Skip to main content

La violencia es oro

A lot of people like to think they are “non-violent.” Generally, people claim to “abhor” the use of violence, and violence is viewed negatively by most folks. Many fail to differentiate between just and unjust violence. Some especially vain, self-righteous types like to think they have risen above the nasty, violent cultures of their ancestors. They say that “violence isn’t the answer.” They say that “violence doesn’t solve anything.”

They’re wrong. Every one of them relies on violence, every single day.

On election day, people from all walks of life line up to cast their ballots, and by doing so, they hope to influence who gets to wield the axe of authority. Those who want to end violence — as if that were possible or even desirable — often seek to disarm their fellow citizens. This does not actually end violence. It merely gives the state mob a monopoly on violence. This makes you “safer,” so long as you don’t piss off the boss.

All governments — left, right or other — are by their very nature coercive. They have to be.

Order demands violence.

A rule not ultimately backed by the threat of violence is merely a suggestion. States rely on laws enforced by men ready to do violence against lawbreakers. Every tax, every code and every licensing requirement demands an escalating progression of penalties that, in the end, must result in the forcible seizure of property or imprisonment by armed men prepared to do violence in the event of resistance or non–compliance. Every time a soccer mom stands up and demands harsher penalties for drunk driving, or selling cigarettes to minors, or owning a pit bull, or not recycling, she is petitioning the state to use force to impose her will. She is no longer asking nicely. The viability of every family law, gun law, zoning law, traffic law, immigration law, import law, export law and financial regulation depends on both the willingness and wherewithal of the group to exact order by force.

 

When an environmentalist demands that we “save the whales,” he or she is in effect making the argument that saving the whales is so important that it is worth doing harm to humans who harm whales. The peaceful environmentalist is petitioning the leviathan to authorize the use of violence in the interest of protecting leviathans. If state leaders were to agree and express that it was, indeed, important to “save the whales,” but then decline to penalize those who bring harm to whales, or decline to enforce those penalties under threat of violent police or military action, the expressed sentiment would be a meaningless  gesture. Those who wanted to bring harm to whales would feel free to do so, as it is said, with impunity — without punishment.

Without action, words are just words. Without violence, laws are just words.

Violence isn’t the only answer, but it is the final answer.

One can make moral arguments and ethical arguments and appeals to reason, emotion, aesthetics, and compassion. People are certainly moved by these arguments, and when sufficiently persuaded –providing of course that they are not excessively inconvenienced — people often choose to moderate or change their behaviors.

However, the willful submission of many inevitably creates a vulnerability waiting to be exploited by any one person who shrugs off social and ethical norms. If every man lays down his arms and refuses to pick them up, the first man to pick them up can do whatever he wants. Peace can only be maintained without violence so long as everyone sticks to the bargain, and to maintain peace every single person in every successive generation — even after war is long forgotten — must continue to agree to remain peaceful. Forever and ever. No delinquent or upstart may ever ask, “Or Else What?,” because in a truly non-violent society, the best available answer is “Or else we won’t think you’re a very nice person and we’re not going to share with you.” Our troublemaker is free to reply, “I don’t care. I’ll take what I want.”

Violence is the final answer to the question, “Or else what?”

Violence is the gold standard, the reserve that guarantees order. In actuality, it is better than a gold standard, because violence has universal value. Violence transcends the quirks of philosophy, religion, technology and culture. People say that music is a universal language, but a punch in the face hurts the same no matter what language you speak or what kind of music you prefer. If you are trapped in a room with me and I grab a pipe and gesture to strike you with it, no matter who you are, your monkey brain will immediately understand “or else what.”  And thereby, a certain order is achieved.

The practical understanding of violence is as basic to human life and human order as is the idea that fire is hot. You can use it, but you must respect it. You can act against it, and you can sometimes control it, but you can’t just wish it away. Like wildfire, sometimes it is overwhelming and you won’t know it is coming until it is too late. Sometimes it is bigger than you. Ask the Cherokee, the Inca, the Romanovs, the Jews, the Confederates, the barbarians and the Romans. They all know “Or else what.”

The basic acknowledgement that order demands violence is not a revelation, but to some it may seem like one. The very notion may make some people apoplectic, and some will furiously attempt to dispute it with all sorts of convoluted and hypothetical arguments, because it doesn’t sound very “nice.” But something doesn’t need to be “nice” in order for it to be true. Reality doesn’t bend over to accommodate fantasy or sentimentality.

Our complex society relies on proxy violence to the extent that many average people in the private sector can wander through life without really having to understand or think deeply about violence, because we are removed from it. We can afford to perceive it as a distant, abstract problem to be solved through high-minded strategy and social programming. When violence comes knocking, we simply make a call, and the police come to “stop” the violence. Few civilians really take the time to think that what we are essentially doing is paying an armed band protection money to come and do orderly violence on our behalf. When those who would do violence to us are taken peacefully, most of us don’t really make the connection, we don’t even assert to ourselves that the reason a perpetrator allows himself to be arrested is because of the gun the officer’s hip or the implicit understanding that he will eventually be hunted down by more officers who have the authority to kill him if his is deemed a threat. That is, if he is deemed a threat to order.

There are something like two and a half million people incarcerated in the United States. Over ninety percent of them are men. Most of them did not turn themselves in. Most of them don’t try to escape at night because there is someone in a guard tower ready to shoot them. Many are “non-violent” offenders. Soccer moms, accountants, celebrity activists and free range vegans all send in their tax dollars, and by proxy spend billions and billions to feed an armed government that maintains order through violence.

It is when our ordered violence gives way to disordered violence, as in the aftermath of a natural disaster, that we are forced to see how much we rely on those who maintain order through violence.  People loot because they can, and kill because they think they’ll get away with it. Dealing with violence and finding violent men who will protect you from other violent men suddenly becomes a real and pressing concern.

A pal once told me a story about an incident recounted by a family friend who was a cop, and I think it gets the point across. A few teenagers were at the mall hanging out, outside a bookstore. They were goofing around and talking with some cops who were hanging around. The cop was a relatively big guy, not someone who you would want to mess around with. One of the kids told the cop that he didn’t see why society needed police.

The cop leaned over and said to the spindly kid, “do you have any doubt in your mind about whether or not I could break your arms and take that book away from you if I felt like it?”

The teenager, obviously shaken by the brutality of the statement, said, “No.”

“That’s why you need cops, kid.”

George Orwell wrote in his “Notes on Nationalism” that, for the pacifist, the truth that, “Those who ‘abjure’ violence can only do so because others are committing violence on their behalf,” is obvious but impossible to accept.  Much unreason flows from the inability to accept our passive reliance on violence for protection. Escapist fantasies of the John Lennon “Imagine” variety corrupt our ability to see the world as it is, and be honest with ourselves about the naturalness of violence to the human animal. There is no evidence to support the idea that man is an inherently peaceful creature. There is substantial evidence to support the notion that violence has always been a part of human life. Every day, archeologists unearth another primitive skull with damage from weapons or blunt force trauma. The very first legal codes were shockingly grisly. If we feel less threatened today, if we feel as though we live in a non–violent society, it is only because we have ceded so much power over our daily lives to the state. Some call this reason, but we might just as well call it laziness. A dangerous laziness, it would seem, given how little most people say they trust politicians.

Violence doesn’t come from movies or video games or music. Violence comes from people. It’s about time people woke up from their 1960s haze and started being honest about violence again. People are violent, and that’s OK. You can’t legislate it away or talk your way around it. Based on the available evidence, there’s no reason to believe that world peace will ever be achieved, or that violence can ever be “stopped.”

It’s time to quit worrying and learn to love the battle axe. History teaches us that if we don’t, someone else will.

________________

Originally published on Arthur’s Hall of Viking Manliness (now offline), Nov 11, 2010.
 
Read this essay in Portuguese here.
Read it in French here.
Read it in Spanish here. 

 

(enlace al original en ingles)

 

Volvete atrevido – Transformá a tu novia en tu putita personal

SUMMARY

You’re in a LTR and you want to spice up your sex life. Or you have a few plates and you want them to be so sexually addicted to you that you can do no wrong. Here is how.


BODY

The way to a woman’s pussy is through her mind. If you possess her mind, you possess her pussy and heart. Patrice was right on point when he said that. So how do you possess a woman’s mind? By giving her the best, most dominant sex she’s ever had.

We see posts here all the time about women complaining that their husbands/boyfriends/etc aren’t dominant enough in bed. In a lot of these cases, the woman ends up cheating on their «significant other» with some random dude. Why? Because the random dude knows how to fuck.

Sex is about dominance. If you’re not dominanting a (normal, healthy) woman in bed, she’s not going to enjoy it. Here are a few ways you can become more dominant in bed. All of these techniques have been field tested.

  • Spanking. This is the most elementary way to do it, and you should start here. Doggy style? Cowgirl? Spank that ass lightly and see how she reacts. If it’s new to her, she may not be overly enthusiastic at first, but after a couple of tries she’ll be begging you to keep doing it. I got my girl’s booty completely red once, and I haven’t heard her complain about it once.
  • Pulling her hair. Once you’ve given your gal a good spanking, get a little more dominant. Reach out with your hand at the back of her head, and grab a good amount of her hair there, as close to the base of her hair as you can. Pull gently just enough to bring her head back a bit. Don’t worry, it won’t hurt her if you grab a good amount of hair. You are not grabbing the ends of her hair, stick closer to the roots. Enjoy the moans.
  • Light Choking. Once you’ve explored spanking and hair pulling, and she enjoyed it, you opened up a bit of your woman’s wild side, so you can try to push the envelope and get a little more rough with her. Place your hand on her throat, applying light pressure ONLY on the sides where the arteries are, NOT on her wind pipe. Try it on yourself first, the effect is profound. You don’t need much force. Remember, dominance is more about the psychological than the physical. Do this while you’re fucking her in missionary, or cowgirl. You can try reaching from behind during doggy but you have to be very careful about that wind pipe. Note: this is how I got my virgin girlfriend to cum from PIV for the first time. She’s since turned into a total pornstar in bed, and we’ve only been together for 2.5 months.
  • Permission to cum, Sir. Whether you’re fingering her, fucking her, or eating her pussy, have her tell you when she’s getting close. Then tell her she must ask for your permission before she cums. Make her beg for it for a while, asking her do you need it? How badly do you need it? Then finally tell her to be a good girl and cum for you. You can also never give her permission and stimulate her harder. If she can’t hold it back and cums, that’s how you know you’re doing a good job. At the end, hold her close and whisper in her ear that she’s a Good Girl, and that you are very pleased with her.
  • Pillow on her face. One day I’m having sex with my girl, and I didn’t feel like choking her, so I came up with the next best thing. We were surrounded by four pillows, and so I grab one and put it over her head, and applied gentle pressure on it. Mix that with fucking her hard, and she came within 60 seconds. Some variations of this I’ve tried: I don’t want you to look at me while I fuck you and cover her face up, letting the pillow rest without pressure on it. Experiment, have fun with it.
  • Anal play #1. So you want to have anal sex with your girl? Don’t be a pussy and lick that asshole. If she’s not hygienic about it, dump her and replace her with a clean model. My girl and I would be walking on campus, and she just loves it when I pull her into a corner, lift up her skirt (or pull her yoga pants down) and give her a few good licks. Once done, I’ll say something like come on hurry up already we’re gonna be late to class. You can have fun and make her say please pcadrian lick my ass I need it before you do it. My girl literally told me after the first time I licked her ass that she likes it because it feels naughty/dirty.
  • Anal play #2. Licking is the first step to getting her warmed up to anal sex. Fingering is the next. But you can’t just stick it in alone, you must couple it with either clitoral stimulation (eat her pussy during) or with G spot stimulation. The ass is going to amplify those sensations for her. Coconut oil is key here – the best lubricant for any sort of sex I’ve ever used. Vaginal, anal, you name it, coconut oil is universal. So next time you fingerfuck your girl, stick a finger up her ass (one had pussy, one hand ass, be sanitary about it). When she’s aroused, make her say out loud I’m a dirty slut and I love getting fucked in the ass pcadrian. Make her repeat that phrase until she cums. Don’t worry, she won’t be offended (if she is, DUMP her immediately).
  • Anal sex. Once your girl gets accustomed to anal play and is enjoying it, you’ve played with butt plugs (small first, then medium, build up to your dick size), it’s time for full on anal sex. Do some research, there’s many details here and I could write an entire post about it, but I don’t have time. The only tips I can give is: coconut oil, lots of coconut oil, and she MUST stimulate her clit during. Also, don’t forget to wash and pee after, thoroughly.
  • Shirt blindfold. When you take off her shirt, don’t take it off all the way. Leave it over her head, lift it up just enough to uncover her mouth, but leave her eyes covered so she can’t see. Kiss/lick her while you’re fucking her. When you cum, make her stick her tongue out and cum on it. She’s going to love every drop.
  • Cum play. When you cum on her stomach/ass/tits/etc, pick some up with your finger and have her taste it. Tell her the two of you are one now, that you want her to carry a part of you with her throughout the day. Doesn’t get more romantic than that. BTW this is how you get her to be OK with swallowing. Last night I introduced my girl to car sex, and after I finished on her stomach, I told her: you’re going to have to eat all of it, I didn’t bring any tissues for cleanup. Next thing I know, she’s lapping it up with her finger. She got most of it, and let the rest air dry. It was beautiful to watch.
  • Cum play #2. Women have an innate biological drive to make babies. So if you’re in a LTR (I’d be afraid to do this with plates), gently introduce the thought of you cumming innside her: you know what would feel really good right now, if I finished inside you, I want you to feel my cock pulsing and shooting my cum inside your pussy. Track your woman’s cycle (install the app Clue on your phone), and when she’s way outside the fertility window (eg she’s on her period), give her a nice big load. Of course, talk to her beforehand and explain to her how female fertility works (you do know this, don’t you? if not, read up on it). She has to be comfortable with the idea, and know that she won’t get pregnant. WARNING: within a couple of weeks, SHE WILL WANT TO GET PREGNANT so bad it will make her head spin. My girl is constantly telling me to finish inside her while she’s ovulating, and how badly she wants to give me a baby. Once you unleash this instinct in your woman, there is no way to put the beast back in the cage. So thread carefully with this one.
  • Other fantasies. I was working out with my girl once, and the program I have her on has glute bridges at the end. On her last set, I go between her legs, and tell her to keep going. My cock is rock hard, and as she’s moving up/down, I let it touch her pussy. That’s when I introduced the fantasy of Fuck The Gym Girl to her. Needless to say the sex was incredibly hot, both of us were sweaty as fuck, and I came within minutes. Other fantasies are Fuck The School Girl (I teach math). I don’t know what else we tried.. but don’t be afraid to get creative. If you want to play Fuck The MILF At The Park, then do so. Remember, if you’re enjoying it, she’s enjoying it too. Women are biologically wired to please their Alpha.

