usamos tanto en nuestros propios pensamientos como en lo que decimos. Como ejemplo, en lugar de «perdón» podría decir «que mal…» «hmmm…» «que lástima que…[describí lo que pasó]» «ups! (quedándote en silencio y mirándola con cara de que sabes que estuviste mal)

Antes: Tomando en serio su estado de ánimo, intentando mejorarselo si era malo y tratando de que se mantenga si era bueno.

Ahora: Mi foco es mi misión y yo. Su estado de ánimo son como el estado del tiempo. No solo no me interesa su estado de animo, sino que acepto activamente el subibaja emocional que puede tener si tenemos algún tipo de conflicto. Simplemente me mantengo fiel a mi mismo y que lo que creo es lo correcto (lo que puede cambiar si ella puede demostrarme un punto de vista válido), y se que en esos momentos gracias a esa tensión se está recargando la pasión de nuestra relación. Sonrío sabiendo de que vamos a tener re buen sexo mas tarde, en lugar de sentirme ansioso y frustrado pensando que el hecho de que ella se haya alterado significa que por eso no voy a coger.

Ahora: Me enojaba por la falta de balance en nuestro deseo sexual. Deseaba que ella iniciara el sexo alguna vez, o por lo menos que me de alguna señal de que le interesaba tener sexo conmigo. Me frustraba mucho el hecho de que no eran así las cosas cuando recién empezábamos a salir.

Ahora: Acepto el rol del hombre y tomo la iniciativa cada vez que me parece, esperando siempre que se someta a esa decisión. Ahora entiendo que la tensión/excitación sexual mejora cuando yo soy dominante y ella sumisa.

[Nota: Mi programación Blue Pill femino-centrica me dictaba de que tenia que verla a mi Mujer como un ser perfectamente igual a mi, cómo yo en todo sentido excepto en los genitales. Siguiendo la regla de «Oro» de la Blue Pill, me la pasaba juzgando todas mis acciones hacia ella bajo la mirada de cómo quería yo que me trataran. Me dedicaba a hacer lo que era «correcto» y, Dios me libre, nunca intentaba dominarla. Es impresionante cuanto mejoro nuestra vida sexual durante mi transformación de Blue Pill a Red Pill, cuan liberador fue todo el proceso. Y está claro de que ella ama sentirse sumisa cuando siente que es un hombre real el que tiene al lado haciendo lo que él quiere – se la pasa diciéndome que nunca estuvo tan contenta.]

Antes: Estaba siempre estresado por la plata y tratando de que ella gaste menos. Esperaba una pareja que fuera mi igual y me enojaba tremendamente con nuestros problemas financieros. Terminé yendo muchas veces contra mis instintos al intentar agradarle o al negociar con ella.

Ahora: Separe nuestras cuentas y tome control de mis ingresos. Tuve un buen aumento en el 2015 y ademas tengo ganancias por trabajos que hago por mi cuenta. Pude aceptar que soy 100% responsable por mi situación financiera, y ya no le permito gastar de más. No me interesa su respuesta emocional a mis decisiones financieras y por ende su comportamiento cambio para adaptarse a las nuevas condiciones.

Antes: Me tomaba en serio cualquier pelotudez que me decía, a menudo crítico o pensativo, intentando siempre ayudarla. Siempre deseando que ella fuera diferente.

Ahora: No discuto mucho, no tiene sentido. Me divierte escucharla y verla como funciona. AWALT. Soy juguetón o estoico según corresponda y ella es mucho mas feliz con un hombre fuerte que la escucha sin inmutarse emocionalmente por lo que diga. Desde mi perspectiva, la vida es corta y misteriosa y ahora gracias a que entiendo su naturaleza y ya no tengo intenciones de que ella sea algo que no es, la encuentro fascinante y entretenida.

Antes: Preguntaba «si está bien» que yo hiciera algo a la noche o con amigos, intentando siempre que no se enoje, agradeciéndole si podía ir, pidiendo disculpas por la molestia. Nunca se me ocurría mencionar a otras mujeres/chicas.

Ahora: Le informo cuando planeo salir y doy la menor cantidad de detalles posibles. Demuestro entusiasmo en la salir y hacer cosas con otras personas, sin demostrar nada de preocupación en si eso puede o no afectarla. El gimnasio y el fútbol son mi prioridad. Le cuento historias de otras mujeres en mi vida, incrementando mi VMS y el dread (el alma y vida de una RLP).

Antes: La preguntaba siempre como podía ayudarla en la cocina o con algunas tareas del hogar. Le mostraba cuan servicial podía ser, negociando de esa manera un contrato encubierto de tareas hogareñas a cambio de sexo.

Ahora: Veo lo que hay que hacer y lo hago – saco la basura, ayudo en la cocina, etc. y después de una nalgada sigo con mis cosas. Estoy cuando ella me necesita, soy su roca, no su amiga.

Antes: «Te amo» todo el tiempo. Me volvía loco si ella no lo decía tan seguido como yo o cuando pensaba que debería haberlo dicho. Pensaba realmente que ella quería escuchar mi amor eterno. En resumen, negociaba la atracción.

Ahora: Regla inquebrantable: Nunca decirlo primero. Con demostraciones físicas le demuestro una intimidad apasionada y de dominación de su ser. Ahora escucho seguido esas palabras dichas en el intenso tono que desee tanto en mi vida previa. Le devuelvo una sonrisa cómplice junto con las palabras. [Nota: respondo ‘te amo’ en lugar de ‘yo también te amo’ porque elimina cualquier implicación de que podría llegar a estar diciéndolas como una respuesta educada. Mi relato es mirarla a los ojos y decirlo con intensidad y sentimiento, respondiendo a esa necesidad de seguridad con una proyección de mi esencia masculina de fuerza y protección. Y a veces no digo nada, solo la agarro y la acerco a mi, o si siento que me lo dijo sin demasiado sentimiento detrás, la burlo un poco.]

Antes: Creía en el alma gemela, esa fantasía de película donde «me ama por quien soy» existe. Pensaba que mi Mujer tenia sentimientos románticos similares, valoraba la lealtad, el sacrificio, la integridad y el honor.

Ahora: Sabiendo que mi VMS (percibido) debe estar y mantenerse por encima del de ella, de que si se va lo hace sin arrepentirse. Acepto mi soledad, sabiendo de que solo me puede amar por cómo la hago sentir en este mismo momento. Agridulce y poético, para mi Mujer solo existe el ahora, su satisfacción basada en su propia percepción del estatus y relato de su hombre a cada momento. A pesar de que la mayoría de las cosas son geniales después de mi Transformación (de Blue a Red), nunca pierdo de vista que AWALT, y soy consciente de que todo esta funcionando bien solamente porque estoy trabajando en que así sea a cada momento.

Antes: Temía perderla, o mandarme una cagada y que todo se cayera a pedazos. Temía que encontrara a otro tipo, de no poder mantener a mi familia unida. Quería trabajar junto al mamá de mis hijos y no enfrentarla en discusiones sobre cómo ser padres. Uniquitis.

