Skip to main content

No la enfrentes – Los Beta no tienen derecho a poner límites

De vez en cuando, nos encontramos con hombres pasivos, perdedores, “beta”, en el proceso de intentar recuperar su masculinidad y su poder en una relación (o posiblemente en su primer intento por recuperar esto). Su historia suele ser algo como:

Mi novia hace [insertar aquí un comportamiento de mierda] pero finalmente le puse los puntos y le dije que la corte o sino me pierde. Me pidió disculpas. Se sintió bien confrontarla y ponerle un limite. Deberían seguir mi ejemplo de macho alfa redpillero!.

 

Por otro lado también queremos alentar al tipo. Logró un gran progreso. Reconoce el comportamiento de mierda en su mujer. Sabe que ese comportamiento es una señal de que no lo respeta ni a el ni a la relación y de que el no tiene ningún poder sobre la ultima. Sabe que no debería tolerar este mal comportamiento y que si continua aceptándolo solo va a seguir perdiendo respeto y poder. Sabe que tiene que dejar de tolerarlo.

No quiero minimizar estos pasos, son pasos importantes. Los hombres que ya recorrieron ese camino están a años luz de la mayoría de los demás perdedores.

Pero ahi es donde los tipos van y la cagan. Enfrentan abiertamente a su mujer e intentan poner un limite. Seguramente porque leyeron en algún lado en La Red Pill de que poner limites es una cosa que un macho alfa redpillero tiene que hacer.

El problema es que los betas no ponen limites. Las mujeres ignoran los limites de los betas. Se ríen de ellos por dentro. Piensan que es gracioso cuando su betita perdedor intenta decirles que hacer o que dejar de hacer. Un perdedor beta que no se ganó el derecho a actuar como un ganador alfa y hablarle a ella de esa manera – el de asumir el control de su sumisión de esa forma.

Cuando un perdedor le dice a su mujer que haga o deje de hacer algo, la mujer va a hacer una de estas tres cosas:

  1. Mandarlo a la mierda porque el no le importa nada.
  2. Ignorar su pedido (quizá incluso decirle que lo ignora), lo cual es una prueba de mierda que usa para demostrar que la que tiene el poder en la relación es ella y no el.
  3. Manipularlo – disculparse, pretender que le importa la relación así puede continuar beneficiándose de ella, y luego hacer un mejor trabajo en ocultar su mal comportamiento de él en el futuro.

Lo único que una mujer no hace cuando un perdedor beta le pide algo es someterse. Quejarte de que queres que tu mujer haga o deje de hacer algo y amenazar con dejarla si no obedece no hace que repentinamente reconozca que sos un verdadero hombre que teme perder, es por eso que sucede esa aparente capitulación y obediencia. Si las cosas llegan al punto en el que tenes que dar ultimatums, y tu mujer parece someterse a ese ultimátum, no ganaste una mierda. Todo lo que hiciste fue decirle que necesita mejorar sus habilidades y hacer un mejor trabajo en mentir y ocultar su mal comportamiento de vos.

Si sos un novato de La Red Pill, o incluso uno de esos tipos que hace años leen esta mierda pero nunca logró terminar de controlar su pareja, se honesto con vos mismo. Sabes quien sos. No es vergonzoso – seguís estando a años luz de la mayoría de los hombres. de hecho, aceptar cuales son tus fallas y donde necesitas mejorar es una señal de fortaleza, no de debilidad.

Pero ahora que sabes que tenes fallas, no intentes ordenar a tu mujer como si fueras algún tipo de macho alfa que puede poner y mantener limites. Todavía no te ganaste ese derecho. No sirve, no funciona. Antes de que tu mujer te muestre respeto y se someta a tus limites (y por tanto a tu relato), vos tenes que ser un tipo respetable de verdad.

Si tu mujer tiene comportamientos de mierda, no le hables del tema. Solo vas a lograr que te deje, te ignore o que pretenda que le importas mientras esconde mejor ese comportamiento. En cambio, tenes dos opciones:

  1. Ignorala y trabaja duro en vos mismo. Volvete menos disponible emocionalmente. Segui escalando e intentando cojer a menudo, pero alejate si no podes ponerla y andá a hacer otra cosa en lugar de insistir. Anda al gimnasio. Ponete groso. Mejora en el trabajo. Volvete rico. Dedicate a aprender nuevas habilidades y hobbies interesantes. Salí a la calle y hace nuevos amigos y cosas copadas. Armate una vida increíble sin ella. Solo incluila en esta nueva vida si cuando escalas empezas a ponerla como un campeón. Sino, ella se queda en casa y vos tenes una vida copada sin que ella se entrometa.
  2. Dejala. Una mala mujer es peor que ninguna mujer. Y con esto también demostras que te respetas mucho mas que lo que ella te respeta a vos. Después de hacer esto, hace el punto #1 y conseguite una mina mejor. Pero dejá a esta nueva chica también, en cuanto se vuelva mala.

Cuando tenes una vida increíble y te volves un tipo respetable, vas a encontrar que las mujeres tienen a comportarse solas sin que tengas que enfrentarlas ni poner limites. Y en las raras ocasiones donde necesites que se comporten, van a hacerlo enseguida por miedo a perderte con una de las otras diez mujeres que están haciendo cola esperando cogerte.

Acordate: Si sos un trabajo en progreso, no tenes el derecho de poner limites abiertamente. No es una herramienta valida para un hombre de verdad. La confrontación es una herramienta de las mujeres, no de los hombres, y si tenes que usar una herramienta de mujeres contra una mujer, le estas diciendo que botones tiene que apretar en el futuro para hacerte realmente enojar, y ademas que tiene que hacer un mejor trabajo en ocultar sus falencias. ¿Por qué le darías un arma así a una mujer o cualquier persona?

(enlace al original en ingles)

Como combinar ropa – La rueda de colores

La coordinación de colores es un tema que nunca debe ser descuidado por el hombre que arma un guardarropas. La buena elección de colores es como el calce correcto, un detalle que puede significar el triunfo o el fracaso de un atuendo.

Ropa muy linda con la combinación incorrecta de colores igual te va a hacer ver soso y aburrido o tonto y estridente y ridículo.

Encontrar un buen intermedio es esencial para poder desarrollar el estilo de hombre que deseas.

Vamos a meternos de lleno en la famosa “rueda de colores”, esta es la teoría básica de la que dependen todas las decisiones sobre color que hagas para tu guardarropas.

Introduccion a la Rueda de Colores

rueda-de-color-5

La rueda de colores fue desarrollada por Sir Isaac Newton en 1666, actualmente es la base fundamental de toda la teoría de colores. Los 12 colores básicos se llaman “tonos”. La mayoría de la ropa utiliza estos tonos pero de forma mas discreta: ya sea aclarando el tono al agregar blanco (entintar o “tint”) u obscureciendolo agregándole negro (sombrear o “shade”)

hue-shade-tint

Comparación entre tonos aclarados y obscurecidos.