LESSONS LEARNED

  • Women want to be dominanted in bed. Be the Alpha, or be the cuck. Your choice.
  • If your woman is not receptive to even the slightest bit of dominance (spanking), you are not her Alpha. She just doesn’t see you that way. It has nothing to do with her background (my girl was the sweetest, most conservative gal before she met me). Lift more, read more TRP, and if that doesn’t work, dump her and start over with a new one.
  • Don’t be afraid to experiment (safely). What I have listed above are just a few ideas meant to get you started. The possibilities are endless.
  • Don’t forget to HAVE FUN. These are techniques, but for me they arise naturally. Don’t go about it like a nerd who’s calculating every move. Get in touch with that inner animal, and ravage her.
  • If you’re interested in G spot stimulation, /u/Clint_Redwood just released a great article on How To Make a Girl Squirt. Read it.

Stay smooth fellas!

(enlace al original en ingles)

Verdades universales

Cuanto más fuerte protestan y más rapido pasan a los insultos es cuando mas cerca estas de decirles una verdad que les incomoda.

Cuantó mas enojado reacciona a una crítica, mas probable es que tu crítica haya sido correcta. Para las mujeres multiplicá el factor de enojo por diez.

Si podes auto-criticarte, sos valioso.

Si sos capaz de presumir sin molestar a nadie ni generar resentimiento es porque no sos valioso.

Todas las mujeres – TODAS, en serio – son infieles si se cumplen las condiciones necesarias.

El momento en el que empezas a gastar plata en una mujer es el momento en el que ella empieza a esperar que gastes plata en ella.

  • Corolario: Si gastas plata en una mujer como si fuera una puta, eso es lo que vas a conseguir.

Incluso si te volves mundialmente famoso y dejas cientos de hijos y nietos por todo el mundo, tu legado va a ser el mismo que el de un linyera solitario. Mejor vivir el ahora y maximizar tu placer.

El unico momento en el que esta bien reirse de uno mismo es cuando hacerlo te aumenta tu valor frente a los demas, o cuando reduce el daño a el mismo.

Legalizar la prostitucion reduciria los casos de violación.

Usar prostitutas alivia los sintomas de la betez, pero la unica cura es recibir el amor de una mujer.

Nunca gastes mas que el valor de un par de tragos en una mujer antes de cojer con ella. Si vas a pagar por una mujer, mejor para por una prostituta. Al menos con ella sabes que la vas a poner.

Si no te queda otra opcion, tratar a las mujeres para el culo te va a conseguir mayor satisfaccion romantica y sexual que tratarlas como un caballero.

No te cases. El pedazo de papel no es neceario para tener una relacion amorosa con una mujer. Cualquier mujer con la que estes saliendo que te diga lo contrario no te ama de verdad.

La pregunta que te tenes queh acer no es «¿Le gustaré?», sino 2¿Realmente la quiero?».

El relato mas fuerte que podes usar en cualquier tipo de interaccion con una mujer es el relato de calificarla a ella.

La habilidad mas poderosa que podes utilizar en cualquier tipo de interaccion con una mujer es la habilidad de escuchar y recordar.

La primera impresion mas fuerte que le podes dar a una mujer es la forma en la que la pasas por encima / dominas.

La imagen mas poderosa que le podes mostrar a una mujer es una de contrastes. Nada crea mas intriga que el contraste.

Nadie nace con rencor, el rencor se va haciendo con el tiempo.

Si no estas preparado mentalmente para que tu novia te deje mañana, es muy probable que lo haga.

Algo que nunca vas a oir en terapia de pareja: La tasa de divorcios se reduciría a la mitar di los hombres aprendieran a decir «Callate la boca» y las mujeres mantuvieran la misma talla del dia de su casamiento.

Todas las mujeres tienen una puta interior. Pagale con la moneda de una buena cojida.

No dejes que la realidad biologica del amor te quite la belleza del mismo. No permitas que el amor te ciegue a la realidad de ganartelo.

La gente es mas sincera cuando esta recontra enojada.

No te tomes serio cuando los demas lo hacen. Tomate en serio cuando los demas no lo hacen.

Si necesitas un conjunto de reglas claras para vos, la regla de las tres citas es un buen lugar para empezar. (¿Mas de tres citas sin sexo? ¡siguiente!)

Disfruta del odio tanto como disfrutas del amor. Ambos pueden ser una energia creativa y te vuelven una persona normal.

Es mas probablemente verdad que una esposa ame a su marido deforme que un marido ame a su mujer deforme.

¿La diferencia mas grande entre el hombre y la mujer? El hombre puede poner su pene en la calida vagina de una mujer totalmente extraña sin necesidad de decir una palabra.

Los hombres que realmente creen en el feminismo son unos betas imbéciles. Un alfa puede llegar a repetir las mentiras del feminismo pero nunca tomarlas en serio ni actuar acorde a esos principios.

A tus genes no les importas una mierda. Su unico objetivo es replicarse, no hacerte feliz.

Vas a conseguir mas minas sin dejas de salir los Lunes a la noche y empezas a salir los Viernes a la noche.

El sarcasmo es la herramienta de alguien inseguro.

Si tu mujer te miente en la cara, dejala inmediatamente. Ya no hay nada bueno que puedas sacar de esa relacion.

Adopta la mentalidad de abundancia en lugar de escasez. Se va a transformar en una profecia auto-cumplida. Es la manera de nunca perder a una chica. Y en tu valentía ella nunca va a querer dejarte.

Hacete el habito de imaginarte muerto dentro de un año. ¿Qué harias diferente hoy?

La mejor forma de tener perspectiva es la de enfocarte en los que estan por debajo tuyo. La mejor forma de ganar motivacion es la de enfocarte en los que estan por encima tuyo. Mantené un balance de eso.

No dejes que nadie te diga que la venganza es el instinto de los debiles. Seguro que nunca experimentaron su dulzura.

Los juegos de niños suelen ser muy buenas citas de adultos.

La lástima es una forma de desprecio, no dejes que nadie te desprecie, no dejes que nadie sienta lastima por vos.

Cuando perdes tu curiosidad, diste un paso mas hacia ser un vegetal.

Una relacion saludable y amorosa empieza con vos creyendote superior a tu mujer.

La verdad es que te chupan un huevo los pobres.

Los preservativos son una mierda.

La circunsicion te va a hacer durar mas, a cambio de placer. Es una practica barbára.

Las mujeres aman a los hombres que se aman a si mismos. Los hombres aman a las mujeres capaces de amar a alguien mas que a si mismas.

Aprendes mas de leer la Wikipedia que de viajar de turista y ponerla en la playa en un pais extranjero.

No tengas verguenza de volverte un mito.

El credencialismo es la filosofia de los miedosos, inseguros y sumisos.

La mujer que gane tu corazon va a perder lentamente interes en vos, a menos que tomes las riendas y activamente la hagas volver a enamorarse.

Hace el amor si podes, es bueno.

(enlace al original en ingles)

La Guia de HumanSockPuppet para manejar a tus trolas

Introducción

Buenos días, clase.

En este artículo vas a aprender cómo manejar a tu(s) trola(s), al transformar la relación en un juego en el que ella juega, ganando premios e intimidad al portarse bien, y recibiendo castigo y relegación (o el mismísimo exilio) si falla.

En esta guía también vamos a cubrir:

  • Qué significa gestionar una trola y qué desafíos vas a enfrentar.
  • Por qué la gestión de trolas termina siendo TU responsabilidad.
  • Estrategias para maximizar la felicidad y minimizar el drama en tus relaciones.
  • Como convertir esas estrategias en cambios duraderos en tu estilo de vida.

Empezamos esta guía con un poco de teoría básica, describiendo por qué los hombres son los árbitros de las relaciones. Luego vamos a establecer algunas definiciones comunes y preparar el camino para la sección estratégica.

Mientras lees esta guía, tené en cuenta que esto es un modelo, no un tratado definitivo. Sos libre (y de hecho espero que asi sea) de modificar cualquier parte de esta guía según te sirva. De todas formas los principios definidos aquí deberían ser bastante universales.

Hay una razón por la que decimos AWALT.


Advertencias

1) Para lograr mantener una relación próspera con una chica, TENES que sentirte cómodo al mandonearla – tenes que ser un Patriarca bondadoso.

No es necesario que seas un maestro de tus emociones (todavía). Pero como mínimo deberías estar dispuesto a ser firme con ella, darle ordenes y decirle «no», incluso ante una cascada de lágrimas.

¿Por qué?

Porque las mujeres toman de sus hombres la forma correcta de comportarse.

Recordá, las mujeres son niñas: mentalmente, en su comportamiento, evolutivamente. No son como nosotros. No piensan como nosotros, no tienen ese profundo sentido de responsabilidad personal que tenemos nosotros.

Incluso el tipo mas sociópata del mundo va a saber instintivamente cuando cruzó un límite y ofendió a otro hombre. Que se sienta culpable o no por haberlo hecho es otro tema, pero al menos sabe que hizo algo malo. Evolucionar este instinto fue la clave para la habilidad del hombre para hacer tanto enemigos de forma estratégica como para evitar conflictos innecesarios.

Las mujeres, por el contrario, no evolucionaron tal instinto. Al contrario, las mujeres evolucionaron el instinto de presionar al hombre de forma tal que pueda probar su disposición a enfrentar de cabeza un conflicto (lo que llamamos pruebas de mierda). Un hombre que esta dispuesto a enfrentarse en una discusión con ella, es un hombre que también va a luchar POR ella. De igual manera, un hombre que pierde ante ella, es un hombre que casi con seguridad va a perder ante sus enemigos.