Ahora: Andá a cagar, soy groso y me estoy volviendo cada vez mas increíble. Se que hay muchas mujeres, mas jóvenes, mas atractivas que ella, mojándose con el solo pensar en tener a un hombre como yo (Dominante, Seguro, armado con la Verdad). Mentalidad de Abundancia – Estoy contento con tenerla cerca siempre que se comporte y sea sumisa, encantadora, respetuosa. Bromeo con ella sobre otras mujeres, aumentando el Dread. La desafío y la motivo a que sea la mejor madre que puede ser, en lugar de pensar de que como madre siempre tiene la razón.

Está claro: Vivir bajo los verdaderos principios de la dinámica de los sexos da los mejores resultados tanto al hombre como a la mujer y a sus hijos. El camino del hombre que acepta la Red Pill, enfocado en su misión, disciplinado, solo puede terminar en una relación saludable y satisfactoria. Por supuesto, siempre AWALT, y además la buena elección de una pareja correcta es crítica y difícil. La verdad es que me siento muy afortunado en ese aspecto.

Lecciones aprendidas:

  1. Lee toda la guía definitiva de la Red Pill. Estudiá, practicá, volvé a la teoría para afianzar conocimientos si querés tener alguna posibilidad.
  2. Levantar pesas es esencial para lograr el estado mental correcto.
  3. AWALT. Para poder lograr todo esto tuve que volverme un hombre masculino, mantener mi relato, y estar dispuesto dejar todo atras.
  4. Los 5 estadíos son reales y cada uno de ellos es valioso a su manera.
  5. Poner a RP en acción produce los mejores resultados tanto para hombres, mujeres y niños.

Nota del Traductor: Cuando se implica que la mujer es sumisa en el contexto de la Red Pill, no se habla de sumisa con la dinámica de maestro/esclavo sino en la dinámica de Sargento y soldado. Cuando un Sargento da una orden el Soldado la cumple, no desafía constantemente la cadena de mandos.

(Enlace al original en ingles)

La regla esencial de las relaciones

Ésta es la regla esencial de las relaciones.

En cualquier relación, la persona con más poder es la que necesita menos del otro.

Ese es el cimiento de cualquier relación, no solo sexuales, sino también relaciones familiares, profesionales, etc. Es una dinámica que siempre entra en efecto. Por mi propio bien y por el bien de mi familia, necesito a mi empleador más de lo que el me necesita a mi, por ende me levanto a la mañana para ir a trabajar para el. Y a pesar de que soy una pieza vital en la continuación ininterrumpida de su compañía y emprendimientos, simplemente me necesita menos de lo que yo lo necesito a el. Claro que podría ganar la lotería mañana o el podría decidir bajarme el sueldo a la mitad o quitarme mis beneficios, o yo podría hacer un máster (MBA) y decidir de que puedo conseguir un trabajo mejor que estar todos los días trabajando para el, así, ya sea por logro propio o por alguna condición externa, terminaría en una posición donde yo lo necesito menos que el a mi. En ese momento se verá forzado a una posición de decidir cuanto valgo yo según sus ambiciones y elegir entre separar nuestros caminos o negociar una forma de continuar nuestra relación.

Lo mismo termina siendo verdad para las relaciones sexuales. Ya sea que quieras basar tu relación en el ‘poder’ o no, no es algo relevante; ya que igual  entra en juego desde el primer momento en que hay algún tipo de atracción. Sos aceptable para ella porque cumplís los criterios que ella se puso para que lo seas, y ella lo es para vos por cumplir con tus criterios. Si no fuera así, simplemente no hubieran siquiera iniciado una relación (ya sea hablar, o tener sexo).
Esta situación, la de medirse uno al otro, es la primera comparación que hacemos con otras personas. Hacemos comparaciones innatas (y a menudo inconscientes) sobre todo, y en el caso de una atracción inicial decidimos si la otra persona es aceptable o no para compartir nuestra intimidad con ella. De ahi en adelante todo es una negociación que requiere de cooperación.

regla esencial de las relacionesLa idea de este principio no es tanto el ‘poder’ sino mas el control.
Es muy fácil caer en el blanco y negro y pensar de que lo que acá llamamos regla esencial de las relaciones es de que uno de los participantes de la relación tiene que gobernar por completo sobre el otro – un dominador dominante a un felpudo sumiso.
El control, en cualquier relación saludable fluye, pasa de uno a otro participante a medida que el deseo y la necesidad de cada uno y de la relación lo dicte. En una relación enfermiza si tenes una manipulación desbalanceada del control por parte de uno de los dos. A pesar de que el control nunca esta en un balance perfecto, se vuelve manipulativo cuando uno de los dos chantajea al otro en lugar de jugar limpio. Las razones del porque el chantaje termina apareciendo son muchas, pero en si, el sumiso se termina condicionando a dejar que la manipulación suceda, y el dominante por su parte inicia la manipulación (se necesita de dos para bailar). De todas formas la regla sigue manteniéndose válida – aquél que necesite menos al otro es el que tiene mayor control. Y esta regla se vuelve evidente en las relaciones interpersonales.

Demasiadas personas asumen que con esta Regla esencial de las relaciones estoy defendiendo el mantener una posición de poder a expensas del otro; lejisimo está esa interpretación de lo que yo abogo. Lo que sí propongo es que la gente – especialmente los hombres jóvenes – se valoren más a si mismos y entiendan mejor la verdadera influencia que tienen en sus propias relaciones (asumiendo de que se deciden a tener una). Ojo, ambos sexos son culpables de manipulación; las mujeres maltratadas vuelven con sus novios/maridos abusivos y los dominados se olvidan de sus ambiciones y sueños a cambio de servirle mejor a sus novias/esposas (¿Cuántos hombres no fueron a trabajar al exterior porque la novia no los acompañaba?). La intención al mostrar esta Regla esencial de las relaciones es la de abrir los ojos a los hombres que ya tengan predisposición a devaluarse a su mismos y que estén dispuestos a poner a una mujer como objetivo en su vida en lugar de verse a si mismos como el PREMIO que tiene que ser conseguido. Siempre es necesario hacer concesiones en una relación, pero es clave darse cuenta cuándo estas son como resultado de una manipulación y cuándo no, es importante ver qué esta en juego y desarrollar una confianza en si mismo que te permita mantenerte firme en esas situaciones. Esta Regla esencial de las relaciones se vuelve esencial entonces para estas situaciones de manipulación.

No hay nada malo en bajarse de una discusión que tengas con tu novia, pero si hay algo mal cuando te la pasas cediendo vos para ‘mantener la paz’ con la idea de que si no cedieras y te mantuvieras firme, ella dejaría de coger (no querés lavar los platos? hoy no cogemos). En sí esta situación es una demostración de fuerza, también conocida como prueba de mierda. Y ya que la que inicia la ofensiva es ella, se termina convirtiendo en la que tiene el control. Nunca vale la pena ceder algo a cambio de ponerla, no solo por el juego de poder, sino porque ademas terminas devaluando tu propio valor frente a ella. Una vez que sentás precedente, además, vas a terminar siendo cada vez menos respetado – el opuesto de lo que la idea popular nos dice, de que ella va a valorar que vos cedas y que por eso te va a premiar (con sexo). Por otro lado, ¿Qué es lo que están cediendo en esta situación? En sí, ella está apostando su propia sexualidad (ya que si no cedes, ella tampoco coge). Si realmente estuviera sexualmente interesada en vos, no amenazaría con algo que también le gusta a ella. Toda la jugada es una sutil prueba psicológica (que demasiados hombres desconocen) para determinar quien necesita más del otro.
No hay mayor sensación de confianza para un hombre que aquel que comprende que no va a ceder a las manipulaciones femeninas, y que tiene la fortuna de poder irse de la relación sabiendo de que igual va a poder encontrar a una mejor pareja que la actual (que no intente manipularlo de esa forma). El hombre con esta mentalidad es el que pasa las pruebas de mierda (y termina cogiendo más, mucho más)

(Enlace al original en ingles)

Los hijos de madres solteras son más propensos a la delincuencia

De este estudio de la Universidad de Melbourne (hay muchos mas pero no es la idea llenarte de estadísticas) surge una tendencia muy clara, los niños que son criados por madres solteras son más propensos a la delincuencia.