Cualquier atuendo se arma a partir de la combinación de estos colores y los llamados “neutrales” (el blanco, el negro y la combinación de grises entre uno y otro). También se suele usar al color Marrón como una base “neutral”  para los atuendos, pero sigue siendo una combinación de tonos de colores de la rueda, y suele llevar a tonos mas cercanos al naranja o naranja rojizo.

La clave en usar la rueda de colores para armar tu atuendo es el poder comprender cuales relaciones entre los colores se ven “bien” a la vista y cuales se ven sosos o estridentes.

Hay tres colores primarios

  • Rojo
  • Amarillo
  • Azul

Primary-Color-Wheel

Estos tres colores son los únicos que no se pueden hacer agregando o mezclando otros colores entre si.  Todas las demás tonalidades se crean combinando los colores primarios. En su tomo natural (sin aclarar ni obscurecer) el ojo humano ve esos colores como muy vividos y brillantes. Se utilizan cuando querés llamar la atención – una corbata roja o un pañuelo de saco amarillo, pero nunca un saco de ese azul puro y brillante.

Hay tres Colores Secundarios:

  • Verde
  • Naranja
  • Violeta

Secondary-Color-Wheel

Estos colores se crean combinando dos colores primarios – Rojo y azul para hace el violeta, amarillo y azul para hacer el verde y rojo y amarillo para hacer el naranja. Cada color secundario se encuentra opuesto directamente a su color primario en la rueda. Esa relación – la de estar opuesto en la rueda – se llama “complementaria”. Los ojos humanos notan el contraste entre los colores complementarios mucho más que las demás combinaciones. Un vestido complementario va a ser siempre brillante y va a llamar la atención. Es por eso por lo cual muchos vestidos combinan un color primario (usualmente mas claro o mas obscuro) y un color secundario como contraste básico.

Hay 6 Colores Terciarios (o Intermedios)

Intermediate-Color-Wheel

Estos colores se encuentran entre los colores primarios y secundarios. Es importante recordar que son diferentes tonos y no simplemente los mismos colores mas claros u obscuros: una remera violeta no es lo mismo que una remera azul-violácea. Es un color diferente y no una forma mas obscura del mismo, tiene un color complementario diferente del otro lado de la rueda, etc. Tratar a los colores intermedios como tonos diferentes va a causar una mejora sustancial en tu comprensión de los colores de tu guardarropas.

Combinar los Colores en la Ropa Masculina

Combinar los colores es una habilidad esencial para cualquier hombre que espera vestirse bien. El combinar puede tener dos efectos: armonía o desorden. Cuando combinamos colores en un vestido, queremos usar colores que se combinan para crear una apariencia placentera a la vista y no una mezcla de colores que se ve caótica.

Si no combinamos bien los colores o usamos cualquier variedad, el resultado final va a terminar siendo muy probablemente soso o aburrido, algo que la gente no va a querer mirar. Si combinamos demasiados colores, o combinamos colores de forma no armoniosa, terminamos con una apariencia caótica y desorganizada. Es por eso que es esencial saber como coordinar apropiadamente los colores en un vestido.

Hay tres esquemas de colores que se identifican como mas organizados a la vista: colores complementarios, triada de colores y colores análogos.

Colores complementarios

Como se discutió mas arriba, están directamente opuestos en la rueda de colores. Esto crea el contraste más vívido.

color-wheel-complementary-colors

Lo mas común es ver este esquema de combinación de colores en gente que necesita un fuerte contraste para resaltar. Los comentaristas de TV lo suelen hacer, ya que la TV suele mezclar los colores muy similares mostrándolos lavados. Un toque de color en medio de un color complementario es un buen toque en un traje o un abrigo – los pañuelos en el bolsillo del traje de un color complementario al traje siempre llaman la atención positivamente dando un toque de color.

Triada de colores

Estos colores son equidistantes uno del otro en la rueda de colores. Esto ayuda a crear el mejor balance de contrastes entre ellos.

color-wheel-triad-colors

La triada de colores son un buen esquema para un vestido con varias prendas. Un hombre que intenta balancear un traje, camisa, corbata, cinturón, zapatos, etc. debe pensar en términos de triadas (algunos toques en colores neutrales siempre va a funcionar bien con cualquier esquema de colores, por ejemplo zapatos y cinturón negros.

Colores Análogos

Son colores directamente adyacentes en la rueda de colores. Esto minimiza el contraste, dando una apariencia muy consistente.

color-wheel-analagous-colors

Los esquemas de color análogos son muy buenos si buscas una apariencia un poco mas sobria. Son muy buenos para los vestidos de trabajo de oficina. Hay algunas ocasiones elegantes que requieren esquemas de colores análogos, por ejemplo una fiesta de casamiento con un estilo particular de colores, pero tené en cuenta que elegante no es lo mismo que formal. Para lo formal vas a necesitar una corbata negra, con poco uso del color.

Conclusión: Usa la rueda de colores en tu Guardarropas

La relación entre los colores es una ciencia – de hecho hay un titulo universitario sobre el tema. No dejes que eso te intimide. Las tres relaciones básicas definidas en este artículos son buenos primeros pasos para tu guardarropas.

Recordá que siempre podes jugar con los obscuros y los claros – una camisa bordó se ve igual que una camisa roja respecto a como contrasta en relación con los colores de la rueda, incluso cuando parezca mucho mas sobrio (y socialmente aceptable) en tus vestidos.

No todos tus vestidos tienen que seguir a rajatabla las relaciones de la rueda de colores. No te preocupes mucho si no lo hacen. Buscá combinaciones con las que vos te sientas cómodo, usar la rueda de colores es una guía muy básica. Un toque de diferenciación acá y allá es lo que hace ese vestido tuyo.

Una comprensión básica de la rueda de colores es simplemente una herramienta a usar para empezar. ¡Y con suerte este articulo te sirvió para hacerlo!

(enlace al original en ingles)

La realidad femenina

Creo que una de las premisas básicas a las que adhiero en mis artículos es a la que incluso los hombres mas ‘iluminados’ de la ‘comunidad’ no terminan de comprender. Y esta es la presunción de una realidad femenina. A veces me refiero a ella como el imperativo femenino, otras veces, coloquialmente lo expreso en términos de “La Matrix” para una comprensión más fácil, pero siempre presumo que mis lectores (incluso de mis comentarios en otros blogs y foros) tienen una comprensión básica de esto.

Me parece que estoy un poco equivocado y no todos lo tienen en claro.

Absolutamente todo lo que un hombre experiencia, cada condicionamiento social que recibe desde tempranísima edad, cada norma social aceptada y cada expectativa de que el califique de la forma en la que se define a un Hombre adulto y maduro en la sociedad contemporánea, esta diseñado para servirle al imperativo femenino. Los moralistas se revuelcan en ella, los absolutistas y los caballeros blancos dependen existencialmente de ella, incluso la mayor parte de los relativistas todavía (en general involuntariamente) alimentan y sirven al propósito femenino. De hecho esta realidad es tan omnipresente que definimos nuestra masculinidad en términos de cuán bien podemos satisfacer esa influencia femenina.