Esta es la razón por la que mandonearla es clave. Evolucionó para probar los limites y buscar peleas con vos. Así que a menos que seas estricto con tu chica, va a terminar volviéndose egoísta e insufrible a medida que la dejas salirse con la suya.

2) Una relación a largo plazo NO PUEDE SER tu objetivo. Solo podes estar ABIERTO a la posibilidad de tener una.

Los hombres son los guardianes de las relaciones. Las mujeres del sexo. Es decir, la mujer decide cuando se tiene sexo. El hombre decide cuando se está en una relación. Y ya que una relación es lo que vos podes ofrecer, no tenes que darla gratuitamente. Tiene que ser una recompensa que ella se gana en pequeñas dosis al inspirarte confianza y devoción.

Entiendo que muchos de ustedes quieren una RLP con una buena chica – a veces una serie de amoríos y encuentros de una noche no es suficiente para completarte. Créeme, simpatizo con ese punto de vista.

Pero conseguir una RLP es SU problema, no el tuyo. Entregarle tu devoción a una chica no la va a hacer mágicamente merecedora de ello. Cuando vos querés una RLP con muchas ganas, terminas poniendo tu foco en la idea de tener una relación en lugar de evaluar a tu chica. Te enfocas en tu relación de fantasía e ignoras selectivamente las cosas que están pasando delante tuyo: sus profundas fallas de carácter, sus indiscreciones y las múltiples advertencias.

Tenes que considerar a las mujeres como candidatas aplicando al trabajo de ser tu novia – una seguidora, una amante, una comodidad lejos de las batallas diarias. No termines contratando a una puta solo porque querés llenar la posición. Asegurate de vetar a tus candidatas con ferocidad y de contratar a la chica correcta para el trabajo.

Esta guía te va a ayudar exactamente a hacer eso.

3) Esta guía va a ser muchísimo menos efectiva si ya estas casado.

Como hombre, tu ÚNICO poder en la relación es el poder de revocar tu atención, validación y tiempo al irte de ahí – a veces para siempre, a veces de la habitación. Es la única estrategia que tenes, pero es muy potente, y lo es por una razón muy específica:

Puede que vos quieras a una mujer, pero las mujeres TE NECESITAN a vos.

El problema con el matrimonio es que te quita tu habilidad de irte por completo. Si, podes divorciarte, pero no sin pegarte un tiro en el pie, con la posibilidad de perder a tus hijos y una porción significativa de tus activos en el proceso.

El clima social actual no es amigable para el casamiento. Si ya estas casado, mis condolencias. Si no estas casado pero planeas hacerlo, sos un estúpido y vos vas a ser el culpable de lo que te pase cuando ese error se vuelva contra vos. Y estoy seguro de que lo va a hacer.


Teoría: El Principio Fundamental del Sexo y las Relaciones

El principio fundamental dice que las mujeres son las guardianas del sexo, y los hombres los guardianes de la relación. Ya deberías estar familiarizado con esto para ahora.

Pasando por la puerta de la Relación (cuidada por el hombre) se encuentra un paraíso en la que toda chica quiere vivir. Es un lugar mágico donde los frascos de mermelada se abren, las arañas son aplastadas, se consiguen viajes en auto gratis, se arregla la casa, se distribuyen mimos, se provee de aliento y se establece firmemente el orden. Y todo eso requiere del tiempo y esfuerzo de un hombre.

Como hombre, tu tiempo y esfuerzo son tu activo mas valioso. Lo usas para lograr hacer las cosas – a menudo cosas relacionadas a Tu Misión. Cuando le das ese tiempo a alguien mas, es un regalo tremendo que debería ser respetado y valorado.

Este es el principio clave detrás de la gestión de trolas. Tenes que exigir que una chica valore y respete tu tiempo.

Algunos hombres no exigen respeto por su tiempo. Son demasiado liberales con quien dejan pasar a través de su Puerta de Relaciones. No tienen patrulla fronteriza, ni aduana. Son como un país lleno de beneficios al que cualquiera puede entrar. Estos son los orbitadores-beta, y son acosados constantemente por cualquier vagina vagabunda y concha mendiga que le pestañee un poco.

Otros hombres son demasiado estrictos en su admisión. Solo dan visas temporales de sexo, y a menudo deportan sin aviso. Estos son los alfas solitarios, y escogieron esa vida de ponerla y luego seguir su vida solos.

VOS, por otro lado, estas abierto a tener una RLP con una trola – SI ES QUE se lo gana.

Gestionar tu vida y tus trolas se resume en premiarla SOLO con el tiempo que ella se ganó, ni un minuto mas.

Podes decidir cuanto de tu tiempo se ganó una mujer al asignarle una «clasificación».

Definiciones: Un resumen de las «Clasificaciones»

Usamos muchos términos para describir una relación con una chica: novia, pareja, garche, plato, amiga con beneficios, etc.

¿Pero que significan realmente estos términos?

Desde la perspectiva del hombre, cada termino implica diferentes grados de inversión en una chica – inversión de tiempo, esfuerzo, emociones y otros preciosos recursos del hombre. Como tal, a las mujeres se las puede clasificar según cuantos recursos invertidos implica cada grado de la clasificación.

Esta es una lista de los grados que vamos a usar (junto con algunas definiciones útiles), ordenadas de menor a mayor:

Nivel 0: Garche / ONS (One Night Stand) / Toco y me voy / Casual. Cojes con esta chica una ves y nunca mas la ves (a menos que ella te busque). Es un único encuentro que es casual, sexual, e impersonal. Puede que la hayas conocido antes o no de este encuentro, y puede que sepas o no su nombre. Pero no es nada mas que una respuesta por única vez a una necesidad física.

No requiere mantenimiento y la inversión de tiempo es muy baja.

Nivel 1: Plato / Amigarche. Con esta chica tenes sexo mas de una vez. Vas a saber su nombre y lo suficiente de su vida como para poder coordinar encuentros sexuales. También vas a saber un poco sobre su personalidad, así podes ayudarla a racionalizar el hecho de ser tu juguete sexual, asumiendo de que se siente cómoda con la idea de ser uno. Si no lo está, igual quiere tener sexo con vos y ambos se sienten satisfechos con el sexo casual. Es una respuesta temporal a una necesidad física.

Necesita algo de mantenimiento y muy poca inversión de tiempo.

Nivel 2: Amiga con derechos. Con esta chica tenes sexo mas de una vez – generalmente tan a menudo como sea conveniente para ambos, pero a veces incluso cuando no es conveniente para ella (porque le gustas lo suficiente como para dejar de hacer algo para verte). Pasas tiempo no sexual con esta chica, como comer, o hacer actividades de interés mutuo. Sabes un poco mas de su vida personal y ella de la tuya, como resultado los dos intercambian cada tanto favores no sexuales. Con seguridad vas a tener buenos recuerdos del tiempo no sexual pasado con esta chica, que va a llevar que te involucres emocionalmente de forma positiva en ella, volviéndola en algo mas que la simple respuesta a una necesidad física.

Requiere un nivel de mantenimiento y de tiempo moderado.

Nivel 3: Media naranja / Pareja / Novia. El mayor nivel de intimidad que una chica puede obtener. Tenes sexo a menudo con esta chica, usualmente as a menudo que con el resto de tus chicas. También pasas una cantidad de tiempo considerable en actividades no sexuales con ella, lo que resulta en un montón de recuerdos en común y una unión emocional mucho mas profunda. En este punto hay una preocupación mutua y significativa por el bienestar del otro. En particular, esta chica va a sentir una gran dependencia para que vos la guíes en su vida (no solo estoicismo y confianza). Vas a sentir fuertemente emociones en este nivel: el afecto es especialmente dulce, y la traición especialmente amarga.

Requiere una cantidad significativa de tiempo y mantenimiento.

Estrategia: Como juega ella el juego

El juego en si es muy simple:

Una chica empieza el juego en el Nivel 0 o Nivel 1, dependiendo del contexto en el que se conocieron.

Si la conoces en un bar, o si empezaron como dos completos desconocidos frotándose mutuamente en una fiesta, es un Nivel 0.

Si se conocieron en un ambiente un poco mas sociable – quizá a través de amigos, o te impresionó con su cortesía después de que le mantuviste abierta la puerta en la cafetería, es un Nivel 1. También puede saltar del Nivel 0 al Nivel 1 si después del primer encuentro sexual te busca y logra mantener suficiente tiempo de contacto con vos (y este termina siendo placentero).

Desde ese momento, una chica tiene que realizarte servicios NO SEXUALES para poder avanzar los niveles.

Los servicios pueden incluir, pero no están limitados a:

  • Cocinarte algo rico. Ya sea en tu casa o invitándote a la de ella.
  • Invitándote a salir a algún lado. Un restaurante o una actividad que te interesa A VOS. Puntos extra si nunca habias hecho esa actividad pero parece divertida – quiere decir que realmente esta pensando en vos.
  • Haciéndote un regalo bien pensado. No cualquier cosa, sino un regalo que demuestra un esfuerzo en entender tu vida y tus intereses (por ejemplo: plantillas terapéuticas para zapatillas si es que te gusta correr, o unos auriculares de buena calidad si amas la música). Es mas importante que haya tenido la idea del regalo correcta que la cantidad de plata que gastó.
  • Hacerte un regalo artesanal a mano. Puede ser una pintura, una foto, un poema, una bufanda tejida a mano, etc. Cuanto mas personalizado el regalo, mejor. Un regalo artesanal no necesita ser extremadamente útil (ya que hacer algo útil es mucho mas difícil), eso si, el regalo debe demostrar paciencia, diligencia y una buena atención al detalle.

Cuanto mas esfuerzo y tiempo invierte ella en este tipo de gestos, mas crédito se gana en la relación. Eventualmente, si demuestra un patrón consistente de invertir esfuerzo en vos, puede avanzar el rango, pero solo un nivel a la vez.

Como dije antes, una chica tiene que invertir tiempo y esfuerzo en vos para lograr obtener tiempo y esfuerzo de vos.

No hay un numero arbitrario de favores que deba cumplir para subir de rango, así que usa tu propia discreción y criterio al decidir como premiarla. Pero siempre observá el quinto mandamiento de Poon.

V. Seguí la regla del número áureo

Devolvele a tu mujer 2/3 de todo lo que te da. Por cada tres llamadas o mensajitos, respondele con dos. Tres declaraciones de amor de ella se ganan dos tuyas. Tres regalos, dos salidas. Demostrale dos veces que la querés y pará ahí hasta que te haya dado tres muestras ella. Cuando hablen, respondele con menos palabras, cuando se emociona, emocionate menos. La idea detrás del número áureo es doble – establece tu mayor valor al hacer que ella te persiga, y demuestra de que te podes contener, evitando dejarte llevar por su dramatismo. Contenerte en corresponderle todo lo que hace por vos en igual cantidad inculca en ella la actitud correcta de creer en tu mayor estatus. Bien profundo en el vientre eso es lo que ella realmente busca.

Darle siempre un poquito menos que lo que ella te da es critico para mantener tu superioridad en su mente. El desequilibrio material de este esquema es equilibrado por su hamster. Como tu esfuerzo parece ser menor al de ella, termina creyendo que vos sos su superior, y que tiene que continuar trabajando para lograr conseguir tu aprobación y compromiso continuo.

Una dosificación lenta de premios correctamente entregados van a mantener feliz a tu chica. Y van a lograr que se esfuerce por lo que sea la duración de su relación juntos. Poniendo dedicación de su parte, la relación puede durar bastante tiempo.

¿Por que los servicios tienen que ser no sexuales?

Simple. Porque una chica no tiene que hacer absolutamente ningún esfuerzo para tener sexo. Si es lo suficientemente atractiva, lo único que necesita hacer para tener sexo es estar ahí. Alguien la va a cojer siempre que ella se ponga a disposición.

Este juego solo recompensa el esfuerzo.