Vamos al detalle

crimen_violento_madre_soltera

En este gráfico se puede ver la incidencia en tres tipos de crímenes violentos por hombres jóvenes de diferentes estructuras familiares.
De Izquierda a Derecha:
Total – Padre biológico en la casa – Padre biológico separado – Sin padre – Padre biológico separado y padrastro en la casa – Padrastro en la casa. En todos los casos la madre vive con el joven.

Se puede ver muy claramente que cuando un joven crece en un hogar sin un padre presente en la casa, sin importar si es su padre biológico o no, su predisposición hacia los crímenes aumenta (es sorprendente la diferencia en la venta de droga, el gráfico se puede ver en el artículo pero prácticamente se dobla la incidencia).

Tené en cuenta esto cuando te decidís a ponerla sin forro, no solo te pueden llegar a enganchar por 18 años de alimentos, sino que podes llegar a crear un delincuente más.

Las 36 preguntas que llevan al amor

En el ensayo de Many Len Catron «“To Fall in Love With Anyone, Do This,”, referencia a un estudio hecho por el psicólogo Arthur Aron (y otros) donde exploran si se puede acelerar el sentimiento de intimidad que sucede entre dos extraños al hacerles preguntarse uno al otro una serie de preguntas personales bien específicas. Las 36 preguntas del estudio se dividen en tres series, cada una diseñado con la intención de profundizar mas que la anterior.

La idea central es que cuando dos personas se sienten mutuamente vulnerables, se fomenta una sensación de cercanía especial. Citando a los autores originales, «Uno de los patrones clave asociado con el desarrollo de una relación de cercanía entre pares es aumentar la apertura personal de forma sostenido y reciproco «. Permitirse a uno mismo volverse vulnerable con otra persona puede ser algo sumamente difícil, así que este ejercicio ayuda a encauzar el tema.

La tarea final que tanto la Srta Catron y su amigo intentan – mirarse fijamente a los ojos por cuatro minutos – no está tan bien documentada, con la duración sugerida oscilando entre dos a cuatro minutos. Pero la Srta. Catron es contundente con su recomendación. «Dos minutos alcanzan para que te sientas aterrada» contó. «Cuatro terminan siendo algo totalmente diferente»

Serie I

  1. Si pudieras elegir a cualquier persona en este mundo, ¿Con quién querrías cenar?
  2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿De que forma?
  3. Antes de hacer una llamada, ¿Alguna vez practicaste lo que ibas a decir? ¿Por qué?
  4. ¿Qué significa para vos tener un día «perfecto»?
  5. ¿Cuándo fue la ultima vez que cantaste? ¿Y la ultima vez que le cantaste a alguien?
  6. Si pudieras vivir hasta los 90 años manteniendo o la mente o el cuerpo como si tuvieras 30, ¿Cuál quisieras mantener?
  7. ¿Tenés alguna sospecha sobre cómo vas a morir?
  8. Contá tres cosas que vos y tu compañero tienen en común.
  9. ¿Por qué cosas en tu vida das las gracias?
  10. Si pudieras cambiar cualquier cosa sobre la forma en la que fuiste criado, ¿Qué sería?
  11. Tomate cuatro minutos y contale a tu compañero la historia de tu vida con todo el detalle que puedas.
  12. Si tuvieras la posibilidad de irte a dormir hoy y mañana despertarte con una cualidad o habilidad nueva, ¿Cuál sería?

Serie II

  1. Si encontraras una bola de cristal que te pudiera decir la verdad sobre vos, tu vida, el futuro o lo que vos elijas, ¿Qué te gustaría saber?
  2. ¿Tenés algún sueño que quieras cumplir desde hace tiempo? ¿Por qué no lo cumpliste?
  3. ¿Cuál es tu mayor logro en la vida?
  4. ¿Qué es lo que valoras mas en una amistad?
  5. ¿Cuál es tu recuerdo mas preciado?
  6. ¿Cuál es tu recuerdo mas horrible?
  7. Si supieras que vas a morir en un año de forma repentina e inevitable, ¿Cambiaría en algo la forma en la que estas viviendo ahora? ¿Por qué?
  8. ¿Qué es para vos la amistad?
  9. ¿Cuál es el rol del amor y el afecto en tu vida?
  10. Intercalen compartiendo algo que consideran como una característica positiva de su compañero. Háganlo cinco veces.
  11. ¿Cuán cercana es tu familia? ¿Pensás que tu infancia fue mas feliz que la de la mayoría?
  12. ¿Cómo te sentís con tu relación con tu mamá?

Serie III

  1. Armá tres oraciones con la palabra «nosotros». Por ejemplo: «Nosotros estamos en esta habitación sintiéndonos….»
  2. Completá la oración: «Me hubiera gustado tener a alguien con quien compartir…»
  3. Si tu compañero se terminara volviendo uno de tus mejores amigos, compartile qué sería importante para el o ella saber.
  4. Decile a tu compañero lo que te gusta de el; se muy honesto esta vez, decile cosas que no soles decirle a alguien que recien conoces.
  5. Compartí algún recuerdo embarazoso de tu vida.
  6. ¿Cuándo fue la ultima vez que lloraste enfrente de alguien? ¿Y estando solo?
  7. Decile a tu compañero algo que ya te este gustando de el.
  8. ¿Hay algún tema que sea demasiado serio como para hacer chistes sobre el? ¿Cuál?
  9. Si te murieras esta misma tarde sin tener la oportunidad de comunicarte con nadie, ¿Qué es lo que más lamentarias no haberle dicho a alguien? ¿Por qué no le dijiste todavía?
  10. Tu casa con todo adentro se prende fuego. Después de salvar a tus seres queridos y las mascotas, todavía tenes tiempo de entrar una vez mas para salvar alguna otra cosa. ¿Qué sería? ¿Por qué?
  11. De todas las personas de tu familia, ¿La muerte de quien sería mas dura para vos? ¿Por qué?
  12. Compartí un problema personal con tu compañero y pedile consejo sobre como lo manejaría. Preguntale también como ve el que te estas tomando el problema que le compartiste.

(Articulo original en Ingles)

Jugando a ser Amigos

Las mujeres tienen novios y amigas, si no te la estas cogiendo, entonces sos su amiga.

“¿Rollo, como hago para salir de Amigolandia?» Nunca entres en ella.

