Skip to main content

La regla esencial de las relaciones

Ésta es la regla esencial de las relaciones.

En cualquier relación, la persona con más poder es la que necesita menos del otro.

Ese es el cimiento de cualquier relación, no solo sexuales, sino también relaciones familiares, profesionales, etc. Es una dinámica que siempre entra en efecto. Por mi propio bien y por el bien de mi familia, necesito a mi empleador más de lo que el me necesita a mi, por ende me levanto a la mañana para ir a trabajar para el. Y a pesar de que soy una pieza vital en la continuación ininterrumpida de su compañía y emprendimientos, simplemente me necesita menos de lo que yo lo necesito a el. Claro que podría ganar la lotería mañana o el podría decidir bajarme el sueldo a la mitad o quitarme mis beneficios, o yo podría hacer un máster (MBA) y decidir de que puedo conseguir un trabajo mejor que estar todos los días trabajando para el, así, ya sea por logro propio o por alguna condición externa, terminaría en una posición donde yo lo necesito menos que el a mi. En ese momento se verá forzado a una posición de decidir cuanto valgo yo según sus ambiciones y elegir entre separar nuestros caminos o negociar una forma de continuar nuestra relación.

Lo mismo termina siendo verdad para las relaciones sexuales. Ya sea que quieras basar tu relación en el ‘poder’ o no, no es algo relevante; ya que igual  entra en juego desde el primer momento en que hay algún tipo de atracción. Sos aceptable para ella porque cumplís los criterios que ella se puso para que lo seas, y ella lo es para vos por cumplir con tus criterios. Si no fuera así, simplemente no hubieran siquiera iniciado una relación (ya sea hablar, o tener sexo).
Esta situación, la de medirse uno al otro, es la primera comparación que hacemos con otras personas. Hacemos comparaciones innatas (y a menudo inconscientes) sobre todo, y en el caso de una atracción inicial decidimos si la otra persona es aceptable o no para compartir nuestra intimidad con ella. De ahi en adelante todo es una negociación que requiere de cooperación.

regla esencial de las relacionesLa idea de este principio no es tanto el ‘poder’ sino mas el control.
Es muy fácil caer en el blanco y negro y pensar de que lo que acá llamamos regla esencial de las relaciones es de que uno de los participantes de la relación tiene que gobernar por completo sobre el otro – un dominador dominante a un felpudo sumiso.
El control, en cualquier relación saludable fluye, pasa de uno a otro participante a medida que el deseo y la necesidad de cada uno y de la relación lo dicte. En una relación enfermiza si tenes una manipulación desbalanceada del control por parte de uno de los dos. A pesar de que el control nunca esta en un balance perfecto, se vuelve manipulativo cuando uno de los dos chantajea al otro en lugar de jugar limpio. Las razones del porque el chantaje termina apareciendo son muchas, pero en si, el sumiso se termina condicionando a dejar que la manipulación suceda, y el dominante por su parte inicia la manipulación (se necesita de dos para bailar). De todas formas la regla sigue manteniéndose válida – aquél que necesite menos al otro es el que tiene mayor control. Y esta regla se vuelve evidente en las relaciones interpersonales.

Demasiadas personas asumen que con esta Regla esencial de las relaciones estoy defendiendo el mantener una posición de poder a expensas del otro; lejisimo está esa interpretación de lo que yo abogo. Lo que sí propongo es que la gente – especialmente los hombres jóvenes – se valoren más a si mismos y entiendan mejor la verdadera influencia que tienen en sus propias relaciones (asumiendo de que se deciden a tener una). Ojo, ambos sexos son culpables de manipulación; las mujeres maltratadas vuelven con sus novios/maridos abusivos y los dominados se olvidan de sus ambiciones y sueños a cambio de servirle mejor a sus novias/esposas (¿Cuántos hombres no fueron a trabajar al exterior porque la novia no los acompañaba?). La intención al mostrar esta Regla esencial de las relaciones es la de abrir los ojos a los hombres que ya tengan predisposición a devaluarse a su mismos y que estén dispuestos a poner a una mujer como objetivo en su vida en lugar de verse a si mismos como el PREMIO que tiene que ser conseguido. Siempre es necesario hacer concesiones en una relación, pero es clave darse cuenta cuándo estas son como resultado de una manipulación y cuándo no, es importante ver qué esta en juego y desarrollar una confianza en si mismo que te permita mantenerte firme en esas situaciones. Esta Regla esencial de las relaciones se vuelve esencial entonces para estas situaciones de manipulación.