Siempre deberías recordar esto: el sexo es un pre-requisito fundamental para cualquier tipo de interacción no platónica entre un chico y una chica. Nunca vas a encontrarte en una situación en la que una chica te hace regalos y te cocina, pero NO te la estas cogiendo (a menos que los dos sean unos cobardes que no puedan entender las señales). Si no estas teniendo sexo, entonces hay algo tremendamente mal que necesita ser corregido. Eso o dejarla inmediatamente. Lo cual nos lleva a la siguiente sección.

Estrategia: Castigo y Baja de categoría

Hay muchas formas en la que una chica se puede equivocar y molestarte. Quizá use demasiada lavandina al lavar tus camisas, o se le queme la cena que te estaba haciendo. Este tipo de equivocaciones no deberían ser castigados con una baja de categoría porque, a pesar del error, ella está invirtiendo tiempo y esfuerzo en vos. En cambio podes pensar en algún tipo de castigo y pago por la camisa perdida sin llegar al extremo de dejar de considerarla tu novia.

En cambio, las infracciones que si pueden ser para bajarla de categoría deberían ser cosas que insulten tu dignidad, tu autoridad, o el tiempo y esfuerzo que invertiste en ella.

Las ofensas pueden ser tanto intencionales como accidentales.

Las ofensas accidentales suelen venir en la forma de alguna indiscreción de su parte, a medida que lentamente va perdiendo su atracción por vos, su esfuerzo consciente se desvanece, y recae en su estado natural de hipergamia.

Algunos ejemplos de afrentas accidentales son:

  • Coquetear demasiado con otro hombre de forma inconsciente (prueba de mierda, puede ocurrir en cualquiera de los niveles)
  • No cumplir una promesa importante (a menudo por olvido o mala planificación), cuyas consecuencias te cuesten una cantidad importante de dinero o CUALQUIER cantidad de reputación (falta de respeto, este tipo de ofensas suceden del Nivel 2 para arriba, ya que no confiarías este tipo de cosas en chicas de Nivel 0 o Nivel 1)
  • Descuidar alguna tarea importante que vos le hayas asignado (falta de respeto, típicamente sucede en el Nivel 3)
  • Disminuye la frecuencia en el sexo, y distraídamente te evita cuando intentas iniciar el sexo (perdida de atracción, puede ocurrir en cualquier nivel)

Cometer cualquier tipo de ofensa accidental debería resultar en la baja de categoría de la chica en un (1) nivel.

Las ofensas intencionales son mucho mas vulgares que sus contrapartes. Las ofensas intencionales suelen ser pruebas de mierda dirigidas a re-evaluar tu estado. En algunos casos extremos puede suceder incluso en presencia de amigos o familia, volviéndose así en ataques malintencionados contra tu reputación o dignidad.

Algunos ejemplos de ofensas intencionales son:

  • Coquetear conscientemente con otro hombre, tratando de ponerte celoso (prueba de mierda, puede suceder en cualquier nivel)
  • Insultarte abiertamente (prueba de mierda, puede suceder en cualquier nivel)
  • Baja la frecuencia del sexo, y ella te evita vehementemente y conscientemente cuando intentas tener sexo o incluso hablar del tema (perdida de atracción, puede ocurrir en cualquier nivel)

Cometer cualquier tipo de ofensa intencional debería resultar en la baja de dos (2) niveles. Cometer un ataque malintencionado contra tu reputación debería resultar en la perdida de tres (3) niveles.

Lo siguiente es importante, así que prestá atención:

Una vez que la chica baja de categoría, su nivel actual se vuelve convierte en el máximo nivel al que ella puede volver a llegar. Solo puede escalar los niveles en tanto cumpla a la perfección y sus tareas como mujer. Una vez que comete una ofensa seria, y baja de nivel, no puede volver a subir nunca mas.

Algunos ejemplos de transgresiones y castigos apropiados:

  • Un plato (nivel 1) al que le pedís sexo y no te lo da cae de nivel al nivel 0, y es reemplazada por un plato que si te da sexo cuando vos querés.
  • Una amiga con derechos (nivel 2) que pierde tu cámara digital y no te la reemplaza con millones de disculpas, baja un nivel y se convierte por siempre en un plato.
  • Una novia (nivel 3) que se emborracha y te humilla en frente de tus amigos en una fiesta cae tres niveles al nivel 0. Después de algo así desapareces y la dejas a la mierda.

Ya se lo que estas pensando. ¿Volverla un plato para siempre? ¿Dejarla a la mierda? ¿No son castigos demasiado severos?

La verdad es que las ofensas descriptas anteriormente suelen ocurrir solo por dos razones:

  1. Incumpliste tus deberes como hombre Red Pill y su atracción por vos esta disminuyendo.
  2. No es lo suficientemente sensata como para reconocer que su comportamiento es impropio debido a una falla en la educación que le dieron sus padres, algo que ocurrió muchísimo antes de que vos la conocieras.

Si es por la razón 1, entonces vos sos el culpable, y es mucho mejor empezar de cero con una trola nueva que intentar salvar una relación que esta en una espiral descendente. Si es por la razón 2, quiere decir que esta chica nunca valió la pena desde el vamos, y que simplemente no lo sabias hasta ahora. No podes transformar a una puta en un ama de casa, así que ni siquiera te gastes en intentar reformarla.

En general, tenes que ser inflexible cuando castigues a tu chica. Recordá lo que ya definimos: las chicas buscan en vos las pistas para saber qué es lo que es correcto. Si no castigas el mal comportamiento cuando este sucede, la chica va a asumir que te parece perfectamente bien que vuelva a hacer lo que sea que hizo. La hipergamia es egoísta por naturaleza, y no tiene piedad. La mano dura es la única respuesta efectiva.

Hay otro beneficio en ser implacable: dar castigos sin compromiso ayuda a mantener tu mentalidad de abundancia. Un enfoque inflexible te ayuda a evitar el riesgo de desarrollar uniquitis, y previene que seas manipulado por las mujeres, las cuales son muy buenas en aferrarse a tu simpatía para conseguir una/dos/cinco chances mas.

Mantené a tu vida libre de dramas al alejarte de las minas problemáticas. Con tantas chicas solteras ahi afuera buscando desesperadamente un hombre fuerte como vos, no hay ninguna de ellas en particular por la que valga la pena sufrir.

Estrategia: Naturalizando el Proceso

A medida que aprendes el ejercicio de usar premios y castigos para mantener enganchada a tu chica, vas a ir desarrollando una intuición sobre como jugar tu parte en el juego. El proceso se va a volver algo natural para vos. Te vas a aburrir naturalmente por las mujeres que no te demuestran el suficiente aprecio y vas a pasar mas tiempo con aquellas que vuelven tu vida mas placentera.

Este es el objetivo final: volverte un natural. Nunca le vas a decir a tu chica «¡Ahora sos un Plato Nivel 1!» o «Después de esto bajaste un nivel». Este sistema es PARA VOS – es para que puedas armar un modelo abstracto con el cual entender la seducción, hasta que manejar a las mujeres sea algo tan natural para vos como respirar o acabarle en la cara.


Palabras Finales

La traza clave de la mujer moderna es su completa falta de interés en los deseos de su hombre. Nuestro estado cornudo terminó prácticamente reemplazando a los hombres como maridos y proveedores, y así parece que las relaciones tradicionales están básicamente obsoletas – que las mujeres nunca mas van a necesitar preocuparse de NUESTROS deseos.

Nada puede estar mas lejos de la verdad.

Si bien la mujer puede subsistir con los beneficios que le dan nuestros impuestos, el gobierno no le puede dar el amor, la atención, la estabilidad, la seguridad masculina y la intervención directa que son tan cruciales para su bienestar emocional. La mujer se siente vulnerable en un rol de liderazgo, y se siente perdida sin un líder masculino que tome la osada responsabilidad de enfrentar todos los desafíos que a ella la aterrorizan. Ningún gobierno le puede dar esto. Para eso, ella tiene que venir a buscarnos.

Y por ello, debemos demandar un precio.

Mi esperanza es que esta guía te haya ayudado a darte cuenta cuanto poder de negociación tenes en la dinámica sexual – mucho mas del que alguna vez pensabas que tenias. Dejá que esta guía te ayude a capitalizar ese poder – por el bien de tu felicidad, y por la felicidad de cualquier mujer que trabaje lo suficientemente duro por tu tiempo y esfuerzo.

(enlace al original en ingles)

Solipsismo – Parte 2

A comment from Truman gets us started today:

Rollo, it would be great if you could provide some evidence for female solipsism beyond a few examples. From my own experience I could name a few solipsistic women, but I could do the same for men as well, and I’m far from convinced that the trait is universal in women, or even that it’s more prevalent in women than in men.

I will admit that the main reason I split this post into two was because I anticipated this example-seeking. And to their credit my more vocal female commenters didn’t disappoint me with (sometimes over the top) illustrations. If you haven’t had enough of the hamster spinning goodness yet feel free to sift through the comment thread from part one.

However, to begin to work out Truman’s request Voverk from the TRP forum had this example:

One of the most eye opening of the solipsistic world of females was when a plate of mine was giving me directions on where to pick her up. It went something like this:

Her: “When you come to that traffic light, turn over to me.”

Me: “What do you mean?”

Her: “Just turn here towards me.”

Me: “How the hell am I supposed to know which way is that? Left or right?”

Her: “I don’t know. Just turn my way”

She eventually gave directions, but it amazed me how hard it is for a woman to put herself in someone else’s shoes, even if she wants to.

Women’s mental point of origin (solipsism) presumes the entire world outside of her agrees with her imperative and mutually shares the importance and priorities of it.

Just like The Red Pill Lens, it takes a sensitivity to it, but you will begin to notice instances of that solipsism all around you if you pay attention. An equalists, feminine-primary upbringing and acculturation predisposes men to accept the manifestations of this solipsism as ‘normal’, so we blow it off or nod in agreement without really considering it. Most plugged-in Blue Pill men simply view this as a standard operating condition for women to such a degree that this solipsistic nature is pushed to the peripheries of their awareness.

It’s just how women are and women are more than happy to have men accept their solipsism as intrinsic to their nature. It’s excusable in the same sense that women hold a “woman’s prerogative” – she always reserves the right to change her mind. When your default is to accept this social imperative any greater inconsistencies fall into line behind it.

We are conditioned to accept that what best benefits women’s sexual strategy is necessarily what benefits men. On both a social and personal level women’s solipsistic importance presumes, by default, that what best serves themselves automatically best serves men – even when they refuse to acknowledge it. Remember, nothing outside the female existential imperative has any more significance than an individual women will allow it. So, perceptually to women, if a man suits a purpose in her self-primary requirements he must also mutually share in that awareness of his purpose. Thus, she maintains that his imperatives are the same as her own.

Societal Reinforcement

Social reinforcement of women’s solipsistic nature is a self-perpetuating cycle. A feminine-primary social order reflects in itself, and then sustains, female solipsism. For most Red Pill aware men this cycle is apparent in women’s overblown self-entitlements, but there’s far more to it than this.

When men accept and reinforce this socially, we feed and confirm women’s solipsistic natures. When men are steeped in a Blue Pill acceptance of what they believe should be men’s condition, and defend (or ’empower’) women’s solipsistic behaviors or manifestations of it, thats when the cycle of affirmation of this solipsism comes full circle.

Recently I called commenter InsanityBytes to the carpet about her first priority being to defend the Sisterhood when Dalrock published a post critical of a woman’s abortions and another who’d joined Ashley Madison then rationalized it away because she was in a loveless marriage with a man who was in his last days.

This is another instance of solipsism; that a woman’s first directive is to defend her sex’s imperatives even above considerations of religious conviction, marriage vows or espoused personal ideology. That’s the depth and breadth of feminine solipsism, and again, this reinforces a cycle of affirming it in women.

Communication

One of the easiest ways to identify women’s solipsistic nature is manifested in their communication style, and as fate would have it I received a fresh comment from a new female commenter on my interview with Niko Choski. I wont bore you with the histrionics of most of it, but her ending comments serve a purpose here:

I’m not lonely, I enjoy solitude…
I am a whole person who needs no other for my own completion.No man, no woman. The qualities identified by different cultures as male and female…are all mine.
Your obsession with division….iis absurd.