Las mujeres usan la forma de rechazo de «Pero podemos ser amigos» (PPSA) por cientos de años por una razón, les permite rechazarte sin quedar como mala. Algunas mas y algunas menos, pero todas las mujeres necesitan recibir atención y cuanto mas reciben, mejor se sienten consigo mismas, tanto personal como socialmente. El rechazo PPSA es en realidad una Convención Social que le asegura mantener su atención previa a pesar de haberlo rechazado. También devuelve la pelota y el peso del rechazo de vuelva al hombre, ya que si el decide rechazar esa ‘ofrenda de amistad’, termina siendo el responsable por romper esa ‘amistad’.

Por supuesto que hoy por hoy existe la posibilidad de que este rechazo le termine jugando en contra a la mujer, ya que la respuesta del ZFP (Zoquete Frustrado Promedio) va a ser el de aceptar ese rechazo de PPSA con la falsa esperanza de poder ‘probarse’ a si mismo ser digno de su intimidad al tomar la forma de un ‘novio sustituto’ – colmándola de atención y lealtad sin que ella pretenda devolver el favor entregando su propia intimidad. Debería aclarar a esta altura de que esta situación es análoga a un hombre teniendo «amigas con derecho», donde estas «amigas» lo colman de sexo sin que se espere de el hombre el devolver el favor poniéndose de novio. De más esta decir, esta nueva posición lo único que logra es posicionar a este nuevo «amigo» como alguien que cumple la función de ‘apoyo emocional’, un Beta contrapuesto al Alfa indiferente con el que ella coge constantemente para luego quejarse. Esta posición de aguantarse toda la descarga emocional de la mujer sin recibir nada a cambio mas que una vaga pista de promesa de una posible y futura posibilidad a poder intimar con la mujer, también es conocido como Tampón Emocional.

El rechazo de PPSA también le sirve a la mujer para quedar como quien ofreció tender un puente de ‘amistad’ al hombre y por ende poder dormir tranquila esa noche con la seguridad de no sentirse mal y sabiendo que nadie va a pensar mal de ella tampoco. Después de todo ella le ofreció ser amigos, ¿No es cierto?. De esta manera se ve absuelta de todo posible sentimiento de culpa o de cualquier responsabilidad por sobre los sentimientos de el en caso de que ella quiera quedar en buenos términos con el.

Hay un proceso que lleva a este rechazo PPSA. El tipo de hombre que lo recibe son los que tienen la mentalidad de «primero somos amigos»; tipos que ponen demasiado énfasis en una sola mujer y la esperan hasta que encuentran un momento para intentar escalar hacia la intimidad, momento en el cual su rechazo mas cómodo (Buffer) es utilizar el PPSA. Este rechazo se ve totalmente facilitado gracias al proceso de levante que utilizó el hombre hasta ese momento (se intentó hacer el amigo antes).

Prácticamente todos los hombres que caen en el rechazo PPSA lo hacen porque se alinean con alguna variación de lo que yo llamo Mentalidad de Francotirador. Esperan pacientemente a su único objetivo, obviando a todos los demás, intentando constantemente probar sus cualidades delante de ese objetivo – es decir, intentan poner énfasis en el nivel de comodidad e intentan ser amigos antes que amantes. En esencia creen que si se dessexualizan se vuelven mas atractivos (por la sola virtud de no ser como los «otros hombres»). Esto es porque compraron la idea de que una mujer se tiene que sentir cómoda con ellos antes de intimar. Una vez que el ZFP llega al punto en el que junta suficiente coraje como para intentar levantarsela de verdad, momento en el que el siente que ella ‘debería’ sentirse lo suficientemente cómoda con el como para valorarlo como material de novio, el Francotirador dispara.

El problema con este proceso es que se saltea todos los estadíos esenciales de la atracción, y la necesidad de la incomodidad y la tensión sexual necesarias para que se de la intimidad, pasando directamente a congeniar de una forma familiar, cómoda (totalmente anti-seductivo), el opuesto total a lo que es la excitación sexual. Si lo pensás en términos de sexo, este estadío es el que sucede justo después del orgasmo, cuando ella busca mimos, abrazos, cucharita y sentirse abrazada en esa comodidad y seguridad inducida por la oxitocina liberada durante el sexo. Todo lo opuesto al estadío lleno de testosterona, sudor, ansiedad, incomodidad y copulación que sucede justo antes de esa liberación.
Así que en términos de «amistad» y de mentalidad de Francotirador, te salteaste toda la parte de la calentura y fuiste directo al relax. Terminas siendo percibido como un animalito de peluche que puede abrazar y volver a poner en la cama una vez usado. Es por eso que cuando ese animalito de peluche que consideras platónico de pronto te muestra su erección y te dice «creo que deberíamos tener relaciones» su reacción es la de pensar de que todo lo que hiciste por ella hasta ese momento fue todo una gran artimaña. «Hijo de puta, para lo único que me querías era para cogerme y me usaste todo este tiempo!»

La respuesta mas predecible que vas a recibir de ella es el rechazo PPSA. Después de todo vos ya le araste el camino al punto de que con un solo paso muy fácil de hacer te puede dejar suspendido en esa comodidad que vos mismo causaste – «¿Pero no podemos ser solo amigos?» Y entonces se repite el ciclo, el ZFP crea que el PPSA es una oferta genuina, real (no un rechazo) y vuelve a su mentalidad de Francotirador. Debe ser que no fue lo suficientemente convincente para probar su valor y por lo tanto vuelve a intentar probarse ante ella como el novio perfecto, hasta que demuestra nuevamente su interés en intimar en otro momento. Esto continua sin obstáculos hasta que ella termina intimando con un novio ‘real’ o hasta que él consigue un nuevo objetivo cuando termina dándose cuenta de que sus esfuerzos con la chica PPSA no esta dando los resultados esperados.

El problema con muchos de los consejos de ‘amigolandia’ que suelen ofrecer las mujeres es que dejan en duda si el rechazo PPSA es realmente un rechazo o simplemente una ofrenda genuina de amistad. La realidad es que la única razón por la que amigolandia es y ha sido un tema tan común entre hombres y mujeres durante tanto tiempo es justamente porque se repite con tanta regularidad y porque el resultado se puede predecir como un rechazo. El comportamiento de una mujer es siempre la única manera de medir su verdadera intención, por tanto, cuando contabilizamos la cantidad de rechazos PPSA con el resultado de todas esas amistades, podemos ver un patrón, y ese patrón es el de un rechazo real. Es aconsejable entonces que los Hombres se comporten acorde a lo que en realidad es, ante la duda es mejor cortar por lo sano y seguir adelante con otra mujer donde haya mejores posibilidades.

La respuesta automática de todo hombre antes este rechazo debería ser el de excusarse de esa amistad. Simplemente esta en sus mejores intereses ya sea si es que ella lo estaba probando o si realmente lo estaba rechazando. Si se siente lo suficientemente seguro de si mismo como para abandonar ese entorno sexualmente cargado, se prueba a si mismo como lo suficientemente decidió como para ponerse por encima de ser ‘manipulado’ de esa manera. Por ende termina dejando la impresión en la mujer de que el es el PREMIO, que posiblemente este en contacto con otras mujeres con mayor potencial y que es lo suficientemente seguro como para quitarle su atención; de esta forma también termina pasando cualquier prueba de mierda que ella haya implicado con el rechazo, al tiempo que termina devolviendole a la mujer la responsabilidad de volver a conectarse (que es donde debería estar de todas formas). Si realmente ella tuvo un cambio de parecer (la prerrogativa femenina, ¿Te acordás?) y realmente estaba usando el PPSA como una forma de rechazo, aún así el hombre sale beneficiado por todo lo anterior, ademas de plantar una ‘semilla de duda’ en la mujer al respecto de su estimación inicial sobre el hombre. Incluso si ella no está interesada en él, el se va caminando y no de rodillas, sin gastar mas tiempo en hacerse el «amigo», tiempo que puede usar en prospectos mas productivos.