Los medios lo celebran, y no admiten disidentes. Hay muy poca disidencia, de hecho, ya que correr el velo implica enfrentarse a una realidad definida por el propósito femenino. Te sentís solo porque no podes entender su verdadera influencia, y el condicionamiento al que fuiste sujeto define la solución objetiva para curar esa sensación. Basas tus decisiones de tu futuro, tu educación, tu carrera, tus creencias religiosas, incluso el dónde vivir, para acomodar mejor la influencia femenina ya sea en el presente o como preparación para acomodarla en el futuro.

Te casas, por miedo de que no te encuentren casable, o por presión social por no haber aceptado todavía tu rol en servicio del imperativo femenino. Ofreces a tus hijos como tributo a este imperativo, al mismo tiempo que sin saberlo, lo perpetuas en ellos. Pagas ese tributo en forma de pensión alimenticia, trámites de divorcio, en los sacrificios que tu carrera y la sociedad como un todo espera de vos para mantener su influencia durante toda tu vida. Solo existís para facilitar la realidad femenina.

Podemos excusarla con moralismo, podemos asociarla a nociones de honor o estabilidad, nos podemos auto convencer de que el imperativo femenino es nuestro imperativo, pero sea como sea, los hombres no dejan de servirle.

Estrategias Sexuales

Para que uno de los sexos haga realidad su imperativo sexual, el otro sexo debe sacrificar el suyo. Esta es la raíz del poder que el imperativo femenino usa para establecer su propia realidad como la normativa. De esta razón fluyen las reglas de participación para las citas y para la procreación,  las convenciones sociales utilizadas para mantener esta dominación cognitiva, y las reglas y leyes que atan a la sociedad en beneficio de lo femenino. De esto surge que el estatus por defecto del hombre en la sociedad es el del sexo ‘descartable’, mientras el de la mujer es el del sexo protegido. Es la raiz que utiliza el imperativo para justificar (sin disculparse) de las inconsistencias y atrocidades mas descaradas y evidentes de la mujer.

La monogamia y la fidelidad solo son útiles cuando se asocian a una hipergamia optimizada. Sin esa optimización son simplemente obligaciones inconvenientes para la realidad femenina.

Para poder realizar esta realidad, los hombres necesitan ser y estar convencidos de tener un nivel de control mayor que el que ejerce el imperativo femenino. Tienen que realmente creer que son ellos los maestros de la realidad definida por lo femenino, y al mismo tiempo mantenerse dependientes de los sistemas que la realidad femenina les define. Así que se les dice que son Reyes, brutos, salvajes, patriarcas, intelectuales, lo que sea para convencerlos de que la realidad en la que existen es una realidad privilegiada y que expresamente solo sirve a sus propósitos. Ya siendo el ‘sexo protegido’ esto solo alienta la presunción por defecto de la victimización femenina.

La mayor ironía de la realidad femenina es que a los hombres se los debe acusar de patriarcas mientras que al mismo tiempo estos permiten y favorecen la realidad femenina. La estrategia sexual femenina es la victoriosa porque incluso bajo los auspicios artificiales de la opresión masculina, es el objetivo femenino el que se acepta como el esfuerzo correcto. La condición normativa es la de satisfacer el imperativo femenino, el de lograr cumplir la estrategia sexual femenina. Mientras que los objetivos Masculinos son aberrantes, los femeninos son beatificados.

Disculpame si me puse un poco poético, pero es importante que veas a la Matrix por lo que realmente es. La próxima vez que te enfrentes contra las opiniones de la mujer mas bienintencionada del mundo (o mangina) sobre la vida, las relaciones, el matrimonio, el tener hijos, la religión, etc. tenes que entender que sus percepciones se basan es esta realidad. Ella está en lo correcto porque sus creencias se alinean con lo que el funcionamiento de la realidad le hizo ver como correcto. Cualquier otro marco de referencia es completamente alienígena para ella como mínimo, enfermo y malvado como máximo.

Morfeo: La Matrix es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando estas adentro de él, y miras alrededor, ¿Qué es lo que ves? Hombres de negocios, maestros, abogados, carpinteros. La mismísimas mentes de las gente que estamos intentando salvar. Pero, hasta que no lo logremos, esta gente sigue siendo parte de ese sistema y eso los hace nuestros enemigos. Tenes que entender, la mayoría de esta gente no esta lista para ser desconectada. Y muchos de ellos están tan habituados, son tan dependientes del sistema, que están dispuestos a pelear para protegerlo.

(enlace al original en ingles)

Ley 3 – Escondé tus intenciones

Esta entrada es la parte 3 of 13 de la serie 48 Leyes del Poder

¿Escuchaste de algún hábil general, que mientras intenta sorprender a su enemigo, le anuncia su plan?
Disimula tu propósito y escondé tu progreso; no divulgues tus planes hasta que no puedan ser
opuestos, cuando el combate ya haya terminado. Ganá la victoria antes de declarar la guerra. En resumen, imita aquellos en la guerra a quienes nadie supo que estaban haciendo excepto por el resultado devastador que dejaron a su paso (Ninon de Lenclos, 1623-1706)

Toma bastante esfuerzo controlar tu lengua y estar atento a lo que revelas. Es mucho mas prudente medir tus palabras y decirle a la gente lo que quiere escuchar antes que la dura y cruda realidad de lo que sentís o pensás. Mas importante, si son deshinibidamente abierto te volvés tan predecible y familiar que se vuelve casi imposible respetarte o temerte, y ninguna persona que no pueda inspirar tales emociones no puede acumular poder.

Capacitate en el arte de ocultar tus intenciones. Volvete un maestro en ese arte y siempre vas a tener la ventaja. Nuestro primer instinto es siempre confiar en las apariencias. Este hecho hace que sea relativamente fácil disimular nuestras propias intenciones. Veamos como la gente disimula sus intenciones y te engaña.

1. Usa señuelos para confundir a la gente

Apoyá una idea o causa que sea contraria a tus propios sentimientos pero que te pueda ayudar a lograr tus objetivos. Por ejemplo: Ocultá tus intenciones pero no cerrándote (con el riesgo de aparecer como reservado y hacer hacer que la gente sospeche) sino al contrario, ¡hablando sin parar de tus deseos y objetivos! – solo que no los de verdad. Con esta táctica terminas matando tres pájaros de un tiro: Aparecer como alguien amistoso, abierto y confiable; disimulas tus verdaderas intenciones; y haces que tus rivales terminen consumiendo tiempo en pistas falsas.