I’ve dug into women’s communication styles on more occasions than I can account on this blog, and with regard to how women defer to their solipsistic nature there is no better way to identify it than in the priorities they give to communicating with men and other women.

From Duplicity:

It’s endlessly entertaining (and predictable) to see how often women’s (and feminized men’s) default response to anything they disagree with in regards to gender dynamics is met with a personalization to the contrary. It’s always the “not-in-my-case” story about how their personal anecdotal, exceptional experience categorically proves a universal opposite. By order of degrees, women have a natural tendency for solipsism – any dynamic is interpreted in terms of how it applies to themselves first, and then the greater whole of humanity.

Men tend to draw upon the larger, rational, more empirical meta-observations whether they agree or not, but a woman will almost universally rely upon her isolated personal experience and cling to it as gospel. If it’s true for her, it’s true for everyone, and experience and data that contradict her self-estimations? Those have no bearing because ‘she’s’ not like that.

This personalization is the first order of any argument proffered by women just coming into an awareness of long standing conversations and discussion in the manosphere. It is so predictable it’s now cliché, and each woman’s first retort invariably responds with personalized anecdotes they think trumps any objective, observable evidence to the contrary.

It might be entertaining for Red Pill men to count the instances of personalization in a woman’s rebuttal comment, but it’s not about how many “I”s or “me”s a woman brings to any counterargument – it’s that her first inclination for a counterargument is to use her personal experience and expect it to be accepted as a valid, universal truth by whomever she is presenting it to.

I’s, Me’s and Myself’s are simply the vehicle and manifestation of women’s first directive – a solipsistic mental point of origin; any challenge to that self-importance is invalidated by her personal self-primacy. This mental origin is so automatic and ingrained to such a limbic degree that consideration of it is never an afterthought for her.

This is common to feminine communication preferences (and men who’ve been conditioned to opt into a feminine-primary communication mode). Women focus primarily on the context of the communication (how it makes them feel while communicating), while men focus primarily on the content (the importance of the information being communicated). This isn’t to exclude men from using personal experiences to help illustrate a point, but the intent comes from a different motive. That motive is an attempt to better understand the content and information of that issue, not an exercise in self-affirmation that feminine solipsism requires to preserve a woman’s ego-investments (usually her solipsistic mental point of origin).

The most visible manifestation of women’s rudimentary solipsism is the priority with which they expect their personal, existential, experience to be considered the most valid, legitimate and universal truth apparent in any debate.

Middle of the Story Syndrome

One thing I’ve been frustrated with by virtually every woman I’ve ever known in my life is their tendency to begin a conversation in the middle of a story; all the while expecting men to understand every nuance and be familiar with minute ‘feely’ detail that made up the backstory that’s never forthcoming.

I swear, every woman I’ve known has done this with me at some time. The presumption is that their story is of such importance that bothering with any pretext, or outlining and describing the events and information that led up to that mid-way vitally important element that made them feel a certain way is all that  should matter to a listener.

Women have an uncanny way of accepting this when they relate stories among themselves; gleaning incidental details of the backstory as the teller goes on.

There’s an ironic feminine-operative social convention that complains that “men aren’t good listeners” or “men don’t listen” to what women are telling them. This convention is really another manifestation of a solipsistic mindset with regard to communication.

It isn’t that men don’t listen, it’s that our communication styles focus on content information, not the contextual ‘feel’ of what’s being communicated by women. Women, above all else, hate to repeat themselves. Not because of the inconvenience, but because men ‘not listening’ and requiring a repetition of that information conflicts with her own self-primary solipsism.

The want for a ‘good listener’ is really the want for a man who affirms her self-priority by not needing to be told something that confirms that priority more than once. And this confirmation should never require explanation or and understanding of the backstory of events that made it feel important to her.

Women have an inherent pretext in communication that always begins with themselves. In fact, most are so sure of their solipsistic, personal truth that glaring objectivity never enters their minds; at least not initially. As I mentioned in the first installment, women are entirely capable of applying reason, rationality and pragmatism as well as men, it’s just that this isn’t their first mental order when confronted with a need for it. Just as a girl can be taught to throw an object as well as it comes naturally to a boy, a reasoned transcendence above her solipsism, one that considers the individuated existences of others’ experiences takes a learned effort.

Ladies First

Luxocrat had a great illustration as well:

I asked my ex that last month, if her kids came first or if I did. She paused and said “I really don’t know. That’s a hard one.” I replied “Then it’s your kids.” I recall my ex-wife reading one of those save your marriage books right after I made it clear I was leaving. She read me a line in it and said she sees how she was wrong. The line went something like this: “If you want to have a strong marriage, you need to understand your husband comes first, even before your children. They must be taught by you, their mother, that he is head of the household and respect must be given. The only way they’ll see that is by your demostrating by your actions that this is so.”

I still left though.

The irony in this instance is that for all of the humble deference this seemingly good advice promotes, it still presumes a woman is already the primary source of authority who ‘allows’ her husband to be “the man”. I’ve heard similar advice espoused by evangelical pastors making Pollyanna attempts at ‘granting headship’ to husbands and fathers from their reluctant wives. The inherent flaw is that these men already begin from a perspective that women are in a position of unquestioned primacy and require their permission to be ‘men’.

In a way they are unwittingly acknowledging women’s solipsism (and perpetuating the cycle) as a default source of authority. That a woman would need to be taught to defer authority to her husband belies two things; first, her solipsistic mental point of origin and second, that her man isn’t a man who inspires that deference.

It’s easy to see how a Beta man wouldn’t be someone that would naturally prompt a woman to go against her natural solipsism, but in Luxocrats position (I presume Alpha since he walked) there is a conflict women have to confront in themselves.

In a social order that reinforces the entitlements presumed by women’s solipsism there develops an internal conflict between the need for an optimized Hypergamy and the ego-investments a woman’s solipsism demands to preserve it. As a woman progresses towards the Wall and a lessened capacity to optimize both sides (AF/BB) of Hypergamy this conflict comes to a head. The necessities of long term provisioning war with the self-importance of solipsism at the risk of her losing out on preserving both (and having a guy like Luxocrat simply walk away from her).

 

(enlace al original en ingles)

11 lecciones del Arte de la negociación, de Donald Trump

1. Pensá en grande

«Me gusta pensar en grande. Siempre lo hice. Para mi es muy simple: Si igual vas a estar pensando, al menos podes pensar en grande»

2. Limita los riesgos y las ganancias se van a encargar de si mismas

«Siempre enfrento una negociación anticipando lo peor. Si planeas para lo peor – es decir, si podes vivir con lo peor que puede pasar – lo bueno siempre se encarga de aparecer por si mismo»

3. Maximiza tus opciones

«Nunca me apego demasiado a un negocio o un enfoque… Mantengo muchas bolas en el aire, porque la mayoría de los negocios se caen, no importa cuan prometedores parezcan al principio.»

4. Conoce al mercado

«Me gustaría pensar que tengo instinto. Por eso no contrato muchos cerebritos, y no creo en encuestas de mercado por mas lujosas que sean. Hago mis propias encuestas y llego a mis propias conclusiones.»

5. Usa tus ventajas

«Lo peor que podes hacer en una negociación es parecer desesperado para lograrla. Eso logra que el otro tipo huela sangre, y ahi es cuando terminas muerto.»

6. Mejorá tu ubicación

«Quizá el concepto menos comprendido de todo lo que es bienes raíces es que la clave del éxito es ubicación, ubicación, ubicación… Primero que nada, no es necesario que tengas la mejor ubicación. Lo que necesitas es el mejor negocio.»

7. Hace correr la voz

«Una cosa que aprendí sobre la prensa es que siempre están hambrientos por una buena historia, y cuanto más sensacional mejor… El punto es que si sos un poco diferente, un poco escandaloso, o si haces cosas que son osadas o controversiales, la prensa va a escribir sobre vos.»

8. Defendete

«En muchos casos es muy fácil llevarse bien conmigo. Pero soy muy bueno en con la gente que es buena conmigo. Pero cuando la gente me trata mal o de forma injusta o intentan sacarme ventaja, mi actitud general, toda mi vida, fue la de defenderme duramente.»

9. Cumplí con la entrega

«No podes estafar a la gente, al menos no por mucho tiempo. Podes generar excitación, podes hacer una promoción increíble y lograr un montón de prensa, hasta podes exagerar un poco. Pero si no cumplís con la entrega, la gente se va a dar cuenta eventualmente.»

10. Contené los costos

«Creo en gastar lo que tenes. Pero también creo en no gastar mas de lo que deberías.»

11. Divertite

«La plata nunca fue un gran motivador para mi, excepto como una forma de llevar la cuenta. La verdadera excitación viene de jugar el juego.»

Ahora analicemos esas 11 lecciones, aplicando el filtro de La Red Pill

  1. Pensá en grande: No te autolimites a mujeres «en tu nivel». Dejala a ella decidir si estas o no a su nivel.
  2. Limita los riesgos y las ganancias se van a encargar de si mismas: La Red Pill te enseña sobre los riesgos – mujeres bipolares, violentas, alcohólicas, drogadictas, acusadoras falsas, locas por los bebes, botineras, trepadoras, sanguijuelas, etc. Si te protejes vas a tener una vida con salidas mucho mas entretenidas.
  3. Maximiza tus opciones: La uniquitis solo logra limitar tus opciones. Salir con una variedad de mujeres te va a dar las opciones y experiencia que necesitas.
  4. Conoce al mercado: Investiga un poco y hace el esfuerzo en tu zona para encontrar el mejor lugar donde ir de levante.
  5. Usa tus ventajas: Lo peor que podes hacer con una mujer es aparecer desesperado por cojerla. Las mujeres pueden oler tu desesperación.
  6. Mejorá tu ubicación: No vas a poder llegar muy lejos en un evento, área o una ciudad llena de tipos. Movete a un área donde tengas mejores posibilidades.
  7. Hace correr la voz: El punto es que si sos un poco diferente, un poco escandaloso, o si haces cosas que son osadas o controversiales, la gente va a hablar de vos y vas a tener prueba social.
  8. Defendete: Mantené tu relato y no te dejes mover cuando vengan las pruebas de mierda.
  9. Cumplí con la entrega: Pretender ser un hombre mejor que lo que sos no te va a llevar muy lejos. Eventualmente tenes que volverte un hombre mejor de verdad para poder atraer mujeres.
  10. Contené los costos: No se necesita ninguna modificación acá. «Creo en gastar lo que tenes. Pero también creo en no gastar mas de lo que deberías.» Tom Leykis siempre fue un defensor de conseguir el mayor sexo posible gastando la menor cantidad de plata.
  11. Divertite: No necesitamos explayarnos mas acá.

(enlace al original en ingles)

Día Dos de tu dinámica de Capitán y Primer Oficial

Esta entrada es la parte 2 of 3 de la serie Dinámica del Capitan y Primer Oficial

Resumen

En el primer capítulo de esta serie de tres discutimos la forma mas fácil de empezar a construir una dinámica de una relación de Capitán y Primer Oficial.

Hoy vamos a hablar sobre el respeto y cuál es su rol en esta dinámica.

Respeto

El Respeto es la semilla de la admiración. Sin respeto, no vas a poder conseguir admiración de tu chica y ni loca te va a seguir. El respeto es el primer escalón que necesitamos subir para lograr adentrarnos en el tema de la próxima entrada, la admiración.

El respeto es el aquí y ahora de la dinámica social de cualquier grupo de gente. Si lo discutimos en términos de la filosofía RP actuales, cada hombre y mujer tiene una jerarquía social en un determinado grupo. Esa jerarquía no es definitiva. Es dinámica, fluida dependiendo del medioambiente en el que estás. El cheto groso es el dueño del club de Rugby. El surfer lo es de la playa, el que le gustan los autos de las pistas de carrera, la rata del gimnasio lo es del gimnasio.
Esta es una dinámica de una era pasada que viene de la época de cuando vivíamos en tribus. Creamos un orden jerárquico de forma natural y automática lo queramos o no.

Sigamos con el mismo ejemplo del articulo pasado sobre el gimnasio.

