Skip to main content

Crisis de Identidad

A continuación va una respuesta que le di a un tipo al que le estaba dando terapia y pienso que fue lo suficientemente profunda como para justificar una entrada sobre un tema bastante recurrente. Creo que les va a gustar.

Rollo, ¿Es posible identificarse con las mujeres sin comprometer tu ser?

Si es un esfuerzo consciente de parte del hombre, no.

Sin embargo sacas a la luz un buen tema, obviamente podríamos explicar un poco mas de que hablo cuando me refiero a ‘identificarse’ con una mujer. ¿Qué es exactamente ‘identificarse’ con una mujer? La raiz de la palabra es ‘identidad’, que significa quien sos y que características, trazas e intereses constituyen tu personalidad individual. De alguna manera, ‘Identidad’ es un termino esotérico y bastante subjetivo – como si quisiéramos definir qué es el arte – y se puede argumentar que la ‘identidad’ es lo que sea que vos hagas con ella. Durante mi tiempo en la Universidad, me especialicé en psicología del comportamiento, y puedo decirte que hay un montón de teorías e interpretaciones sobre qué es lo que constituyen la identidad. Sin embargo, hay un tema que tiene una aceptación prácticamente universal y esa es que la identidad y la personalidad no son estáticas y son maleables y modificables al influenciar ciertas variables y condiciones-. Una ilustración muy clara de esto serían los soldados que vuelven del combate con Síndrome del Estrés Pos-Traumático, una forma identificable y verificable de psicosis. Estos hombres son individuos cambiados, con sus identidades alteradas entre el tiempo que estuvieron sujetos a los rigores psicológicos del combate y la guerra hasta que vuelven a una vida normalizada. Algunos tienen la resistencia para reajustar sus personalidades de vuelta a ese estado normalizado, otros, tristemente, no. Sin embargo en cada caso el cambio se vio influenciado por ciertas condiciones y por el entorno.

De igual manera, la mayoría de los jóvenes son sujetos a su propio conjunto de condiciones y entornos, y en consecuencia sus personalidades e identidades se ven modificadas acorde. El tipo que es “suertudo con las mujeres” naturalmente va a ver esto reflejado en su identidad. El joven que no recibe atención femenina por la razón que sea va a manifestar esa condición en su identidad. El tipo que se enfoca en sus propias ambiciones también va a ver esto reflejado en su propia personalidad, pero para todos, cuando las condiciones son tales que se sienten privados de ciertas experiencias en sus propias vidas, se crea un conflicto entre su identidad anterior y la alteración o formación de una nueva que pueda cumplir con la necesidad de esta experiencia. Juntá esto con el deseo natural químico/hormonal de experiencia sexual y podes ver cuán poderosa puede ser la influencia de la falta de algo.

Demasiados jóvenes sostiene la noción de que para ellos poder recibir la intimidad femenina que desean, deben necesariamente cambiar su personalidad para volverse mas como el objetivo de su afecto. En esencia, moldear su propia identidad para ser mas compatible con la chica que piensan que puede satisfacer mejor esta necesidad sexual. Así es como vemos ejemplos de hombres comprometiendo sus propios intereses a cambio de acomodarse mejor a los intereses de la mujer que desean que facilite esta necesidad de intimidad (o sea sexo). Todos sabemos el viejo proverbio “Los hombres hacen cualquier cosa con tal de ponerla” y ciertamente esto no está limitado solamente a modificar sus identidades individuales e incluso las condiciones para facilitar esto. Un ejemplo demasiado común es ver a los hombres elegir la Facultad dependiendo de las mujeres disponibles en esa Facultad en lugar de ver el mérito académico que acompañe sus propias ambiciones. Incluso se da el caso de elegir una Universidad para poder mantener una relación pre-existente con una mujer, donde la que elige es la mujer y el hombre es el que sigue. Para poder justificar estas decisiones el hombre va a modificar su identidad y personalidad, creando nuevas justificaciones y nuevos esquemas mentales para validar su ‘decisión’ por si mismo. Se termina volviendo una forma de protección de su ego por una decisión que el, en algún nivel subconsciente, sabe que fue tomada por otro.

Y este es solo un flagrante ejemplo de esta identificación, pero hay miles de ejemplos mucho mas sutiles que tanto hombres como mujeres toman como costumbres o artífices sociales. El tipo que está en ‘Amigolandia’ al que le tiraron la respuesta de PPSA (“Pero podemos ser amigos“) cuando intentó intimar con su objetivo, va a escucharla alegremente hablar sin cesar por teléfono durante horas para poder encontrar la mejor manera de cambiar el mismo para ajustarse a sus condiciones de aceptación de intimidad. Fácilmente va a “cambiar su parecer” incluso sobre sus creencias personales si es que eso le ayuda a encajar en lo que el percibe como los criterios de compatibilidad de ella. Esto es comprometer la identidad – modificar profundamente y a voluntad la propia personalidad con el objetivo de lograr una mejor aceptabilidad de otra persona. Cuando nos enfrentamos de forma directa y abierta a este tipo de desafíos a nuestras propias creencias, reculamos naturalmente – vos sos tu propia persona y vas a resistir ya sea a tu empleador o incluso a tus padres a que te digan cómo votar (creencia política), sin embargo cuando llegamos al tema de la personalidad y los intereses sexuales/íntimos, y cuando se hacen voluntariamente, es sorprendente ver los limites de lo que el hombre (y hasta cierto punto las mujeres) pueden llegar a hacer. Los hombres van a sostener la idea de que una relación de larga distancia (RLD) es un acuerdo deseable incluso si nunca hubo intimidad, solo por el hecho de la intimidad potencial que percibe. Estos mismos tipos van a abrazarse a todo razonamiento que puedan concebir sobre como su “relación es diferente” y que ellos ‘creen’ que “el amor le gana a todo” solo para dar un giro de 180 grados cuando ella es ‘infiel’ o rompe la relación y el hombre vuelve a su comprensión anterior (aunque piensa que es nuevo) de que las RLP son de hecho una mala opción. Su identidad cambió y volvió a cambiar de nuevo para acomodarse a sus condiciones.

Sin embargo, no es verdad que nunca cambió de verdad ni que nunca creyó en un primer lugar. Si estos tipos hicieran la prueba del polígrafo en ese momento lo pasarían sin problemas si les preguntaran si de verdad creen eso. Los hombres van a hacer lo que para ellos resuelve el problema de la forma mas deductiva y en esto simplemente esta siguiendo los fundamentos del pragmatismo. “Necesito sexo + mujeres tienen el sexo que quiero + debo encontrar qué es lo que las mujeres quieren a cambio de darme sexo + preguntar a las mujeres + las mujeres quieren X = Voy a hacer X para conseguir sexo y alterar mi propia identidad para poder lograr X con mayor facilidad”. Debería ser así de fácil, pero raramente es el caso ya que a menudo las mujeres no son consientes sobre que es X en realidad, o para ellas X esta sujeto a cambios constantes dependiendo de sus propias condiciones (para una mujer mas joven X puede ser un hombre musculoso sin ataduras y para una mujer mas adulta puede ser un tipo con un laburo estable).

Después de todo esto, ¿Es posible que un hombre y una mujer compartan realmente intereses en común? Por supuesto que si. Es posible encontrar una mujer hermosa que disfruta de las películas de Ciencia Ficción o del Fútbol tanto como vos. Es posible que encuentres una mujer que te atraiga que realmente comparta tu pasión por la pesca en mar abierto. No es poco común el compartir intereses en común. El problema es cuando modificas tu propio interés para facilitar una conexión, ahi estas forzándola. Poder identificar entre intereses reales e intereses creados (y forzados) es el quid de la cuestión. Personalmente atendí en terapia a tipos que cambiaron literalmente de carrera para estar en un mejor lugar para poder proponersele a una chica que les gustaba. Conozco hombres que se mudaron miles de kilómetros para vivir mas cerca de una mujer que nunca correspondió el interés que el sentía. Conozco hombres de 65 años en matrimonios de 40 años quienes, a pesar de que el tema de la intimidad con la mujer ya se resolvió hace años, todavía intentan identificarse con sus mujeres porque tienen internalizado este compromiso de su identidad como la forma estándar de obtener sexo de ella. Las expectativas de ella terminaron volviéndose la identidad de él, y a los 65 años invirtieron tanto en este esquema mental que por mas que se le muestre claramente su condicionamiento no lo se lo puede convencer de hacer lo contrario.

Lo mas irónico de todo este tema de la ‘Crisis de Identidad’ es que para la mujer no hay nada menos atractivo que un hombre que esta dispuesto a comprometer siquiera un pedacito de su identidad para agradarle a ella, mucho menos un tipo dispuesta a cambiarla por completo. Las mujeres se ven naturalmente atraídas a esa independencia masculina que representa una pista muy fuerte de seguridad y de potencial habilidad de proveerle esa seguridad a ella (y a sus hijos, los tenga o los vaya a tener). Las mujeres no quieren un hombre que “haga todo lo que le digan” porque esto envía el mensaje de que este hombre puede ser comprado con el solo prospecto de un encuentro sexual. ¿Qué otra cosa puede indicar esto mas que inseguridad y falta de confianza en si mismo? Las mujeres quieren que les digan “No”, y prueban constantemente la determinación de un hombre para ver si es capaz de decírselo a ella (lo que llamamos pruebas de mierda), la idea de esto es confirmar que tomó la decisión correcta (incluso una vez ya casadas) y eligió un hombre que puede controlar sus impulsos sexuales y poner por encima sus propios intereses, creencias y ambiciones (siendo bien consciente de lo poderoso que este impulso es en los hombres). Este hombre comunica sutilmente a la mujer que sus objetivos y determinación superan el único poder que ella tiene sobre el – el de su sexualidad. Este es el hombre que se convierte en el PREMIO, el ‘gran partido’, el hombre por el que hay que competir con otras mujeres.