2. Falsa Sinceridad

La gente confunde fácilmente la sinceridad con la honestidad. Recordá – su instinto les hace confiar en las apariencias, y como valoran la honestidad y quieren creer en la honestidad de quienes los rodean, raramente van a dudar de vos o ver a través de tu actuación. Si te ves como alguien que cree lo que dice le da a tus palabras un gran peso. Acordate: los mejores impostores hacen todo lo que pueden para ocultar sus cualidades no honestas. Cultivan un aire de honestidad en un área para disimular su deshonestidad en otra.
La honestidad es simplemente otro señuelo en su arsenal.

3. In-Expresiones Faciales

Detrás de un exterior sobrio e ilegible, se puede planear cualquier tipo de caos, sin ser detectado. Esta es un arma que los hombres mas poderosos de la historia aprendieron a perfeccionar.

4. Gestos Nobles
La gente quiere creer que todos los gestos nobles son genuinos, ya que esa creencia es placentera. Rara vez notan cuan engañosas pueden ser esos gestos.

5. Aparentar pertenecer a un grupo
Es la tendencia a confundir las apariencias con la realidad – el sentimiento de que si alguien parece pertenecer a tu grupo, su pertenencia debe ser real. Este hábito puede ser muy efectivo. El truco es fácil: Simplemente te volvés casi inconfundible con aquellos que te rodean. Cuanto mejor te adaptes menos sospechoso te volvés. Acordate: Toma paciencia y humildad descolorearte lo suficiente para no destacar y ponerte la mascara de discreción. No desesperes por tenes que llevar tal mascara – a menudo la gente se va a ver atraída a vos justamente por ser difícil de leer, una cualidad que hace que parezcas una persona con poder.

¿Dé que forma se aplica esto para engañar a la gente?

Simplemente poniéndote un objeto que pareces desear, un objetivo al que pareces apuntar, en los ojos de la gente van a tomar esas apariencias por encima de la realidad. Una vez que sus ojos se enfocan en el señuelo que les pusiste, van a dejar de notar tus verdaderas intenciones. Los políticos usan esta tecnica todo el tiempo.

Objetos deseados de señuelo y cómo lograr que una mujer se enamore de vos
El Marqués de Sevigne era inexperto en el arte del amor. Le confió este hecho a la famosa cortesana francesa del siglo diecisiete Ninon de Lenclos, para que lo instruya sobre como seducir a una joven y difícil condesa. Ella lo hizo seguir un plan durante varias semanas, donde el Marqués aparecería en público siempre rodeado de hermosas mujeres, en los lugares donde se esperara que la condesa lo viera. El debía asumir un aire de indiferencia. Esto aumentó los celos de la joven condesa, la cual no estaba segura de su interés en ella. Un día el Marqués, no pudiendo controlar su pasión, rompió el plan de Ninon y se le soltó a la condesa de que la amaba. Luego de esta confesión la condesa dejo de encontrarlo interesante y comenzó a evitarlo. Toda la premisa de las citas se basa en juegos, movidas decisivas y en ser impredecible. Si demostrás tus sentimientos demasiado pronto se termina volviendo en un show de pasión aburrido. Una puerta cerrada que nunca se puede volver a abrir. En la seducción, tenes que enviar señales conflictivas, tales como el deseo y la indiferencia, y no solo las vas a despistar, sino que les vas a avivar el deseo de poseerte.

Otto von Bismarck se vuelve el Primer Ministro de Prusia
Otto era un comisario del parlamento Prusiano en una época en la que muchos de sus compañeros comisarios pensaban que era posible ir a la guerra contra Austria y vencerla. Bismark también quería entrar en guerra pero sabia que el Rey no estaba a favor de ella. También sabia que el ejercito Prusiano no estaba preparado, así que ideo una forma ingeniosa de lograrlo. Públicamente declaró sus halagos por los Austriacos y habló de la locura de la guerra. Muchos comisarios terminaron así cambiando sus votos. Si Bismark hubiera anunciado sus verdaderas intenciones, argumentando que era mejor esperar para poder luchar y ganar decisivamente luego, no hubiera podido ganar. La mayoría de los Prusianos querían ir a la guerra en ese momento y creían equivocadamente que su ejercito era superior al Austriaco. Si hubiera ido al Rey, su sinceridad hubiera sido cuestionada. Pero al declarar engañosamente que quería la paz y al disimular sus verdaderas intenciones, el discurso de Bismarck lo catapultó a la posición de Primer Ministro. No mucho después lideró al país en una guerra contra los Austriacos, en el momento justo, cuando el sintió que el ejercito Pruso era mas capaz y unido que Alemania.

Duque de Marlborough uso esto mismo en la Sucesión Española
Durante la Guerra de Sucesión Española en 1711, el Duque de Marlborough, cabeza del ejercito Ingles, quería destruir un fuerte Francés clave, porque protegía un camino vital hacia Francia. Sin embargo el sabia de que si lo destruía, los Franceses se darían cuenta de lo que realmente quería – avanzar por ese camino hasta conquistar Francia. En cambio, simplemente capturó el fuerte y lo acuartelo con algunas de sus tropas, haciendo parecer como si lo quisiera utilizar para algún otro propósito. Los Franceses atacaron el fuerte y el duque les dejo recapturarlo. Una vez que los franceses lo Recuperaron, sin embargo, lo destruyeron, pensando que así evitaban que el duque lo pueda usar para sus objetivos. Una vez que el fuerte ya no estuvo y el camino quedó desprotegido, Marlborough pudo marchar fácilmente hacia Francia.

Iago engaño y destruyo a Otello siendo sincero
Dado lo profundo de sus emociones, la aparente sinceridad de sus dudas sobre la supuesta infidelidad de Desdémona, ¿Cómo podía Otello desconfiar de él? La sinceridad es una herramienta delicada: Si apareces demasiado pasional levantas sospechas. Si sos medido y creíble tu engaño va a pasar sin problemas.

Henry Kissinger uso In-expresiones faciales para ganarle a sus oponentes
Henry Kissinger solía aburrir a morir a sus oponentes en la mesa de negociaciones con su voz monótona, su mirada vacía y su interminable descripción de todos los detalles; entonces, cuando los ojos de sus oponentes se volvían vidriosos del aburrimiento, les pegaba con una lista de términos audaces. Tomados por sorpresa, terminaban siendo fácilmente intimidados. Así lo explican los manuales de poker, “Mientras juega su mano, el buen jugador rara vez es un actor. En cambio, practica un comportamiento aburrido que minimiza tenes patrones legibles y termina frustrando y confundiendo a sus oponentes, a la vez que le permite lograr mayor concentración.”

Los Espías usan el método de “Aparentar pertenecer a un grupo”

Durante la Guerra Fría de los 50 y 60, un montonazo de empleados públicos Británicos pasaron secretos a los Soviéticos. Pasaron indetectables por años ya que aparentaban ser tipos decentes, habiendo ido a las escuelas correctas y calzando en el estereotipo perfectamente.