Realmente retirar la atención de una relación donde la mujer te rechaza con PPSA es una de las pocas situaciones donde el hombre gana o gana. Las mujeres saben muy bien que el PPSA pone una fuerte presión social sobre el hombre para aceptar lo que básicamente es un ultimátum de prueba social negativa (te doblegó y terminaste como amigos cuando no querías, si después no honras esa amistad sos mala persona y mal amigo, poco confiable, etc), y eso es una prueba de mierda de las grandes, sin importar cual sea su intención real. Si el hombre rechaza el ofrecimiento de amistad, él termina siendo el forro, y no ella. Pero el hombre que se anima a hacer lo que el sentido común y el instinto le dice que haga va a ser el que triunfe, tanto con ella, como con otras mujeres y consigo mismo.

Los seres humanos tienen una inclinación natural en evitar confrontaciones. Cuando un hombre hace un intento de intimar con una mujer la situación se vuelve agresiva. Si ella no está segura de que el hombre merezca su intimidad, solo le queda recurrir a comportamientos psico-sociales ya aprendidos para desarmar ese enfrentamiento. Y es preferible que las técnicas que usa hayan sido probadas con anterioridad como efectivas para desarmar ese tipo de enfrentamientos. Es por eso que la respuesta PPSA es utilizada hace generaciones por mujeres de múltiples culturas – simplemente funciona mas veces que las que no.

Podes aplicar el mismo análisis a la Mención del Novio; las mujeres mencionan en una conversación casual que están de novias como medida preventiva para desarmar las intenciones de un potencial pretendiente. Básicamente es un rechazo PPSA preventivo. (Si ya tiene novio no puede ser la tuya y solo podes ser su amigo)

Los hombres que no aceptan estas convenciones son los que dejan la mayor impresión de seguridad y confianza en las mujeres. Va en contra de lo que nuestra herencia humana nos dicta – evita el conflicto, no armes lío, etc. Pero al no aceptar el PPSA, transmitís empáticamente que sos lo suficientemente bueno manejando conflictos, que entendés sus motivos y que te sentís lo suficientemente seguro de vos mismo como para hacerle saber todo eso. No solamente termina impresionándola en su búsqueda de provisión y seguridad, también le implica seguridad y confianza futura. El problema para la mayoría de los hombres es poder representar esto y transformarlo en su comportamiento natural, yendo en contra de nuestra propia biología que nos hace alejarnos de los conflictos.

(Enlace al original en Ingles)

¿Esperarla?

Regla de acero de Tomassi #3

Cualquier mujer que te haga esperar para tener sexo, o que sus acciones impliquen que te esta haciendo esperar; SIEMPRE termina no valiendo la pena esa espera

Cuando una mujer te hace esperar para tener sexo es porque no estas dentro de sus prioridades. La sexualidad es una reacción química espontánea entre dos personas, no es un proceso de negociación. Primero viene el sexo, después la relación, no te confundas que no es al revés. Cualquier mujer que quiera cogerte va a encontrar una manera de cogerte. Va a volar de una punta a la otra del país, caminar hasta Lujan, arrastrarse por debajo de una cerca, escalar a tu ventana del segundo piso, cogerte hasta dejarte seco y después esperar pacientemente en el armario si por alguna de esas casualidades tu esposa llega un rato antes – las mujeres que quieren coger van a encontrar la forma de hacerlo. La chica que te dice que necesita sentirse cómoda y que quiere tener algún tipo de relación con vos es la misma chica que se cogió a ese chabón lindo en la fiesta de la espuma en la playa durante el verano en Mar del Plata, solo media hora después de haberlo conocido.

Si una chica está con vos va a tener sexo sin importar el DAP (defensa anti putita) o que hayan amigos suyos presentes que la puedan filmar cogiendo en medio de una fiesta. Todas las mujeres pueden ser bien putitas, solo tenes que ser el hombre correcto que saque esa faceta dentro de ellas. Y todo esto sucede antes de llevarla de vuelta a su casa. Si ves que tenes que rogarle, mimarla, hacerle cucharita en la cama vestidos o si recibís un beso en el cachete cada tanto al final de la noche, necesitas volver a foja cero y empezar de nuevo.

Probablemente altere a algún Chamullero con esto, pero nunca vi con buenos ojos el hecho de romper la RUM (resistencia del último minuto) de una mujer. En algún momento llegué a la conclusión de que el sexo con una mujer a la que la caliento es muchísimo mejor que el sexo con una donde tuve que venderle la idea de estar conmigo justo antes de ponerla. Por supuesto que existen los grises y no es necesario que tomes al pie de la letra y pienses que estoy diciendo que el único buen sexo es el del sexo casual de la primera noche con alguna trolita que no se acuerda como es eso de cerrar las piernas. Lo que quiero decir es que si todavía estas intentando ver cuales son las palabras mágicas que le tenes que decir a una chica para que quiera coger con vos después de tres citas – o más – necesitas replantearte su deseo. Estas perdiendo el tiempo y disminuyendo tus oportunidades con otras mujeres con las que tenés mas chances de ponerla, que al esperar a una mujer que ya ves que no desea con todas sus fuerzas tener sexo con vos. Ese sexo por el cual esperaste NUNCA va a valer la espera. Sería mejor acostarse con una prostituta..

El deseo genuino no se puede negociar. Una vez que pasas cierta cantidad de tiempo de espera, lo que alguna vez fue una oportunidad de ser sexo natural se transforma en una negociación de un acto físico. El solo hecho de que tengas que demostrar algo (incluso encubiertamente) es evidencia suficiente de que hay otros factores que están inhibiendo su capacidad de ser sexual con vos. Como dije antes, obviando la incapacidad física, casi siempre la razón es que hay una intención oculta de su parte. Puede ser porque tiene un novio y no te lo dijo, puede ser una cautela natural, puede ser que de alguna manera le estas telegrafiando ‘beta’ en tu accionar, o puede ser que este manipulandote mientras espera a ver si otro hombre, más preferible y deseable, termina agarrando viaje con ella, sin embargo, ninguna de esas razones son insuperables si ella tiene un deseo genuino de cogerte.
Muchos novios cornudos saben que esto es verdad. Sea la excusa que sea, para ella el sexo con vos no es una urgencia. Si te percibiera como un hombre de alto valor como vos pensás que debería hacerlo, no dudaría mas que un par de citas en volverse sexual con vos – y ciertamente no te diría de que te esta haciendo esperar. La hipergamia no le permite gastar mucho tiempo a una mujer cuando ve a un Hombre de genes superiores.