El Respeto no solo se gana, se puede transferir e imitar

Este es un fenómeno social del que no veo que se hable mucho así que vamos a tomarnos un minuto para definirlo.

¿Alguna vez notaste que cuando te acercas a un nuevo grupo de tipos, en menos de 5 minutos ya aprendiste la jerarquía del grupo inconscientemente?. A los tipos en lo mas alto se les muestra mucho mas respeto y se los elogia mucho mas, mientras que a los que cuanto mas abajo están en la jerarquía se les muestra menos. A menudo el tipo que esta en el fondo de la jerarquía es al que siempre le pegan verbalmente.
Nunca lleves un amigo o una chica si sos el ultimo de la jerarquía, porque tu amigo/chica va a imitar el mismo nivel de respeto. Incluso si habías logrado convencer a una chica de que sos el Rey de la mierda que sea cuando te la levantas, si tus amigos te tratan como una basura, vas a recibir una herida mortal en tu estatus social desde su punto de vista.

Transferencia de Respeto – Cada nueva persona que se une a un grupo establecido aprende rápidamente tu rango social y replica el mismo nivel de respeto que el grupo en su conjunto te demuestra. Una vez que el nuevo miembro aprende tu rango y nivel de respeto, va a mantenerse en ese nivel incluso si ciertos miembros del grupo no están presentes en ese momento.
El nivel de respeto es directamente proporcional a tu rango social y a medida que el grupo crece tu nivel de respeto solo puede empeorar.

Si sos el ultimo dejon del tarro, tu chica te va a ver como un hombre de bajo valor y por consecuencia te va a demostrar poco respeto. Esta es la mismísima razón por la cual te sacas de encima a la gente toxica y la gente que demuestra poco respeto por vos y es la misma razón por la cual es importantisimo hacer una muy buena primera impresión.

La frase universal es «El respeto se gana«. Bueno el respeto también es transferible y ese es el atajo social que vamos a usar para construir rápidamente tu VMS frente a las chicas.

El Tamaño Importa

En el reino animal el animal mas grande es con el que menos se jode. Los animales tienen un instinto intrínseco para mostrar respeto a sus hermanos mas grandotes. Deberías ya estar levantando pesas y creciendo músculo.  No es necesario decir mucho mas acá porque ya deberías tenerlo incorporado de que siempre es necesario levantar pesos. Sin embargo puede que te preguntes. «¿Cuándo es que soy lo suficientemente grande como para llevar a mi chica al gimnasio?«. Fácil, yo diría que en cuanto te empiecen a elogiar en público tu físico y las chicas te tiren IOI (Indicadores de Interés) es cuando tenes un buen indicador de que la gente esta notando conscientemente tu tamaño. Y si el elogio viene de completos extraños mucho mejor.

No tomes esto como «No empieces nada hasta que no te elogien«. Deberías trabajar activamente en este proceso desde mucho antes de estar listo para llevar a la chica con vos.

Cuanto más Público, Mejor

El Respeto es la razón por la cual en «Día Uno» propuse llevar a tu chica no solo a un dominio donde seas genial, sino también uno donde la interacción sea social, preferentemente con mas de una persona. Cuanto mas público, mejor. Las mujeres le ponen un valor intrínseco a tu rango social, incluso si la mayoría de las personas en el lugar ni te registran. Cuando demostrás un rango social elevado en cualquier lugar, tu chica va a asociar ese valor con vos, sin importar si cambio el lugar del que sacó ese valor. Es el mismo fenómeno psicológico que discutimos en Día Uno donde liderarla en el gimnasio resulta en que ella siga tu liderazgo fuera de este.

Tenes que considerar al gimnasio como un escenario. Vos siendo el director veterano y tu chica que acaba de llegar para tener su primera audición. Cuando llevas a tu chica a una actividad vos deberías ser uno de los mejores o por lo menos ser un miembro respetado. Soy específico con el «uno de» porque en un lugar publico como un gimnasio, va a haber un montón de gente. Algunos quizá solo los saludes. Algunos pueden llegar a ser buenos amigos que ves todos los días y algunos puede que nunca les hables. La mayoría de la gente en el gimnasio no tienen ningún papel que jugar en tu puesta en escena mas que el de ser actores de reparto para llenar el escenario para cuando vos hagas tu actuación principal. Para vos como director, nadie te pide que seas el mejor de todo, el macho ultra fuerte rompe pesas. No, solo tenes que tener un rango social razonablemente alto dentro del pequeño grupo de gente del gimnasio con el que interactúes. O sea los tipos a los que te acercas y saludas con un golpe de puño, con los que te contás en que andas y con los que recordás sobre cuan loca fue esa noche del Sábado donde lograste que una enana stripper tome cocaína de la pija de tu amigo beta que recién se divorcia. Este grupo de gente puede ser un grupo ya sea de amigos o simplemente conocidos. Lo importante es que demostrás que tenes un circulo social grande, y que obviamente te sentís en confianza para hablar con la gente a tu alrededor, y además debido a que naturalmente se forma una jerarquía social, la gente te va a demostrar más respeto cuanta más gente conozcas. Esas son las personas que vas a usar como tu principal fuente de transferencia de respeto. Y si son chicas, mucho mejor.

¿Alguna vez notaste a ese tipo que se conoce a todos en el gimnasio? ¿Ese que no tiene problemas con ir y hablar con cualquiera? Probablemente nunca lo viste de esta forma pero la próxima vez que vayas al gimnasio, tratá de distinguir la jerarquía social. El tipo más alto en la jerarquía no es necesariamente el tipo mas grande del local. Es el más carismático y amistoso.
Necesitas transformarte en ese tipo. Y si además te pones groso, mucho mejor.

«Pero Wally, no conozco a nadie con quien hablar y no me animo a molestar a la gente»

Bueno parece que no vas a estar llevando a tu chica en breve ahi entonces. Es el momento de hacer amigos…

Preparando tu terreno

Tu terreno no es solo el local, las maquinas o los pesos y las barras. Es la experiencia.

Tenes que enfocarte en todo a lo que tu chica se va a someter. Tomá nota de la gente a la que la vas a estar exponiendo. Probablemente no sea la mejor idea llevar a una HB9 a una convención de cómics, aunque pueda estar divertido por la cantidad de gente disfrazada, porque la mayoría de la gente ahi va a parecer tener un VMS bajo desde la perspectiva de tu chica. Los estereotipos conocidos tienen un efecto muy fuerte sobre las mujeres y la forma en la que perciben a aquellos que se asocian con ellos.
Busca por lo que en si te enseña La Red Pill que tenes que apuntar. Busca gente con voluntades fuertes, dedicadas, cálidas, divertidas, sociales, agradables, entretenidas, etc. La apariencia física también tiene un papel. Un tipo con 10 amigos re lindos es visto mucho mejor por una chica cuando este le habla a sus amigas de él que un tipo con 10 amigos feos. No la lleves a ComicCon a menos que después del evento salgas de joda con las promotoras o los organizadores.

La forma mas fácil de construir este circulo social es el de invitar a la gente. Cada tanto persigo a mis amigos para que dejen de ser unos maricones y se vengan conmigo al gimnasio. Es medianamente efectivo pero puede ser cansador. Ofrecerte a entrenar a las chicas que conoces también puede ser una muy bueno pero la mayoría de ellas no van a mantenerse lo suficientemente disciplinadas para seguir la rutina por su cuenta. Convertirte en un Personal Trainer puede ser una muy buena forma de agrandar tu circulo social y hasta de darte mas credibilidad al entrenar y ganar plata al mismo tiempo.

La formas mas efectiva pero también mucho mas difícil es la de simplemente hacer amigos. Podes dar por hecho de que los regulares que ves en el gimnasio todos los días van a estar ahi mañana también, así que no tenes que preocuparte por encontrar gente que conozcas, y además hacer amigos también es una forma de mejorar. Trabajá en volverte mas social y carismático. Te recomiendo el libro «Como ganar amigos e influenciar a las personas» de Dale Carnegie. Es un muy buen libro y lo recomiendo mucho. Cubre varias historias de gente y de como lograron volverse exitosos en relación con sus habilidades interpersonales y sociabilización. Incluso toma la biografía del conocido Teddy Roosevelt en un capítulo.

Un pequeño extracto del libro es:

  • El nombre de una persona es la cosa mas valiosa que les podes dar. Siempre recordá el nombre de una persona. Nada le agrada mas a alguien que un completo desconocido con el que solo habló 30 segundos se acuerde de su nombre.
  • Escuchá, no hables. A la gente le encanta hablar de si mismas, así que dejalos. A los experimentados del gimnasio pediles consejo. Pedile a alguien que te mire y te diga que posición o forma prefieren. Si tienen alguna sugerencia en algo en lo que hayas meseteado. Por ejemplo ayer le pedí a un tipo algunos consejos sobre el Peso Muerto estilo Sumo, y ahora tengo otro tipo al que puedo usar como prueba social si llevo una chica al gimnasio.
  • Da elogios sinceros y genuinos. Soy horrible elogiando a la gente así que últimamente es en lo que me estoy enfocando. Termina siendo bastante fácil y encontré que las reacciones que genera son solamente positivas. Mi método es escanear a la persona y la primer cosa que veo que me gusta aunque sea remotamente, como por ejemplo un tipo con una remera copada, le tiro un elogio ahi mismo. De esta forma me aseguro de que el comentario sea genuino y me salga naturalmente. No te detengas a pensar en que decir, simplemente decilo. La gente se da cuenta cuando no sos sincero, por lo menos inconscientemente.

Por ultimo algo que aprendí de mi experiencia personal, sacate los auriculares. No hay forma de que alguien se te acerque si los tenes puestos. Es un claro mensaje corporal de que no estas ahi para hablar ni hacer amigos. Durante mis primeros 8 meses de pesas lo único que hice fue levantar pesas y escuchar música. El día que los deje en el bolso fue como entrar en un mundo nuevo. La gente actuaba completamente diferente cuando emanas un aura cálida y acogedora. Es un pequeño cambio con un fuerte impacto.

Para un listado mas completo del contenido del libro, mirate este articulo en wikipedia.

Hay otros libros en los que no me voy a meter en detalle pero que necesitas leerlos y son «What Every Body is Saying» (un juego de palabras para un libro sobre lenguaje corporal) y el otro es «El mito del carisma» que en conjunto con el de lenguaje corporal te da un montón de herramientas y conocimientos sobre qué es el carisma. Spoiler, no es polvo mágico de las hadas, todos nacemos con el.

Cosas que evitar y cosas en las que enfocarse

Mientras preparas tu terreno, van a haber cosas que pueden descarrilar o retrasar tus esfuerzos. Si todavía tenes amigos a los que consideras de poco ranking social y que se la pasan molestándote. Lo primero que necesitas hacer es deshacerte de ellos pero si por alguna razón eso no es posible, necesitas lograr que nunca estén en tu terreno mientras estés ahi con tu chica o mientras lo estés preparando. La disparidad entre la forma en que te ven ellos y la visión que estas tratando de lograr puede tener efectos extremadamente negativos. De lo que entendemos de la transferencia de respeto de antes, debería ya ser obvio para vos por qué esto es malo. Dentro de tu terreno, es posible tener un cara a cara, mejorar tu rango entre tus amigos de la misma forma en la que mejoras tu rango con una chica, pero ese es tema para otro día. Debería agregarlo como un extra al final de esta serie de artículos.

En lo que te querés enfocar es en tener a tu chica en un lugar publico o lleno de gente, pero lo suficientemente aislado como para que ella se enfoque en vos y no en cualquier otro porque siempre existe la posibilidad de que conozca a alguien que esté ahi. Querés que ella este completamente sumergida en el tema y aprendiendo de vos, no distraída y charlando. Cuando llegues la primera vez, acercate inmediatamente a cualquiera que conozcas y tené una pequeña charla. Hace algún comentario cortito a tus conocidos. Demostrá que te sentís cómodo y estas en terreno propio. Y ponete a levantar pesas, mantenela siempre en movimiento, no pases 45 minutos en la maquina de sentadillas. Esto es Seducción básica, cuanto mas te movés, mas tiempo siente ella que pasó con vos y mas vínculo generas. Moverte también te aísla y te permite hacer kino fácilmente, el gimnasio es perfecto para eso.