(enlace al original en ingles)

La sociedad secreta

A muchos les va a molestar este articulo, porque implica que las mujeres son todas putas y tramposas. Bueno, solo puedo hablar por la experiencia y comunicar lo que vi.
También escribo un poco en tono de broma… todavía no estoy tan loco… todavía…

Existe una sociedad secreta. Alrededor del 52% de la gente de este planeta es parte de ella.

En ese 52%, el 50% son mujeres, el 2% son hombres.

De ese 2% de miembros hombres, la mitad son gay, la otra mitad son mujeriegos.

Estoy hablando de la sociedad secreta del sexo – y solo podes estar ADENTRO o AFUERA.

Algunas reglas de la sociedad secreta:

  • No se habla de la sociedad secreta.
  • La prioridad de la sociedad es obtener siempre emociones positivas para todos sus miembros
  • Ocultá a la sociedad, frases tales como “todos los hombres son mentirosos”. Ocultá la realidad donde las mujeres son mas propensas a la infidelidad que los hombres.
  • Si sos parte de la sociedad secreta, nada te va a ser negado.
  • Si no sos parte de la sociedad secreta, solo vas a poder mendigar para recibir aunque sea una migaja de lo que recibe un miembro.
  • La comunicación entre miembros de la sociedad secreta es conducida principalmente a través del lenguaje corporal y no de las palabras. Y cuando se usen palabras será utilizando una subcomunicación verbal (powertalk) que solo tiene sentido para miembros de la sociedad. Si se hiciera de otra forma, el 48% de la población que no forma parte de la sociedad (todos hombres) podrían llegar a interceptar las comunicaciones y la sociedad dejaría de ser secreta.
  • A la primera señal de que alguien que no es parte de la sociedad secreta parezca pretender ser de ella, se lo debe regañar tanto con una retorica de amor como con acusaciones de chauvinismo y poca inteligencia (“seguí siendo vos mismo, no te vuelvas un forro”)
  • Esta bien serle infiel a alguien que no es parte de la sociedad secreta, siempre y cuando sea con el propósito de satisfacer las necesidades de alguien que si forma parte de ella, o para satisfacer las propias y siempre con alguien que también forma parte de la sociedad. Dormir con uno de los pocos hombres que forman parte de la sociedad no es peor que franelearte con una amiga en un club o besarla. “No cuenta”.
  • Nadie juzga a nadie en la sociedad secreta. No existe tal cosa como ser una trola. Solo podes ser tan trola como te perciba la gente que está fuera de la sociedad secreta.
  • Los miembros de la sociedad secreta siempre tienen prioridad. Si alguien de la sociedad deja de pasarla bien durante una interacción, esta se corta de cuajo. En cambio, si un hombre de la sociedad secreta está con un hombre que no pertenece a ella y una mujer de la sociedad secreta (todas las mujeres pertenecen) decide que desea tener sexo con el hombre de la sociedad secreta, la amiga de la mujer esta habilitada a tener sexo con el hombre que no pertenece a la sociedad. Esto es porque todos en la interacción la deben pasar bien. Sin embargo, si el hombre que no es de la sociedad la pifia tanto como para causar emociones negativas a la mujer, entonces el hombre de la sociedad secreta se debe hacer responsable y pierde el privilegio de tener sexo, ale menos hasta que se libere del amigo. Los mínimos requerimientos para los hombres que no pertenecen a la sociedad y que están siendo apañados por uno de la sociedad es simplemente no hacer sentir incomodo a nadie. Si se falla esa simple premisa ambos fallan.

¿Qué es la sociedad secreta?

Las mujeres son reprimidas por los hombres, y por tanto deben cuidarse de si mismas.
Ellas se encargan de:

  • Sus propias necesidades sexuales.
  • Las necesidades sexuales de cualquiera en la sociedad secreta
  • Las necesidades sexuales de los pocos hombres que hacen posible a la sociedad secreta (los mujeriegos)

La sociedad secreta es lo que permite a las mujeres aparecer como saludables y lo que les permite a ellas filtrar por un proveedor / tampón emocional.

Las mujeres se reservan para encontrar al novio perfecto, mientras se acuestan con un hombre que probablemente también se este acostando con sus amigas y las amigas de sus amigas.

También se cojen a sus amigos gay o los pajean o los petean.

Los gay también son parte de la sociedad secreta, no los pueden dejar afuera.

Testimonios de testigos escondidos dentro de la sociedad secreta.
(basados en muchas entrevistas realizadas tanto en USA, como UK)

  • Si le decís (y convences) a una chica que sos gay y que querés “ver como se siente estar con una chica” podes lograr que duerma con vos. Incluso no va a insistir en usar protección, a menos que vos lo pidas. Sos parte de la sociedad secreta, donde no se necesitan forros ya que son emocionalmente irrelevantes.
  • Si comunicas indirectamente que sos parte de la sociedad secreta y le decís a las amigas de tu objetivo “Me siento solo. Mi novia me fue infiel y necesito sentir que todavía puedo ser querido”, ellas se van a encargar de decirle a tu objetivo que te coja. Ella se dará cuenta a partir de ese acto de que sos parte de la sociedad secreta, y va a cojer con vos. Incluso si por alguna razón ella se niega a tener sexo con vos, la amiga, más fea, seguro te hace al menos un pete para ayudarte a sentirte mejor.
  • Si comunicas verbal pero indirectamente que sos un miembro de la sociedad (aunque sea verbal tenes que utilizar métodos indirectos con powertalk… mas sobre powertalk en otros artículos que vienen), los miembros de la sociedad te van a describir sin tapujos sus aventuras y logros sexuales. Tan pronto como indiques algún tipo de deseo de romance, ella va a retractarse de todo lo que te haya contado (de una forma totalmente incongruente) y jugarla como que fue algo que hizo una sola vez y que ya no lo hace porque ahora esta buscando una relación “de verdad”.

    Hombre: “Me encantaría salir y pasarla bien con alguien hoy mismo, odio cuando las minas te histeriquean y te cagan la noche.”
    Chica: “Yo también, me la pase teniendo sexo con desconocidos todo el año… mi novio era muy controlador y termine haciendo lo que quería… mis amigas son igual
    Hombre: “¿Posta? Para ser honesto siempre me sentí un tipo romántico y las chicas siempre me fueron infieles… quiero encontrar una chica que nunca me sea infiel!
    Chica: “Nunca sería infiel, infieles son los hombres que son todos mentirosos. Siempre fui leal
    Hombre: “Pero no acabas de decir…
    Chica: “No, no dije nada
    Hombre: “No, dijiste que no dejas que tus novios te controlen y que haces lo que vos querés
    Mujer: “No, no quise decir eso. No soy trola nene. No tengo idea de que estas hablando, no dije eso