(enlace al original en ingles)

Apreciación

Estoy en un matrimonio fantástico ya hace mas de 15 años, pero no voy a endulzar el hecho de que el matrimonio requiere sacrificios vitales para los hombres y que ninguna mujer puede entender o apreciar por completo. No estoy en contra del matrimonio, sino en contra del matrimonio desinformado, optimista, como-no-lo-viste-venir, impulsado por la uniquitis, inducido por la vergüenza, destinado a la bancarrota, marcando a tus hijos de por vida. Estoy en contra de ese matrimonio.

A las mujeres les encanta cuando te da por sentado. Se que suena raro, pero es cuando no te esta adulando constantemente y ya estas en tu décimo año de matrimonio y ya es parte de la conversación normal. “Ok, te amo, chau” es el cierre de todas las llamadas. No estas pensando en eso, porque no necesitas. Si te estas preguntando “¿Cómo saber cuándo me ama?”. No estas en un matrimonio saludable. Solo cuando se elimina esa familiaridad y confort cotidiano, es cuando ella puede apreciarte. Una vez que el amor se vuelve ordinario, la mujer rara vez lo expresa abiertamente – de hecho se espera que vos seas el que lo exprese – así que tenes que buscarlo de forma oculta.

Toda esa pelotudez de flores que lees en las tarjetas o ves en el Día de los enamorados o en tu aniversario fue escrito por alguien mas. Y si bien es lindo tener esos gestos ocasionales de apreciación, es mas importante ver el bosque detrás de los arboles. Los actos individuales de afecto no suman tanto como lo que ambos hacen en el día a día. Lo importante es la relación que tienen después de compartir tu desayuno numero 300 un sábado a la mañana mientras los chicos pelean por el control de la TV y ustedes hablan sobre qué facturas pagar primero y si el pasto hay que cortarlo esta semana o no, eso define el amor y el matrimonio. Si precisamente el tipo de cosas que nunca pensarías cuando la estas poniendo en su lugar o considerando subirla en tu categoría de plato.

De esto se trata el matrimonio; no es necesariamente aburrido (aunque a menudo lo es), sino ordinario. Es normal, común, o al menos se convierte en eso. Pensá en cuanta gente en el mundo vivió, se casó y murió haciendo exactamente lo mismo que vos. Esa es la verdadera prueba del matrimonio que nadie que no la haya experimentado antes puede encontrarle un verdadero sentido. La idea “feliz” es que tenes que “mantenerlo fresco” al matrimonio, pero incluso después de una noche de frescura, cuando la lencería ya está en el cesto de la ropa y vas a buscar a los chicos a la casa de la abuela la mañana siguiente, volvés al matrimonio rutinario que siempre tuviste. Esta es la mierda que nadie te cuenta cuando te venden el objetivo del matrimonio – el sentimiento de “¿Y ahora qué?” que viene inmediatamente después de que encontraste a LA INDICADA que estabas buscando, o el de “hice lo correcto” al casarte con ella porque de repente redescubrió la religión DESPUÉS de una maratón sexual de tres meses que termino en un embarazo (y no, no es lo que me sucedió a mi).

Apreciación

Creo que la mayor mentira que los hombres se dicen a si mismos es la de que eventualmente la mujer va a terminar apreciando los sacrificios que hace. Aprendetelo ahora mismo, nunca lo va a hacer. No lo hace porque las mujeres no tienen la habilidad de darse cuenta, y mucho menos de apreciar los sacrificios que hace el hombre para facilitar su realidad. Incluso la mujer mas iluminada, y apreciativa que conozcas opera en una realidad femino-centrica. Que los hombres hagan sacrificios personales por honor, respeto y amor son algo habitual. Se supone que haga esas cosas. ¿Sacrificaste tus ambiciones y potencial a cambio de darle una mejor vida a ella? Se suponía que hagas eso. ¿Resististe la tentación y no te acostaste con esa secretaria sexy que estaba lista para un polvo? Se supone que lo hagas. Tus responsabilidades para mantener el matrimonio, el hogar, la familia, etc, son cosa habitual – son lo esperado. Solo se los aprecia cuando están ausentes.

Esta es la totalidad de la realidad femino-centrica. Los hombres solo existen para facilitar la realidad femenina, y cualquier hombre que disputa esto (o que se anime a analizar sus aspectos) no es por lo tanto un “hombre”. Incluso el rebelde mas egoísta entre los hombres solo se define como rebelde porque no obedece las practicas comunes de los “hombres” en una realidad definida por la mujer. Irónicamente es justamente este rebelde quien es apreciado por el femenino por encima de aquellos hombres que si cumplirían con esa realidad (o incluso que la promueven).

El concepto de apreciación encaja muy bien en un montón de otros aspectos de las relaciones entre los géneros.

Por ejemplo en este hilo de conversación de El Hombre Maduro; asumí por un momento que un hombre de 40 años que tiene la posibilidad de salir con mujeres mas jóvenes “hace lo correcto” y busca relacionarse con una mujer de su propia edad. ¿Sería apreciado por haberle dado una nueva chance a una mujer mayor? ¿O se lo vería como que esta haciendo lo que se esperaba de él?

¿Sería apreciado el hombre que se casa con una madre soltera y la ayuda a criar el hijo de otro hombre? ¿Tendría aunque sea alguna influencia en la estimación que hace la mujer de su carácter, o simplemente estaría el hombre haciendo lo que se esperaba de el? Esta cuestión de la apreciación es el verdadero dilema del Caballero Blanco.

Las relaciones no son un trabajo

La familiaridad alimenta de hecho el menosprecio… y la mediocridad, y la rutina, la banalidad, la ordinariez… y es por eso por lo cual tantos matrimonios terminan en el tacho. Tanto hombres como mujeres se dejan estar.

El meme de “Las relaciones son un trabajo” es una Convención Social. ¿Cuántas veces escuchas a los hombres decir esas palabras? Esto termino filtrándose en la consciencia popular incluso entre los hombres. Para los hombres en una relación que adhieren a esto, especulo también que muchos de ellos están en una relación donde ELLOS son los que “hacen el trabajo” para la mujer quien a cambio los puntúa, por así decirlo. Y de los hombres solteros que adhieren a esta mitología, cada uno de ellos tuvo que ser condicionado por las mujeres para creer que este es el caso cuando se está en una relación. Las raíces de todo surgen de la creencia equivocada de que tanto las acciones de los hombres como sus sacrificios pueden ser apreciados en algún momento por las mujeres.

¿Cuál sería el mejor método para lograr que un hombre cumpla con la idealización que tiene una mujer sobre cómo debería ser su pareja perfecta (sin tomar en cuanta cuan retorcida y complicada sea esa definición)? Las mujeres creen en “arreglar”. “Sería perfecto si solo _____”, también dicen cosas como “estoy trabajándolo”. El problema es que cuando el condicionamiento pasa de “estoy trabajándolo” a “estamos trabajando en nuestra relación” es porque el hombre internalizó el relato de ella como propio. Es acá de donde deriva la mitología de “Relaciones como trabajo”. ¿Cuán a menudo es la mujer la que tiene que ‘trabajar’ para la relación?. Y si es ella, la terminología de la relación y las asociaciones cambian. ‘Trabajo’ implica que un hombre esta ajustando mejor su identidad a la de la relación ideal de ella, para encajar mejor en la realidad femino-centrica. Y ¿Que mejor forma de lograr esto que condicionándolo psicológicamente para que el quiera personificar el ideal de ella, incluso antes de haber siquiera conocido una mujer o haber estado en una relación?

(enlace al original en ingles)

Las esposas que se van, lo hacen por tu culpa

Aclaración: El autor original de este articulo es Athol Kay y utiliza una nomenclatura de Fases de una relación que solo se encuentra en su libro La vida sexual del hombre casado (MMSL) (en ingles).

Este articulo va a parecer un golpe bajo para algunos de los que lo lean. Pero créanme cuando les digo que no estoy intentando echarles toda la culpa por que sus mujeres los dejaron o los cornearon. Simplemente intento explicar la dinámica de lo que sucede para que puedan corregirlas. Si, estamos de acuerdo con que ella hizo cosas malas y no tiene ninguna excusa, pero la dura, durísima realidad es que a menos que estés casado con una mujer que de verdad este totalmente loca, siempre fuiste vos el responsable de ser el líder de tu matrimonio / relación. Hay partes del problema que eran tu responsabilidad gestionar y resolver. Si pensás que el Titanic se hundió porque una mina puso icebergs en el camino, tenes que ir ya a hablar con el Capitán.

Ok… ahora que les di un poco de dosis rectal de Red Pill a todos, empecemos….

Una de las cosas que los Beta no entienden es como ellos ayudan a crear situaciones donde sus mujeres simplemente se van del matrimonio. Es muy raro para una mujer simplemente despertarse una mañana y decidir que va actuar como si fuera el Guason cuando encuentra la Baticueva y volar todos por los aires. Es una sensación que va creciendo de a poco cada vez mas hasta que en un momento ella termina haciendo su movida. La mala noticia para los maridos Beta es que mucho del esfuerzo para que todo el crecimiento fue suyo.