Una de las situaciones mas frustrantes con las que me encuentro viene de parte de hombres a los que se les dijo ABIERTAMENTE de que los estaban haciendo esperar para tener sexo hasta que alguna circunstancia o criterio se cumpla para la mujer. La manipulación más común suele ser la del razonamiento de  «necesito sentirme más cómoda con vos» antes de tener sexo. Más alarmante todavía es si el hombre, que ya estaba teniendo sexo, recibe esa excusa de parte de su novia actual. Si alguna vez te encontrás en esa situación o alguna similar, tené en cuenta un par de cosas.

Primero que nada, el sexo es naturalmente incómodo. El sexo motivado por el deseo mutuo y real es un hecho tenso, encendido por la testosterona, la ansiedad y la urgencia. No lo tomes a mal pero el sexo es amenazante. Necesita serlo y ella te tiene que considerar como un personaje sexual. Aceptar abiertamente a esperar a que ella se vuelva sexual es anti-seductivo. Le confirma a la mujer de que no sos un personaje sexual; un Alfa nunca esperaría para tener sexo y ella lo sabe. Lo peor de todo es que a sus ojos le estas rebajando su propio VMS (Valor del mercado sexual) a algo menos que tu urgencia más inmediata.

Segundo, recordá cual es la razón por la que una mujer debe recurrir a la comunicación ABIERTA (el lenguaje de los hombres) – lo hacen para que su mensaje no sea malinterpretado de ninguna forma. Si una mujer, frente a frente, te dice «No vamos a coger a menos que X, Y y Z suceda» ¿Qué es lo que te dice la FORMA de decírtelo? Te dice que hay precondiciones que son más importantes que el hecho de coger con vos con una pasión genuina e incontrolable. Vos querés que ella esté tan encendida por vos al punto de que esté dispuesta a quebrar las reglas. La situación ideal sería que la pasión que sienta por vos sea tan incontrolable que acepte renunciar a su religión y tire todas sus convicciones por la ventana para poder encamarte. Puede parecer un poco melodramático, pero es para que te des una idea. La buena noticia de que ella sea abierta en el mensaje, es que demuestra que agotó sus reservas de ser disimulada y, asumiendo de que no estas lo suficientemente desesperado para mentirte a vos mismo, podes SEGUIR ADELANTE y superarla.

Congeniar ≠ Comodidad

Muchos de los «esperadores» sienten que ese camino de SEGUIR ADELANTE es demasiado duro de superar. Quieren quedarse y ver si las cosas pueden llegar a «avanzar», y el hecho de PASAR de su «chica esperada» se siente similar a darse por vencidos luego de todo lo que invirtieron en construir lo que ellos piensan que es congeniar. En general esto se debe a que el hombre no esta girando suficientes platos (saliendo con varias minas a la vez) que le rendirían mejores resultados que esta que espera. Sin embargo, tené esto en mente: esperar para tener sexo no es congeniar. Hay mucha confusión respecto a lo que significa congeniar, mucha de esta confusión tiene que ver con algunos Chamulleros que mezclan y confunden el congeniar con la comodidad. Es un término bastante esotérico, pero el congeniar implica una conexión; es una confianza implícita entre dos personas que nunca antes se habían conocido o que se conocen poco. Podes llegar a congeniar hasta con un animal – esa es la conexión, es instintiva.

La comodidad viene de la familiaridad y la predictibilidad; definitivamente todas influencias anti-seductivas. Y mientras que la comodidad tiene su propio mérito para las relaciones interpersonales, no es para nada la base de un deseo sexual genuino y pasional. Para la gente (yo incluido) que está en una RLP o en un matrimonio, es mejor para el interés a largo plazo de convencernos que el sexo es mejor cuando estas cómodo con tu pareja, sin embargo la realidad es otra. Para ilustrarlo rápidamente: En varios estudios científicos tanto hombres como mujeres indicaron ante la pregunta de «¿Cuál de estas circunstancias te provocó la experiencia sexual mas intensamente memorable? – ¿Una salida romántica en pareja para reconectarse y refrescar la relación? ¿O el sexo post pelea, cuando sacas afuera toda esa ansiedad y emociones que tenían acumulada mientras intentas ver si vale la pena arreglarse?
Si tu respuesta fue «sexo post pelea» ¡Estas en lo correcto!, Uno de los escenarios es cómodo y el otro es incómodo, uno es predecible mientras que el otro es caótico e incierto, sin embargo en ambos casos la pareja esta congeniando mutuamente.

(Enlace al original en inglés)

Estudio: Cuando dice que le gustan los nerds/chicos buenos, esto es lo que quiere decir.

Aviso inicial: Nunca escuches lo que una mujer dice, sino lo que hace.

Acá tenes un articulo explicando la teoría detrás de esa frase..

Resumen: Un breve análisis del verdadero objetivo en el que piensan las mujeres cuando describen el tipo de hombre que les gusta – y adiviná, no incluye hombres que les gusta jugar a la play toda la noche en su habitación mientras usan su remera de linux tamaño XXXXL.

Cuerpo

En algún lugar leí un articulo que detalla cómo tanto hombres como mujeres tienen un tipo de físico mínimo estándar para que alguien les guste – y cuando hablamos de preferencias especificas del color que sea, hablamos del tipo de gente que marcadas físicamente y que ademas se encuentran por encima del estándar mínimo. El «color» nunca está por encima del estándar mínimo (por ejemplo si le gustan los pelirrojos, le gustan los pelirrojos físicamente marcados, no los pelirrojos gordos).
Los hombres también tenemos ese estándar – cuando decimos que nos justan las minas que les gusta jugar videojuegos, nos imaginamos una mina linda, esbelta, quizá pelirroja, tal vez sentada en la cama con las piernas cruzadas, solo una bombachita rosa, una remera de Counter Strike y un joystick de play en la mano. Es decir, cuando dijiste que te gustan las minas jugonas, no hablabas de cualquier mina que juega a los videojuegos.
Las mujeres sienten lo mismo sobre los hombres, pero debido a la sobre feminización de la sociedad (y los feministas) en la que vivimos, en nuestro pasado Blue Pill recibimos sistemáticamente siempre la misma frase «Solo se vos mismo, y vas a ver que la chica correcta va a aparecer y te va a amar por quien sos«, si, a vos y a tus 120 kilos de cuerpo.

Nota: Una vez que te elevas al grupo del 20% de hombres que las mujeres desean sin control, este consejo es perfecto para vos. Justamente de ahí viene el problema ya que las mujeres se sienten atraídas por estos hombres que «solo son si mismos», el tema es que luego transmiten el mismo mensaje a los Beta, los cuales obviamente siendo si mismos resultan «desagradables» (porque tienen actitudes totalmente opuestas y no atractivas) perpetuando así su propia soledad. Es posible que las madres también repitan esta frase ya que el amor que sienten por sus hijos no les deja ver de que no pertenece a ese grupo selecto, pero que realmente lo crean así sin importar la realidad de sus hijos.

Me imagino que todos estuvimos ahí, hablando con una mujer que seguramente estuviste orbitando por meses, mientras ella se queja y nos dice que solo espera poder conocer alguna vez en su vida a «un chico bueno como vos», un chico bueno que es inteligente, cariñoso y quizá abierto a formar una familia más adelante – todo esto mientras vos, sentado al lado de ella esperas a que te vea y se «de cuenta». Bueno, malas noticias, ella no quizo decir VOS. Vos eras un beta gordo y sin chances. Del VOS que ella hablaba era de este tipo:

Alfa Nerd

Me encontré con el perfil de esta chica en Facebook (en el apartado de «gente que quizás conozcas»). No tengo ni idea de quienes son, pero me llamó la atención la foto principalmente por lo raro que se ve el chabón, así que decidí revisar un poquito más..