No hay nada malo en bajarse de una discusión que tengas con tu novia, pero si hay algo mal cuando te la pasas cediendo vos para ‘mantener la paz’ con la idea de que si no cedieras y te mantuvieras firme, ella dejaría de coger (no querés lavar los platos? hoy no cogemos). En sí esta situación es una demostración de fuerza, también conocida como prueba de mierda. Y ya que la que inicia la ofensiva es ella, se termina convirtiendo en la que tiene el control. Nunca vale la pena ceder algo a cambio de ponerla, no solo por el juego de poder, sino porque ademas terminas devaluando tu propio valor frente a ella. Una vez que sentás precedente, además, vas a terminar siendo cada vez menos respetado – el opuesto de lo que la idea popular nos dice, de que ella va a valorar que vos cedas y que por eso te va a premiar (con sexo). Por otro lado, ¿Qué es lo que están cediendo en esta situación? En sí, ella está apostando su propia sexualidad (ya que si no cedes, ella tampoco coge). Si realmente estuviera sexualmente interesada en vos, no amenazaría con algo que también le gusta a ella. Toda la jugada es una sutil prueba psicológica (que demasiados hombres desconocen) para determinar quien necesita más del otro.
No hay mayor sensación de confianza para un hombre que aquel que comprende que no va a ceder a las manipulaciones femeninas, y que tiene la fortuna de poder irse de la relación sabiendo de que igual va a poder encontrar a una mejor pareja que la actual (que no intente manipularlo de esa forma). El hombre con esta mentalidad es el que pasa las pruebas de mierda (y termina cogiendo más, mucho más)

(Enlace al original en ingles)

¿Qué es la Red Pill? Introducción al sub

Bienvenido, bienvenido a la Red Pill. La Red Pill está compuesta por un conjunto de personas (mas de 140.000 en el sub de reddit), blogs, foros, etc.
¿Cómo es que creció tanto y se está haciendo tan conocida?
Porque hay verdad en la Red Pill. Los hombres se están empezando a dar cuenta de que el Mercado Sexual cambió respecto de lo que les fue enseñado. Los hombres que crecieron en los últimos 30 años están dándose cuenta de que el mundo cambió. Hasta los hombres que todavía están madurando, aquellos de los 80, los 90 y hasta los de la última decena, están empezando a darse cuenta de que lo que sus padres les enseñaron, lo que las películas romanticas les enseñaron, lo que la iglesia les enseño… está todo mal.
Nuestra cultura se volvió una cultura feminista. No se puede elegir un presidente hoy sin que tenga que pagarle tributo al relato feminista. ¿Cuántas veces le agradeció el presidente Obama a su esposa por hacerlo el hombre que es?
¿Cuantas veces el debate pasó por la diferencia de paga de las mujeres? (el cual es un mito al cual no hay que contradecir porque sino ¡Sos un misógino!)
No estamos acá para repetir los conceptos ni derechos del hombre, ni estamos acá para dar consejos de autosuperación que solo te hagan un mejor hombre y no sirvan para ponerla mas seguido.
No, acá estamos para mejor o peor, para aceptar que gracias al que el relato de la realidad es feminista, los hombres perdimos nuestra identidad.
Igualmente no es el fin del mundo. El mundo está cambiando, pero los hombres todavía somos parte de él. Sólo tenemos que asegurarnos de que cambiemos junto con él.
Es muy fácil echar la culpa de todos nuestros problemas al feminismo.
Hombres, nuestra felicidad es nuestra propia responsabilidad. La cultura esta siempre en un constante cambio, es dinámica, fluida. Nunca estuvo ni nunca estará quieta.
El feminismo fue inevitable. Apoyo fuertemente la igualdad de derechos, tanto para hombres como para las mujeres.
Las mujeres tienen el derecho de perseguir la felicidad. Nadie debería objetar lo contrario. Maximizar su propia felicidad es el objetivo de todas las criaturas vivientes en este planeta.