El respeto constante y el alabar constantemente a la mujer enmarca una relación donde ella tiene un Rango Sexual mayor al tuyo. No importa cómo se vea físicamente, o cuales son sus verdaderas opciones afuera de la relación, si reverencias y le llevas a la patrona cosas lindas, estas indicando que ella es la que está a cargo y es ella quien tiene un Rango sexual mayor al tuyo. Fallar constantemente Pruebas de Aptitud hace que ella piense también que tiene un Rango Sexual mayor al tuyo. Ella teniendo sexo como cuentagotas y vos aun así quedándote y aguantando, le hace pensar que ella tiene mas Rango Sexual que vos. Si se queda en casa sin hacer los quehaceres pelotudeando en Facebook todo el día mientras vos sos el que trae la comida a casa y ademas la llevas de vacaciones a lugares caros, estas enmarcando la relación como si ella tuviera mayor Rango Sexual que vos. Simplemente al mirarla con esos ojitos tiernos que le pones llenos de uniquitis le dejas saber que es ella la que está en el asiento del conductor.

Ella podría ser objetivamente un 6 y vos objetivamente un 8, pero si actuás como si fueras su minion, va a pensar que ella es la 8 que esta tolerando haber hecho una terrible elección de quedarse con un 6.

Cuando las lineas de comunicación se cortan entre vos y tu mujer, no vas a recibir un mensaje de que esas se cortaron. Eso es lo que significa que se hayan cortado las comunicaciones. Cuando ella decide irse de la relación, no te va a avisar, justamente porque ya se fue de la relación. Eso es lo que irse de la relación indica. Podes pensar que todo esta yendo genial, pero eso mismo es lo que debe pensar una vaca llamada “Hamburguesa”.

Una vez que llega a la ultima fase… ella comienza a irse de la relación y empieza a poner los patitos en fila listos para una salida. Yo recomiendo hacer lo moralmente correcto y no meterte con otra persona todavía en esta fase de la separación. Hacerlo simplemente complica las cosas sin necesidad y te da un segundo problema que enfrentar. Sin embargo cuando una mujer se va de la relación, es inevitable que no se vea involucrada con alguien más durante la ultima fase. De hecho meterse con otro hombre es lo que hace que una mujer pase de la fase 3 a la fase 5.

Y una vez ahi solo quedan dos caminos.

El primero es que en una mañana de un Martes perfectamente normal, simplemente te deja y alguien mas te trae los papeles de divorcio.
Por supuesto que eso te deja completamente atontado. Se fue sin ninguna razón. Las chances de poder recuperarla son prácticamente nulas. Y ese prácticamente es generoso.

La otra forma es que antes de irse, la agarras siendo infiel. Si sos vos el que la encuentra, tenes mas o menos una ventana de tres días para hacer un giro de 180 grados donde le lees sus derechos, dejas de prestarle atención, estableces limites claros en la relación y la haces cortar todo tipo de relación con el otro hombre. Por supuesto todo esto es una tarea enorme, y solo es posible lograrla aprovechando el enfoque que te da la furia de haberla encontrado corneandote. No digo que tengas que ser violento, lo que digo es que si no estas actuando “controladamente”, te estas equivocando. Y créeme, tenes enojo de sobra. Si tenes alguna duda, echala. Siempre podes cambiar de opinión mas adelante, y si no podes, al menos recuperas algunos puntos de respeto ante ella por hacerlo.

Incluso haciendo todo eso, el camino hacia lo que debería ser tu relación es largo, y el hecho de que ella te haya sido infiel cambia enormemente las cosas mucho mas allá de haber estado simplemente aburrida o descontenta. Prácticamente ser infiel es la Prueba de Aptitud mas grande de todas, solo superada por quedar embarazada de otro hombre. Siempre tengo esperanzas de que una pareja pueda recuperarse de una infidelidad, pero las probabilidades no son para nada buenas. Tenes que hacer una revisión completa de como viven juntos. Debo admitir que cuanto mas escribo el blog, menos esperanzas tengo en que este segundo camino llegue a buen puerto.

Ya sea que ella se quede o se vaya, poner tus cosas en orden y entender como superarlo va a ser siempre algo que termine siendo a favor tuyo. Y entiendo que es muy jodido escuchar que vos tenes parte de la culpa en armar el escenario para que ella se vaya o te sea infiel. Realmente no estoy intentando patearte mientras estas caído, simplemente te estoy tratando de mostrar que vos tenes que estar a cargo si tenes alguna intención de corregir las cosas con ella… o si no se puede, al menos estar preparado para la siguiente mujer en tu vida.

Y nunca te olvides que siempre podes decir “gracias por jugar” y terminar ahi mismo.

(enlace al original en ingles)

La realidad femenina

Creo que una de las premisas básicas a las que adhiero en mis artículos es a la que incluso los hombres mas ‘iluminados’ de la ‘comunidad’ no terminan de comprender. Y esta es la presunción de una realidad femenina. A veces me refiero a ella como el imperativo femenino, otras veces, coloquialmente lo expreso en términos de “La Matrix” para una comprensión más fácil, pero siempre presumo que mis lectores (incluso de mis comentarios en otros blogs y foros) tienen una comprensión básica de esto.

Me parece que estoy un poco equivocado y no todos lo tienen en claro.

Absolutamente todo lo que un hombre experiencia, cada condicionamiento social que recibe desde tempranísima edad, cada norma social aceptada y cada expectativa de que el califique de la forma en la que se define a un Hombre adulto y maduro en la sociedad contemporánea, esta diseñado para servirle al imperativo femenino. Los moralistas se revuelcan en ella, los absolutistas y los caballeros blancos dependen existencialmente de ella, incluso la mayor parte de los relativistas todavía (en general involuntariamente) alimentan y sirven al propósito femenino. De hecho esta realidad es tan omnipresente que definimos nuestra masculinidad en términos de cuán bien podemos satisfacer esa influencia femenina.

Los medios lo celebran, y no admiten disidentes. Hay muy poca disidencia, de hecho, ya que correr el velo implica enfrentarse a una realidad definida por el propósito femenino. Te sentís solo porque no podes entender su verdadera influencia, y el condicionamiento al que fuiste sujeto define la solución objetiva para curar esa sensación. Basas tus decisiones de tu futuro, tu educación, tu carrera, tus creencias religiosas, incluso el dónde vivir, para acomodar mejor la influencia femenina ya sea en el presente o como preparación para acomodarla en el futuro.

Te casas, por miedo de que no te encuentren casable, o por presión social por no haber aceptado todavía tu rol en servicio del imperativo femenino. Ofreces a tus hijos como tributo a este imperativo, al mismo tiempo que sin saberlo, lo perpetuas en ellos. Pagas ese tributo en forma de pensión alimenticia, trámites de divorcio, en los sacrificios que tu carrera y la sociedad como un todo espera de vos para mantener su influencia durante toda tu vida. Solo existís para facilitar la realidad femenina.

Podemos excusarla con moralismo, podemos asociarla a nociones de honor o estabilidad, nos podemos auto convencer de que el imperativo femenino es nuestro imperativo, pero sea como sea, los hombres no dejan de servirle.

Estrategias Sexuales

Para que uno de los sexos haga realidad su imperativo sexual, el otro sexo debe sacrificar el suyo. Esta es la raíz del poder que el imperativo femenino usa para establecer su propia realidad como la normativa. De esta razón fluyen las reglas de participación para las citas y para la procreación,  las convenciones sociales utilizadas para mantener esta dominación cognitiva, y las reglas y leyes que atan a la sociedad en beneficio de lo femenino. De esto surge que el estatus por defecto del hombre en la sociedad es el del sexo ‘descartable’, mientras el de la mujer es el del sexo protegido. Es la raiz que utiliza el imperativo para justificar (sin disculparse) de las inconsistencias y atrocidades mas descaradas y evidentes de la mujer.

La monogamia y la fidelidad solo son útiles cuando se asocian a una hipergamia optimizada. Sin esa optimización son simplemente obligaciones inconvenientes para la realidad femenina.

Para poder realizar esta realidad, los hombres necesitan ser y estar convencidos de tener un nivel de control mayor que el que ejerce el imperativo femenino. Tienen que realmente creer que son ellos los maestros de la realidad definida por lo femenino, y al mismo tiempo mantenerse dependientes de los sistemas que la realidad femenina les define. Así que se les dice que son Reyes, brutos, salvajes, patriarcas, intelectuales, lo que sea para convencerlos de que la realidad en la que existen es una realidad privilegiada y que expresamente solo sirve a sus propósitos. Ya siendo el ‘sexo protegido’ esto solo alienta la presunción por defecto de la victimización femenina.

La mayor ironía de la realidad femenina es que a los hombres se los debe acusar de patriarcas mientras que al mismo tiempo estos permiten y favorecen la realidad femenina. La estrategia sexual femenina es la victoriosa porque incluso bajo los auspicios artificiales de la opresión masculina, es el objetivo femenino el que se acepta como el esfuerzo correcto. La condición normativa es la de satisfacer el imperativo femenino, el de lograr cumplir la estrategia sexual femenina. Mientras que los objetivos Masculinos son aberrantes, los femeninos son beatificados.

Disculpame si me puse un poco poético, pero es importante que veas a la Matrix por lo que realmente es. La próxima vez que te enfrentes contra las opiniones de la mujer mas bienintencionada del mundo (o mangina) sobre la vida, las relaciones, el matrimonio, el tener hijos, la religión, etc. tenes que entender que sus percepciones se basan es esta realidad. Ella está en lo correcto porque sus creencias se alinean con lo que el funcionamiento de la realidad le hizo ver como correcto. Cualquier otro marco de referencia es completamente alienígena para ella como mínimo, enfermo y malvado como máximo.

Morfeo: La Matrix es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando estas adentro de él, y miras alrededor, ¿Qué es lo que ves? Hombres de negocios, maestros, abogados, carpinteros. La mismísimas mentes de las gente que estamos intentando salvar. Pero, hasta que no lo logremos, esta gente sigue siendo parte de ese sistema y eso los hace nuestros enemigos. Tenes que entender, la mayoría de esta gente no esta lista para ser desconectada. Y muchos de ellos están tan habituados, son tan dependientes del sistema, que están dispuestos a pelear para protegerlo.