Por supuesto que esta es una foto hecha por un profesional y no una fotito cualquiera sacada con el iPhone, pero después de un par de minutos de revisarles la vida que tienen en facebook pude ver que tanto la expresión aduladora de ella hacia el como su estilo de vestimenta eran congruentes con una situación natural.

Vamos a explorar a un poco mas a este tipo. Alguno puede pensar que parece un hipster, pero es innegable que tiene una pinta mas de nerd/chico bueno. Hay algo importante, sin embargo, es musculoso. tiene la típica linea bien masculina, con unos trapecios grandes, una espalda ancha, brazos gruesos. Sin embargo no cultivó un cuerpo de fisicoculturista. Se ve fuerte, pero no parece un obsesivo del gimnasio. Sabemos que no nació así sino que se cultivó; tiene que trabajar y ejercitar para mantenerse así, y probablemente sea técnicamente «obsesivo» en cuanto a la rutina y la nutrición que necesita para mantenerse en forma. Ese tipo de cuerpo no llega solo, requiere esfuerzo. Y es muy probable de que ella no aprecie por completo el esfuerzo que requiere conseguir ese cuerpo, pero se nota a la legua de que si aprecia los resultados.

A medida que veía mas fotos, noté que en casi todas están juntos, y ademas ella siempre esta mirándolo con esos ojos de enamorada. Tienen uno o dos hijos y parece ser un padre feliz y partícipe de la crianza de sus hijos. Por supuesto que hay que tener en cuenta que todo esto se ve a través del filtro que cada uno pone en facebook (no vas a poner tus peores fotos ahí, todos los que usan el sitio lo hacen para contar su propio relato), pero aún así, estoy seguro de que la chica piensa que se ganó la lotería, y que se consiguió al hombre perfecto.

Este hombre igual todavía la puede cagar. Si su nivel de Seducción no es alto y si no mantiene control sobre el Relato, o si se va volviendo cómodo y empieza a esforzarse cada vez menos, puede terminar en un divorcio para cuando llegue a los 45 años. Incluso si mantiene su físico a tono, solo con comportarse como un beta insufrible igual va a causar que ella lo deje de querer y lo quiera dejar, sin siquiera entender por que lo hace. Puede que incluso ella se termine odiando por es situación, después de todo, en los papeles, es el hombre perfecto. ¡Hasta sus amigas se lo dicen!. Pero la chispa puede morir y si ninguno de los dos tiene una idea consciente de que era lo que encendía esa chispa en un primer lugar, van a terminar como otro matrimonio fallido y otra familia Occidental partida al medio.

Pero la Red Pill sabe qué es lo que está pasando. Es todo biológico. No se puede discutir con ella, y la mayor parte de la sociedad no esta ni enterada. Así que aprendete la mecánica, aprendé lo que está pasando tras bambalinas y tomá el control – o enfrenta tu caída como todos los demás.

Lección aprendida

  • TODOS requieren un mínimo de estándar físico (y de belleza). Toda preferencia que se mencione, es por encima de ese estándar, y no en reemplazo de el. Ejercitá tu físico hasta por lo menos cruzar ese estándar – y luego seguí creciendo, motivate hasta la estratosfera.
  • Acepta y adaptate a lo que te destaque, se tu «propia marca de Alfa», una vez que tu VMS sea lo suficientemente alto, vas a resultarle atractivo a la mujer promedio – pero una dulce adictivo para la chica a la que le gusta especialmente lo que te haga especial. Incluso hay muchas chances de que conviertas algunas que no lo veían como algo especial a chicas que luego de pasar por vos lo busquen.
  • El VMS Físico es tu pie en la puerta, pero la Seducción lo que te permite vivir más allá del sexo casual de una sola noche. Si sos muy beta durante el suficiente tiempo, vas a causar que ella te encuentre repulsivo, a un nivel instintivo que no puede ni comprender.

(Original en ingles)

La ley de Briffault – ¡Explicada!

Ante la pregunta de ¿Por qué las mujeres hacen lo que hacen? o más precisamente, ¿Cómo es posible que sean capaces de hacer ciertas cosas después de todo lo que hicimos por ellas? Admito que llevo una vida entera dedicada a buscar las respuestas a esas preguntas, sin éxito… hasta ahora.

Surfeando por la red me encontré con una frase extraordinaria que explica mucho, si no todo, el comportamiento femenino. La encontré por un comentario hecho en un articulo muy interesante de un diario, el articulo, llamado «Brides of the State» (Casadas con el estado) del diario «Inside Cork» publicado el 8 de Julio de 2004. Tené en cuenta que estamos hablando sobre comportamiento, o sea, un hecho observable y no de pensamientos o deseos. Freud solía decir que nadie sabe qué quieren las mujeres. Esa opinión se mantiene vigente hasta donde sé. Como todo los grandes descubrimientos, tales como E=MC2 o F=MA, lo que encontré vendría a ser como la teoría unificada del comportamiento femenino, explicada de una forma muy elegante. Lo que encontré fue la Ley de Briffault.

LEY DE BRIFFAULT:

La hembra, no el macho, determina las condiciones de la familia animal. Cuando la hembra no puede obtener mas beneficios de la asociación con el macho, esta asociación deja de existir.

Hay algunos corolarios que podríamos agregar:

  1.  Los beneficios ya provistos por el macho no aseguran ni la continuidad ni el futuro de la asociación.
  2. Cualquier acuerdo donde el macho provee un beneficio actual a cambio de la promesa de una futura asociación es totalmente inválido y nulo tan pronto como el macho termine de proveer el beneficio (ver corolario 1)
  3. La promesa de un futuro beneficio tiene una influencia limitada en la asociación tanto actual como futura, siendo esta influencia inversamente proporcional al tiempo que falta para que ese beneficio sea dado y directamente proporcional al grado en el que la hembra confía en el macho (muy poco probable, digamos)

Ningún hombre puede entender lo que está sucediendo dentro de la cabeza de cualquier mujer, sea  de la cultura que sea incluyendo las de su propia cultura, no importa cuanto las estudie. No debemos mentirnos a nosotros mismos. Lo mejor que podemos esperar lograr es observar sus comportamientos y aprender a los golpes. Acá es donde la Ley de Briffault se vuelve de vital importancia. Todas las mujeres se asocian con un hombre solo en tanto puedan obtener algún beneficio de esa asociación.

Hay algunos estudios recientes hechos en Inglaterra que apoyan esta proposición. Se encontró que durante un periodo de tiempo entre el comienzo de los 1990 hasta el los inicios de los 2000, el 90% de las mujeres de Inglaterra practicaron la hipergamia,
La Hipergamia se puede entender como «casarse con alguien que esta en mejor situación que la de uno«. La hipótesis del estudio fue; ¿Exhiben o no las mujeres la hipergamia?. Se empieza asumiendo que no, y luego se busca refutarlo. Si las mujeres no son hipergámicas, entonces se puede decir que aproximadamente el 50% de ellas se casarían hacia arriba y el 50% se casarían hacia abajo. Durante el periodo que duró el estudio, el 90% de las mujeres de Inglaterra se casaron con hombres que ganaban mas plata que ellas, o que tenían mayor riqueza. Un 90% es una evidencia bastante clara de que las mujeres demuestran un comportamiento hipergámico. Cabe aclarar que las mujeres del estudio no eran granjeras ni pobres y que el país del estudio no era un país en desarrollo.
Este comportamiento se puede observar en cualquier parte del mundo en cualquier momento de la historia.