  • Si sos un miembro y comunicas que estas solo y que necesitas de alguien para tener una buena sesión de besos y mimos, todos los miembros de la sociedad secreta aceptaran hacerlo con vos. Si sos una chica, tenes el privilegio de mimos, besos y dormir en la misma cama con otras chicas. Si sos gay, podes hacer lo mismo. Si los mimos escalan a sexo, es un incidente que no cuenta. Si sos un mujeriego, y haces que las chicas a tu alrededor se vuelvan emocionales y a las amigas les haces sentir buenas emociones sobre el tema, se van a acostar con vos. Nadie es trola en la sociedad secreta, porque la sociedad secreta no juzga.
  • Si un grupo de chicas que viven juntas encuentran a un hombre que esta en la sociedad secreta, todas se lo van a cojer.
    Lo van a recomendar como un miembro honorario de la sociedad secreta y lo van a disfrutar. Mientras tanto, puede que estén en una relación con no miembros de la sociedad que están enamorados de ellas, sin embargo esto no es un problema ya que nadie en la sociedad secreta te juzga y el sexo con la gente dentro de la sociedad no cuenta como infidelidad. Si actualmente sos un miembro de la sociedad secreta, pero en el pasado disfrutaste de una relación romántica, lo que puede ser que no te des cuenta es la parte que quedó afuera de las novelas romanticas (debido a las reglas 1 y 2 del código de la sociedad secreta), y es que después que la dejaste dejaste en casa al terminar una cita, un miembro de la sociedad secreta paso, se la cogió un buen rato sin protección y hasta le termino acabando en la cara.
  • Un miembro de la sociedad acompañando de un no miembro puede lograr que una chica tenga sexo con su amigo no miembro siempre que este no genere emociones negativas. Las emociones positivas siempre tienen prioridad. Si el no miembro de la sociedad falla esta prueba, ambos hombres tienen que irse y el miembro de la sociedad tiene que volver solo o con otro no miembro que no genere emociones negativas.
    Si vuelve solo tiene que tener en cuenta hacer sentir emociones positivas también a la chica que no va a tener sexo con el.

 

La verdad subyacente e incomprendida de la sociedad secreta

El 49% de la población (todos hombres) que viven fuera de esta sociedad secreta, no comprenden el modelo mental de atracción de la gente que si son miembros de la sociedad.

Los hombres (cuando digo hombres hablo del 49%) ven a la atracción usando su modelo mental masculino. Creen que la atracción equivale a “agresión sexual”. Entienden que la atracción es tener una necesidad física de tener sexo, y mentalmente deciden cubrir esa necesidad.

Intentan seducir a las mujeres tocándolas y agarrándolas, y poniéndolas bien calientes. Tratan de seducirlas de la misma manera que una mujer los seduciría a ellos. Tratan de seducirlas como si estuvieran seduciendo a un hombre. Esto puede funcionar, a veces, y ahi es cuando la propaganda funciona – “así es como conseguís minas”.

Los miembros de la sociedad secreta no les aclaran las cosas, debido a que si lo hicieran quebrantarían el código de la sociedad.

Lo que los miembros de la sociedad secreta no te están diciendo, es que ellos entienden que la mayoría del sexo sucede cuando la mujer no es sexualmente agresiva, sino sexualmente receptiva.

Entienden que para que una mujer se sienta lista para tener sexo, no necesita estar caliente, sino sentirse emocional.

Entienden que las mujeres no son lógicas, y que son emocionales. Entienden que para las mujeres el sexo no es la gran cosa y que su propia lógica es la que les previene tener sexo.

Entienden que la mayoría de las mujeres temen el sexo porque les falta confianza y porque su lógica las detiene.

Desarman esa lógica haciendo que la mujer se vuelva emocional, asi desarman su logica (que es la que rompe la emocion), y al mismo tiempo mantienen confianza, asi las emociones generadas no pueden ser interferidas.

Y así simplemente tienen sexo, porque a si bien las mujeres no esperan sexo, son demasiado emocionales para rechazarlo. Así, una vez que empiezan a tener interacción física, la mujer se calienta y se vuelve sexualmente agresiva, y así comienza el sexo.

(Nota: Esta es la razón por la que las mujeres interfieren unas con otras cuando están siendo chamulladas. Porque saben que los bares y boliches son ambientes cargados de emoción y que un hombre no requiere de mucho para levantarsela y acostarse con ella. Este hombre puede no ser el hombre con el que una chica se acostaría normalmente, si es que se sintiera un poco mas lógica, asi que las chicas se terminan cuidando unas a otras.
Los hombres no necesitan hacer esto porque, primero, nadie los va a juzgar por andar acostándose por ahi (no hay lógica), y segundo, son sexualmente agresivos -no receptivos- así que no van a lamentarse después, y tercero, porque no necesitan tener confianza ya que no suelen sufrir de peligro físico durante el sexo)
Los miembros de la sociedad secreta también entienden que valor + confianza + atracción = sexo (modelo muy aproximado).

Valor = ser alguien perteneciente a la sociedad secreta (puede ser muchas cosas mas, pero con ser un miembro en muchos casos alcanza y sobra)
Confianza = no telegrafiar interes
Atracción = aumentar sus ganas por vos volviéndola emocional (emocionalmente excitada, no necesariamente físicamente excitada… lo primero va a volverla lo suficientemente ilógica como para poder prevenir que generes lo segundo, que sucede cuando ya está lista)
No le cuentas a nadie sobre esto. Te van a negar todo conocimiento y se van a burlar de vos.
(enlace al original en ingles)

¿Qué es la Uniquitis?

A menudo confundido con el amor, es el sentimiento de que una mujer normal es especialmente especial. La realidad es que es solo una ilusión, esa mujer es tan mujer como el resto de las tres o mas miles de millones de mujeres dando vueltas.
“Andá y cojete otras diez mujeres” es el tratamiento prescripto mas común para esta “enfermedad” (por eso se usa el “itis”), ya que esto tiende a demostrar muy rápidamente cuan similares son las personas.
O sea, superalo y corta esa obsesión con la chica, porque todo esta en tu cabeza, es todo una ilusión. Y cuando te rechace, no te deprimas. Porque la verdad es que no hay mucho de que preocuparse.
Chabon, definitivamente tenes uniquitis por esa mina. No paras de hablar de ella. ¿No te das cuenta de que no es nada especial y de que solo estas quedando como un boludo? ¡Despertate de una vez así no te deprimís cuando te rechace!

La ley de Briffault – ¡Explicada!

Ante la pregunta de ¿Por qué las mujeres hacen lo que hacen? o más precisamente, ¿Cómo es posible que sean capaces de hacer ciertas cosas después de todo lo que hicimos por ellas? Admito que llevo una vida entera dedicada a buscar las respuestas a esas preguntas, sin éxito… hasta ahora.