(enlace al original en ingles)

Guardando lo mejor para el final

Analicemos un articulo publicado en el sub de la Red Pill en Reddit hace un tiempo. Más que dar mi propio resumen sobre la situación del que escribió, voy a dejar que lo leas completo. Si querés ver el original, esta acá.

Ya publiqué esto en otro subreddit pero me terminaron borrando porque se armo mucha pelea en los comentarios. Resumo lo que viene sucediendo hasta ahora. Conocí a mi esposa hace siete años, en ese entonces ella era muy exquisita respecto al sexo. Me dijo que solo había estado con un solo hombre antes de mi. Me dijo que nunca me daría sexo oral, y que solo haría ciertas posiciones. Casi todos los actos sexuales le parecían degradantes. La verdad es que esta situación me frustraba bastante, pero la verdad es que me gustaba mucho y esperaba que con los años se fuera abriendo más sexualmente. Con el pasar de los años al final nunca mejoró, pero yo aprendí a superarlo.
Bueno, resulta que termine encontrando un video muy viejo de ella en sus años de universitaria donde se la ve teniendo sexo grupal con otras seis personas, 5 chicos y 1 chica. En el video tiene sexo anal, sexo oral, doble penetración y se la escucha gritar múltiples veces  “soy una puta de mierda”. A todo esto, se la ve bastante entusiasta en todo momento. Terminé sintiéndome muy triste. Puedo entender que hay ciertas cosas que a alguno puede no gustarle, pero lo que me molesta no es el hecho de que ella no haya querido hacerlas. No quiso hacerlas conmigo, pero para todos los demás hombres ella fue su putita. Quedé enojado, dolido y le termine diciendo muchas cosas estúpidas a mi esposa.

Le pedí que deje a nuestra hija en la casa de su hermana porque quería hablar con ella. Me preguntó por qué y le dije que lo hablábamos cuando volviera.

No recuerdo todos los detalles de la conversación, así que voy a intentar resumirlos. Antes de que volviera estuve tomando un poco, lo cual en retrospectiva no fue la mejor idea.

Yo: ¿Hay algo en tu pasado que me estés ocultando?
Ella: ¿Por qué estamos hablando de algo así?
Yo: Solo quiero saber si alguna vez hiciste porno o algo parecido.
Ella: ¿Estas drogado?
Yo: Encontré tu video de tu época universitaria con los otros hombres. Ya no se quien sos ahora y me enferma estar siquiera cerca tuyo.

Ella empieza a llorar

Yo: ¿Tenés algo para decir?

Sigue llorando. Era al pedo seguir así que agarre las llaves para irme. Ahí ella intenta detenerme.

Yo: Si no querés que me vaya entonces vas a tener que ser 100% honesta conmigo, y decirme porqué me mentiste todos estos años.
Ella: No quería que pienses que yo era una puta.
Yo: Hubiera estado perfecto si me decías. Me hubiera encantado poder hacer todas esas cosas salvajes con vos. Mirá, entiendo que no te caliento tanto como esos otros tipos. Después de todo te encantaba chuparles la pija pero no la mía.
Ella: No es así, no quería que pienses menos de mi.
Yo: No es eso, una cosa es mentir sobre con cuanta gente te acostarte. El tema es que no es que no te gustaba hacer esas cosas. El tema es que no te gustó hacerlas conmigo.
Ella: Pero puedo hacer esas cosas con vos. Me gustas, lo sabes, ¿no?
Yo: No quiero que lo hagas porque sentís que tenes que hacerlo. Quiero estar con alguien que realmente me desee.
Ella: Puedo cambiar. Te prometo que no voy a dejar que este matrimonio se caiga, podemos cambiar. Podemos ir a un consejero matrimonial, en serio, ¿hablame?
Yo: El consejero no va a cambiar cómo te sentís sobre mi. Mirá, podemos probar ir a uno pero por ahora quiero una separación.
Ella: Por favor no hagas esto. No tires nuestro matrimonio por algo que hice en la universidad, ¡por favor!

Yo: Deja de actuar como si hubiera sido una sola puta vez. Se honesta sobre cuantos tipos de tiraste antes de mi. Cuantas pijas chupaste y a cuantos les dejaste que te rompan el orto?
Ella: ¿Que importa? Te dije que ahora lo voy a hacer con vos también.
Yo: ¡Soy un puto suertudo! Me casé con una puta que coje como una monja.
Ella: Por favor no arruines nuestro matrimonio por esto. Estoy dispuesta a cambiar.
Yo: No nos estamos divorciando pero me quiero separar para ver como viene la cosa, ahora mismo me enferma solo verte.

Me terminé yendo mi esposa intentando detenerme. Seguía rogándome diciendo que podía hacer todo lo que quisiera con ella, realmente era algo patético y termine de perder todo el respeto por mi esposa y la forma en la que estaba intentando manipularme con sexo.

Ahora mismo estoy en un hotel; Tengo el teléfono lleno de llamadas perdidas de mi esposa. Me pregunta donde estoy, si le digo se que va a venir a enfrentarme y no me siento listo para eso. Me siento totalmente desgastado. Me siento mal diciéndole esas cosas a mi esposa pero no se que otra cosa hacer estoy demasiado dolido.

Como dije antes no me hubiera importado si hubiera sido promiscua antes de conocerme, en serio, no me importaría pero el hecho de que si hizo todas esas cosas con otros pero no las hace conmigo es lo que realmente me lastima profundamente.

No veo forma de recuperar este matrimonio, no puedo cambiar su atracción por mi. A mi viejo hace poco le diagnosticaron un tumor en los pulmones y eso ya me tiene bastante estresado.

Por favor díganme exactamente que puedo hacer, mi orgullo masculino esta completamente destruido. Antes de enterarme de todo esto, intenté que mi esposa se abriera sexualmente pero se negó rotundamente. Creo realmente que no la atraigo para nada de la forma en la que estaba atraída a esos otros tipos. Es por eso por lo que para ella estaba totalmente bien “ser su puta de mierda” pero a mi ni siquiera me la chupaba. Quiero una mujer que me mire con lujuria, no una que tiene sexo conmigo para cumplir con su deber de esposa.

No me siento con derecho a exigirle a mi esposa que tenga otro tipo de sexo del que quiere conmigo, pero si quiero que quiera hacerlo. Ahora se que si ella los empieza a hacer, va a ser por la culpa y no por un deseo real. No veo forma de recuperar este matrimonio. Me siento para el culo porque se que no voy a poder ver tanto a mi hijita, especialmente durante su niñez.

Ya hice algunos llamados y cambié el banco donde recibo mi sueldo, hablé con un contador para poner mis finanzas en orden si es que terminamos en divorcio. Mi hermano trabaja en un estudio de abogados conocido. Estoy pensando en contactarlo al menos para saber qué es lo que debería estar haciendo. El tema es que se que una vez que lo llame ya no hay vuelta atrás.. Si le digo a mi familia, voy a destruir la imagen que tienen de mi esposa. Y también me tengo que asegurar porque ahora mismo su seguro médico depende de mi, y no quiero que no tenga acceso a la salud si nos divorciamos, ya que estuvo con algunos problemas de salud. No quiero arruinar nada pero no puedo ver como pueden volver a estar bien las cosas. Si no vas a darme ningún consejo y solo me vas a juzgar, no pierdas el tiempo comentando. Ya se que dije le cosas que la lastimaron pero no tenes idea del nivel de dolor que estoy sintiendo ahora. Ya le pedí disculpas a mi esposa por eso, pero sigo sin ver como podemos recuperar la relación que teníamos.

Edit – Quiero intentar recuperar las cosas con mi esposa. Entiendo que no quiera hacer ciertos actos sexuales. Estoy considerando proponerle la idea de un matrimonio abierto. De esa forma podemos estar juntos como familia y ambos tener las vidas sexuales que queremos.

Hay demasiado pasando todo al mismo tiempo en esta situación, pero creo que lo primero que debería decir es que, personalmente, pienso que este tipo de revelaciones de vidas pasadas son muchísimo mas comunes que lo que muchos hombres se sienten cómodos en admitir. Me gustaría decir que es la primera vez que escucho una historia así – pero de hecho es las 7ma vez, y cuatro de ellos son de hombres a los que traté como consejero.

A medida que nuestra cultura se vuelve tecnológicamente más adepta, los registros electrónicos – ya sean ‘selfies’, fotos incriminadoras subidas a todo tipo de red social, videos de despedida con strippers, o pornografía amateur / semi-profesional – van a empezar a tener cada vez mas participación en completar el rompecabezas que constituye el pasado sexual y  amoroso de la mujer. El verdadero problema va a dejar de ser el de hacer el trabajo detectivesco de encontrarlo, sino que va a ser qué permitirá el Beta creer sobre ese ‘copo de nieve especial’ cuando lo pueda contrastar con el océano de información sobre el comportamiento general de esa mujer.

Hace poco en Return of Kings hubo un articulo publicado por Emmanuel Goldstein donde detalla cómo en la Seducción es necesario presumir que todas las mujeres son putas. En vista de historias como estas se hace difícil no ver ese articulo como puramente pragmático, pero al menos mientras te mantengas soltero, Seductor y sigas girando platos, podes (y deberías) darte el lujo de y previsión de saber que incluso las Chicas Buenas ‘También’ tienen la inclinación de volverse locas con el Alfa sexy en la fiesta de la espuma de Cancun durante las vacaciones de verano cuando esté en los días fértiles de su ciclo.