Antes de descubrir la Ley de Briffault, había llegado a una conclusión similar, aunque no tan bien explicada. Hace unos años, discutiendo con las mujeres de mi familia sobre mis intenciones de casarme con una chica de barrios bajos, me argumentaban que ella solo quería casarse conmigo para tener una mejor vida. Después de unos segundos de reflexión, les respondí que eso era verdad para todas las mujeres del mundo al casarse con cualquier hombre. Esa respuesta las hizo quedar mudas y sin argumentos, porque, después de todo, ¿Quién de nosotros se casa para tener una peor vida? Todos esperamos que el casamiento nos lleve a una mejora. Con las mujeres es mucho más evidente, ya que no tienen la intención de trabajar duro para mejorar sus situación.

Entonces, de acuerdo con la Ley de Briffault, si una mujer se asocia con vos (asumiendo que sos hombre), solo lo está haciendo porque ve algún beneficio, sea actual o futuro, de esa asociación. Las únicas diferencias son el tiempo de tal asociación, el beneficio esperado y el tiempo que ella acepte esperar para obtener ese beneficio. Es hora de sacarse los anteojitos de colores y ver la realidad como lo que es.

¿Y esto en qué te ayuda? En que si sabes de antemano que ella esta con vos para principalmente para obtener un beneficio, asegurate de que estas dispuesto y de que sos capaz de proveerle ese beneficio, asegurate de que estas dispuesto y que sos capaz de continuar dando ese beneficio y de que el costo de proveerlo vale el beneficio que vos obtenés de la asociación. Tené siempre en mente de que cuando el beneficio que le proveas se termine, también lo hace la relación. No tengas ilusiones. Esto es verdad tanto en Inglaterra, Francia, USA, Argentina, Tailandia y cualquier otra parte del mundo. Así que si te gastas todos tus ahorros en comprarle o refaccionarle una casa a ella o a su madre (a su nombre, claro), no esperes que la asociación continúe. Tenes que aprender a decir que no desde el inicio las veces que sean necesarias, para preservar tu habilidad de poder continuar proveyendo el beneficio. Si gastas todos tus recursos, sólo vas a obtener lo que deberías esperar (ver corolario #1).

Mantené el control sobre tu dinero, sólo vos podes y vas a ser responsable por el, y eso es porque sos vos el que tuvo que ganárselo. «Cualquier hombre que le entrega su sueldo a una mujer es un tonto«. Agregaría que darle a una mujer toda la plata que tenes en el mundo es buscar que te eche y te deje a la primera de cambio.

Querer obtener beneficios mutuos de una relación no es algo malo. Pero los hombres perdemos la consciencia cuando esperamos que los beneficios aportados en el pasado a una mujer nos generen una asociación futura continua (ver corolario #1). La lealtad, el honor, la gratitud y el sentido del deber son valores masculinos que nos gusta proyectar a las mujeres, pero hay muy, muy pocas mujeres que poseen esos valores. No nacemos con esos valores; se nos inculca desde la cuna por la sociedad y la cultura, nuestras familias y definitivamente por las mujeres de nuestra vida (eso incluye a tu mama, si). Las mujeres reciben un adoctrinamiento diferente, así que sus valores son distintos; en general, para una mujer, lo que sea que es mejor para ella y para sus hijos (biológicos) es lo mejor, punto. Así que no esperes que una mujer se sacrifique por vos y te siga agradeciendo cuando ya no podes proveerla a ella y lo que es de ella.
Y no te equivoques, nunca fuiste, ni seras, parte de lo que es de ella. Sus prioridades son primero ella, luego sus hijos (biológicos), luego sus padres, luego sus hermanos, por ultimo el resto de sus parientes.
El imperativo biológico del ser humano siempre fue y será extender la familia biológica. Ahí termina, siempre. Esta es una realidad que sucede en todo el mundo. Superalo.

Los hombres aman a las mujeres, pero yo creo que las mujeres son realmente incapaces de sentir lo que los hombres llaman amor.

«Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno que dé su vida por sus amigos.» (Juan, 15:13).

¿Cuantas mujeres están dispuestas a morir por sus maridos, amigos, país? Demasiado pocas, si es que hay alguna. Sin embargo eso es lago que si se espera de los hombres (a veces incluso a la fuerza).
¿Cuántos hombres continúan con su matrimonio, manteniendo a su familia y a su esposa, a pesar de que esta le hace la vida imposible? Demasiados.
¿Cuántos hombres elijen a sus esposas por sobre sus padres y hermanos? La mayoría.

Las mujeres no se comportan así.

Pero, ¿Cómo es que las expectativas de un beneficio mutuo en una relación se distorsionan de tal manera en Occidente? En cuanto se dicen los «Si, acepto».
¿Por que?
Porque vos, el hombre, firma un contrato no con la mujer, sino con el Estado en el que prometes que vas a proveer todo a tu mujer, mientras que la mujer no promete nada (esto cambió en el nuevo Código Civil Argentino donde se eliminaron los géneros, ahora falta eliminar el sesgo de los jueces). Por cierto, acordate que tanto el peso entero de la ley y como la opinión publica van a apoyarla a ella para que te saque todo lo que pueda, incluyendo a tus hijos y la mayoría de tus ganancias futuras, en cuanto ella decida dejarte.
Por lo tanto, una vez que firmás ese contrato no tenes mas nada que ofrecerle. Todo lo que tenes y todo lo que vas a tener, es de ella. ¿Te parece muy duro lo que te digo? Me pareció lo mismo la primera vez que lo escuche, cuando discutía con mi abogado después de mi separación. La mujer lo tiene todo, y además, puede volver nula su parte del contrato en cuanto lo desee, esa parte del contrato donde ella te debe compañía, lealtad, sexo, etc (Acordate que la violación de cónyuge ahora es una realidad, pero no pasarle un peso a ella si no trabaja es un delito). Y no solo puede anular su parte del contrato, sino que encima se queda con todos los beneficios que podes darle y que vayas a poder darle a futuro.
Una vez que te casas, la mujer pierde cualquier razón por la cual seguir asociándose con vos (ver corolario #2).
Esta situación actual del estado del matrimonio (y ahora de los convivientes) resulta totalmente destructiva para la unidad familiar, donde el hombre tiene responsabilidades y la mujer ninguna.

Hablar sobre a la Ley de Briffault es un deber que siento tengo hacia mis lectores, como un servicio publico. Necesitamos sacarnos las anteojeras y ver la realidad. Pensalo, vas a obtener de las mujeres exactamente lo que esperas; siempre que mantengas a la Ley de Briffault (y sus corolarios) en mente.

Tanto los hombres como las mujeres vamos a ser mas felices si los hombres toman el control de su relación y de sus finanzas.