Hombres, tenemos que reconocer, ya que las mujeres buscan la felicidad legítimamente, la psicología evolutiva es ahora mas relevante que nunca. Ya no controlamos la realidad. Yo, por mi parte, estoy de acuerdo con que el matrimonio tenía que cambiar si queríamos obtener la igualdad de derechos.Pero también es momento de dejarse de boludear y darnos cuenta de que nuestra propia estrategia necesita un cambio. El feminismo es una estrategia sexual. Coloca a las mujeres en la mejor posición que pueden encontrar, la de seleccionar parejas , la de decidir cuándo quieren cambiar esas parejas, de localidad el mejor ADN que puedan, y de obtener la mayor cantidad de recursos que puedan conseguir como individuos.La Red Pill es la estrategia sexual de los hombres. La realidad sucede, y tenemos que asegurarnos de que ajustamos nuestra estrategia acorde a ella.Bienvenido a la Red Pill. Es una pastilla difícil de tragar, entendiendo por eso de que todo lo que te habían enseñado, todo lo que te hicieron creer es una mentira. Pero, una vez que aprendes, internalizas y empezás a vivir tu nueva vida, todo se vuelve mejor.Como introducción al tema, me gustaría delinear cuál va a ser el foco de este blog.Dominar la seducciónLa seducción es una porción importante de la estrategia sexual. Muchos de ustedes probablemente se pregunten qué es lo que hace diferente a la Red Pill de otros lugares donde se discuten estos temas. La respuesta es simple: la Seducción es una de las facetas de la estrategia sexual de la Red Pill. Para determinar el cómo seducir primero se necesita entender cuál es el contexto dado dentro del marco de la Red Pill.Algo que veo en muchos otros lugares es el problema del deseo de femenizar todas las discusiones (básicamente, convertir el discurso en algo políticamente correcto cuando una mujer lo lee)Si, el arte de la seducción tiene una mala reputación entre las chicas, que suelen demonizar la manipulación. La razón es que la seducción aplicada es una estrategia muy efectiva que juega en contra de su propia estrategia sexual (ver Programas de apareamiento).
Cuando las mujeres comenzaron a hacerse oír oponiéndose a las técnicas de seducción, es cuando los hombres terminaron decidiendo que era necesario hacer de la seducción algo políticamente correcto. «Oh, no queremos manipular a las mujeres para que tengan sexo con nosotros, ¡Sólo queremos volvernos mejores hombres!»Y así, el imperativo femenino tomó control del ambiente de seducción. Cuando los hombres piensan que tienen que definir su estrategia sexual de forma que le de mejores resultados a la estrategia femenina, ¡Sabés que tu estrategia va a verse afectada! En el ajedrez, ¿Es bueno decidir no comerse a la reina contraria con la esperanza de no ofender a mi contrincante pero aún así esperar ganar el juego?

Definiendo la Estrategia

Ya que es necesario ser buen seductor, tenemos que definir qué es ser un buen seductor. Una gran parte de la discusión de la Red Pill gira alrededor de la psicología evolutiva. Es clave entender estas facetas de la psicología para desarrollar una buena estrategia sexual. Esto es así porque esta estrategia no va a ser útil solo en conseguir la atención del sexo opuesto, sino también para mantener y continuar relaciones, tener hijos y maximizar tu propia felicidad en tu vida, diría que definir la estrategia más allá de ser «buen seductor» es otra faceta importante de la Red Pill.
Aceptando la Realidad

Por último, nuestro foco siempre va a ser el de asegurar que enfrentamos la realidad que percibimos discutiendo precisa y objetivamente si nuestras creencias se alinean con resultados empíricos que podamos replicar. Soy un firme creyente de que el éxito potencial solo se puede maximizar maximizando tu conocimiento sobre los factores que rodean a tu éxito. Cerrar los ojos e ignorar la evidencia de los hechos no te va a beneficiar en nada. Pero abrirlos y aceptar todo, no importa cuan bueno, malo o dolorosa sea, es instrumental para que puedas tomar las decisiones que te lleven a resultados mas felices y exitosos.

La dinámica del deseo

El deseo no se negocia.

Este es un principio básico que la mayoría de los hombres y gran mayoría de las mujeres ignoran  por completo. Una de las preguntas mas comunes en lo que respecta a problemas personales es del estilo «¿Cómo hago para que me vuelva a amar?». Usualmente esto se traduce en el hombre buscando alguna metodología que le permita devolver a su relación a un estado anterior donde una mujer apasionada no podía dejar de buscarlo y desearlo. Seis meses después de esa cómoda familiaridad y la emoción se esfumó, aunque la realidad es que lo que desapareció fue el deseo genuino.

Usualmente es en esta etapa cuando el hombre recurre a la negociación. A veces puede ser sutil, como hacer cada vez mas cosas por ella con la esperanza de que ella va a ser reciproca volviendo al fervor sexual que solían tener. Otras veces un matrimonio puede ir a un consejero de parejas para «solucionar sus temitas sexuales» y ahi negociar los términos de su conformidad sexual. El promete lavar los platos y la ropa más seguido a cambio de que ella finja volver a tener interés sexual por el.
Sin embargo, no importa cuales sean los términos negociados, no importa cuan grande sea el esfuerzo que el haga para merecer una recompensa, el deseo genuino sigue sin estar ahi. De hecho es peor, ya que ella ahora se siente peor por no tener ese deseo por le cual su pareja esta esforzándose tanto.