Espero con ansias la horda de críticos de “oooh, pero los hombres también lo hacen!” que intentan desviar la atención que pongo en las dinámica feroz del lado sexual de la hipergamia femenina. Y si fuera por solo uno de los lados de la estrategia sexual (Sexo Alfa & Plata Beta) podrían tener algo de razón, pero es la otra mitad de la ecuación hipergámica la que las diferencia de los apetitos sexuales a corto plazo de los hombres, la parte que requiere que consigan un aprovisionamiento a largo plazo por parte de un hombre, en conjunto con una unión y desenvolvimiento emocional.

Lo mejor de ella

El autor de este hilo de charla en Reddit esta del lado filoso de la ecuación Hipergámica. Y aunque estoy seguro de que muchos intentan pintar a la mujer de este tipo como rota, dañada emocionalmente, victima de abuso sexual (no lo sabemos, pero esta fue la asociación inicial en el hilo original), lo que estamos viendo acá no son sus experiencias individualizadas, sino una metodología que tanto ella como todas las mujeres utilizan para justificar su pluralismo sexual.

Antes de la llegada de tecnologías que pudieran probar evidencialmente las aventuras sexuales de una mujer, los aspectos mas viscerales de la sexualidad de una mujer y los inconvenientes impulsos cerebrales/hormonales que las motivaban, se podía mantener en secreto el tiempo suficiente como para comprometer a un hombre con un buen potencial de proveedor para que se comprometa a dar seguridad a largo plazo a la otra mitad de las demandas Hipergámicas. A medida que la tecnología para llevar un registro de esto se vuelve mas presente, mas permanente y mas fluido en su uso, y a medida que los hombres se vuelven mas interconectados por ella, a medida que las mujeres disfrutan mayor auto afirmación de ello, el racionalizar sus indiscreciones pasadas se vuelve mas un imperativo.

A los hombre se los condiciona y satura la por lo menos la mitad de su vida con el imperativo femenino para transformarlos en los cornudos conscientes que necesita la Hipergamia femenina – hombres como el autor de esta confesión – tienen un interés egoísta al presumir que la mujer con la que se juntan le “va a dar lo mejor de ella” cuando le toque a él salir con ella y que toda su paciencia y creencias igualitarias finalmente van a rendir fruto.

El tema es que los hombres descubren demasiado tarde, usualmente después que se dan cuenta que su dedicación a esa mujer les planchó su potencial de VMS, que no solo fueron cornudos retroactivos (a veces, incluso moralísticamente orgullosos de eso), sino que fueron condicionados socialmente para serlo durante casi toda su vida, por sus madres, su emasculados padres, sus hermanas, sus amigas, maestras y absolutamente todo el imperativo femenino.

Una de las razones por las cuales yo y la mayor parte de la hombresfera recibe tanto desprecio de la sociedad femenina y de los hombres enchufados (los blue pill), es que arriesgamos a exponer todo este proceso. La historia en el articulo es la inconveniente verdad de una sexualidad pluralista femenina. La capacidad de las mujeres de poder aprovechar su valor y salir del mercado sexual para tener hijos, crear algo parecido a una vida familiar que termina siendo tan opuesta a su vida de soltera y en la que ademas pueden poner sus propias condiciones, depende de que los hombres que tienen potencial de proveer a largo plazo (los Beta) se mantengan en la ignorancia de lo cornudos que son incluso antes de salir con ellas, y eso requiere que no estén al tanto del condicionamiento que tanto tiempo tomó en convencerlos de que una mujer es ahora su responsabilidad.

¡Soy un puto suertudo! Me casé con una puta que coje como una monja.

La principal razón por la cual los hombres se preocupan en conocer el pasado sexual de una mujer esta arraigado en este ‘tener lo mejor’ que ella puede ofrecerle sexualmente. Ciertamente hay mas aspectos que solo esto (fidelidad, etc), pero como dije antes, todos los hombres quieren una putita, solo que quieren que sea SU putita. En cuanto se desvanece definitivamente la creencia de que el esta obteniendo el mejor que ella puede darle, la naturaleza de la Dinámica del Deseo queda completamente al descubierto.

Quiero que me desees

Una vez que una mujer ya esta establecida en una normalidad sexual matrimonial, es natural que en cuanto se revele su verdadera capacidad sexual, su primer impulso sea el de preservar el aprovisionamiento que disfrutó mientras mantenía ‘su secreto’ trabajando para ella.

Yo: No es eso, una cosa es mentir sobre con cuanta gente te acostarte. El tema es que no es que no te gustaba hacer esas cosas. El tema es que no te gustó hacerlas conmigo.

Ella: Pero puedo hacer esas cosas con vos. Me gustas, lo sabes, ¿no?

[…]Ella: Puedo cambiar. Te prometo que no voy a dejar que este matrimonio se caiga, podemos cambiar. Podemos ir a un consejero matrimonial, en serio, ¿hablame?

Lo que se lee claramente acá es el libreto para la la negociación del deseo. Su verdadero deseo no es el de satisfacerlo a el ni ningún tipo de resolución por el engaño de su pluralismo sexual, sino una forma solipsista de mantener una normalidad para ella. Nuestro autor no tiene otra racionalización sobre las que pueda apoyarse, ya no puede negar mas su condición, no es suficiente, y empieza a darse cuenta de una cruda verdad Red Pill – el deseo genuino no se puede negociar.

El quiere que ella lo desee, quiere que ella desee tener sexo con el con el mismo vigor y entusiasmo que tuvo con los demas hombres en sus videos. Quiere que le de su mejor lado de su sexualidad, pero sus 7 años de reticencia y negativa a entregarle eso mientras disfrutaba de los beneficios de su protección, su paciencia, amor y perseverancia solo pone a su estrategia, la estrategia Hipergámica, en completo foco. El deseo genuino de ella, su mejor lado sexual nunca estuvo destinado a él desde el vamos.

(enlace al original en ingles)

Abuso Doméstico

Leyendo wikipedia (en ingles) se pueden ver varias fuentes que aclaran muchos puntos que siempre se discuten por acá, especialmente siempre que aparecen las #NiUnaMenos con sus mentiras.

El abuso doméstico – definido como el maltrato crónico en el matrimonio, las familias, relaciones de noviazgo o cualquier otro tipo de relación intima – puede incluir comportamiento emocionalmente abusivo. El abuso psicológico no siempre lleva al abuso físico, pero el abuso físico de una de las partes en las relaciones domésticas casi siempre es acompañado y precedido por el abuso psicológico de la otra parte de la relación.

Murphy y O’Leary reportan en un estudio que la agresión psicológica de de una de las partes de la relación es el indicador mas confiable para predecir la posibilidad de que la otra parte en la relación exhiba agresión física.

Un estudio de 2005 por Hamel reporta que “tanto hombres como mujeres abusan física y emocionalmente a sus parejas en igual medida”. Un estudio de Basile encontró que la agresión psicológica es de hecho bidireccional en casos donde las parejas tanto heterosexuales como homosexuales fueron a juicio por problemas domésticos.

Un estudio de 2007 de estudiantes Españoles entre 18 y 27 años encontró que la agresión psicológica (medida con la Escala de Conflicto Táctico) es tan generalizada en las relaciones de noviazgo que se puede considerar un elemento normal del estar de novio, y encontró también que las mujeres exhiben agresión psicológica de forma substancialmente mas alta que los hombres. Otros estudios sobre el tema reportaron resultados similares.

Un estudio de Strauss encontró que las mujeres de una relación intima heterosexual utilizaban la agresión psicológica con mucha mas facilidad que los hombres, incluyendo amenazas de golpes o de lanzar objetos. Un estudio de jóvenes adultos por Giordano encontró que las mujeres en una relación intima heterosexual tenian mas posibilidades que los hombres de  amenazar con un cuchillo o un arma a sus parejas.

Numerosos estudios hechos entre 1980 y 1994 reportan que las relaciones lésbicas tienen en promedio mayores tasas de agresión interpersonal (incluyendo agresión psicológica y/o abuso emocional) que las relaciones heterosexuales o entre hombres homosexuales. Así mismo, las mujeres que estuvieron tanto en relaciones con hombres como con mujeres, reportan mayores tasas de abuso de sus parejas femeninas que de sus parejas masculinas.

En 1996, el Centro Nacional de Información en Violencia Familiar y la Salud de Canadá ( National Clearinghouse on Family Violence) reportó que el 39% de las mujeres casadas o concubinas sufrieron abuso emocional de sus parejas/maridos; una encuesta de 1995 de mujeres entre 15 y 36 años reportó 43% de abuso emocional durante la niñez o adolescencia, y que un 39% experimentó abuso emocional en el matrimonio/relación. Este reporte no consideró los niños u hombres que sufren abuso emocional de sus familias o parejas.

Un documental de la radio BBD sobre el abuso domestico, que incluye el maltrato emocional, reportó que un 20% de los hombres y un 30% de las mujeres sufrieron abusos de su cónyuge o pareja.

Conclusión:

  • Prevenir es mejor que curar. Si el sistema de justicia quiere reducir la violencia domestica, debería mirar el cuadro completo.
  • Una cosa es no ser un maricón y llorar por cualquier cosa que te haga una mujer. Una cosa totalmente diferente es ignorar el abuso psicológico. A menudo toma la forma de un pequeño daño hecho durante un largo período de tiempo (por ejemplo que sutil pero constantemente te diga algo de tu sonrisa, o tu peso, nada extremadamente directo).
  • Tomá nota (literalmente). Si podes hacete un diario intimo online. Y cortala cuando veas que vas a terminar en una posición donde termines haciendo abuso físico.
  • Aprende a manejar el odio y enojo interno que te puede hacer perder la calma.
  • NO ENTRES EN PÁNICO.

(enlace al articulo original de la wikipedia)

(enlace al articulo original en ingles)

¿No crees en la Red Pill? Leete cualquier novela romantica popular

Resumen: No necesitamos sentarnos y tener un debate con la gente Blue Pill sobre si la Red Pill esta o no en lo correcto. Es muy fácil falsificar una teoría sobre qué causa que una mujer se vea atraída a un hombre. Con solo observar las verdaderas fantasías de las mujeres y cómo se retrata a los hombres ellas nos alcanza.