Surfeando por la red me encontré con una frase extraordinaria que explica mucho, si no todo, el comportamiento femenino. La encontré por un comentario hecho en un articulo muy interesante de un diario, el articulo, llamado “Brides of the State” (Casadas con el estado) del diario “Inside Cork” publicado el 8 de Julio de 2004. Tené en cuenta que estamos hablando sobre comportamiento, o sea, un hecho observable y no de pensamientos o deseos. Freud solía decir que nadie sabe qué quieren las mujeres. Esa opinión se mantiene vigente hasta donde sé. Como todo los grandes descubrimientos, tales como E=MC2 o F=MA, lo que encontré vendría a ser como la teoría unificada del comportamiento femenino, explicada de una forma muy elegante. Lo que encontré fue la Ley de Briffault.

LEY DE BRIFFAULT:

La hembra, no el macho, determina las condiciones de la familia animal. Cuando la hembra no puede obtener mas beneficios de la asociación con el macho, esta asociación deja de existir.

Hay algunos corolarios que podríamos agregar:

  1.  Los beneficios ya provistos por el macho no aseguran ni la continuidad ni el futuro de la asociación.
  2. Cualquier acuerdo donde el macho provee un beneficio actual a cambio de la promesa de una futura asociación es totalmente inválido y nulo tan pronto como el macho termine de proveer el beneficio (ver corolario 1)
  3. La promesa de un futuro beneficio tiene una influencia limitada en la asociación tanto actual como futura, siendo esta influencia inversamente proporcional al tiempo que falta para que ese beneficio sea dado y directamente proporcional al grado en el que la hembra confía en el macho (muy poco probable, digamos)

Ningún hombre puede entender lo que está sucediendo dentro de la cabeza de cualquier mujer, sea  de la cultura que sea incluyendo las de su propia cultura, no importa cuanto las estudie. No debemos mentirnos a nosotros mismos. Lo mejor que podemos esperar lograr es observar sus comportamientos y aprender a los golpes. Acá es donde la Ley de Briffault se vuelve de vital importancia. Todas las mujeres se asocian con un hombre solo en tanto puedan obtener algún beneficio de esa asociación.

Hay algunos estudios recientes hechos en Inglaterra que apoyan esta proposición. Se encontró que durante un periodo de tiempo entre el comienzo de los 1990 hasta el los inicios de los 2000, el 90% de las mujeres de Inglaterra practicaron la hipergamia,
La Hipergamia se puede entender como “casarse con alguien que esta en mejor situación que la de uno“. La hipótesis del estudio fue; ¿Exhiben o no las mujeres la hipergamia?. Se empieza asumiendo que no, y luego se busca refutarlo. Si las mujeres no son hipergámicas, entonces se puede decir que aproximadamente el 50% de ellas se casarían hacia arriba y el 50% se casarían hacia abajo. Durante el periodo que duró el estudio, el 90% de las mujeres de Inglaterra se casaron con hombres que ganaban mas plata que ellas, o que tenían mayor riqueza. Un 90% es una evidencia bastante clara de que las mujeres demuestran un comportamiento hipergámico. Cabe aclarar que las mujeres del estudio no eran granjeras ni pobres y que el país del estudio no era un país en desarrollo.
Este comportamiento se puede observar en cualquier parte del mundo en cualquier momento de la historia.

Antes de descubrir la Ley de Briffault, había llegado a una conclusión similar, aunque no tan bien explicada. Hace unos años, discutiendo con las mujeres de mi familia sobre mis intenciones de casarme con una chica de barrios bajos, me argumentaban que ella solo quería casarse conmigo para tener una mejor vida. Después de unos segundos de reflexión, les respondí que eso era verdad para todas las mujeres del mundo al casarse con cualquier hombre. Esa respuesta las hizo quedar mudas y sin argumentos, porque, después de todo, ¿Quién de nosotros se casa para tener una peor vida? Todos esperamos que el casamiento nos lleve a una mejora. Con las mujeres es mucho más evidente, ya que no tienen la intención de trabajar duro para mejorar sus situación.

Entonces, de acuerdo con la Ley de Briffault, si una mujer se asocia con vos (asumiendo que sos hombre), solo lo está haciendo porque ve algún beneficio, sea actual o futuro, de esa asociación. Las únicas diferencias son el tiempo de tal asociación, el beneficio esperado y el tiempo que ella acepte esperar para obtener ese beneficio. Es hora de sacarse los anteojitos de colores y ver la realidad como lo que es.

¿Y esto en qué te ayuda? En que si sabes de antemano que ella esta con vos para principalmente para obtener un beneficio, asegurate de que estas dispuesto y de que sos capaz de proveerle ese beneficio, asegurate de que estas dispuesto y que sos capaz de continuar dando ese beneficio y de que el costo de proveerlo vale el beneficio que vos obtenés de la asociación. Tené siempre en mente de que cuando el beneficio que le proveas se termine, también lo hace la relación. No tengas ilusiones. Esto es verdad tanto en Inglaterra, Francia, USA, Argentina, Tailandia y cualquier otra parte del mundo. Así que si te gastas todos tus ahorros en comprarle o refaccionarle una casa a ella o a su madre (a su nombre, claro), no esperes que la asociación continúe. Tenes que aprender a decir que no desde el inicio las veces que sean necesarias, para preservar tu habilidad de poder continuar proveyendo el beneficio. Si gastas todos tus recursos, sólo vas a obtener lo que deberías esperar (ver corolario #1).

Mantené el control sobre tu dinero, sólo vos podes y vas a ser responsable por el, y eso es porque sos vos el que tuvo que ganárselo. “Cualquier hombre que le entrega su sueldo a una mujer es un tonto“. Agregaría que darle a una mujer toda la plata que tenes en el mundo es buscar que te eche y te deje a la primera de cambio.

Querer obtener beneficios mutuos de una relación no es algo malo. Pero los hombres perdemos la consciencia cuando esperamos que los beneficios aportados en el pasado a una mujer nos generen una asociación futura continua (ver corolario #1). La lealtad, el honor, la gratitud y el sentido del deber son valores masculinos que nos gusta proyectar a las mujeres, pero hay muy, muy pocas mujeres que poseen esos valores. No nacemos con esos valores; se nos inculca desde la cuna por la sociedad y la cultura, nuestras familias y definitivamente por las mujeres de nuestra vida (eso incluye a tu mama, si). Las mujeres reciben un adoctrinamiento diferente, así que sus valores son distintos; en general, para una mujer, lo que sea que es mejor para ella y para sus hijos (biológicos) es lo mejor, punto. Así que no esperes que una mujer se sacrifique por vos y te siga agradeciendo cuando ya no podes proveerla a ella y lo que es de ella.
Y no te equivoques, nunca fuiste, ni seras, parte de lo que es de ella. Sus prioridades son primero ella, luego sus hijos (biológicos), luego sus padres, luego sus hermanos, por ultimo el resto de sus parientes.
El imperativo biológico del ser humano siempre fue y será extender la familia biológica. Ahí termina, siempre. Esta es una realidad que sucede en todo el mundo. Superalo.

Los hombres aman a las mujeres, pero yo creo que las mujeres son realmente incapaces de sentir lo que los hombres llaman amor.

Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno que dé su vida por sus amigos.(Juan, 15:13).

¿Cuantas mujeres están dispuestas a morir por sus maridos, amigos, país? Demasiado pocas, si es que hay alguna. Sin embargo eso es lago que si se espera de los hombres (a veces incluso a la fuerza).
¿Cuántos hombres continúan con su matrimonio, manteniendo a su familia y a su esposa, a pesar de que esta le hace la vida imposible? Demasiados.
¿Cuántos hombres elijen a sus esposas por sobre sus padres y hermanos? La mayoría.

Las mujeres no se comportan así.

Pero, ¿Cómo es que las expectativas de un beneficio mutuo en una relación se distorsionan de tal manera en Occidente? En cuanto se dicen los “Si, acepto”.
¿Por que?
Porque vos, el hombre, firma un contrato no con la mujer, sino con el Estado en el que prometes que vas a proveer todo a tu mujer, mientras que la mujer no promete nada (esto cambió en el nuevo Código Civil Argentino donde se eliminaron los géneros, ahora falta eliminar el sesgo de los jueces). Por cierto, acordate que tanto el peso entero de la ley y como la opinión publica van a apoyarla a ella para que te saque todo lo que pueda, incluyendo a tus hijos y la mayoría de tus ganancias futuras, en cuanto ella decida dejarte.
Por lo tanto, una vez que firmás ese contrato no tenes mas nada que ofrecerle. Todo lo que tenes y todo lo que vas a tener, es de ella. ¿Te parece muy duro lo que te digo? Me pareció lo mismo la primera vez que lo escuche, cuando discutía con mi abogado después de mi separación. La mujer lo tiene todo, y además, puede volver nula su parte del contrato en cuanto lo desee, esa parte del contrato donde ella te debe compañía, lealtad, sexo, etc (Acordate que la violación de cónyuge ahora es una realidad, pero no pasarle un peso a ella si no trabaja es un delito). Y no solo puede anular su parte del contrato, sino que encima se queda con todos los beneficios que podes darle y que vayas a poder darle a futuro.
Una vez que te casas, la mujer pierde cualquier razón por la cual seguir asociándose con vos (ver corolario #2).
Esta situación actual del estado del matrimonio (y ahora de los convivientes) resulta totalmente destructiva para la unidad familiar, donde el hombre tiene responsabilidades y la mujer ninguna.

Hablar sobre a la Ley de Briffault es un deber que siento tengo hacia mis lectores, como un servicio publico. Necesitamos sacarnos las anteojeras y ver la realidad. Pensalo, vas a obtener de las mujeres exactamente lo que esperas; siempre que mantengas a la Ley de Briffault (y sus corolarios) en mente.

Tanto los hombres como las mujeres vamos a ser mas felices si los hombres toman el control de su relación y de sus finanzas.

La moralidad no es otra cosa que la manipulación social

Pienso menos en términos morales hoy en día, y mas en términos de poder. Si algo es beneficioso, suele serlo en favor de alguien y a costa de otro. Si pertenecemos al grupo que se beneficiaria de algo, nos inclinamos a considerar a ese acto como moral.

Así que ahora solo miro las estrategias de poder, y me olvido de juzgarlas sobre si son o no morales. Creo que la razón por la cual juzgamos moralmente es simplemente como un ejercicio de poder, para limitar que otras personas puedan realizar actos negativos contra nosotros, y realicen actos positivos en su lugar. Esto en si no esta “mal”, por supuesto, porque, como dije, mi forma de pensar ahora solo mira a las estrategias de poder en lugar de las categorías de las estrategias. Ser moralista es una estrategia de poder. Y me parece a mi que esta es una estrategia que es mucho mas efectiva cuando se usa en grupos pequeños de personas que se conocen entre si. En el momento en que tenes actos anónimos o actos que no pueden ser castigados socialmente, la moralidad pierde la efectividad de limitar las acciones de los demás.

En este contexto, las mujeres solo buscan vivir a los hombres mientras intentan conseguir que las mantengan y el esperma de un alfa, no necesariamente buscando ambas cosas del mismo hombre; mientras que a los hombres les encanta cojerse a todas las mujeres jóvenes y lindas que puedan. ¿Qué es mas moral? La pregunta no tiene mucho significado. Ambos estamos programados de forma biológicamente innata para hacer lo que hacemos, y vamos a utilizar todo tipo de estrategias para lograr nuestros objetivos.

Dentro de la estrategia femenina está la intención de limitar la sexualidad del hombre para lograr cumplir su objetivo de que las mantengan. Entonces nos dicen de todo por hacer el trabajo que los hombres estamos biológicamente construidos para hacer. Ese es el trabajo de las mujeres, el de frustrar el trabajo del hombre. No está ni bien ni mal, simplemente es una estrategia para lograr el cometido de controlar la sexualidad masculina y sus recursos para el beneficio de sus hijos.

Me resulta mas fácil predecir las acciones de los demás si puedo ver cuales son sus intenciones, y creo que pensar en términos de lo que es moral obstruye esa forma de ver lo que realmente motiva a las personas. Tenemos intenciones y planes públicos y privados. Solo nuestra faceta publica es moral. Incluso si creemos de verdad que nuestras acciones personales son morales, las intenciones detrás de ellas son bien privadas y están ocultas a cualquier tipo de racionalización. Nuestros propósitos privados suelen a la larga ser egoístas. Incluso si nos organizamos como un grupo para lograr nuestros objetivos privados, sigue siendo un egoísmo colectivo – un bien mejor solo para nosotros. Además los grupos nunca son universales, siempre hay un grupo interno y un grupo externo que se enfrentan por recursos.

Nos gusta decidir primero que es moral, y luego buscar quienes están actuando moralmente, para asi poder corregir los actos de los otros. Esto no funciona muy bien en grupos grandes de gente donde no todos tenemos que compartir el mismo destino del grupo. En la sociedad moderna las personas pueden discutir opiniones y creencias y expresar abiertamente sus intenciones personales aunque estén en conflicto, sin que nos apedreen una muchedumbre rabiosa.

Pero incluso en la sociedad moderna, mostrar publicamente nuestras intenciones privadas, no resulta beneficioso para nadie, incluso para los mas fuertes. En su lugar utilizamos subterfugios para declarar una agenda, mientras seguimos otra, esto sucede incluso de manera inconsciente. Las mujeres que buscan que las mantengan mientras le son infieles a sus maridos, intentan al mismo tiempo avergonzarlos por ser calentones y querer sexo. La moralidad es simplemente una herramienta que se utiliza para influenciar a los demas, para que actuen a favor de nuestro beneficio personal.

Nadie espera que las mujeres actuen moralmente, ellas se dan cuenta de que la moralidad no es nada mas que una herramienta. Son los hombres quienes tienden a creer que la moralidad existe por si misma como un principio abstracto por el cual uno puede ser guiado.

(Enlace al original en ingles)