La negociación del deseo

Solo lleva al cumplimiento obligado. Es por eso que su respuesta sexual luego de la negociación es tan pobre, y también es la causa por la cual se frustra todavía más. Puede ser que ella ahora esté sexualmente más disponible para el, pero esa experiencia sin entusiasmo nunca es la misma que la que tuvieron cuando recién se conocían y no había necesidad de ninguna negociación, y solo existía el deseo espontáneo de el uno por el otro.

Desde la perspectiva masculina, especialmente desde la perspectiva del macho beta, negociar el deseo puede aparecer como una solución racional al problema. Los hombres suelen depender de manera innata en su capacidad por el razonamiento deductivo; también conocida como la lógica «si tal cosa, entonces tal otra». El código en general se parece a esto:

Necesito sexo + mujer tiene el sexo que quiero + consultar con mujer sobre condiciones para el sexo + cumplir pre requisitos para el sexo = el sexo que quiero.

Tiene sentido, ¿No? Es economía básica, pero este razonamiento se construye en base a una premisa que requiere que la mujer se auto-evalúe con precisión. El deseo genuino que solían experimentar al inicio de su relación, se basaba en un conjunto totalmente desconocido de variables. Comunicar de manera directa el deseo de recibir deseo recíproco crea una obligación, y a veces hasta un ultimátum. El deseo genuino es algo a lo que una persona debe llegar -o ser guiada- por su propia voluntad. Podes obligar a una mujer con amenazas para que cumpla y se comporte de una forma que vos quieras, pero no podes hacer que quiera comportarse de esa forma. Una prostituta te va a cojer a cambio de tu plata, pero eso no quiere decir que ella quiera cogerte.

Ya sea en una relación a largo plazo o una relación casual, buscá que exista el deseo genuino en tus relaciones. La mitad de la batalla es saber que querés estar con una mujer que quiera por si misma agradarte y darte placer, y no estar con una que se sienta obligada a ello. Nunca vas a obtener deseo genuino utilizando métodos directos, pero podes guiarla indirectamente hacia ese lugar. El truco para provocar el deseo real es en no dejar que ella se entere de tus intenciones. El deseo real llega cuando ella piensa que es algo que quiere, y no algo que tiene que hacer.

(Enlace al original en Ingles)

Los 5 estadios de la Red Pill

Luego de tomar la Red Pill, lo que sigue es un proceso gradual que yo llamo estadios de la red pill, un proceso de perdida de ilusiones, y como corresponde a esa situación, es un proceso de luto. Pero vale la pena indicar cuales son, según la psicología, el modelo de los «cinco estadios» del proceso de luto que se aplican a LRP (La Red Pill).

Estos son los Estadios de la Red Pill

estadios de la red pill

  1. Negación: «¡Las mujeres no son así! ¡Son personas comunes como todo el resto! ¡Si las tratas como individuos seguramente vas a encontrar a la correcta!»
  2. Enojo: «¡Putas! ¡Todas putas! ¡No tienen honor, no tienen lealtad y no aman a nadie mas que a si mismas, son todas unas forras hijas de puta!»
  3. Negociación: «Si trabajo duro y aprendo todos los trucos del chamullo, al menos voy a ponerla»
  4. Depresión: «Cojer con mujeres insoportables y narcisistas es un incordio. No sirve de nada buscar un unicornio. Me parece que no les voy a dar mas pelota y me uno al movimiento HSSPC (Hombres siguiendo su propio camino, sin interferencia de ninguna mujer)»
  5. Aceptación: «Las mujeres no son malas. El problema era con mis expectativas de ellas, y las de ellas conmigo, ambas basadas en premisas falsas. Son criaturas de instinto, así como yo… pero de instintos diferentes a los mios. Si aprendo cuales son esos instintos, les puedo enseñar acerca de los mios… y podemos generar expectativas realistas uno del otro y así llevarnos bien y sin roces.

Es difícil a veces aceptar la realidad, y lo que decimos en esta página puede golpearte muy duro de lleno, en tu interior vas a sentir que la verdad te fue develada, pero tu consiente va a luchar con ella con uñas y dientes. ¿Años malgastados en hacer las cosas de una manera y ahora resulta que viene alguien y me dice que me estafaron como un boludo y yo sin darme ni cuenta? ¡A la hoguera con el mensajero!

No tengas miedo de recorrer este camino, siempre hacia adelante, siempre aprendiendo.