Si la Red Pill esta en lo correcto, podríamos esperar que los protagonistas masculinos en las fantasías románticas que leen las mujeres se vean como los hombres alfas que decimos nosotros atraen a las mujeres.
Si la Blue Pill esta en lo correcto, podríamos esperar que esos protagonistas masculinos se vean como los típicos hombres buenos, inofensivos y castrados que nunca diría algo malo sobre mujeres, como dicen ellos.

¿Adiviná cómo se ven los héroes en las novelas romanticas?

Si alguien te dijera que a los hombres en realidad no les gustan los petes (sexo oral), ¿Qué les responderías?
Quizá les dirías que están de la cabeza, totalmente locos, o que son unos estúpidos. Pero… ¿Cómo probarías que a los hombres si les gusta que se la chupen? Un argumento no alcanza porque ellos podrían hacer lo mismo. “¡Mis amigos dicen que no les gusta! ¡Piensan que es asqueroso!” Podrían desarrollar toda una ideología sobre cuán ofensivo es incluso decir que a un hombre le puede gustar algo tan desagradable.

Pero, de hecho, se puede probar que están equivocados. ¿Cómo? Fácil, básicamente todo porno que existe incluye un pete. Si a los hombres no les gustara que se la chupen, no sería un tema tan recurrente en la pornografía, después de todo les debería de dar asco y el porno es una fantasía que excita y no desagrada.
Eso nos lleva a las mujeres, y qué es lo que quieren. No es nada misterioso. Ni siquiera esta muy oculto ni nada parecido. Si querés saber qué es lo que realmente quieren las mujeres, no tenes que confiar en lo que dice La Red Pill. De hecho, no tenes que confiar en nadie. Todo lo que tenes que hacer es mirar en detalle qué es lo que compran las mujeres, en la forma de las novelas románticas mas vendidas.

Cada novela romántica es en esencia la fantasía que tiene la mujer sobre qué tipo de hombre le gustaría enamorarse. Hay tantas novelas romanticas que si buscas, podes encontrar todos los tipos de hombre que te puedas imaginar en alguna de ellas. Alfas, Betas, gorditos nerds, lo que quieras. Alguien seguramente lo escribió como un personaje.
Pero, ¿Qué es lo que realmente vende? Demosle una mirada a algunos de las novelas más vendidas, porque son todas variaciones del mismo tema.

Orgullo y Prejuicio – A las mujeres les encanta esta novela. Trata sobre un tipo rico llamado Mr. Darcy que empieza la historia actuando como un completo forro. Le dice a la heroína que es fea y se niega a bailar con ella durante el baile. Actúa como si estuviera por encima de todos los del pueblo. Convence a su amigo a que deje a la hermana de la heroína porque el piensa que esa familia es terrible. Es rico y vive en una mansión gigante. Sus enemigos se la pasan diciéndole a la heroína lo tremendamente cretino que es.
Mr. Darcy es un “malo reformado”, una historia recurrente en las novelas romanticas. Darcy empieza siendo un forro, pero aprende gradualmente a ser mas bueno con la heroína, esforzándose por resarcir su anterior comportamiento como un patán, y finalmente viven por siempre felices en su mansión gigante.

La llama y la flor – La primer gran novela romántica moderna. Vendió millones de copias. Escrita por una mujer, comprada solo por mujeres. ¿Cuál es la trama? Una mujer inocente cual cenicienta, maltratada por su familia y que termina en la calle. Un capitán de mar que ademas es un macho Alfa envía a sus marineros a que le busquen una prostituta. Encuentran a la heroína vagando por las calles y pensando que es una puta, la llevan a su barco.

Y el capitán la viola. Y la viola de nuevo, y otra vez. Y se ríe luego de haberla violado.

Ella termina embarazada, y tienen un matrimonio forzado. Así que el la viola un poco mas, y la trata para la mierda porque termino arruinando sus planes de casamiento con otra mujer. Pero cada vez que ella se somete a el y hace lo que le dice, el deja de violarla por unos minutos y hace algo lindo por ella (como no violarla mas por esa noche). A pesar de que a el le gusta violarla, es muy protector de ella, y muy celoso de otros hombres.

De nuevo, esta novela fue escrita por una mujer, y vendió millones y millones de copias a otras mujeres. Hay que entender que a muchas mujeres no les gustó el libro, por razones obvias, y que no deberías intentar emular a un tipo. Pero también hay que notar que podes ser así de hijo de puta, y que hay millones de mujeres que igual te considerarían sexualmente atractivo.

Crepúsculo – Una chica y un vampiro Alfa se enamoran. El es increíblemente protector sobre ella al punto de acecharla para ver que hace. Se escabulle en su habitación para verla dormir. Se esfuerza todo el tiempo por controlarse y constantemente se enfatiza que en cualquier momento el podría estallar y asesinarla violentamente. Cuando tienen sexo, ella termina llena de moretones porque el es tan fuerte que tiene que esforzarse en no matarla simplemente con tocarla. El es alto, buenmozo, y tiene miles de millones de dolares. Le regala a la heroína autos caros, porque esta preocupado por su seguridad y quiere protegerla.

En un momento tiene que ausentarse por un tiempo, y ella empieza a pasar cada vez mas tiempo con un hombre lobo. El es increíblemente protector de ella. Los hombres lobo no pueden controlar su furia, y constantemente se nos recuerda de que en cualquier momento el podría estallar, perder el control, y matarla. Hay varias escenas con la novia de otro hombre lobo cuya cara fue desfigurada por su novio, para demostrar lo peligroso de la relación. El es extremadamente alto, muscular y el el macho Alfa por derecho de su manada de hombres lobo. El esta celoso del vampiro, e incluso pelean, pero al final ella termina eligiendo al vampiro, y el hombre lobo en lugar de irse, se queda con ellos pero decide enfocarse en proteger a la hija de ella.

Un hombre beta llamado Mike Newton se enamora de la heroína. No tiene cualidades negativas mas allá de que es un tipo medianamente lindo que se enamora de una chica medianamente linda. Tanto el hombre lobo como el vampiro lo forrean constantemente. La heroína engaña al hombre beta a salir en una doble cita con el hombre lobo, donde termina vomitando en medio de una película de terror porque estaba enfermo. El hombre lobo se burla de el diciendo que la película lo asustó, y procede a comerse a besos con la heroína en el auto con el beta justo al lado. Las fans de Crepúsculo parecen realmente odiar al tipo este, por ninguna razón mas que porque es un Beta. Y a la autora parece que realmente le encantaba que sus personajes lo traten como la mierda.

Cincuenta Sombras de Grey – Un macho Alfa alto y multimillonario que toca el piano como un experto, tiene su propia empresa con apenas una veintena de años y vuela en helicóptero a todos lados. Le gusta atar a las mujeres y mandonearlas, volviéndolas sus sumisas. Conoce a la heroína, y empieza a enviarle regalos y a encontrarse con ella casualmente. Le regala autos porque esta preocupado por su seguridad y quiere protegerla. Esta dañado emocionalmente, es inaccesible, y solo puede tener sexo, no comprometerse. Se la pasa dándole ordenes a la heroína, y quiere controlar hasta lo que come y lo que hace prácticamente todo el tiempo. Es increíblemente celoso y se enfrenta con otros hombres que intentan salir con ella. Pero por debajo de toda esa fachada hay un corazón de oro que aprende a ser cariñoso, cálido y bondadoso.

Lecciones aprendidas:

  1. Las mujeres aman a los machos Alfa. También a los héroes que empiezan siendo unos completos cretinos y terminan mostrando un lado bondadoso y protector.
  2. Las mujeres quieren todo. Quieren el Sexo Alfa y la Plata Beta en un solo hombre. Quieren domar al alfa pero hacer que todavía sea un alfa para todos los demás mientras para ella es un beta protector y cariñoso.
  3. Las mujeres aman a los hombres peligrosos.
  4. Las mujeres aman a los hombres altos y ricos.
  5. Los Blue Pillers son unos misóginos que odian a las mujeres y a sus fantasías sexuales. ¡Hola! Se que alguno esta leyendo esto, y se que no te gusta. Pero es la verdad. La razón por la que odias tanto a La Red Pill es porque odias a las mujeres. No te aguantas la realidad de lo que son, y no podes aceptarlas. Tenes le corazón lleno de intolerancia hacia ciertos tipos de preferencias sexuales de las mujeres (las mujeres que aman a los machos alfa según sus propias novelas romanticas). Y no te aguantas que nosotros digamos la verdad sobre lo que si quiere la mayoría de las mujeres.
  6. Deberías leerte un par de novelas romanticas, especialmente si todavía tenes alguna duda. Ahí vas a ver exactamente lo que quieren las mujeres, directo de la boca de las mismas mujeres. No tenes que confiar en mi, no tenes que confiar en nadie. La verdad esta ahi afuera, simplemente nunca te calentaste en mirarla.

(enlace al original en ingles)

Amused Mastery (Maestro Entretenido)

Creo que muchos tipos se cuelgan del termino “distante”. La palabra trae la idea de que un hombre debe pretender mirar sobradamente a la chica que le demuestre interés en un patético esfuerzo de hacerla que se esfuerce por él. La gente lee “distante” y suelen pensar “soberbio” o  “fingir desinterés”. Tira a la basura ya mismo esa palabra, porque no quiere ser “distante”. Lo que querés es AMUSED MASTERY.