Cierre

Al fin de cuentas esta en vos salir y empezar a hacer amigos y un circulo social de calidad en cualquiera sea la actividad que elijas hacer. Esta es simplemente una forma con la que podes ganar rápidamente el respeto de una chica. Si tus habilidades o conocimiento son lo suficientemente altos, y mostrás la suficiente pasión también vas a ganar respeto, pero a una tasa mucho mas lenta. Las mujeres son criaturas sociales, aprovecha eso y usalo para sacar ventaja. Cuando demostrás tu prueba social a la par de tu pasión esto se acumula y acelera tu progreso con ella. Hay montones de libros, artículos y referencias en LRP para que empieces a mejorar tus círculos sociales y empieces a hacer mejores amigos. Pero no caigas en la trampa de estar leyendo constantemente todo lo que puedas en sobre un tema en lugar de salir afuera e implementar lo que aprendiste.

Mucho y rápido sobre leer y calidad.

Una vez que tenes las habilidades y el conocimiento de una actividad y construiste un circulo social, deberías tener todo lo que necesitas para tener un proceso rápido, fácil y reproducible a donde llevar a tu plato, amiga con derecho, o pareja hacia una dinámica de Capitán y Primer Oficial. El próximo articulo vamos a discutir los efectos a largo plazo de esta dinámica, cómo se construye la admiración y cual es su efecto en la relación y qué esperar de ello.

 

Crisis de Identidad

A continuación va una respuesta que le di a un tipo al que le estaba dando terapia y pienso que fue lo suficientemente profunda como para justificar una entrada sobre un tema bastante recurrente. Creo que les va a gustar.

Rollo, ¿Es posible identificarse con las mujeres sin comprometer tu ser?

Si es un esfuerzo consciente de parte del hombre, no.

Sin embargo sacas a la luz un buen tema, obviamente podríamos explicar un poco mas de que hablo cuando me refiero a ‘identificarse’ con una mujer. ¿Qué es exactamente ‘identificarse’ con una mujer? La raiz de la palabra es ‘identidad’, que significa quien sos y que características, trazas e intereses constituyen tu personalidad individual. De alguna manera, ‘Identidad’ es un termino esotérico y bastante subjetivo – como si quisiéramos definir qué es el arte – y se puede argumentar que la ‘identidad’ es lo que sea que vos hagas con ella. Durante mi tiempo en la Universidad, me especialicé en psicología del comportamiento, y puedo decirte que hay un montón de teorías e interpretaciones sobre qué es lo que constituyen la identidad. Sin embargo, hay un tema que tiene una aceptación prácticamente universal y esa es que la identidad y la personalidad no son estáticas y son maleables y modificables al influenciar ciertas variables y condiciones-. Una ilustración muy clara de esto serían los soldados que vuelven del combate con Síndrome del Estrés Pos-Traumático, una forma identificable y verificable de psicosis. Estos hombres son individuos cambiados, con sus identidades alteradas entre el tiempo que estuvieron sujetos a los rigores psicológicos del combate y la guerra hasta que vuelven a una vida normalizada. Algunos tienen la resistencia para reajustar sus personalidades de vuelta a ese estado normalizado, otros, tristemente, no. Sin embargo en cada caso el cambio se vio influenciado por ciertas condiciones y por el entorno.

De igual manera, la mayoría de los jóvenes son sujetos a su propio conjunto de condiciones y entornos, y en consecuencia sus personalidades e identidades se ven modificadas acorde. El tipo que es «suertudo con las mujeres» naturalmente va a ver esto reflejado en su identidad. El joven que no recibe atención femenina por la razón que sea va a manifestar esa condición en su identidad. El tipo que se enfoca en sus propias ambiciones también va a ver esto reflejado en su propia personalidad, pero para todos, cuando las condiciones son tales que se sienten privados de ciertas experiencias en sus propias vidas, se crea un conflicto entre su identidad anterior y la alteración o formación de una nueva que pueda cumplir con la necesidad de esta experiencia. Juntá esto con el deseo natural químico/hormonal de experiencia sexual y podes ver cuán poderosa puede ser la influencia de la falta de algo.

Demasiados jóvenes sostiene la noción de que para ellos poder recibir la intimidad femenina que desean, deben necesariamente cambiar su personalidad para volverse mas como el objetivo de su afecto. En esencia, moldear su propia identidad para ser mas compatible con la chica que piensan que puede satisfacer mejor esta necesidad sexual. Así es como vemos ejemplos de hombres comprometiendo sus propios intereses a cambio de acomodarse mejor a los intereses de la mujer que desean que facilite esta necesidad de intimidad (o sea sexo). Todos sabemos el viejo proverbio «Los hombres hacen cualquier cosa con tal de ponerla» y ciertamente esto no está limitado solamente a modificar sus identidades individuales e incluso las condiciones para facilitar esto. Un ejemplo demasiado común es ver a los hombres elegir la Facultad dependiendo de las mujeres disponibles en esa Facultad en lugar de ver el mérito académico que acompañe sus propias ambiciones. Incluso se da el caso de elegir una Universidad para poder mantener una relación pre-existente con una mujer, donde la que elige es la mujer y el hombre es el que sigue. Para poder justificar estas decisiones el hombre va a modificar su identidad y personalidad, creando nuevas justificaciones y nuevos esquemas mentales para validar su ‘decisión’ por si mismo. Se termina volviendo una forma de protección de su ego por una decisión que el, en algún nivel subconsciente, sabe que fue tomada por otro.

Y este es solo un flagrante ejemplo de esta identificación, pero hay miles de ejemplos mucho mas sutiles que tanto hombres como mujeres toman como costumbres o artífices sociales. El tipo que está en ‘Amigolandia’ al que le tiraron la respuesta de PPSA («Pero podemos ser amigos«) cuando intentó intimar con su objetivo, va a escucharla alegremente hablar sin cesar por teléfono durante horas para poder encontrar la mejor manera de cambiar el mismo para ajustarse a sus condiciones de aceptación de intimidad. Fácilmente va a «cambiar su parecer» incluso sobre sus creencias personales si es que eso le ayuda a encajar en lo que el percibe como los criterios de compatibilidad de ella. Esto es comprometer la identidad – modificar profundamente y a voluntad la propia personalidad con el objetivo de lograr una mejor aceptabilidad de otra persona. Cuando nos enfrentamos de forma directa y abierta a este tipo de desafíos a nuestras propias creencias, reculamos naturalmente – vos sos tu propia persona y vas a resistir ya sea a tu empleador o incluso a tus padres a que te digan cómo votar (creencia política), sin embargo cuando llegamos al tema de la personalidad y los intereses sexuales/íntimos, y cuando se hacen voluntariamente, es sorprendente ver los limites de lo que el hombre (y hasta cierto punto las mujeres) pueden llegar a hacer. Los hombres van a sostener la idea de que una relación de larga distancia (RLD) es un acuerdo deseable incluso si nunca hubo intimidad, solo por el hecho de la intimidad potencial que percibe. Estos mismos tipos van a abrazarse a todo razonamiento que puedan concebir sobre como su «relación es diferente» y que ellos ‘creen’ que «el amor le gana a todo» solo para dar un giro de 180 grados cuando ella es ‘infiel’ o rompe la relación y el hombre vuelve a su comprensión anterior (aunque piensa que es nuevo) de que las RLP son de hecho una mala opción. Su identidad cambió y volvió a cambiar de nuevo para acomodarse a sus condiciones.

Sin embargo, no es verdad que nunca cambió de verdad ni que nunca creyó en un primer lugar. Si estos tipos hicieran la prueba del polígrafo en ese momento lo pasarían sin problemas si les preguntaran si de verdad creen eso. Los hombres van a hacer lo que para ellos resuelve el problema de la forma mas deductiva y en esto simplemente esta siguiendo los fundamentos del pragmatismo. «Necesito sexo + mujeres tienen el sexo que quiero + debo encontrar qué es lo que las mujeres quieren a cambio de darme sexo + preguntar a las mujeres + las mujeres quieren X = Voy a hacer X para conseguir sexo y alterar mi propia identidad para poder lograr X con mayor facilidad». Debería ser así de fácil, pero raramente es el caso ya que a menudo las mujeres no son consientes sobre que es X en realidad, o para ellas X esta sujeto a cambios constantes dependiendo de sus propias condiciones (para una mujer mas joven X puede ser un hombre musculoso sin ataduras y para una mujer mas adulta puede ser un tipo con un laburo estable).

Después de todo esto, ¿Es posible que un hombre y una mujer compartan realmente intereses en común? Por supuesto que si. Es posible encontrar una mujer hermosa que disfruta de las películas de Ciencia Ficción o del Fútbol tanto como vos. Es posible que encuentres una mujer que te atraiga que realmente comparta tu pasión por la pesca en mar abierto. No es poco común el compartir intereses en común. El problema es cuando modificas tu propio interés para facilitar una conexión, ahi estas forzándola. Poder identificar entre intereses reales e intereses creados (y forzados) es el quid de la cuestión. Personalmente atendí en terapia a tipos que cambiaron literalmente de carrera para estar en un mejor lugar para poder proponersele a una chica que les gustaba. Conozco hombres que se mudaron miles de kilómetros para vivir mas cerca de una mujer que nunca correspondió el interés que el sentía. Conozco hombres de 65 años en matrimonios de 40 años quienes, a pesar de que el tema de la intimidad con la mujer ya se resolvió hace años, todavía intentan identificarse con sus mujeres porque tienen internalizado este compromiso de su identidad como la forma estándar de obtener sexo de ella. Las expectativas de ella terminaron volviéndose la identidad de él, y a los 65 años invirtieron tanto en este esquema mental que por mas que se le muestre claramente su condicionamiento no lo se lo puede convencer de hacer lo contrario.

Lo mas irónico de todo este tema de la ‘Crisis de Identidad’ es que para la mujer no hay nada menos atractivo que un hombre que esta dispuesto a comprometer siquiera un pedacito de su identidad para agradarle a ella, mucho menos un tipo dispuesta a cambiarla por completo. Las mujeres se ven naturalmente atraídas a esa independencia masculina que representa una pista muy fuerte de seguridad y de potencial habilidad de proveerle esa seguridad a ella (y a sus hijos, los tenga o los vaya a tener). Las mujeres no quieren un hombre que «haga todo lo que le digan» porque esto envía el mensaje de que este hombre puede ser comprado con el solo prospecto de un encuentro sexual. ¿Qué otra cosa puede indicar esto mas que inseguridad y falta de confianza en si mismo? Las mujeres quieren que les digan «No», y prueban constantemente la determinación de un hombre para ver si es capaz de decírselo a ella (lo que llamamos pruebas de mierda), la idea de esto es confirmar que tomó la decisión correcta (incluso una vez ya casadas) y eligió un hombre que puede controlar sus impulsos sexuales y poner por encima sus propios intereses, creencias y ambiciones (siendo bien consciente de lo poderoso que este impulso es en los hombres). Este hombre comunica sutilmente a la mujer que sus objetivos y determinación superan el único poder que ella tiene sobre el – el de su sexualidad. Este es el hombre que se convierte en el PREMIO, el ‘gran partido’, el hombre por el que hay que competir con otras mujeres.