Hay una diferencia entre ser una arrogancia “distante” y un AMUSED MASTERY seguro. AMUSED MASTERY es intraducible, pero se puede entender como representar a un sensei que se divierte con los desafíos de sus alumnos. Un poco de arrogancia y sobrades al tratar, pero enseñando y demostrando que siempre estas un paso por delante de tu pupilo (o pupila).

Esto te permite ponerte en una posición de madurez a la vez que te mantenés juguetonamente accesible mientras que al forzarla a aceptar tu control/dominio sobre ella (en realidad sobre todas las mujeres, por asociación) la forzás a ella a calificarse para vos. Esta actitud le dice implícitamente a una mujer que por virtud de la madurez y/o autoridad demostrada, vos “ya estas de vuelta mientras ella esta de ida”, ya sabes lo que quieren decir las mujeres cuando dice lo que dice, y eso te resulta divertido. Vas a seguir el jueguito, pero solo en tanto te resulte entretenido molestarla en sus intentos de lograr que vos califiques para ella. Quiere decir que nunca la vas a tomar en serio, como si fuera una hermanita malcriada, pero también con la presencia y mente de un hombre Alfa adulto que ya conoce su juego incluso antes de que lo juegue.

Admito que nunca comprendí por completo el potencial del Amused Mastery hasta que tuve una hija. Me encontré usándolo naturalmente porque así es la relación real que tengo con ella. Cuando era mas chica esta actitud le sumaba a mis credenciales Papi-Alfa, pero ahora que tiene 14 hay una historia de Amused Mastery en la que puede contar. Sin También note que mi mujer también encuentra en la misma actitud una zona de confort, al punto en que ella se autoincluye en mi dominio sobre mi hija.

Amused Mastery es particularmente efectivo cuando lo usa un hombre mas grande para seducir a una chica mas joven. Asumiendo que estas en un estado físico razonablemente bueno y que tenes algún tipo de riqueza, ser mas grande te da un nivel de autenticidad enorme. Para los hombres, con la madurez viene la expectativa de conocimiento y experiencia. Usé Amused Mastery con mis “mozas” en eventos promocionarles y es como droga para ellas. Te les transformas en esa figura paterna (FILF?) que desean pero no parecen obtener de chicos mas jóvenes. Hay cierta dinámica de seguridad Alfa en juego entre una mujer y un Hombre que emite esa vibra de haber tenido suficientes mujeres como para poder predecir todas sus pruebas de mierda, y al mismo tiempo pasarlas con el único esfuerzo de girar los ojos y entregarle la respuesta con una sonrisa socarrona. Cuando un hombre muestra señales de Amused Mastery hay una presunción implícita en las mujeres de que el “entiende” en cuanto a tratar con mujeres.

Dominancia

Otro termino que es muy abusado en el entorno de seducción es la palabra “dominación”. Esa palabra conlleva un montón de preconceptos porque lleva la misma connotación negativa que la palabra “poder” tiene asociada. Las mujeres rara vez admiten que quieren un hombre o influencia masculina “dominante” en su vida simplemente porque la palabra parece tan binaria y absoluta. En el ecualismo femenino, si una persona es dominante, eso quiere decir que la otra debe ser necesariamente sumisa. Y después de haber sido alimentadas una dieta constante de “mujer independiente” por casi un siglo, admitir que desean un hombre dominante es admitir su dependencia de él. Siguiendo esa forma de pensar, el dominio es sinónimo de agresión y opresión, y tanto las mujeres como los hombres feminizados tienen una respuesta automática a la mera mención.

Del lado RedPill de las cosas vemos a la verdad sobre la necesidad de dominancia de las mujeres por los hombres. Podemos ver ese deseo evidente de sumisión en su comportamiento y en los significados latentes de sus palabras. Pero creo, que actualmente, tenemos todavía una idea absolutista sobre qué constituye dominancia. La clasificamos como “dominancia social” en el sentido de que indica un estatus Alfa, pero en realidad va mas allá de ello. Pienso que el ideal de la mayoría de los hombres cuando piensan en dominancia es el de tener una mujer particular presente para cuando el de ordenes a sus súbditos sobre los que tiene poder, como algún tipo de prueba social, y que por haber presenciado eso ella va a querer cogerlo con muchas mas ganas.

Después de que el libro 50 Sombras de Grey se volviera un best seller, se transformó en una especie de momento de claridad y “ajá!” aquellos hombres todavía enchufados en la Matrix. Las mujeres realmente se calientan cuando son dominadas, pero esa es una faceta muy estrecha de la dominancia masculina. Es obvio que la popularidad de ese tipo de porno-femenino alcanza para reforzar que las mujeres realmente albergan fantasías de hombres dominantes, pero ¿Es necesario tener un calabozo sexual y un montón de parafernalia sadomasoquista para confirmar tu dominancia masculina?

Dominancia personal, dominancia social, no tiene que ser siempre en extremos. Soy la persona dominante en mi matrimonio y en mi familia, pero eso no quiere decir que la Sra. Tomassi haya aprendido a sentarse, dar la vuelta y hacerse la muertita, ni quiere decir que este deseosa de que incluya esposas y palos en la cama. La dominancia es mas sobre hacer demandas que dar ordenes. La demuestro en mi hablar (incluido mis silencios), la forma en que me visto, el estatus de mi carrera, mi actitud con la gente en diferentes lados del espectro social, mi tolerancia y mi intolerancia, etc. Como hombres, tenemos la tendencia de pensar que mientras mas demostrativos somos, más nos van a notar las mujeres, pero las mujeres son mucho mas sensibles a las sutilezas de nuestras acciones de lo que podríamos imaginar. Un poquitito hace mucho, y lo que pensamos a veces que son gestos innecesarios a menudo son los mas memorables para ellas.

Amused Dominancia (Dominancia Entretenida)

A las mujeres les gusta tanto la dominancia evidente como la cosificación o adoración, es decir, nada. Respondes mas favorablemente cuando es encubierta – a las mujeres les encanta ser cosificadas, dominadas y adoradas, pero solo por hombres que saben hacerlo sin que se den cuenta. Siempre estuve a favor del efecto positivo en mantener una cierta ansiedad contra el peligro de la competencia externa de otras mujeres, pero este tipo de dominancia no puede ser evidente. La dominancia debe suceder tras bambalinas, siendo ocasionalmente amplificadas solo si la situación lo amerita. Ellas necesitan saber que el peligro está ahi, pero sus propias fantasías de dominancia masculina son mas útiles para vos que un recordatorio constantemente presente de ello.

Y así es como volvemos al principio; Amused Mastery es una forma de dominancia social. Esa sensación de saber la respuesta antes de que se haga la pregunta, pero aun así dar la respuesta con una sonrisita es una forma muy efectiva de demostrar mayor valor (DMV). Una actitud de Amused Mastery empieza desde la posición inicial de ser dominante socialmente.

(enlace al original en ingles)

Ella no te ama

Pero ama la atracción que siente por vos.

Voy a repetirlo porque es así de importante – Ella no te ama, solo ama la atracción que siente por vos.
No te equivoques, las mujeres no tienen ninguna lealtad más allá de su propio narcisismo. Los días de la pareja de por vida que tu abuela era para tu abuelo ya no están mas. La validación instantánea y la cantidad innecesaria de atención que recibe una mujer medianamente atractiva están totalmente fuera de control, y no pueden evitar volverse adictas a esos niveles altos de dopamina. Combina esto con la sociedad post-feminista que nunca le dice que “NO” a la mujer y tenes el quilombo actual. ¿En que te afecta? Bueno, es simple, te afecta en poder mantener esa atracción que lograste.
Levanta pesas, vestite bien. No aceptes mierda de nadie y se el hombre que la pone en su lugar. Las mujeres ansían el liderazgo y el dominio, sin importar lo que cualquier pseudo-marido feminista te pueda decir.
Eso si, ni por un segundo pienses que te ama, porque no. Ama lo mojada que la dejas al no ser como todos los demás hombres de bajo valor que la complacen todo el tiempo y que se la pasan golpeando su puerta. Ama los orgasmos primales cuando la ensartas contra la cama sin dejar que se mueva mientras la destruis a pijazos. ama como sus amigas suspiran mirando a su nuevo y misterioso hombre, y mas importante todavía, ama que mantengas tu relato cuando no puede evitar volverse totalmente irracional, pero no te ama a vos.
Lo peor que puede hacer una mujer es cogerse un beta por error. Los hombres del tipo Proveedor solían ser algo noble, algo por lo que luchar, pero en una época donde tenemos abundancia en todas las facetas de nuestra vida… son redundantes. Las mujeres no se tienen que preocupar mas por comida, refugio o seguridad. De todo eso ahora se encarga el Papá Estado (o los hombres beta) así que son libres de perseguir sus fantasías mas íntimas y obscuras con prácticamente cero repercusiones. Cuantas historias iguales escuchaste? Relación feliz, buen sexo, todo iba bien pero ella quiere ensalzar un poco la relación (cogerse otra pija), usualmente el tipo acepta. Su atracción esta desvaneciéndose y necesita de su dosis. Películas como “Eat, Pray, Love” hacen de esta idea algo popular.
Para que esforzarse por tu matrimonio y preocuparse por tu familia cuando podrías estar con un EXTRANJERO SEXY?! Exacto, no seas el marido perdedor, volvete ese extranjero sexy, o si no podes, solo obtené suficientes trazas de la Triada Obscura como para hacer que se moje.
Y por el amor de dios, no me hables de ese unicornio que escuchaste hablar del amigo de un amigo. En esta comunidad nos apoyamos en las estadisticas, y es muy muy poco probable de que vos te encuentres con una mujer atractiva y leal. Si, existen, como las brujas.

(enlace al original en ingles)

Sobre el Amor y la Guerra

En general a ninguno de los dos sexos les gusta que otro le defina qué es el amor. El concepto de amor esta cargado de subjetividades, y como es de esperar terminas ofendiendo las sensibilidades e interpretaciones de la gente al intentar hacer que su idea de amor entre en tu definición. Es una de las razones por la cual el amor es una idea tan buena y tan humana, pero su ambigüedad es al mismo tiempo la causa de muchas de las tragedias y sufrimiento humano que vivimos. Vemos al amor en contextos religiosos, interpretaciones personales, tratados filosóficos, dinámicas biológicas y un montón de otras áreas, así que es fácil entender cuan universalmente intrincado, manipulativo y a la vez también cuan natural y vinculante puede ser el amor según cuan bien o cuan mal se alinee nuestro concepto de este al de los demás.

Para esbozar (no definir) la perspectiva masculina del amor y contrastarla con la perspectiva femenina es necesario entender como cambia el amor del hombre a medida que madura. Muchos intentan encontrar la raíz del concepto en la relación con sus madres. Por mas que suene muy Freudiano, no puedo decir que es un mal comienzo. Los hombres realmente reciben las primeras impresiones del amor intimo y físico de sus madres, y a su vez esto termina armando los cimientos de lo que se espera del amor de sus potenciales esposas (o amantes). Aunque los niños no tengan la habilidad de pensar en términos abstractos, tienen un entendimiento innato de la condiciones que se deben cumplir para mantener ese amor materno. Yohami escribió un artículo muy bueno describiendo esto con su experimento de la cara.

Así lo describe:

Este circuito se imprime en tu mente incluso antes de que aprendas a hablar = antes de que seas capaz de formar conceptos abstractos. Es un circuito básico de cuatro piezas emocionales y de comportamiento.

Hay muchas maneras en las que el circuito se puede grabar “mal”. Uno es que la madre (o padre) sea el que recibe, haciendo del niño el que da. Otras es hacerlo a reconocer su relato. Otra es que la madre (o padre) responda solo cuando el niño actúa. Otra es hacer que el niño actúe y cuando lo haga silenciarlo / castigarlo por haber actuado. Etc. En resumen, el niño entiende el juego y empieza a jugarlo.

Y a partir de ahi construis todo el resto.

Las experiencias que tuviste entre los 12 a 21 años ayudaron por supuesto a formarte, porque ahora tenes 35 y sos el resultado de la suma acumulativa de estas. Pero para ser honestos, lo que te pasó en entre los 12 y 21, son los mismos mecanismos que ya venían sucediendo, solo que con mas influencia del mundo externo, impulso sexual y otras presiones adicionales.

Intento localizar el origen del dolor, y es este; al igual que un compás o cualquier forma geométrica que intenta encontrar equilibrio, el dolor intenta reencontrar con lo “bueno” (de el bueno, el malo y el feo), pero solo sabe alcanzar ese “bueno” balanceándose violentamente entre lo malo y lo feo y episodios de furia y si eso no funciona, separando / cortando / auto mutilándose (cortando partes no deseadas de vos, tu pasado, tu identidad, emociones, personas, relaciones, bloqueando cosas, etc)

Es una búsqueda constante de la elusiva parte “buena” de la dinámica.

Yohami continua (énfasis mio):

[Pero] no fuiste seguro de vos mismo sobre tus necesidades y deseos, porque todavía estabas negociando cómo sentirte siquiera “bien” y seguro. es por eso que no desarrollaste tu seducción ni viste a las chicas / relaciones por lo que eran – pero terminaste agregando todo esto a la mezcla irresoluta que ya existia, como, buscando lo “bueno” (amor básico, maternal, paternal, donde te encontras indefenso y sos amado y cuidado íntimamente de forma segura) de las mujeres, mezclando no tener defensas y sentirte seguro con el impulso sexual agresivo y añorando el afecto a largo plazo y una sensación de desesperación de nunca más sentirte seguro, etc.

Desde el momento en que nacemos nos damos cuenta de que el amor es condicional, pero queremos que sea incondicional; nuestro estado idealizado es el del amor incondicional. Ser un Hombre es actuar, ejecutar, destacar, ser el que recibe afectos libremente en  apreciación y adoración. A un nivel base es este esfuerzo constante por conseguir ese estado de amor idealizado el que nos ayuda a ser más de lo que eramos, pero viene con el costo de una creencia equivocada de lo que las mujeres son capaces de hacer, mucho menos dispuestas a amarnos de la forma en la que creemos que es posible.

Un lugar donde relajarse

Peregrine John resumió muy bien el tema en un comentario en el blog de Jacquie:

Queremos poder relajarnos. Queremos ser honestos y abiertos. Queremos tener un lugar seguro en donde no hay conflictos, donde recuperemos nuestras fuerzas y descansamos en lugar de gastarlas. Queremos dejar de estar con las defensas en alto todo el tiempo, y tener la oportunidad de simplemente estar con alguien que nos entiende por nuestra humanidad básica sin envidiarla. De no luchar más, de poder dejar de jugar el juego, al menos por un rato.

Lo deseamos tanto.

Si lo logramos, pronto no vamos a poder hacerlo.

Los hombres no se dan cuenta de esto hasta que no están en una ‘relación amorosa’ con una mujer. Para los hombres esto es (o debería) el catalizador para madurar ese deseo por encima del ideal del amor incondicional.
Es en ese momento en el que completan el circulo y entienden que ese amor conceptual al que deseaban poder volver con su madre no existe en la mujer de la que están ‘enamorados’, y en realidad nunca existió entre el y su madre de la infancia hasta la adultez.

No hay descanso, no hay respiro ni tregua ni indulto por actuar, pero el deseo de asegurarse ese amor incondicional es tan fuerte que los hombres pensaron que era prudente escribirlos en los votos “tradicionales” del matrimonio – ‘y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y la enfermedad, todos los días de mi vida hasta que la muerte nos separe.’ – en otras palabras una promesa del amor incondicional a pesar de cualquier circunstancia. Esos votos son una suplica directa de un seguro contra la hipergamia femenina que de otra manera correría sin trabas si no se dijeran en frente de Dios y el hombre.

En mi artículo ¿Cuál es tu problema? menciono a un hombre de 65 años al que solía atender, cuya esposa lo había chantajeado emocionalmente durante mas de 20 años. Había estado casado antes y se divorció después de 12 años por “no cumplir con las expectativas de ella” de provisión financiera. Nunca hizo la conexión de que la mujer que el ‘amaba’ tenia un concepto diferente de lo que significaba el amor para el. En cambio, modificó rotundamente su concepto original del amor para que coincida con el de la mujer que ‘amaba’, y así su idea de amor era uno basado en una serie interminable de tareas para poder calificar a ese amor. Durante el primer año de su segundo matrimonio perdió su trabajo y estuvo sin empleo por 5 meses, quedando su mujer como el único ingreso de dinero para el hogar. Al final del 4to mes de desempleo, al volver de una entrevista, llego a su casa y encontró las cerraduras cambiadas y dos bolsas de basura “llenas de sus cosas” esperándolo en la puerta. Encima de ellas había una nota escrita por su segunda esposa que mas o menos leía: “No vuelvas hasta no tener un trabajo”.

Recuerdo patentemente como me contaba con orgullo esta historia, porque dijo que a pesar del enojo que le generó esto, igual le estaba ‘agradecido’ a ella por haberle dado tal patada en el culo para que se convierta en un “mejor hombre”. Para este entonces ya su concepto de amor había sido alterado completamente a partir de sus casi idénticas experiencias con la esposa numero uno. Transformado ese concepto en un modelo donde el amor dependía por completo de su capacidad de ganar el amor de su mujer. Desaparecida estaba la idealización del amor incondicional por el solo mero de amar, reemplazado por el concepto táctico, oportunista del amor femenino de su nueva esposa. Y el estaba agradecido por eso.

Después de 20 años, a los 65 (ahora mas de 70) y con una salud empeorando termino dándose cuenta de que todos sus esfuerzos por asegurar su ‘amor’ indefinidamente nunca habían sido apreciados, solo esperados; y es entonces que se enfrento a la cruel realidad de que si empeoraba su salud también significaba que empeoraban sus medios para mantener esa incesante calificación por el amor y afecto de ella.

La Reconciliación

Recibo muchos correos sobre lo directo y cruel que soy en mi artículo sobre Novias de Guerra. Los hombres se la ven difícil en aceptar la amoralidad de la capacidad innata de las mujeres de formar uniones con sus captores como una traza de supervivencia psico-social adaptativa y de como esto termino evolucionando en la marcada facilidad que tienen las mujeres para ‘superar’ a sus antiguos amantes tanto mas rápido que lo que los hombres parecen ser capaces. A las mujeres no les gusta que detalle este fenómeno por obvias razones, pero creo que a los hombres les desagrada la noción de ser tan fácilmente ‘descartables’ por la misma inconsistencia entre los conceptos de amor de ambos géneros. Incluso como mártires, incluso muertos, ese concepto de amor incondicional masculino se ve refutado por el concepto fluido y utilitario de las mujeres. Como dije en el otro artículo, aceptar esto es uno de los aspectos mas difíciles de tomar la Red Pill.

Entiendo que todo esto parezca excesivamente nihilista, pero esa es la idea. Todos los aspectos positivos y beneficiosos de la realidad de la Red Pill tienen como costo el abandonar los idealismos Blue Pill balo los que estuvimos condicionados por tanto tiempo. Dejar atrás ese sueño esperanzador se siente como matar a un viejo amigo, pero desaprender ese viejo paradigma te permite beneficiarte de la existencia muchísimo mas esperanzadora de la Red Pill.

No estoy debatiendo la sinceridad o autenticidad del a capacidad de las mujeres de amar. Lo que estoy postulando acá es que el concepto de amor que tienen las mujeres no es el que los hombres queremos creer que es.

(Articulo original en ingles)