(enlace al original en ingles)

Hipergamia 01 – Las Mujeres ven a los hombres como estos los trabajos

Esta entrada es la parte 1 of 2 de la serie Hipergamia
Imaginate esto: Pasaste la mayor parte de tu vida aprendiendo las habilidades necesarias para tu carrera. Conseguiste un trabajo en una empresa decente, y con los (muchos) años probaste ser valioso en lo que haces. Ahora que estas en tu mejor momento se te abren incluso más oportunidades. Te ofrecen trabajo mejores empresas a izquierda y derecha, con mas beneficios de los que tenes ahora. Se la pasan diciendote cuan valioso sos. Tus habilidades son exactamente lo que estan buscando. Todos los grandes de la industria te invitan a cenar y catar vino con ellos para convencerte, te validan en todo momento.
¿Te quedas con tu empresa actual solo por serles fiel?
Ni en pedo. Tomas la decision de negocios correcta y te vas con la mejor oferta, porque eso es todo; una decision de negocios. Tus amigos no te retan por dejar a tu vieja empresa. Conseguiste un mejor trato y por supuesto lo tomaste.
¿Deberías aceptar una oferta menor de una empresa que apenas sobrevive, que dependeria enteramente de que vos hagas mas de lo que no te gusta hacer, por casi nada lo mismo de plata?
Ni en pedo. Toda tu vida te dijeron que no dejes un trabajo hasta que no hayas conseguido otro antes. ¿Qué pasaría si no pudieras encontrar otro enseguida?
Estos son ejemplos básicos de la forma en la que la mayoria de los hombres ven a sus trabajos. Tomas la mejor decision para vos. La moralidad no tiene nada que ver con ello.
Diferentes personas quieren experiencias diferentes. Algunos quieren trabajar en empresas establecidas, donde se pueden sentir seguros sobre su futuro. Otros quieren unirse a un startup, donde tienen mayor flexibilidad y una posibilidad de un futuro mejor.
De nuevo, estas son decisiones de negocios que solo vos haces, dependiendo de en donde te encontras en tu vida.
La mayoría de las mujeres pasan la mayor parte de sus vidas aprendiendo una habilidad por encima de todas las demas: Cómo atraer y manejar a los hombres. Su naturaleza hipergamica las lleva a tener las mismas conclusiones sobre los hombres que las conclusiones que describí recién sobre los trabajos. Demuestran poco y nada de remordimiento porque en realidad para ellas es solo una decision de negocios. ¿A que compañia me uno? ¡La mejor, por supuesto!
La única diferencia es el secreto. En los negocios esta situacion es conocida universalmente. El negocio es transaccional por naturaleza. Nadie lo discute. Pero tratá de sugerí que las relaciones interpersonales también son transaccionales por naturaleza y te van a etiquetar como un sociópata.

Al convencer a los hombres que las relaciones no son transaccionales, las mujeres tienen mas poder. Deberías amarla por quien es ella. Despues de todo, es diferente de esas otras chicas.

Para cerrar, un gráfico que describe la sexualidad masculina y femenina, mientras que los hombres suelen estar atraidos a todas sus opciones, las mujeres solo a un pequeño porcentaje de hombres, que casualmente suelen ser los mismos para todas las mujeres.

Sobre el Amor y la Guerra

En general a ninguno de los dos sexos les gusta que otro le defina qué es el amor. El concepto de amor esta cargado de subjetividades, y como es de esperar terminas ofendiendo las sensibilidades e interpretaciones de la gente al intentar hacer que su idea de amor entre en tu definición. Es una de las razones por la cual el amor es una idea tan buena y tan humana, pero su ambigüedad es al mismo tiempo la causa de muchas de las tragedias y sufrimiento humano que vivimos. Vemos al amor en contextos religiosos, interpretaciones personales, tratados filosóficos, dinámicas biológicas y un montón de otras áreas, así que es fácil entender cuan universalmente intrincado, manipulativo y a la vez también cuan natural y vinculante puede ser el amor según cuan bien o cuan mal se alinee nuestro concepto de este al de los demás.

Para esbozar (no definir) la perspectiva masculina del amor y contrastarla con la perspectiva femenina es necesario entender como cambia el amor del hombre a medida que madura. Muchos intentan encontrar la raíz del concepto en la relación con sus madres. Por mas que suene muy Freudiano, no puedo decir que es un mal comienzo. Los hombres realmente reciben las primeras impresiones del amor intimo y físico de sus madres, y a su vez esto termina armando los cimientos de lo que se espera del amor de sus potenciales esposas (o amantes). Aunque los niños no tengan la habilidad de pensar en términos abstractos, tienen un entendimiento innato de la condiciones que se deben cumplir para mantener ese amor materno. Yohami escribió un artículo muy bueno describiendo esto con su experimento de la cara.

Así lo describe:

Este circuito se imprime en tu mente incluso antes de que aprendas a hablar = antes de que seas capaz de formar conceptos abstractos. Es un circuito básico de cuatro piezas emocionales y de comportamiento.

Hay muchas maneras en las que el circuito se puede grabar «mal». Uno es que la madre (o padre) sea el que recibe, haciendo del niño el que da. Otras es hacerlo a reconocer su relato. Otra es que la madre (o padre) responda solo cuando el niño actúa. Otra es hacer que el niño actúe y cuando lo haga silenciarlo / castigarlo por haber actuado. Etc. En resumen, el niño entiende el juego y empieza a jugarlo.

Y a partir de ahi construis todo el resto.

Las experiencias que tuviste entre los 12 a 21 años ayudaron por supuesto a formarte, porque ahora tenes 35 y sos el resultado de la suma acumulativa de estas. Pero para ser honestos, lo que te pasó en entre los 12 y 21, son los mismos mecanismos que ya venían sucediendo, solo que con mas influencia del mundo externo, impulso sexual y otras presiones adicionales.

Intento localizar el origen del dolor, y es este; al igual que un compás o cualquier forma geométrica que intenta encontrar equilibrio, el dolor intenta reencontrar con lo «bueno» (de el bueno, el malo y el feo), pero solo sabe alcanzar ese «bueno» balanceándose violentamente entre lo malo y lo feo y episodios de furia y si eso no funciona, separando / cortando / auto mutilándose (cortando partes no deseadas de vos, tu pasado, tu identidad, emociones, personas, relaciones, bloqueando cosas, etc)

Es una búsqueda constante de la elusiva parte «buena» de la dinámica.

Yohami continua (énfasis mio):

[Pero] no fuiste seguro de vos mismo sobre tus necesidades y deseos, porque todavía estabas negociando cómo sentirte siquiera «bien» y seguro. es por eso que no desarrollaste tu seducción ni viste a las chicas / relaciones por lo que eran – pero terminaste agregando todo esto a la mezcla irresoluta que ya existia, como, buscando lo «bueno» (amor básico, maternal, paternal, donde te encontras indefenso y sos amado y cuidado íntimamente de forma segura) de las mujeres, mezclando no tener defensas y sentirte seguro con el impulso sexual agresivo y añorando el afecto a largo plazo y una sensación de desesperación de nunca más sentirte seguro, etc.

Desde el momento en que nacemos nos damos cuenta de que el amor es condicional, pero queremos que sea incondicional; nuestro estado idealizado es el del amor incondicional. Ser un Hombre es actuar, ejecutar, destacar, ser el que recibe afectos libremente en  apreciación y adoración. A un nivel base es este esfuerzo constante por conseguir ese estado de amor idealizado el que nos ayuda a ser más de lo que eramos, pero viene con el costo de una creencia equivocada de lo que las mujeres son capaces de hacer, mucho menos dispuestas a amarnos de la forma en la que creemos que es posible.

Un lugar donde relajarse

Peregrine John resumió muy bien el tema en un comentario en el blog de Jacquie:

Queremos poder relajarnos. Queremos ser honestos y abiertos. Queremos tener un lugar seguro en donde no hay conflictos, donde recuperemos nuestras fuerzas y descansamos en lugar de gastarlas. Queremos dejar de estar con las defensas en alto todo el tiempo, y tener la oportunidad de simplemente estar con alguien que nos entiende por nuestra humanidad básica sin envidiarla. De no luchar más, de poder dejar de jugar el juego, al menos por un rato.

Lo deseamos tanto.

Si lo logramos, pronto no vamos a poder hacerlo.

Los hombres no se dan cuenta de esto hasta que no están en una ‘relación amorosa’ con una mujer. Para los hombres esto es (o debería) el catalizador para madurar ese deseo por encima del ideal del amor incondicional.
Es en ese momento en el que completan el circulo y entienden que ese amor conceptual al que deseaban poder volver con su madre no existe en la mujer de la que están ‘enamorados’, y en realidad nunca existió entre el y su madre de la infancia hasta la adultez.

No hay descanso, no hay respiro ni tregua ni indulto por actuar, pero el deseo de asegurarse ese amor incondicional es tan fuerte que los hombres pensaron que era prudente escribirlos en los votos «tradicionales» del matrimonio – ‘y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y la enfermedad, todos los días de mi vida hasta que la muerte nos separe.’ – en otras palabras una promesa del amor incondicional a pesar de cualquier circunstancia. Esos votos son una suplica directa de un seguro contra la hipergamia femenina que de otra manera correría sin trabas si no se dijeran en frente de Dios y el hombre.

En mi artículo ¿Cuál es tu problema? menciono a un hombre de 65 años al que solía atender, cuya esposa lo había chantajeado emocionalmente durante mas de 20 años. Había estado casado antes y se divorció después de 12 años por «no cumplir con las expectativas de ella» de provisión financiera. Nunca hizo la conexión de que la mujer que el ‘amaba’ tenia un concepto diferente de lo que significaba el amor para el. En cambio, modificó rotundamente su concepto original del amor para que coincida con el de la mujer que ‘amaba’, y así su idea de amor era uno basado en una serie interminable de tareas para poder calificar a ese amor. Durante el primer año de su segundo matrimonio perdió su trabajo y estuvo sin empleo por 5 meses, quedando su mujer como el único ingreso de dinero para el hogar. Al final del 4to mes de desempleo, al volver de una entrevista, llego a su casa y encontró las cerraduras cambiadas y dos bolsas de basura «llenas de sus cosas» esperándolo en la puerta. Encima de ellas había una nota escrita por su segunda esposa que mas o menos leía: «No vuelvas hasta no tener un trabajo».

Recuerdo patentemente como me contaba con orgullo esta historia, porque dijo que a pesar del enojo que le generó esto, igual le estaba ‘agradecido’ a ella por haberle dado tal patada en el culo para que se convierta en un «mejor hombre». Para este entonces ya su concepto de amor había sido alterado completamente a partir de sus casi idénticas experiencias con la esposa numero uno. Transformado ese concepto en un modelo donde el amor dependía por completo de su capacidad de ganar el amor de su mujer. Desaparecida estaba la idealización del amor incondicional por el solo mero de amar, reemplazado por el concepto táctico, oportunista del amor femenino de su nueva esposa. Y el estaba agradecido por eso.

Después de 20 años, a los 65 (ahora mas de 70) y con una salud empeorando termino dándose cuenta de que todos sus esfuerzos por asegurar su ‘amor’ indefinidamente nunca habían sido apreciados, solo esperados; y es entonces que se enfrento a la cruel realidad de que si empeoraba su salud también significaba que empeoraban sus medios para mantener esa incesante calificación por el amor y afecto de ella.

La Reconciliación

Recibo muchos correos sobre lo directo y cruel que soy en mi artículo sobre Novias de Guerra. Los hombres se la ven difícil en aceptar la amoralidad de la capacidad innata de las mujeres de formar uniones con sus captores como una traza de supervivencia psico-social adaptativa y de como esto termino evolucionando en la marcada facilidad que tienen las mujeres para ‘superar’ a sus antiguos amantes tanto mas rápido que lo que los hombres parecen ser capaces. A las mujeres no les gusta que detalle este fenómeno por obvias razones, pero creo que a los hombres les desagrada la noción de ser tan fácilmente ‘descartables’ por la misma inconsistencia entre los conceptos de amor de ambos géneros. Incluso como mártires, incluso muertos, ese concepto de amor incondicional masculino se ve refutado por el concepto fluido y utilitario de las mujeres. Como dije en el otro artículo, aceptar esto es uno de los aspectos mas difíciles de tomar la Red Pill.

Entiendo que todo esto parezca excesivamente nihilista, pero esa es la idea. Todos los aspectos positivos y beneficiosos de la realidad de la Red Pill tienen como costo el abandonar los idealismos Blue Pill balo los que estuvimos condicionados por tanto tiempo. Dejar atrás ese sueño esperanzador se siente como matar a un viejo amigo, pero desaprender ese viejo paradigma te permite beneficiarte de la existencia muchísimo mas esperanzadora de la Red Pill.

No estoy debatiendo la sinceridad o autenticidad del a capacidad de las mujeres de amar. Lo que estoy postulando acá es que el concepto de amor que tienen las mujeres no es el que los hombres queremos creer que es.

(Articulo original en ingles)